Frases de Muamar el Gadafi

Muamar Muhamad Abu-minyar el Gadafi —aunque existen otras formas de transliterar su nombre — fue un militar, político y dictador libio que gobernó su país desde el 1 de septiembre de 1969 hasta el día de su muerte en 2011.

... Más

Nadie puede representar al pueblo libio, ni siquiera Gadafi.
Muamar el Gadafi


Nos quedaremos en Libia para vivir o para morir.
Muamar el Gadafi


A pesar de los bombardeos jamás nos someteremos.
Muamar el Gadafi


Un día les vamos a responder (Occidentales) y sus casas serán blancos legítimos.
Muamar el Gadafi


Gadafi es el líder de la revolución y eso quiere decir: sacrificio hasta el final.
Muamar el Gadafi


Combatiré hasta la última gota de su sangre con el pueblo detrás de mí y estoy dispuesto a morir como un martir en Libia. Insto a los libios a hacer frente a partir de esta noche a las ratas y mercenarios que siembran los disturbios en el país.
Muamar el Gadafi


Cualquiera que colabore con un gobierno extranjero será ejecutado.
Muamar el Gadafi


Soy el líder de la revolución, no tengo que dimitir y moriré como mártir.
Muamar el Gadafi


Hay que restituir las armas robadas inmediatamente, liberar a los elementos de las fuerzas de seguridad secuestrados.
Muamar el Gadafi


Limpiaré Libia casa por casa si los manifestantes no se rinden.
Muamar el Gadafi


Los libios hemos resistido tanto a Estados Unidos como a Reino Unido en el pasado, así que no nos rendiremos. El interés de Washington es ocupar Libia como Afganistán e Irak.
Muamar el Gadafi


Los manifestantes han tomado drogas alucinógenas. Son jóvenes de 16 o 17 años, aislados de su familia, que copian lo que pasó en Túnez y Egipto.
Muamar el Gadafi


Somos más fuertes que sus misiles, más fuertes que sus aviones y la voz del pueblo libio es más fuerte que las explosiones.
Muamar el Gadafi


Los países árabes amigos y los extranjeros intentan desestabilizar Libia, y las cadenas de televisión extranjeras están trabajando para el diablo.
Muamar el Gadafi


Muamar Gadafi no tiene un cargo oficial del que pueda dimitir, no tiene nada que perder. Muamar Gadafi es el Guía de la revolución, sinónimo de sacrificios hasta el fin de los días. Este es mi país, el de mis padres y el de mis antepasados.
Muamar el Gadafi


Yo no tengo cargo, tengo un fusil y seguiré luchando.
Muamar el Gadafi


Mostrando 1-16 citas un total de 61 citas

Sobre el autor - Muamar el Gadafi

Muamar el Gadafi Foto

61   0

Fecha de nacimiento: 19. Junio 1942
Fecha de muerte: 20. Octubre 2011

Muamar Muhamad Abu-minyar el Gadafi —aunque existen otras formas de transliterar su nombre — fue un militar, político y dictador libio que gobernó su país desde el 1 de septiembre de 1969 hasta el día de su muerte en 2011.

Durante su estancia de varias décadas en el poder, promovió la «tercera teoría universal» y la yamahiriya como la ideología y el Estado socialista ideales para el tercer mundo, respectivamente. Aunque desde 1979 oficialmente no ocupó ningún cargo público, se le atribuyó el título honorífico de «líder de la Revolución» o «hermano líder y guía de la Revolución», según declaraciones del gobierno y funcionarios de prensa.

Tras titularse como licenciado en Derecho, lideró la Revolución del 1 de septiembre en 1969 que derrocó al rey Idris I de Libia, sustituyendo el Reino de Libia por la República Árabe Libia. Como parte de su programa socialista de gobierno, Gadafi nacionalizó en la década de 1970 toda la empresa privada, incluyendo la tierra, la industria petrolera y los bancos, y permitiendo solo los pequeños negocios familiares.

Por la edad con la que tomó el poder, su imagen de militar rebelde y sus políticas izquierdistas anticolonialistas y antioccidentales y de distribución de la riqueza fue calificado frecuentemente como el «Che Guevara árabe».

