Frases de Miguel Servet página 2

Miguel Servet Foto

36   0

Miguel Servet

Fecha de nacimiento: 29. Septiembre 1509
Fecha de muerte: 27. Octubre 1553

Miguel Servet, llamado también Miguel de Villanueva, Michel de Villeneuve o, en latín, Michael Servetus , fue un teólogo y científico español.

Sus intereses abarcaron muchas ciencias: astronomía, meteorología, geografía, jurisprudencia, teología, física, el estudio de la Biblia, matemáticas, anatomía y medicina. Gran parte de su fama y reconocimiento posterior es debido a su trabajo sobre la circulación pulmonar descrita en su obra Christianismi Restitutio.

Participó en la Reforma Protestante y desarrolló una cristología contraria a la Trinidad. Repudiado tanto por los católicos como por los protestantes, fue arrestado en Ginebra, sometido a juicio y condenado a morir en la hoguera por orden del Consejo de la ciudad y las iglesias Reformadas de los cantones, cuando en ella predominaba la influencia de Juan Calvino.


„Hay un brillo del Sol y otro de la Luna; uno del fuego y otro del agua. Todos fueron dotados de luz por Cristo, arquitecto del mundo.“

„La fe es la puerta; la caridad la perfección. Ni la fe sin caridad, ni la caridad sin fe.“


„La fe enciende la lámpara que solo el aceite del amor hace arder.“

„Leed la Biblia una y mil veces; si no le tenéis gusto es que habéis perdido la llave del conocimiento.“

„Lo cierto es que fueron muchos los que pronunciaron ese nombre [Jehová] en la antigüedad.“

„Miguel Servet, solo, pero confiado en la protección segurísima de Cristo.“

„Ni con estos, ni con aquellos estoy conforme ni disiento en todo. Todos tienen parte de verdad y parte de error, y cada cual descubre el error en otro sin ver el suyo.“

„No debe imponerse como verdades conceptos sobre los que existen dudas.“


„No estamos obligados a juzgar según la Ley, aunque la ley nos muestra bien el pecado.“

„No podrá ser un buen geógrafo el que no esté seriamente versado en Matemáticas.“

„¡Oh, Cristo, Hijo de Dios eterno, salva mi anima! ¡El hacha! ¡El hacha!; la hoguera no!“

„Propio de la condición humana es la enfermedad de creer a los demás impostores e impíos, no a nosotros mismos, porque nadie reconoce sus propios errores...“


„¿Quién puede llamar ortodoxo a un ministro de la Iglesia que es acusador, criminal y homicida?“

„Si me hallas en error en un sólo punto, no debes por eso condenarme en todos.“

„Si yo amo una persona, de modo entrañable, estoy pendiente de ella; a ella me entrego en todo y para todo y ella me conduce a donde quiera.“

„Yo no separo a Cristo y a Dios más que una voz del hablante o un rayo del Sol.“

Autores similares