Frases sobre el cambio

Una colección de frases y citas sobre el tema del motivacional, cambio, vida, ser.

Mejores frases sobre el cambio

Marqués de Sade Foto

„El orden social a cambio de libertad es un mal trato.“

—  Marqués de Sade novelista y filósofo francés 1740 - 1814

Richard Ashcroft Foto
Søren Kierkegaard Foto

„La oración no cambia a Dios, pero sí cambia a quien ora.“

—  Søren Kierkegaard prolífico filósofo y teólogo danés del siglo XIX 1813 - 1855

Thomas Macaulay Foto
Napoleon Bonaparte Foto

„La caída suele empequeñecer al hombre a mí en cambio me ha engrandecido.“

—  Napoleon Bonaparte político y militar francés 1769 - 1821

Citas de Napoleón

Robert Downey Jr. Foto

„Creo que la vida cambia cada año. Esto es sólo un poco más cómodo.“

—  Robert Downey Jr. actor, productor de cine y cantante estadounidense 1965

„Cuando la realidad molesta demasiado, simplemente se cambia.“

—  Luis López Nieves escritor puertorriqueño 1950

El silencio de Galileo

Jenny Han Foto

„El amor es aterrador: Cambia, se puede ir. Es parte del riesgo.“

—  Jenny Han, libro To All the Boys I've Loved Before

To All the Boys I've Loved Before

Ricardo Flores Magón Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Charles Bukowski Foto

„El problema de una máscara es que nunca cambia.“

—  Charles Bukowski escritor y poeta estadounidense 1920 - 1994

Todas frases sobre el cambio

Un total de 1105 citas cambio, filtro:

Alejandra Pizarnik Foto
Carlos Cuauhtémoc Sánchez Foto
Mijaíl Gorbachov Foto
Mohandas Gandhi Foto
Martín Caparrós Foto
George Gurdjieff Foto
Thom Yorke Foto
Robert Kennedy Foto
Alexis Sánchez Foto
Daniel Goleman Foto
Brené Brown Foto

„La autenticidad es la práctica diaria de librarnos de lo que creemos que deberíamos ser y abrazar en cambio lo que realmente somos.“

—  Brené Brown 1965

Los dones de la imperfección: Líbrate de quien crees que deberías ser y abraza a quien realmente eres

Alejandra Pizarnik Foto
José Ortega Y Gasset Foto
John Katzenbach Foto
Henry David Thoreau Foto
Octavio Paz Foto
Albert Hofmann Foto
Alejandro Dolina Foto
Francisco Franco Foto

