Frases sobre la hierba página 3

Una colección de frases y citas sobre el tema del hierba.

Temas relacionados

Un total de 92 citas hierba, filtro:


Federico García Lorca Foto
Luis Aragonés Foto

„Lo más agradable es dedicarme a esta profesión. Sólo con pisar un campo me encandila, el olor a hierba.“

—  Luis Aragonés futbolista y entrenador español 1938 - 2014
Source: Muere Luis Aragonés: las 40 mejores frases de 'El sabio de Hortaleza' http://noticias.lainformacion.com/deporte/futbol/muere-luis-aragones-las-40-mejores-frases-de-el-sabio-de-hortaleza_t6af6i6LW2C7uc5uCl7FB/. Lainformacion.com, 1 de febrero de 2014.

Anuncio
Gabriel García Márquez Foto
Stephen King Foto
Vasili Grossman Foto
Victor Hugo Foto

„Amigos míos, retened esto: no hay malas hierbas ni hombres malos. No hay más que malos cultivadores.“

—  Victor Hugo poeta, novelista y dramaturgo francés 1802 - 1885
Source: [Sarmiento], J. M. Mil y un frases célebres. Editorial Planet House Editorials, 2016.

Isabel Allende Foto
Charles Baudelaire Foto
Chuck Palahniuk Foto
Howard Phillips Lovecraft Foto

„Cuando el que viaja por el norte de la región central de Massachusetts se equivoca de dirección al llegar al cruce de la carretera de Aylesbury nada más pasar Dean’s Corners, verá que se adentra en una extraña y apenas poblada comarca. El terreno se hace más escarpado y las paredes de piedra cubiertas de maleza van encajonando cada vez más el sinuoso camino de tierra. Los árboles de los bosques son allí de unas dimensiones excesivamente grandes, y la maleza, las zarzas y la hierba alcanzan una frondosidad rara vez vista en las regiones habitadas. Por el contrario, los campos cultivados son muy escasos y áridos, mientras que las pocas casas diseminadas a lo largo del camino presentan un sorprendente aspecto uniforme de decrepitud, suciedad y ruina. Sin saber exactamente por qué, uno no se atreve a preguntar nada a las arrugadas y solitarias figuras que, de cuando en cuando, se ve escrutar desde puertas medio derruidas o desde pendientes y rocosos prados. Esas gentes son tan silenciosas y hurañas que uno tiene la impresión de verse frente a un recóndito enigma del que más vale no intentar averiguar nada. Y ese sentimiento de extraño desasosiego se recrudece cuando, desde un alto del camino, se divisan las montañas que se alzan por encima de los tupidos bosques que cubren la comarca. Las cumbres tienen una forma demasiado ovalada y simétrica como para pensar en una naturaleza apacible y normal, y a veces pueden verse recortados con singular nitidez contra el cielo unos extraños círculos formados por altas columnas de piedra que coronan la mayoría de las cimas montañosas.“

—  Howard Phillips Lovecraft, The Dunwich Horror and Others
The Dunwich Horror and Others

Friedrich Nietzsche Foto
E.M. Forster Foto

„En ese preciso momento el camino se abría y con una exclamación Lucy se encontró fuera del bosque. Luz y belleza la envolvía. Había ido a dar a una pequeña terraza que estaba cubierta de violetas de un extremo a otro.
- ¡Valor! -exclamó su compañero, erguido a unos seis pies de altura respecto a ella-. Valor y amor.
Ella no respondió. A sus pies el suelo se cortaba bruscamente dando paso a la panorámica. Violetas que se agrupaban alrededor de arroyos y corrientes y cascadas, regando la vertiente de la colina de azul, arremolinándose alrededor de los troncos de los árboles, formando lagunas en los agujeros, cubriendo la hierba con manchas de espuma azulada. Jamás volvería a haberlas en tal profusión. La terraza era el principio de lo bello, la fuente original donde la belleza hacía brotar agua que iba a la tierra.
De pie en el margen, como un nadador que se prepara, estaba el buen hombre. Pero no era el buen hombre que ella había pensado, y estaba solo.
George se había vuelto al oír su llegada. Por un momento la contempló, como si fuera alguien que bajaba de los cielos. Vio la radiante alegría en su cara, las flores que batían su vestido en olas azuladas. Los arbustos que la encerraban por encima. Subió rápidamente hasta donde estaba ella y la besó.
Antes de que ella pudiera decir algo, casi antes de que pudiera sentir nada, una voz llamó: ¡Lucy!, ¡Lucy!, ¡Lucy!. La señorita Bartlett, que era una mancha oscura en la panorámica, había roto el silencio de la vida.“

—  E.M. Forster, libro A Room with a View
A Room with a View

Herman Melville Foto
Atila Foto

„Cuanto más larga es la hierba, mejor se corta de arriba hacia abajo.“

—  Atila rey de los pankekes de 434 a 453 406 - 453
Verificadas, Sin fuentes

Elena Garro Foto

„Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Etiam egestas wisi a erat. Morbi imperdiet, mauris ac auctor dictum.“