Frases sobre la espera

Una colección de frases y citas sobre el tema del esperando, vida, vida, ser.

Mejores frases sobre la espera

Joaquín Balaguer Foto

„Majestad, llevamos quinientos años esperando“

—  Joaquín Balaguer abogado, escritor y político dominicano 1906 - 2002

Thom Yorke Foto
Oscar Wilde Foto

„Si no tarda usted mucho, le esperaré aquí toda la vida.“

—  Oscar Wilde, La importancia de llamarse Ernesto

The Importance of Being Earnest

Terry Pratchett Foto

„Los Padres nunca fueron jóvenes. Sólo estaban esperando a convertirse en Padres.“

—  Terry Pratchett escritor británico de fantasía y ciencia ficción 1948 - 2015

Paulo Coelho Foto

„Quien ama esperando una recompensa está perdiendo el tiempo.“

—  Paulo Coelho, libro El demonio y la señorita Prym

The Devil and Miss Prym

Remy de Gourmont Foto
Justin Bieber Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Mark Twain Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Ian Curtis Foto

„He estado esperando por un guía para que venga y me tome de la mano.“

—  Ian Curtis cantautor inglés, líder de Joy Division 1956 - 1980

William Shakespeare Foto

„La ira es un veneno que uno toma esperando que muera el otro.“

—  William Shakespeare escritor inglés 1564 - 1616

Sin fuentes

Todas frases sobre la espera

Un total de 155 citas esperando, filtro:

Alejandra Pizarnik Foto

„Mátenme al alba. Con cuchillos [ilegible] y con cuchillas oxidadas. Estaré en cuclillas esperando. Salva tu amor. No lo salves. Desafección y mierda violenta que aprendió a expresarse en nuestros días mediante fórmulas atroces como «hacer el amor» y «asumir la responsabilidad» y «negar el pasado» y «el hombre es lo que se hace». No hay más que la memoria, maravilla sin igual, horror sin semejanza. Hace mucho que me entregué a las sombras. Y no me contenta mi destino sombrío, mi destino asombrado. Me han asolado, me han agostado. Libérame de ti pues te amo y no estás. No me hables. No te apostes en mis rincones preferidos. Estás aquí. Me deliras. Me cortas las cintas de colores que me aliaban a las niñas que fui. Me abandonas loca furiosa, comiendo sombras furiosamente, girando convulsa con las manos espantadas, revolcándome en tu huida hasta los atroces orgasmos y gritos de bestia asesinada. Pero te amo. A ti te asumo, ante ti sin pasado ni relojes ni sonidos. Sucia y susurrante, leve, ingrávida, llena de sangre y de sustancias sexuales, húmeda, mojada, reventando de calor, de sangre que pide. Me dañas la columna vertebral, tantos días despeñada sobre tu cuerpo imaginado. Me dañas la cabeza que di contra las paredes porque no sabía qué hacer salvo esto: que debía golpearme y castigarme ya que tú no venías. Con tu sonrisa de paraíso exactamente situado en el tiempo y en el espacio. Con tus ojos que sonríen antes que tus labios. En tus ojos encuentro mi persona súbitamente reconstruida. En tus ojos se acumulan mis fragmentos que se unen apenas me miras. En tus ojos vivo una vida de aire puro, de respiración fiel. En tus ojos no necesito del conocimiento, no necesito del lenguaje. En tus ojos me siento y sonrío y hay una niña azul en el jardín de un castillo. Ahora que no estás me atrae la caída, la mierda, lo abyecto, lo denigrante. Salgo a la calle y siento la suciedad, la ruina. Entro en los bares más siniestros y tomo un vino como sangre coagulada, como menstruación, y me rodean brujas negras, perros sarnosos, viejos mutilados y jóvenes putos de ambos sexos. Yo bebo y me miro en el espejo lleno de mierda de moscas. Después no me veo más. Después hablo en no sé cuál idioma. Hablo con estos desechos que no me echan, ellos me aceptan, me incorporan, me reconocen. Recito poemas. Discuto cuestiones inverosímiles. Acaricio a los perros y me chupo las manos. Sonrío a los mutilados. Me dejo tocar, palpar, manos en mi cuerpo adolescente que tanto te gustaba por ser ceñido y firme y suave. («La lisura de tu vientre, tus caderas de efebo solar, tu cintura hecha a la medida de mis manos cerrándose, tus pechos de niña salvaje que los deja desnudos aun cuando llueve, tu sexo y tus gritos rítmicos, que deshacían la ciudad y me llevaban a una selva musical en donde todo confabulaba para que los cuerpos se reconozcan y se amen con sonidos de leves tambores incesantes. Esas noches en que hacíamos el amor debajo de las grandes palabras que perdían su sentido, porque no había más que nuestros cuerpos rítmicos y esenciales… Y ahora llueve y tengo náuseas y vomito casi todo el día y siempre que hay un olor espantoso en la calle, un olor a paquete olvidado, a muerto olvidado. Y tengo miedo. Eso quería decir: que no estás y tengo miedo.»)“