„Querido hermano: Recibo atónito tu carta y me asombro de los sanos consejos que en ella me das.
Tienes formado muy mal concepto de las fuerzas republicanas y excesivamente bueno de las monárquicas y de lo que representa el trono.
Siguiendo la monarquía en España, ya conoces el rumbo de la nación. La nobleza, que se considera casta superior, en su mayoría descendientes bastardos de otros nobles, viviendo a costa del país al amparo de la monarquía, con delegaciones regias, negocios dudosos, puestos políticos influyentes, y escarneciendo a las clases inferiores -más morales cuanto más inferiores- con sus desenfrenos de todos conocidos.
El alto clero y las congregaciones, que tienen su principal apoyo en la dinastía reinante, asfixiando las libertades públicas con sus demandas y desafueros, llevándose en forma directa o indirecta un buen trozo del presupuesto, mientras el país languidece y la incultura perdura por falta de escuelas y elementos de enseñanza, pues en los presupuestos no queda dinero para tan perentorias atenciones.
Los príncipes, infantes y demás parientes más o menos cercanos al trono, hacen truculentos negocios con el amparo que les presta el poder.
El ejército, que debiera ser servidor de la nación, hoy sólo sirve al trono y, para proteger a éste, se atreve a ametrallar al pueblo ansioso de recuperar su soberanía, atropellada y escarnecida por la dictadura borbónica.
Mientras, el ejército se apropia el oficio de verdugo de la nación, descuida su eficiencia guerrera y es tan sólo una caricatura de lo que debiera ser.
En cambio, se lleva la tercera parte de los presupuestos nacionales.
La vieja política, desacreditada, dando origen al golpe de Estado del año 23, llegó a aquel punto de descrédito, gobernando, o mejor dicho, desgobernando las clases monárquicas en cooperación con el poder moderador - por no llamarle absoluto - de ese trono que tanto defiendes.
En la monarquía no aparecen valores nuevos. Las mismas causas de antaño producirán los mismos efectos.
Tras una nueva etapa de desgobierno, funesta, desde luego, vendrá otra etapa de dictadura, que completará la labor de la dictadura anterior, terminando de ahogar todo espíritu liberal y ciudadano y convirtiéndonos en lo que son hoy algunas repúblicas americanas.
Los pocos ciudadanos que pueden, para no morir a manos reaccionarias tendrán que emigrar, perdiéndose para España los valores que ellos representan.
Los generales -incapaces- que hoy se agrupan en torno del trono para defenderlo, no llevan otras miras que evitar la llegada de un orden nuevo, en el que por su incapacidad no tendrían puesto decoroso; y para salvar su actual posición privilegiada, defienden a su señor con instinto y dote de esclavos, tratando de poner una vez más el ejército enfrente del pueblo.
Esto, que sucedió otras veces, ya no lo conseguirán, y el soldado y el oficial se pondrán al lado de aquél para ayudarle a sacudir sus yugos legendarios y hacer justicia, su justicia, la verdadera justicia, la justicia popular.
El pueblo paga al ejército y al trono para que le sirvan y no para que lo tiranicen, y cuando se cansa de pagar servidores desleales, está en su legítimo derecho a prescindir de ellos.
El trono rompió la constitución, que es el pacto que tenía con el pueblo; roto el pacto, al pueblo, sólo al pueblo, corresponde rehacerlo o elegir el régimen de gobierno que le ofrezca más sólida garantía de progreso y bienestar.
Un régimen que por evoluciones parlamentarias y no por revoluciones sangrientas consiga que no sea un mito el significado de las tres palabras "Libertad, Igualdad, Fraternidad".
Ese régimen no puede ser ya la monarquía, puesto que ha demostrado cumplidamente que sólo satisface sus egoísmos, sin importarle un ardite las necesidades del país.
El mundo en pocos años ha evolucionado rápidamente. Casi todas las naciones de Europa están hoy constituidas en repúblicas, lo están todas las de América. Los que sentimos el culto de la patria, debemos quererla republicana, única forma de que progrese y se coloque al nivel del resto de Europa, respecto al cual vamos atrasados muchos años.
Una república moderada sería la solución al actual estado de cosas.
Ella atraería a la gobernación del país a las clases privilegiadas sin espantarlas ni ponerles enfrente, como sucedería con el establecimiento de una república radical.
Los elementos más radicales la respetarían, porque verían siempre en ella la posibilidad de evolucionar hacia sus ideales, tratando de ganar puestos en los comicios con su conducta, sus programas y una adecuada propaganda.
El país se gobernaría en definitiva como quisiera y evitaríamos la llegada de una revolución que camina con pasos de gigante y que cuanto más tarde más violenta ha de ser.
Dices en tu carta con un profundo desconocimiento que las izquierdas son averiada mercancía. ¡Mercancía y bien averiada son las derechas! ¡Ya hemos visto cómo se vendían o alquilaban! Lo poco bueno que en ellas quedaban, se ha marchado a la república, por no convivir con tanto profesional de la indignidad y de la falta de decoro. Los partidos monárquicos ¡¡ésos sí que son averiada mercancía!!“

—  Francisco Franco general y dictador español 1892 - 1975

Carta de Ramón Franco a su hermano
Fuente: "Autobiografía del general Franco" de Manuel Vázquez Montalbán.

Philip K. Dick Foto
Wisława Szymborska Foto
Laura Esquivel Foto
Tupac Shakur Foto
Mario Benedetti Foto
Bob Marley Foto
Richard Wilkinson Foto

„Aunque las enfermedades mentales pueden ser afectadas por cambios en los niveles de ciertos químicos en el cerebro, nadie ha demostrado que éstas son realmente causas de la depresión, en lugar de cambios causados por la depresión. Aunque alguna vulnerabilidad genética pueda ser la verdadera razón de las enfermedades mentales, ésta no puede explicar por sí misma el enorme incremento de la enfermedad en las recientes décadas. Nuestros genes no pueden cambiar tan rápido“

