Te escuchan mis ojos, mis manos; tu boca es mi voz.

—  Enrique Bunbury




Citas similares