Gobernó su país durante 42 años. Su gobierno se caracterizó por violaciones permanentes a los derechos humanos, la censura, la tortura, la persecución a sus opositores políticos y por su ferocidad contra los civiles.

Quiso ser el sucesor del líder egipcio Gamal Abdel Nasser, como cabeza visible del panarabismo y del socialismo árabe e intentó en más de una ocasión, sin éxito, unificar a Libia con alguno de estos países árabes: Egipto, Sudán, Siria e Irak, llegando incluso a formar la Federación de Repúblicas Árabes entre 1972 y 1977. Adicionalmente, Gadafi hizo intentos por unificar Libia con Túnez, Argelia, Marruecos y Chad. Asimismo quiso posicionarse como sucesor del entonces presidente yugoslavo Josip Broz Tito y del político indio Sri Pandit Jawaharlal Nehru dentro del Movimiento de Países No Alineados, para convertirse en el líder de esta organización de Estados tercermundistas no alineados ni con el capitalismo estadounidense ni con el socialismo soviético.

En su ejercicio del poder tuvo varias metamorfosis en su alineación geopolítica. Al inicio de su régimen preservó cierta cercanía con Francia, pero al poco tiempo se alineó con la extinta superpotencia Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Abrazó sucesivamente el panarabismo, el anticapitalismo, el pro-sovietismo, el panislamismo, el intervencionismo belicista y un panafricanismo pacifista que le convirtió en el artífice de la Unión Africana. Especialmente en la década de los 80, fue objeto de varios intentos de derrocamiento por parte del gobierno de los Estados Unidos. Durante un bombardeo estadounidense a Trípoli, ejecutado en 1986, bajo la administración de Ronald Reagan, Hana, la hija de Gadafi, resultó muerta. Por otra parte, Gadafi fue beligerante al enviar alrededor de 3000 efectivos militares libios en respaldo del dictador ugandés Idi Amin durante la Guerra Uganda-Tanzania, a finales de los 70. Entre la década de los 70 y 80, Gadafi intervino militarmente en su vecino sureño Chad, ordenó la invasión y anexión de la Franja de Aouzou chadiana debido a sus potenciales depósitos de uranio, y trató de derrocar al entonces presidente Hissène Habré durante la Guerra de los Toyota.

Entre el final de la década de 1990 y el inicio de los años 2000, al abandonar el patrocinio del terrorismo en terceros países y el desarrollo de armas de destrucción masiva, consigue la rehabilitación por parte de las potencias occidentales, que sacaron a su país de la categoría de «Estado paria» a la de miembro pleno de la «comunidad internacional», tránsito que se salda con la visita a Trípoli de políticos occidentales de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia y Alemania. Por esa razón Muamar el Gadafi ha sido calificado tanto de líder hábil y coronel revolucionario e idealista como de dirigente imprevisible, temido y déspota. Asimismo para mejorar la situación económica de Libia, Gadafi permitió durante la década del 2000 el ingreso de petroleras extranjeras.

En febrero de 2011, las protestas de los opositores al gobierno de Gadafi fueron duramente reprimidas, agudizando el conflicto que desembocó en una rebelión de gran escala y un grave conflicto armado alentado y apoyado por la OTAN y otros países afines. Las tropas opositoras lograron dominar gran parte del territorio libio en unos meses y capturaron la capital el 22 de agosto de 2011, tras lo cual Gadafi huyó a Sirte continuando desde allí un gobierno paralelo al del Consejo Nacional de Transición. Después de varias semanas sitiado, Gadafi fue herido y tras su captura por los rebeldes, ejecutado por éstos en plena calle el 20 de octubre de 2011. La ONU ha demandado una investigación sobre su muerte, pues hay bastantes indicios que apuntan a que fue asesinado por los soldados rebeldes que lo custodiaron después de su detención.

Tras la caída de Muamar Gadafi con ayuda de la OTAN, Libia derivó a una suerte de reino de taifas en el que multitud de grupos armados se resisten a deponer el poder conseguido mediante las armas. En agosto de 2014 los enfrentamientos entre los grupos rivales adquieren carácter de una nueva guerra civil.