—  Richard Wilkinson 1943

conferencia Patología social 42:57-43:25 http://www.youtube.com/watch?v=D0zy_FuJqNA&t=42m57s
Although mental illness can be affected by changes in the levels of certain chemicals in the brain nobody has shown that these are actually causes of depression rather than changes caused by depression. Although some genetic vulnerability may underlie some mental illness this cannot by itself explain the huge rise in illness in recent decades. Our genes cannot change that fast
Atribuídas

James Clerk Maxwell Foto
Edward Osborne Wilson Foto
Adolf Hitler Foto
Yehuda Berg Foto

„Una vez que nos abrimos al cambio, la primera acción crea un apetito por más cambio.“

—  Yehuda Berg escritor estadounidense 1972

Kabbalah: el poder de cambiarlo todo

Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Lil Peep Foto
John Piper Foto
Robert Lee Frost Foto

„La mayor parte del cambio en el que creemos que vemos en la vida se debe a las verdades que están en y fuera de favor.“

—  Robert Lee Frost poeta estadounidense 1874 - 1963

Fuente: "The Black Cottage" (1914).

Jorge Amado Foto

„La mente flexible mantiene opiniones, tiene creencias y principios, pero está dispuesta al cambio y en pleno contacto con la realidad.“

—  Walter Riso 1951

El poder del pensamiento flexible: De una mente rígida a una mente libre y abierta al cambio

Octavio Paz Foto
Jacinto Benavente Foto
Isabel Allende Foto

„Blanca, en cambio, se había acostumbrado a vivir sola. Terminó por encontrar paz
en sus quehaceres de la gran casa, en su taller de cerámica y en sus Nacimientos de
animales inventados, donde lo único que correspondía a las leyes de la biología era la
Sagrada Familia perdida en una multitud de monstruos. El único hombre de su vida era
Pedro Tercero, pues tenía vocación para un solo amor. La fuerza de ese
inconmovible sentimiento la salvó de la mediocridad y de la tristeza de su destino.
Permanecía fiel aun en los momentos en que él se perdía detrás de algunas ninfas de
pelo lacio y huesos largos, sin amarlo menos por ello. Al principio creía morir cada vez
que se alejaba, pero pronto se dio cuenta de que sus ausencias duraban lo que un
suspiro y que invariablemente regresaba más enamorado y más dulce. Blanca prefería
esos encuentros furtivos con su amante en hoteles de cita, a la rutina de una vida en
común, al cansancio de un matrimonio y a la pesadumbre de envejecer juntos
compartiendo las penurias de fin de mes, el mal olor en la boca al despertar, el tedio
de los domingos y los achaques de la edad. Era una romántica incurable. Alguna vez
tuvo la tentación de tomar su maleta de payaso y lo que quedaba de las joyas del
calcetín, e irse con su hija a vivir con él, pero siempre se acobardaba. Tal vez temía
que ese grandioso amor, que había resistido tantas pruebas, no pudiera sobrevivir a la
más terrible de todas: la convivencia. Alba estaba creciendo muy rápido y comprendía
que no le iba a durar mucho el buen pretexto de velar por su hija para postergar las
exigencias de su amante, pero prefería siempre dejar la decisión para más adelante.
En realidad, tanto como temía la rutina, la horrorizaba el estilo de vida de Pedro
Tercero, su modesta casita de tablas y calaminas en una población obrera, entre
cientos de otras tan pobres como la suya, con piso de tierra apisonada, sin agua y con
un solo bombillo colgando del techo. Por ella, él salió de la población y se mudó a un
departamento en el centro, ascendiendo así, sin proponérselo, a una clase media a la
cual nunca tuvo aspiración de pertenecer. Pero tampoco eso fue suficiente para Blanca.
El departamento le pareció sórdido, oscuro, estrecho y el edificio promiscuo. Decía que
no podía permitir que Alba creciera allí, jugando con otros niños en la calle y en las
escaleras, educándose en una escuela pública. Así se le pasó la juventud y entró en la
madurez, resignada a que los únicos momentos de placer eran cuando salía
disimuladamente con su mejor ropa, su perfume y las enaguas de mujerzuela que a
Pedro Tercero cautivaban y que ella escondía, arrebolada de vergüenza, en lo más
secreto de su ropero, pensando en las explicaciones que tendría que dar si alguien las
descubría. Esa mujer práctica y terrenal para todos los aspectos de la existencia,
sublimó su pasión de infancia, viviéndola trágicamente. La alimentó de fantasías, la idealizó, la defendió con fiereza, la depuró de las verdades prosaicas y pudo convertirla
en un amor de novela.“

