„Si nuestros impulsos estuvieran limitados al hambre a la sed y al deseo, podríamos ser casi libres; pero, en cambio, nos conmueve cada viento que sopla, una palabra dicha al azar o una imagen que esa palabra pueda comunicarnos“

Frankenstein

Última actualización 10 de Octubre de 2020. Historia
Mary Shelley Foto
Mary Shelley38
escritora inglesa 1797 - 1851

Citas similares

Mary Shelley Foto
Mary Shelley Foto
Mary Shelley Foto
Voltaire Foto

„Azar es una palabra vacía de sentido; nada puede existir sin causa.“

—  Voltaire escritor, historiador, filósofo y abogado francés 1694 - 1778

Fuente: [Ortega Blake] (2013) https://books.google.es/books?hl=es&id=QJIAVIKP1dgC&q=Voltaire#v=snippet&q=Voltaire&f=false

Nicole Krauss Foto
Jorge Asís Foto

„Soy un profesional de la palabra. Con la palabra escribo libros, artículos, con la palabra puedo masacrar a alguien“

—  Jorge Asís escritor, periodista y político argentino 1946

Entrevista http://www.losinrocks.com/libros/entrevista-a-jorge-asis#.UU3Do7KH4xI

Billie Holiday Foto
Alexis Tsipras Foto
John Katzenbach Foto
Jordi Sierra i Fabra Foto
Yogi Berra Foto

„Parece ser que el viento siempre sopla contra los catchers cuando están corriendo.“

—  Yogi Berra jugador y entrenador estadounidense de béisbol 1925 - 2015

Victor Hugo Foto
Carlos Ruiz Zafón Foto
Suetonio Foto

„En un estado verdaderamente libre, el pensamiento y la palabra deben ser libres.“

—  Suetonio historiador y biógrafo romano 70 - 126

Fuente: Augusto Cuartas, Curiosidades del lenguaje https://books.google.es/books?id=zWlCAQAAIAAJ; ed. Paraninfo 1972, página 278.

Alejandra Pizarnik Foto
50 Cent Foto
Valentín Paniagua Foto
Javier Marías Foto

„La verdadera unidad de los matrimonios y aún de las parejas la traen las palabras, más que las palabras dichas -dichas voluntariamente-, las palabras que no se callan -que no se callan sin que nuestra voluntad intervenga.“

—  Javier Marías, libro Corazón tan blanco

Corazón tan blanco (1992)
Variante: La verdadera unidad de los matrimonios y aun de las parejas la traen las palabras, más que las palabras dichas—dichas voluntariamente—, las palabras que no se callan—que no se callan sin que nuestra voluntad intervenga—.

Temas relacionados