El ser derechista, como el ser izquierdista, supone siempre expulsar del alma la mitad de lo que hay que sentir.

—  José Antonio Primo de Rivera




Citas similares