Frases sobre pájaros

Una colección de frases y citas sobre el tema del pájaro, hombre, hombro, ser.

Mejores frases sobre pájaros

William Blake Foto

„El pájaro, un nido; la araña, una tela; el hombre, la amistad.“

—  William Blake poeta y pintor inglés 1757 - 1827

Fuente: Amate Pou (2017), p. 44. https://books.google.es/books?hl=es&id=MHJNDwAAQBAJ&q=Blake#v=snippet&q=Blake&f=false Consultado el 2 de marzo de 2020.

Juan Antonio Villacañas Foto

„Las flores y los pájaros son los mismos.“

—  Juan Antonio Villacañas poeta, ensayista y crítico español (1922-2001) 1922 - 2001

Claude Monet Foto

„Pinto… como un pájaro canta.“

—  Claude Monet pintor francés 1840 - 1926

„Los dinosaurios evolucionaron hasta convertirse en pájaros.“

—  Stephen Jay Gould paleontólogo y biólogo evolucionista estadounidense 1941 - 2002

Alejandro Jodorowsky Foto

„Los pájaros nacidos en jaula creen que volar es una enfermedad.“

—  Alejandro Jodorowsky escritor y director de cine chileno-francés, de ascendencia judeo-ucraniana 1929

Fuente: Citado en Tejedor, Santiago. Chakoka Anico: Un viaje “imposible” a la nación kikapú. Editorial UOC, 2015. ISBN 9788490648650.

Rabindranath Tagore Foto
Alejandra Pizarnik Foto
Rainer Maria Rilke Foto

„Los pájaros nos traspasan en vuelo silencioso.“

—  Rainer Maria Rilke poeta austríaco 1875 - 1926

Epistolario Español

José Hernández Foto

„Pues el pájaro cantor jamás se para a cantar en árbol que no da flor.“

—  José Hernández militar, periodista, poeta ,político y futbolista argentino 1834 - 1886

Alejandra Pizarnik Foto

„Señor,
la jaula se ha vuelto pájaro.“

—  Alejandra Pizarnik poeta argentina 1936 - 1972

Poesía completa

Todas frases sobre pájaros

Un total de 203 citas pájaro, filtro:

„Si un pájaro te dice que estás loco, debes estarlo, porque los pájaros no hablan.“

—  Héctor del Mar locutor de radio y televisión español de origen argentino 1942 - 2019

Alfonsina Storni Foto
Isabel Allende Foto
Martin Luther King Foto
Isabel Allende Foto

„Recorría sin descanso la inmensidad del sur con su pequeño ejército, adentrándose en los bosques húmedos y sombríos, bajo la alta cúpula verde tejida por los árboles más nobles y coronada por la soberbia araucaria, que se perfilaba contra el cielo con su dura geometría. Las patas de los caballos pisaban un colchón fragante de humus, mientras los jinetes se abrían camino con las espadas en la espesura, a ratos impenetrable, de los helechos. Cruzaban arroyos de aguas frías, donde los pájaros solían quedar congelados en las orillas, las mismas aguas donde las madres mapuche sumergían a los recién nacidos. Los lagos eran prístinos espejos del azul intenso del cielo, tan quietos, podían contarse las piedrecillas en el fondo. Las arañas tejían sus encajes, perlados de rocío, entre las ramas de robles, arrayanes y avellanos. Las aves del bosque cantaban reunidas, diuca, chincol, jilguero, torcaza, tordo, zorzal, y hasta el pájaro carpintero, marcando el ritmo con su infatigable tac-tac-tac. Al paso de los caballeros se levantaban nubes de mariposas y los venados, curiosos, se acercaban a saludar. La luz se filtraba entre las hojas y dibujaba sombras en el paisaje; la niebla subía del suelo tibio y envolvía el mundo en un hálito de misterio. Lluvia y más lluvia, ríos, lagos, cascadas de aguas blancas y espumosas, un universo líquido. Y al fondo, siempre, las montañas nevadas, los volcanes humeantes, las nubes viajeras. En otoño el paisaje era de oro y sangre, enjoyado, magnífico. A Pedro de Valdivia se le escapaba el alma y se le quedaba enredada entre los esbeltos troncos vestidos de musgo, fino terciopelo. El Jardín del Edén, la tierra prometida, el paraíso. Mudo, mojado de lágrimas, el conquistador conquistado iba descubriendo el lugar donde acaba la tierra, Chile.“

—  Isabel Allende, libro Inés del alma mía

Inés del alma mía

Alfonsina Storni Foto
Elena Garro Foto
Robert Green Ingersoll Foto
Wisława Szymborska Foto
Pitágoras Foto
Patrick Rothfuss Foto
Ernesto Cardenal Foto
Henry Van Dyke Foto
Charles Bukowski Foto
Valerio Massimo Manfredi Foto
Alejandra Pizarnik Foto

„Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y se ha volado
y mi corazón está loco
porque aúlla a la muerte
y sonríe detrás del viento
a mis delirios

Qué haré con el miedo
Qué haré con el miedo

Ya no baila la luz en mi sonrisa
ni las estaciones queman palomas en mis ideas
Mis manos se han desnudado
y se han ido donde la muerte
enseña a vivir a los muertos

Señor
El aire me castiga el ser
Detrás del aire hay monstruos
que beben de mi sangre

Es el desastre
Es la hora del vacío no vacío
Es el instante de poner cerrojo a los labios
oír a los condenados gritar
contemplar a cada uno de mis nombres
ahorcados en la nada.

