„Walt Whitman4, americano, uno de los bárbaros, un universo, desordenadamente carnal y sensual… comiendo, bebiendo y engendrando, no soy un sentimental… no estoy por encima de los hombres y mujeres ni vivo aparte de ellos… no más modesto que inmodesto.“

Hojas de hierba

Última actualización 22 de Mayo de 2020. Historia
Walt Whitman Foto
Walt Whitman34
poeta, enfermero voluntario, ensayista, periodista y huma... 1819 - 1892

Citas similares

Jim Clark Foto

„Indianápolis sería bárbaro sin los americanos.“

—  Jim Clark piloto de automovilismo británico 1936 - 1968

Peter Atkins Foto
George G. Byron Foto
Stanisław Jerzy Lec Foto
Ricardo Arjona Foto
Patrick Rothfuss Foto
Tales de Mileto Foto
Enrique Jardiel Poncela Foto
Johann Wolfgang von Goethe Foto
Lucio Anneo Seneca Foto

„Vuelvo más avaro, más ambicioso, más sensual, aún más cruel y más inhumano, porque estuve entre los hombres.“

—  Lucio Anneo Seneca filósofo, político, orador y escritor romano -4 - 65 a.C.

Fuente: [Hunziker], Paula; Natalia [Lerussi]. Misantropía/filantropía/apatía. Volumen 4 de Cuadernos de nombres. Editorial Brujas, 2007. ISBN 9789875910829, p. 23.

Confucio Foto
Flora Tristan Foto

„En la escuela del amor, la mujer está varios peldaños por encima del hombre. El día en que el amor domine sobre la violencia, la mujer será la reina del mundo.“

—  Flora Tristan escritora francesa que militó a favor del socialismo y del feminismo 1803 - 1844

Fuente: [Ortega Blake], Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México, 2013. ISBN 6073116314, 9786073116312. ( p. 1804 https://books.google.cat/books?id=QJIAVIKP1dgC).

Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Ole Nydahl Foto
Julio César Foto

„La mujer de César debe estar por encima de la sospecha.“

—  Julio César líder militar y político de la República romana tardía -100 - -44 a.C.

Literal.
Según Plutarco: «La mujer de César no debe estar ni siquiera bajo sospecha».
Según cuenta Plutarco en sus Vidas paralelas, un patricio romano llamado Publio Clodio Pulcro, dueño de una gran fortuna y dotado con el don de la elocuencia, estaba enamorado de Pompeya, la mujer de Julio César. Tal era su enamoramiento, que en cierta ocasión, durante la fiesta de la Buena Diosa —celebración a la que sólo podían asistir las mujeres— el patricio entró en la casa de César disfrazado de ejecutante de lira, pero fue descubierto, apresado, juzgado y condenado por la doble acusación de engaño y sacrilegio. Como consecuencia de este hecho, César reprobó a Pompeya, a pesar de estar seguro de que ella no había cometido ningún hecho indecoroso y que no le había sido infiel, pero afirmando que no le agradaba el hecho de que su mujer fuera sospechada de infidelidad, porque no basta que la mujer del César sea honesta; también tiene que parecerlo. La expresión, con el tiempo, comenzó a aplicarse en todo caso en el que alguien es sospechado de haber cometido alguna ilicitud, aún cuando no hubiera dudas respecto de su inocencia, en la forma «No basta que la mujer del César sea honesta; también tiene que parecerlo».
Atribuidas

Joaquín Sabina Foto
Roberto Alifano Foto
Hilaire Belloc Foto
George Carlin Foto
Keith Richards Foto

Temas relacionados