—  Alejandra Pizarnik poeta argentina 1936 - 1972

Diarios: edición definitiva

Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Osamu Dazai Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Joseph Campbell Foto
Michael Jackson Foto
Terry Pratchett Foto

„La luz cree que viaja más deprisa que nada, pero se equivoca. Por muy rápido que vaya la luz, siempre se encuentra con que la oscuridad ha llegado antes y la está esperando.“

—  Terry Pratchett, libro El segador

Reaper Man
Variante: La luz piensa que viaja más rápido que cualquier cosa, pero se equivoca.
No importa lo rápido que viaje la luz, siempre se encuentra con que la oscuridad ha llegado allí primero y la está esperando.

Markus Zusak Foto
Cassandra Clare Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Cicerón Foto
Adolfo Suárez Foto

„Brindo por el pueblo español, esperando que tenga unos dirigentes mejores que los que actualmente posee.“

—  Adolfo Suárez político español 1932 - 2014

Diciembre de 1980.

Haruki Murakami Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Thomas Sowell Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Werner Heisenberg Foto
Woody Allen Foto
Marilyn Monroe Foto

„La recuerdo en la gran pantalla, grande como una muñeca colosal, remilgada y susurrando, simplemente esperando su camino hacia la total vulnerabilidad.“

—  Marilyn Monroe actriz, cantante y modelo de los Estados Unidos 1926 - 1962

Gloria Steinem de "Marylin Monroe: La mujer que murió demasiado joven in Mr.Magazine (August 1972).

Terry Pratchett Foto
Elizabeth Taylor Foto
Oliver Goldsmith Foto
Roberto Iniesta Foto
Alan García Foto
Katherine Hepburn Foto
Joseph E. Stiglitz Foto
Arturo Pérez-Reverte Foto
Clarice Lispector Foto

„En la gotita de tiempo siguiente nada pasaba si ella continuaba esperando lo que iba a pasar.“

—  Clarice Lispector escritora ucraniana-brasileña 1920 - 1977

Cerca del corazón salvaje (1944)

ZPU Foto
Lewis Carroll Foto
Roberto Ampuero Foto
Carlos Ruiz Zafón Foto
Joseph Campbell Foto
Marilyn Monroe Foto
Osho Foto
Osho Foto
Edgar Allan Poe Foto

„La vida real del hombre es feliz principalmente porque siempre está esperando que lo sea pronto.“

—  Edgar Allan Poe escritor estadounidense 1809 - 1849

Sin fuentes

Terry Pratchett Foto
José Saramago Foto

„No encontró respuesta, las respuestas no llegan siempre cuando uno las necesita, muchas veces ocurre que quedarse esperando es la única respuesta posible.“

—  José Saramago escritor, novelista, poeta, periodista y dramaturgo portugués 1922 - 2010

Citas ordenadas

Albert Einstein Foto

„La Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados.“

—  Albert Einstein físico germano-estadounidense, creador de la teoría de la relatividad 1879 - 1955

Variante: Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados

Federico García Lorca Foto

„Esperando, el nudo se deshace y la fruta madura.“

—  Federico García Lorca poeta, dramaturgo y prosista español 1898 - 1936

Fuente: García Lorca, Federico. Así pasen cinco años. https://books.google.es/books?id=n3_cDQAAQBAJ&pg=PT14&dq=Esperando,+el+nudo+se+deshace+y+la+fruta+madura&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjy-ZjVm73lAhVnxYUKHcTwArIQ6AEIRjAE#v=onepage&q=Esperando%2C%20el%20nudo%20se%20deshace%20y%20la%20fruta%20madura&f=false
Fuente: Así pasen cinco años.

Friedrich Nietzsche Foto
Ayn Rand Foto
Roger Waters Foto
George Gamow Foto

„Así que solo estoy sentado y esperando, escuchando, y si viene algo interesante, solo me incorporo.“

—  George Gamow físico y astrónomo estadounidense nacido en Ucrania 1904 - 1968

Sobre el origen de su interés por la biología, Entrevista con George Gamow, por Charles Weiner en casa del Profesor Gamow en Boulder, Colorado, 25 de abril de 1968.
Con fuente

José María Aznar Foto

„Supongo que estaba delante de la televisión esperando la noticia de su muerte, porque a los 22 años que tenía entonces, estudiaba, porque es lo que toca cuando uno tiene la suerte de estudiar.“