—  Isabel Allende, libro La casa de los espíritus

The House of the Spirits

Bobby Fischer Foto
Susan Elizabeth Phillips Foto
Kurt Cobain Foto

„Soy una persona demasiado versátil, sometida a cambios de humor y carente de pasión.“

—  Kurt Cobain músico estadounidense 1967 - 1994

Sin fuentes

Patrick Rothfuss Foto
Euripidés Foto
Euripidés Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Neale Donald Walsch Foto
Mario Benedetti Foto
Pablo de Tarso Foto
Javier Krahe Foto

„Yo no se lo que traerá el futuro, pero sí que anuncia desolación: amenaza nuclear permanente, cambio climático…“

—  Javier Krahe Cantautor y poeta español 1944 - 2015

Fuente: (Entrevista en CNT-AIT. Publicada el 12-7-2015)

Ulrike Meinhof Foto
Gabriel García Márquez Foto
Emma Donoghue Foto
Lluís Companys Foto

„Todas las causas justas del mundo tienen sus defensores. En cambio, Cataluña sólo nos tiene a nosotros.“

—  Lluís Companys político catalán 1882 - 1940

[Totes les causes justes del món tenen els seus defensors. En canvi, Catalunya només ens té a nosaltres].
Fuente: De Gispert insta Catalunya a "fer pinya" per superar els seus reptes. Europa Press.cat (15.10.2011) http://www.europapress.cat/societat/noticia-gispert-insta-catalunya-fer-pinya-per-superar-els-seus-reptes-20111015123245.html

Adolf Hitler Foto
James Allen Foto
Rick Warren Foto
Damien Echols Foto

„Lo que los escritos de Crowley, lo que estaba recibiendo, lo que estaba señalando, es que la única razón por la que estás aquí es para hacer lo que, como quieras llamarlo, Dios, la mente divina, lo que sea, te puso aquí para hacer. Eso es lo que quiso decir cuando dijo "Haz lo que quieras, será toda la Ley", significa que si haces lo que estás aquí para hacer, todo lo demás va a encajar, pero antes de que sepas cuál es tu voluntad muchas veces, tienes que pasar por el proceso de despertar, ya sabes, lo que llaman iluminación en el oriente o cruzar el abismo en el Occidente. Bueno, cada vez que atraviesas este proceso, de repente todo lo que no eres tú, todo lo que es ego, comienza a desvanecerse y comienzas a ver lo que realmente eres y lo que realmente no eres. Ahora, cuando eso suceda, causará cambios profundos en tu vida, porque el noventa y nueve por ciento de lo que hacemos en nuestras vidas es impulsado por el ego, y por ego no me refiero cuando piensas en personas que están llenas de sí mismas, eso no es lo que significa. El ego es cualquier cosa dentro de tu psique, cualquier cosa dentro de tu conciencia que crea la ilusión de que estás separado de otras personas, de Dios, del universo, de cualquier cosa, cualquier sensación de separación que tengas es ego. Bueno, ¿qué sucede cada vez que trasciendes eso, cada vez que eso comienza a desintegrarse, cada vez que comienzas a ver a través de la ilusión del ego?, comienzas a ver para qué estás aquí, y tu primera pista de para qué estás aquí, de cuál es tu voluntad, es aquello que de verdad te hace feliz, qué es aquello en lo que te pierdes, te sumerges tanto en ello, que no piensas en nada más, eso es lo que es tu voluntad. Bueno, cuando empiezas a llegar a ese punto, empiezas a mirar a tu alrededor y te das cuenta del desastre que has hecho con tu vida. Podría ser algo tan profundo como el ejemplo que doy, ya que he visto personas que dicen que cada vez que atraviesan este proceso se dan cuenta de que nacieron con el sexo equivocado, como "De repente me despierto y me doy cuenta de que no quiero ser un hombre, quiero tener la experiencia de ser una mujer, para eso estoy aquí ", bueno, si reprimes eso y dices "eso cambiaría mi vida entera" y empiezas a presionar eso abajo, entonces va a crear tensión psíquica, fuerza y ​​presión que se manifestará en todas las fuentes de formas, (Duncan responde: "Enfermedad") te hará aún más miserable en la vida … ¡Sí! Puede ser cualquier cosa, desde cáncer hasta que todas tus relaciones se desintegren, pierdas tu trabajo, sea lo que sea, porque básicamente estás luchando contra Dios.“

—  Damien Echols 1974

Fuente: The Duncan Trussell Family Hour Podcast #314 with Damien Echols.

