„Usted no lo entiende. Lennon, el profeta, me dijo: “Charlie, levántate; ¡degüella a esos cerdos que se lo pasan bomba en sus mansiones de Hollywood! Los tiempos han llegado. ¡Tú eres el Hijo del Hombre y el Ángel Exterminador…!“

Sin fuentes
palabras durante el juicio.

Citas similares

Anthony de Mello Foto

„No enseñes a cantar a un cerdo: pierdes el tiempo e irritas al cerdo.“

—  Anthony de Mello escritor indio 1931 - 1987

Fuente: Gil, Vanessa. Las perlas de Sofía: citas para estudiosos de la vida. Editor Corona Borealis, 2016. ISBN 978-84-1546-528-7. p. 135.

Fernando Vallejo Foto
Juan Pablo I Foto

„Usted, Eminencia, ha sido un profeta pero mi pontificado será breve”.“

—  Juan Pablo I papa número 263 de la Iglesia católica y soberano de la Ciudad del Vaticano 1912 - 1978

George Orwell Foto

„Nunca trates de enseñar a un cerdo a cantar, perderás tu tiempo y fastidiarás al cerdo.“

—  Héctor del Mar locutor de radio y televisión español de origen argentino 1942 - 2019

Jesús de Nazaret Foto
Groucho Marx Foto

„Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna.“

—  Groucho Marx humorista estadounidense 1890 - 1977

Fuente: Citado en Carballo, Marita. La felicidad de las naciones: Claves para un mundo mejor. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial Argentina, 2015. ISBN 9789500751384

Jesús de Nazaret Foto
Ricardo Arjona Foto
Ava Gardner Foto
Plinio el Joven Foto
Gustave Flaubert Foto

„Ella no le confesó que había estado enamorada de otro, ni él le dijo que había llegado a olvidarla.“

—  Gustave Flaubert, Madame Bovary

Página 198.
De Madame Bovary
Fuente: Flaubert, Gustave. Madame Bovary. Editorial Libresa, 1992. ISBN 9789978801291. p. 291.

Liam Gallagher Foto
Alan García Foto

„Toledo gobernó solo para el 30% de los peruanos. Esa es la bomba de tiempo.“

—  Alan García presidente del Perú 1949 - 2019

Presidente de la República 2006-2011

Carlos Ruiz Zafón Foto
Javier Tomeo Foto
Boris Vian Foto

„¿Ha visto usted los periódicos? Los conformistas nos la están preparando buena, ¿no?
- ¿Eh…? Sí…, sí, señor -murmuró Claude.
- Esos cerdos… Ha llegado el momento de espabilarse… Como usted sabe, están todos armados.
- Oh… -dijo Claude.
- Claramente se vio durante el Liberacionamiento. Llevaban armas para llenar camiones. Y, naturalmente, las personas decentes, como usted o como yo, no tenemos armas.
- Muy cierto.
- Usted, ¿no tiene?
- No, señor Saknussem.
- ¿Podría usted agenciarme un revólver? -preguntó Saknussem a quemarropa.
- Es que… -dijo Claude-. Quizás el cuñado de la señora que me alquila la habitación… No sé…
- Perfecto -dijo su jefe-. Cuento con usted, ¿eh? Que tampoco resulte demasiado caro; y con cartuchos, eh. Esos cerdos conformistas… No queda más remedio que ser precavido, ¿eh?
- Indudablemente -dijo Claude.
- Gracias, Léon. Cuento con usted. ¿Cuándo podría traérmelo?
- Tengo que preguntar.
- Por supuesto. Tómese el tiempo que necesite. Si quiere salir un poco antes…
- Oh, no. No merece la pena.
- Perfectamente. Y, por otra parte, cuidado con los borrones, ¿eh? Preocúpese de su trabajo. Qué diablos, no se le paga para no hacer nada.
- Tendré cuidado señor Saknussem -prometió Claude.
- Y llegue a su hora -concluyó el jefe-. Ayer llegó usted con seis minutos de retraso.
- Sin embargo, hoy estaba aquí nueve minutos antes… -dijo Claude.
- Sí -dijo Saknussem-, pero habitualmente llega usted con cuarto de hora de adelanto.“

—  Boris Vian, libro Autumn in Peking

Autumn in Peking

Vasili Grossman Foto
George Orwell Foto

„Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Etiam egestas wisi a erat. Morbi imperdiet, mauris ac auctor dictum.“