—  José María Aznar político español 1953

Refiriéndose a la muerte de Francisco Franco. Costa Rica, 19.11.2000
Presidente del Gobierno

David Toscana Foto
Daniel Hendler Foto
Christina Aguilera Foto
Marcelo Ríos Foto

„Siempre estoy esperando jugar campeonatos, eso me gusta. Entrenar es fome.“

—  Marcelo Ríos Extenista profesional chileno 1975

El Mercurio, 1993
Citas de su libro 100

José Mourinho Foto
John Petrucci Foto

„Y cuando caiga desde cielo ¿Quién me estará esperando? ¿Estarás tú esperándome?“

—  John Petrucci músico estadounidense 1967

Six degrees of inner turbulence

John Petrucci Foto

„Es todo acerca de las cosas Que estás esperando que yo sea“

—  John Petrucci músico estadounidense 1967

Falling into infinity

Josep Guardiola Foto
Salvador Videgain Foto
Roque Valero Foto
Roque Valero Foto
Manuel Azaña Foto
Amaia Montero Foto

„Cuéntame al oído si es sincero eso que has dicho, o son frases disfrazadas esperando sólo un guiño“

—  Amaia Montero Cantautora española 1976

Pablo Benegas y Xabi SanMartín, "Cuentame al Oído"
Dile al sol

Amaia Montero Foto

„El puerto se durmió esperando a que tú volvieras“

—  Amaia Montero Cantautora española 1976

Amaia Montero, "407"

Manny Pacquiao Foto

„Mis fans me estaban esperando allí y yo no quería decepcionarlos.“

—  Manny Pacquiao boxeador, actor, cantante y político filipino 1978

Luis Pescetti Foto
Mika Häkkinen Foto

„Estoy esperando a Michael en el DTM.“

—  Mika Häkkinen Piloto de automovilismo finlandés 1968

Thalía Foto

„siempre estuve esperando la oportunidad de hacer un disco en vivo. solo que no encontraba los complices ideales“

—  Thalía cantante, compositora, empresaria y actriz mexicana 1971

entrevistas sobre su nuevo cd grabado en vivo
Verificadas

Nacho Vegas Foto
Bono Foto

„«El mundo es más maleable de lo que piensas, y está esperando a que le des forma con un martillo».“

—  Bono cantante irlandés, vocalista de U2 1960

Sin fuentes

Ray Loriga Foto
Dilma Rousseff Foto

„El pueblo brasileño no está más atrás, el pueblo brasileño no está más esperando que las cosas mejoraran para tener acceso a la riqueza“

—  Dilma Rousseff Presidenta de Brasil 1947

El 25 de marzo de 2010, en una entrega de viviendas del denominado “Programa de Aceleración del Crecimiento” (Programa de Aceleração do Crescimento, PAC), en la localidad paulista de Osasco (más precisamente situada en el Gran San Pablo).
Fuente: Estadão. http://www.estadao.com.br/noticias/nacional,lula-ironiza-justica-eleitoral-e-diz-que-vai-continuar-inaugurando,529269,0.htm

Pilar Manjón Foto
Pappo Foto
Magdalena Álvarez Foto

„Si la borrasca cambió de una forma impredecible no lo pueden predecir, pero si no lo predicen quienes lo tienen que predecir, como piensan ustedes que lo vamos a predecir aquellos que estamos esperando la predicción.“

—  Magdalena Álvarez política española, ministra de Fomento de 2004 a 2009 1952

Fuente: 28 de enero de 2009 Comisión del Congreso de los Diputados Vídeo de las declaraciones http://www.youtube.com/watch?v=Jj5y6_QXgNI.

Néstor Majnó Foto
Lourdes Flores Foto
Subcomandante Marcos Foto
Amélie Nothomb Foto
Carlos Ruiz Zafón Foto
Julio Cortázar Foto
Michel Houellebecq Foto
Julio Cortázar Foto
Roberto Bolaño Foto

„(todos los libros del mundo están esperando a que los lea).“

—  Roberto Bolaño, libro Los detectives salvajes

Los detectives salvajes
Variante: Todos los libros del mundo están esperando a que los lea.

Gloria Fuertes Foto

„Estaba el señor don Libro
sentadito en su sillón,
con un ojo pasaba la hoja
con el otro ve televisión.

Estaba el señor don Libro
aburrido en su sillón,
esperando a que viniera…(a leerlo)
algún pequeño lector.

Don Libro era un tío sabio,
que sabía de Luna y de Sol,
que sabía de tierras y mares,
de historias y aves,
de peces de todo color.