San José de Calasanz Foto
Joaquín Sabina Foto
Sherrilyn Kenyon Foto
Jennifer Niven Foto
Federico Moccia Foto
Paulo Coelho Foto
Carlos Ruiz Zafón Foto

„Cada libro, cada tomo que ves, tiene alma. El alma de quien lo escribió, y el alma de quienes lo leyeron y vivieron y soñaron con él. Cada vez que un libro cambia de manos, cada vez que alguien desliza la mirada por sus páginas, su espíritu crece y se hace fuerte.“

—  Carlos Ruiz Zafón, libro El laberinto de los espíritus

El laberinto de los espíritus
Variante: Este lugar es un misterio, Daniel, un santuario. Cada libro que ves tiene alma. El alma de quien lo escribió, y el alma de quienes lo leyeron y vivieron y soñaron con el. Cada vez que un libro cambia de manos, cada vez que alguien desliza la mirada por sus paginas, su espíritu crece y se hace fuerte

„La nobleza siempre tiene a la mano algo para ofrecer y toma la iniciativa por cambios para mejorar.“

—  @tonypotosino

"Lecciones y moralejas por escrito en gotas de cariño".
https://www.facebook.com/photo/?fbid=10201123066933242&set=a.1725125802410

León Tolstói Foto
Mario Benedetti Foto

„Hay quienes pretenden lograr cambios positivos con gritos y con órdenes, y se olvidan de los buenos ejemplos. Tanto como pretender conducir correctamente un vehículo solamente con el claxon.“

—  @tonypotosino

Fuente: “Lecciones y moralejas por escrito en gotas de cariño”
https://www.facebook.com/photo/?fbid=10201680511309003&set=a.1725125802410

Leonard Cohen Foto
Baruch Spinoza Foto

„El Estado más violento será, pues aquel en que se niega a cada uno la libertad de decir y enseñar lo que piensa, y será, en cambio, moderado aquel en que se concede a todos esa misma libertad.“

—  Baruch Spinoza filósofo neerlandés 1632 - 1677

Fuente: Citado en Abraham, TomásLa máquina Deleuze: Tomás Abraham y el seminario de los jueves. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial Argentina, 2011. ISBN 9789500734615.

