„Sin tratar de influenciarla, seguía extendiendo sus enormes y suaves alas oscuras alrededor de ella para que no tuviera ningún lugar adonde correr, ningún lugar al que huir. Elena sintió que empezaba a desmayarse con la intensidad de la pasión que había forjado entre ellos y, como un gesto definitivo, no de repudio, sino de invitación, arqueó la cabeza hacia atrás, mostrándole la garganta desnuda, y dejó que percibiera su ansia. Y como si repicaran grandes campanas de cristal a lo lejos, sintió el júbilo de Damon ante su rendición voluntaria a la aterciopelada oscuridad que caía sobre ella.
No llegó a sentir los dientes que perforaban la piel y reclamaban su sangre. Antes de que eso sucediese veía estrellas. Y luego los oscuros ojos de Damon engulleron el universo.“

—  L.J. Smith, Shadow Souls
Anuncio

Citas similares

William Seward Burroughs Foto
Filippo Tommaso Marinetti Foto
Anuncio
Franz Kafka Foto
Ernest Hemingway Foto
Henry Miller Foto
 Aristoteles Foto
Anuncio
Francesco Petrarca Foto
Julio Cortázar Foto
Fito Cabrales Foto
Anuncio
Walter Benjamin Foto
Yogi Berra Foto
Lewis Carroll Foto

„Si no sabes hacia donde te dirijes, cualquier lugar te llevará“

—  Lewis Carroll diácono anglicano, lógico, matemático, fotógrafo y escritor británico 1832 - 1898

Siguiente