Estaba el señor don Libro,
tiritando de frío en su sillón,
vino un niño, lo cogió en sus manos
y el libro entró en calor.“

—  Gloria Fuertes poetisa española 1917 - 1998

Variante: Don Libro está helado

Estaba el señor don Libro
sentadito en su sillón,
con un ojo pasaba la hoja
con el otro ve televisión.

Estaba el señor don Libro
aburrido en su sillón,
esperando a que viniera...(a leerlo)
algún pequeño lector.

Don Libro era un tío sabio,
que sabía de Luna y de Sol,
que sabía de tierras y mares,
de historias y aves,
de peces de todo color.

Estaba el señor don Libro,
tiritando de frío en su sillón,
vino un niño, lo cogió en sus manos
y el libro entró en calor.

Gillian Flynn Foto
Ayn Rand Foto

„Su antepasado Sebastián d’Anconia había salido de España varios siglos atrás, en una época en que aquél era el país más poderoso del mundo, y aquel hombre era uno de sus personajes más orgullosos. Había tenido que marcharse cuando un alto funcionario de la Inquisición le había sugerido ciertos cambios en su manera de actuar durante una cena en la corte, y Sebastián d’Anconia le había arrojado un vaso de vino a la cara. Había logrado escapar, dejando atrás su fortuna, sus fincas, su palacio de mármol y la mujer a la que amaba, y había partido hacia un nuevo mundo. Su primera propiedad en la Argentina fue una cabaña de madera a los pies de los Andes. El sol resplandecía como un faro sobre el escudo de plata de los d’Anconia, clavado sobre la puerta, mientras Sebastián d’Anconia excavaba la tierra en busca de cobre en su primera mina. Pasó varios años, pico en mano, rompiendo rocas desde el amanecer hasta la puesta del sol, con ayuda de unos cuantos aventureros, desertores del ejército español, convictos fugados e indígenas hambrientos. Quince años después de haber salido de España, Sebastián d’Anconia mandó buscar a la mujer que amaba y que lo estaba esperando. Al llegar, ella encontró el escudo de plata sobre la entrada de un palacio de mármol, en medio de un inmenso jardín, y, más lejos, las montañas estriadas por las rojas vetas del metal. La tomó en sus brazos para cruzar el umbral y a ella le pareció más joven que cuando lo había visto por última vez.“

—  Ayn Rand filósofa y escritora estadounidense 1905 - 1982

La Rebelión de Atlas

Walt Whitman Foto
Richelle Mead Foto
David Trueba Foto
Fernando Pessoa Foto
Idries Shah Foto
Sarah Dessen Foto
Roberto Arlt Foto
Paul Theroux Foto
Roque Dalton Foto
Anaïs Nin Foto
Julio Cortázar Foto
Luis Martín-Santos Foto

„Solo aquí, qué bien, me parece que estoy encima de todo. No me puede pasar nada. Yo soy el que paso. Vivo. Vivo. Fuera de tantas preocupaciones, fuera del dinero que tenía que ganar, fuera de la mujer con la que me tenía que casar, fuera de la clientela que tenía que conquistar, fuera de los amigos que me tenían que estimar, fuera del placer que tenía que perseguir, fuera del alcohol que tenía que beber. Si estuvieras así. Manténte ahí. Ahí tienes que estar. Tengo que estar aquí, en esta altura, viendo cómo estoy solo, pero así, en lo alto, mejor que antes, más tranquilo, mucho más tranquilo. No caigas. No tengo que caer. Estoy así bien, tranquilo, no me puede pasar nada, porque lo más que me puede para es seguir así, estando donde quiero estar, tranquilo, viendo todo, tranquilo, estoy bien, estoy bien, estoy muy bien así, no tengo nada que desear.

Tú no la mataste. Estaba muerta. Yo la maté. ¿Por qué? ¿Por qué? Tú no la mataste. Estaba muerta. Yo no la maté. Ya estaba muerta. Yo no la maté. Ya estaba muerta. Yo no fui. No pensar. No pensar. No pienses. No pienses en nada. Tranquilo, estoy tranquilo. No me pasa nada. Estoy tranquilo así. Me quedo así quieto. Estoy esperando. No tengo que pensar. No me pasa nada. Estoy tranquilo, el tiempo pasa y yo estoy tranquilo porque no pienso en nada. Es cuestión de aprender a no pensar en nada, de fijar la mirada en la pared, de hacer que tú quieras hacer porque tu libertad sigue existiendo también ahora. Eres un ser libre para dibujar cualquier dibujo o bien para hacer una raya cada día que vaya pasando como han hecho otros, y cada siete días una raya más larga, porque eres libre de hacer las rayas todo lo largas que quieras y nadie te lo puede impedir.“

—  Luis Martín-Santos, libro Tiempo de silencio

Tiempo de silencio