Frases de Marqués de Sade

Donatien Alphonse François de Sade, conocido por su título de marqués de Sade , fue un filósofo y escritor francés, autor de Los crímenes del amor, Aline y Valcour y otras numerosas novelas, cuentos, ensayos y piezas de teatro. También ... Más

No hay amante en el mundo que no prefiera ver muerta a su querida, a que le sea infiel.
Marqués de Sade


La ley solo existe para los pobres; los ricos y los poderosos la desobedecen cuando quieren, y lo hacen sin recibir castigo porque no hay juez en el mundo que no pueda comprarse con dinero.
Marqués de Sade


El orden social a cambio de libertad es un mal trato.
Marqués de Sade


En el amor, todas las cumbres son borrascosas.
Marqués de Sade


Respetemos eternamente el vicio y no combatamos sino la virtud.
Marqués de Sade


La crueldad lejos de ser un vicio es el primer sentimiento que imprime en nosotros la naturaleza.
Marqués de Sade


Nadie es un gran hombre para su ayuda de cámara.
Marqués de Sade


La gloria seduce la imaginación, mas no procura la menor voluptuosidad a los sentidos.
Marqués de Sade


Nunca, repito, nunca pintaré el crimen bajo otros colores que los del infierno; quiero que se lo vea al desnudo, que se le tema, que se le deteste, y no conozco otra forma de lograrlo que mostrarlo con todo el horror que lo caracteriza
Marqués de Sade


La prosperidad del crimen es como el rayo, cuyos engañosos fuegos sólo embellecen un instante la atmósfera para precipitar en los abismos de la muerte al infeliz a quien han deslumbrado
Marqués de Sade


Los hombres tienden a desear una mujer con cuerpo de virgen pero mentalidad de puta.
Marqués de Sade


Ninguna religión vale una sola gota de sangre. l
Marqués de Sade


La idea de Dios es el único error por el cual no puedo perdonar a la humanidad.
Marqués de Sade


Las pinturas más audaces, las descripciones más osadas, las situaciones más extraordinarias, las máximas más espantosas, las pinceladas más enérgicas tienen el sólo objeto de obtener una de las más sublimes lecciones de moral que el hombre haya recibido nunca.
Marqués de Sade


Lo que hace celoso al amante no es el afecto que siente por ella sino el miedo a la humillación pública si su querida cambiara de sentimientos hacia él.
Marqués de Sade


Para el orgullo constituye una especie de placer el burlarse de los defectos que no se tienen y ese tipo de satisfacciones resultan tan gratas al hombre y especialmente a los imbéciles, que es muy raro ver que renuncien a él.
Marqués de Sade


Mostrando 1-16 citas un total de 24 citas

Sobre el autor - Marqués de Sade

Marqués de Sade Foto

24   4

Fecha de nacimiento: 2. Junio 1740
Fecha de muerte: 2. Diciembre 1814

Donatien Alphonse François de Sade, conocido por su título de marqués de Sade , fue un filósofo y escritor francés, autor de Los crímenes del amor, Aline y Valcour y otras numerosas novelas, cuentos, ensayos y piezas de teatro. También le son atribuidas Justine o los infortunios de la virtud, Juliette o las prosperidades del vicio, Las 120 jornadas de Sodoma y La filosofía en el tocador, entre otras.

En sus obras son característicos los antihéroes, protagonistas de violaciones y de disertaciones en las que, mediante sofismas, justifican sus actos. La expresión de un ateísmo radical, además de la descripción de parafilias y actos de violencia, son los temas más recurrentes de sus escritos, en los que prima la idea del triunfo del vicio sobre la virtud.

Fue encarcelado bajo el Antiguo Régimen, la Asamblea Revolucionaria, el Consulado y el Primer Imperio francés, pasando veintisiete años de su vida encerrado en diferentes fortalezas y «asilos para locos». También figuró en las listas de condenados a la guillotina. En 1803 escribió, refiriéndose a su largo encierro:

Los entreactos de mi vida han sido demasiado largos.

Protagonizó varios incidentes que se convirtieron en grandes escándalos. En vida, y después de muerto, le han perseguido numerosas leyendas. Sus obras estuvieron incluidas en el Index librorum prohibitorum de la Iglesia católica.

A su muerte era conocido como el autor de la «infame» novela Justine, por lo que pasó los últimos años de su vida encerrado en el manicomio de Charenton. Dicha novela fue prohibida, pero circuló clandestinamente durante todo el siglo XIX y mitad del siglo XX, influyendo en algunos novelistas y poetas, como Flaubert, que en privado lo llamaba «el gran Sade», Dostoyevsky, Swinburne, Rimbaud o Apollinaire, quien rescata su obra del «infierno» de la Biblioteca Nacional de Francia, y que llegó a decir que el marqués de Sade fue «el espíritu más libre que jamás ha existido».

André Breton y los surrealistas lo proclamaron «Divino Marqués» en referencia al «Divino Aretino», primer autor erótico de los tiempos modernos . Aún hoy su obra despierta los mayores elogios y las mayores repulsas. Georges Bataille, entre otros, calificó su obra como «apología del crimen».

Su nombre ha pasado a la historia convertido en sustantivo. Desde 1834, la palabra «sadismo» aparece en el diccionario en varios idiomas para describir la propia excitación producida al cometer actos de crueldad sobre otra persona.

Autores similares

Georg Wilhelm Friedrich Hegel Foto
Georg Wilhelm Friedrich Hegel 197
filósofo alemán 1770 – 1831
Blaise Pascal Foto
Blaise Pascal 128
Matemático, físico, filósofo cristiano y escritor 1623 – 1662