Frases de Jacques-Yves Cousteau

Jacques-Yves Cousteau Foto

6   0

Jacques-Yves Cousteau

Fecha de nacimiento: 11. Junio 1910
Fecha de muerte: 25. Junio 1997

Jacques-Yves Cousteau fue un oficial naval francés, explorador e investigador que estudió el mar y varias formas de vida conocidas en el agua. Se recuerda sobre todo a Cousteau por haber sido en 1943, junto a Émile Gagnan, el coinventor de los reguladores utilizados todavía actualmente en el buceo autónomo con independencia de cables y tubos de suministro de aire desde la superficie. Otros dispositivos de buceo autónomo ya habían sido experimentados anteriormente pero ha sido el regulador de tipo Cousteau-Gagnan el que se ha impuesto hasta nuestros días, principalmente por la sencillez y fiabilidad de su mecanismo así como por su ligereza y facilidad de transporte durante las inmersiones.

Jacques-Yves Cousteau también era un fotógrafo y cinematógrafo subacuático, y fue el primero en popularizar las películas submarinas. Las películas y series documentales rodadas durante sus exploraciones a bordo de su buque Calypso han sido emitidas por televisión durante años en todo el mundo, haciendo de Cousteau el más célebre de los divulgadores del mundo submarino. Fue, además, una de las primeras personas en defender el medio ambiente marino de la contaminación, apasionado por encontrar y describir todas las especies que habitan los mares del globo terráqueo.


„Sin vida en los mares, el contenido de la atmósfera en gas carbónico comenzaría a aumentar inexorablemente. Superada una cierta proporción de CO2, el efecto llamado ‘de invernadero’ entraría en juego: el calor, irradiado por la Tierra hacia el espacio, mantenido bajo la estratosfera, originaría una brusca elevación de la temperatura del globo al nivel del mar. Los casquetes polares se fundirían en ambos polos, mientras que el nivel de los océanos subiría unos treinta metros en pocos años. Todas las ciudades se inundarían. Para evitar ahogarse, una tercera parte de la humanidad se vería obligada a refugiarse en colinas y montañas, incapaces de acogerla y proveer a su subsistencia.“

„Desde su nacimiento, el hombre lleva el peso de la gravedad sobre sus hombros. Está atornillado a la tierra. Pero el hombre no tiene más que hundirse bajo la superficie [del agua] y ser libre.“


„Hacinados en las alturas, hambrientos, sometidos a violentas tempestades y extrañas epidemias, rotos todos los lazos familiares y sociales, los supervivientes empezarían a sufrir la falta de oxígeno debida a la desaparición de las algas del plancton y a la reducción de la vegetación terrestre. Confinados en la estrecha franja de tierra que separaría a los mares muertos de las pendientes montañosas estériles, la especie humana experimentaría una intolerable agonía. Tal vez treinta o cincuenta años después de la muerte de los océanos, el último hombre del planeta, en el que la vida orgánica se limitaría a las bacterias y algunos insectos necrófagos, exhalaría su último suspiro.“

„Estoy absolutamente cautivado por el ambiente de un naufragio. Un buque muerto es el hogar de una gran cantidad de vida: peces y plantas. La mezcla de la vida y la muerte es un misterio, incluso religioso. Existe la misma sensación de paz y el mismo estado de ánimo que el que sentimos al entrar en una catedral.“

„Si los océanos de nuestra Tierra murieran —esto es, si, de algún modo, la vida de pronto desapareciera—, sería la más formidable, pero también la más definitiva, de las catástrofes en la historia atormentada del hombre y de los demás animales que con él comparten este planeta.“

„Había vida salvaje, virgen, una selva en la frontera del mar, nunca vista por aquellos que flotan sobre una superficie opaca.“

„For most of history, man has had to fight nature to survive; in this century he is beginning to realize that, in order to survive, he must protect it.“

„The Sea, once it casts its spell, holds one in its net of wonder forever.“


„Water and air, the two essential fluids on which all life depends, have become global garbage cans.“

„When one man, for whatever reason, has the opportunity to lead an extraordinary life, he has no right to keep it to himself“

„Sometime we are lucky enough to know that our lives have been changed, to discard the old, embrace the new, and run headlong down an immutable course“

„All life is part of a complex relationship in which each is dependent upon the others, taking from, giving to and living with all the rest.“


„We are living in an interminable succession of absurdities imposed by the myopic logic of short-term thinking.“

„The happiness of the bee and the dolphin is to exist. For man it is to know that and to wonder at it“

„To restate an old law - when a man bites a fish, that's good, but when a fish bites a man, that's bad. This is one way of saying it's all right if man kills an animal, but if an animal attacks man, the act is reprehensible. The animal is labelled "killer," something to be feared, hated, shunned, punished, even killed by man.

How dangerous are those sea animals with bad reputations? A few actually kill. A few maim. Some are poisonous when eaten by man. Most sting, stab, or poison and cause mild to severe discomfort to man. Yet man is one of the larger beings that sea creatures encounter, and these poisons usually can't kill him. Very often these poisons are used defensively against predators and offensively in food gathering.

There are a few animals that have won themselves a bad reputation even though they have little or no effect on man. They have won their rating through man's interpretation of their attitude towards lower animals. These animals have been seen feeding in what appears to be a savage manner. But this behavior may perhaps be comparable to a man tearing the flesh off a chicken leg with his teeth.“
The Ocean World

„The sea, once it casts its spell, holds one in its net of wonder forever.
Jacques Yves Cousteau“

Autores similares