Pablo Picasso Foto
Alberto Hurtado Foto

„Se levanta y hace la cama, luego recoge del suelo unos libros de bolsillo (novelas policíacas) y los pone en la librería. Tiene ropa que lavar antes de irse, ropa que guardar, medias que emparejar y meter en los cajones. Envuelve la basura en papel de periódico y baja tres pisos para dejarla en el cubo de la basura. Saca los calcetines de Cal de detrás de la cama y los sacude, dejándolos sobre la mesa de la cocina. Hay trapos que lavar, hollín en el alféizar de las ventanas, cacerolas en remojo por fregar, hay que poner un plato bajo el radiador por si funciona durante la semana (se sale). Oh. Aj. Que se queden las ventanas como están, aunque a Cal no le gusta verlas sucias. Esa espantosa tarea de restregar el retrete, pasarle el plumero a los muebles. Ropa para planchar. Siempre se caen cosas cuando recoges otras. Se agacha una y otra vez. La harina y el azúcar se derraman sobre los estantes que hay encima de la pila y tiene que pasar un paño; hay manchas y salpicaduras, hojas de rábano podridas, incrustaciones de hielo dentro de la vieja nevera (hay que mantener la puerta abierta con una silla, para que se descongele). Pedazos de papel, caramelos, cigarrillos y ceniza por toda la habitación. Tiene que quitarle el polvo a todo. Decide limpiar las ventanas a pesar de todo, porque quedan más bonitas. Estarán asquerosas después de una semana. Por supuesto, nadie la ayuda. Nada tiene la altura adecuada. Añade los calcetines de Cal a la ropa de ambos que tiene que llevar a la lavandería de autoservicio, hace un montón separado con la ropa de él que tiene que coser, y pone la mesa para sí misma. Raspa los restos de comida del plato del gato, y le pone agua limpia y leche. «Mr. Frosty» no parece andar por allí. Debajo de la pila encuentra un paño de cocina, lo recoge y lo cuelga sobre la pila, se recuerda a sí misma que tiene que limpiar allí abajo más tarde, y se sirve cereales, té, tostadas y zumo de naranja. (El zumo de naranja es un paquete del gobierno de naranja y pomelo en polvo y sabe a demonios.) Se levanta de un salto para buscar la fregona debajo de la pila, y el cubo, que también debe estar por allí. Es hora de fregar el suelo del cuarto de baño y el cuadrado de linóleo que hay delante de la pila y la cocina. Primero termina el té, deja la mitad del zumo de naranja y pomelo (haciendo una mueca) y algo del cereal. La leche vuelve a la nevera —no, espera un momento, tírala—, se sienta un minuto a escribir una lista de comestibles para comprarlos en el camino del autobús a casa, cuando vuelva dentro de una semana. Llena el cubo, encuentra el jabón, lo deja, friega sólo con agua. Lo guarda todo. Lava los platos del desayuno. Coge una novela policíaca y la hojea, sentada en el sofá. Se levanta, limpia la mesa, recoge la sal que ha caído en la alfombra y la barre. ¿Eso es todo? No, hay que arreglar la ropa de Cal y la suya. Oh, déjalo. Tiene que hacer la maleta y preparar la comida de Cal y la suya (aunque él no se marcha con ella). Eso significa volver a sacar las cosas de la nevera y volver a limpiar la mesa, dejar pisadas en el linóleo otra vez. Bueno, no importa. Lava el plato y el cuchillo. Ya está. Decide ir por la caja de costura para arreglar la ropa de él, cambia de opinión. Coge la novela policíaca. Cal dirá: «No has cosido mi ropa.» Va a coger la caja de costura del fondo del armario, pisando maletas, cajas, la tabla de plancha, su abrigo y ropa de invierno. Pequeñas manos salen de la espalda de Jeannine y recogen lo que ella tira. Se sienta en el sofá y arregla el desgarrón de la chaqueta de verano de él, cortando el hilo con los dientes. Vas a estropearte el esmalte. Botones. Zurce tres calcetines. (Los otros están bien.) Se frota los riñones. Cose el forro de una falda que está descosido. Limpia zapatos. Hace una pausa y mira sin ver. Luego reacciona y con aire de extraordinaria energía saca la maleta mediana del armario y empieza a meter su ropa para“

—  Joanna Russ, libro El hombre hembra

The Female Man

Avril Lavigne Foto

„Cuando vas de los 17 a los 21, cambias mucho. Todas las chicas lo hacen. Solo estoy madurando. “

—  Avril Lavigne canta-autora, diseñadora de moda y actriz canadiense 1984

sin fuentes] ¿People Magazine?

Alexander Berkman Foto

„El hablar de sexo ha dejado de ser tabú, a cambio de que el tabú sea el propio sexo“

—  Valérie Tasso escritora y sexóloga francesa 1969

Citas de Antimanual de sexo

Vladimir Nabokov Foto

„Un cambio de ambiente es la falacia tradicional en la que confían los amores -y los pulmones- condenados.“

—  Vladimir Nabokov novelista, profesor 1899 - 1977

Variante: Un cambio de ambiente es la falacia tradicional sobre la cual descansan los amores -y los pulmones- condenados.

„Aléjate de vez en cuando de los temas que te preocupan, cambia de disco y deja que la mente se reorganice y adquiera una nueva perspectiva.“

—  Walter Riso 1951

Pensar bien, sentirse bien: Nada justifica el sentimiento inútil

Paulo Coelho Foto

„Hoy, algunos meses después, soy una mujer dividida entre el terror a que todo cambie y el terror a que todo siga igual el resto de mi vida. Alguna“

—  Paulo Coelho, libro Adulterio

Adulterio
Variante: soy una mujer dividida entre el terror a que todo cambie y el terror a que todo siga igual el resto de mi vida.

Michael Jackson Foto
Paulo Coelho Foto

„Nuestra vida es un constante viaje, desde el nacimiento hasta la muerte. El paisaje varía, la gente cambia, las necesidades se transforman, pero el tren sigue adelante. La vida es el tren, no la estación.“

—  Paulo Coelho escritor brasileño 1947

O Aleph
Variante: Nuestra vida es un constante viaje, desde el nacimiento hasta la muerte. El paisaje varía, la gente cambia, las necesidades se transforman, pero el tren sigue adelante.

Lyn-Z Foto
Epicteto Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Fulton J. Sheen Foto