Frases de Jacinto Benavente página 3


„Si la gente nos oyera los pensamientos, pocos escaparíamos de estar encerrados por locos.“

„Si los hombres hubiesen triunfado del dolor y de la muerte, quizá ya no hubiesen deseado nada, y sin desear algo, ¿vale la pena vivir?“


„Si murmurar la verdad aún puede ser la justicia de los débiles, la calumnia no puede ser nunca más que la venganza de los cobardes.“

„Todos creen que tener talento es cuestión de suerte; nadie piensa que la suerte puede ser cuestión de talento.“

„Una hora de alegría es algo que robamos al dolor y a la muerte, y el cielo nos recuerda pronto nuestro destino.“

„Una idea obsesiva siempre parece una gran idea, no por ser grande, sino porque llena todo el cerebro.“

„La ironía es una tristeza que no puede llorar y sonríe.“

„Cuando no se piensa lo que se dice es cuando se dice lo que se piensa.“


„Bienaventurados nuestros imitadores porque de ellos serán nuestros defectos.“

„El amor de los judíos a su pueblo sólo se traduce por odio a los demás pueblos de la tierra; odio disfrazado de amor a una idea, que es lo más abstracto que puede amarse y en nombre de la cual se predica la destrucción de todo lo existente, Humanidad inclusive. Donde veáis ruinas y estragos, podéis asegurar que por allí ha pasado el judío.“

Mostrando 33-42 citas un total de 42 citas