Señor
Tengo veinte años
También mis ojos tienen veinte años
y sin embargo no dicen nada

Señor
He consumado mi vida en un instante
La última inocencia estalló
Ahora es nunca o jamás
o simplemente fue

¿Cómo no me suicido frente a un espejo
y desaparezco para reaparecer en el mar
donde un gran barco me esperaría
con las luces encendidas?

¿Cómo no me extraigo las venas
y hago con ellas una escala
para huir al otro lado de la noche?

El principio ha dado a luz el final
Todo continuará igual
Las sonrisas gastadas
El interés interesado
Las preguntas de piedra en piedra
Las gesticulaciones que remedan amor
Todo continuará igual

Pero mis brazos insisten en abrazar al mundo
porque aún no les enseñaron
que ya es demasiado tarde

Señor
Arroja los féretros de mi sangre

Recuerdo mi niñez
cuando yo era una anciana
Las flores morían en mis manos
porque la danza salvaje de la alegría
les destruía el corazón

Recuerdo las negras mañanas de sol
cuando era niña
es decir ayer
es decir hace siglos

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y ha devorado mis esperanzas

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
Qué haré con el miedo“

—  Alejandra Pizarnik poeta argentina 1936 - 1972

Poesía completa

Victor Hugo Foto
John Muir Foto

„El sol brilla no sobre nosotros sino en nosotros. Los ríos no fluyen más allá, sino a través de nosotros, emocionante hormigueo vibra en cada fibra y célula de la sustancia de nuestros cuerpos, haciéndonos deslizar y cantar. La ola de los árboles y las flores florecen en nuestros cuerpos como nuestras almas, y cada canción del pájaro, canción del viento y canción de la tremenda tormenta de las rocas en el corazón de las montañas es nuestra canción, nuestra y canta nuestro amor.“

—  John Muir Escritor y naturalista estadounidense 1838 - 1914

Original: «The sun shines not on us but in us. The rivers flow not past, but through us, thrilling, tingling, vibrating every fiber and cell of the substance of our bodies, making them glide and sing. The trees wave and the flowers bloom in our bodies as well as our souls, and every bird song, wind song, and tremendous storm song of the rocks in the heart of the mountains is our song, our very own, and sings our love».
Fuente: Mountain Thoughts, 7 de agosto, 2016, John Muir, Muir, John, John Muir, 1938, John of the Mountains, Linnie Marsh Wolfe, Sierra Club, 92, Inglés http://vault.sierraclub.org/john_muir_exhibit/writings/mountain_thoughts.aspx,

Rubén Darío Foto

„Hoy, en plena primavera, dejo abierta la puerta de la jaula al pobre pájaro azul.“

—  Rubén Darío poeta nicaragüense 1867 - 1916

Azul...

Haruki Murakami Foto
Haruki Murakami Foto

„El corazón humano es un pájaro nocturno. Espera algo en silencio y, cuando llega el momento, alza el vuelo y se dirige en línea recta hacia ello.“

—  Haruki Murakami escritor y traductor japonés 1949

色彩を持たない多崎つくると、彼の巡礼の年

Anne Frank Foto
Gabriel García Márquez Foto
René Lavand Foto
Alejandro Jodorowsky Foto

„… para que el hombre se haga luz, la mujer deberá enterrar su lámpara en las tinieblas"

Donde Mejor Canta un Pájaro“

—  Alejandro Jodorowsky escritor y director de cine chileno-francés, de ascendencia judeo-ucraniana 1929

Quando Teresa si arrabbiò con Dio

Ermilo Abreu Gómez Foto
Julio Cortázar Foto

„… Amor mío, no te quiero por vos ni por mí ni por los dos juntos, no te quiero porque la sangre me llame a quererte, te quiero porque no sos mía, porque estás del otro lado, ahí donde me invitás a saltar y no puedo dar el salto, porque en lo más profundo de la posesión no estás en mí, no te alcanzo, no paso de tu cuerpo, de tu risa, hay horas en que me atormenta que me ames (cómo te gusta usar el verbo amar, con qué cursilería lo vas dejando caer sobre los platos y las sábanas y los autobuses), me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado, jamás Wright ni Le Corbusier van a hacer un puente sostenido de un solo lado, y no me mires con esos ojos de pájaro, para vos la operación del amor es tan sencilla, te curarás antes que yo y eso que me querés como yo no te quiero. Claro que te curarás, porque vivís en la salud, después de mí será cualquier otro, eso se cambia como los corpiños…“

—  Julio Cortázar, libro Rayuela

Hopscotch
Variante: Amor mío, no te quiero por vos ni por mí ni por los dos juntos, no te quiero porque la sangre me llame a quererte, te quiero porque no sos mía, porque estás del otro lado, ahí donde me invitás a saltar y no puedo dar el salto, porque en lo más profundo de la posesión no estás en mí, no te alcanzo, no paso de tu cuerpo, de tu risa, hay horas en que me atormenta que me ames (cómo te gusta usar el verbo amar, con qué cursilería lo vas dejando caer sobre los platos y las sábanas y los autobuses), me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado, jamás Wright ni Le Corbusier van a hacer un puente sostenido de un solo lado, y no me mires con esos ojos de pájaro, para vos la operación del amor es tan sencilla, te curarás antes que yo y eso que me querés como yo no te quiero.

Abdu’l-Bahá Foto
Albert Hofmann Foto

„Hay experiencias de las que la mayoría de nosotros no se atreven a hablar, porque no se ajustan a la realidad cotidiana y desafían toda explicación racional. No se trata de particulares ocurrencias externas, sino más bien de acontecimientos de nuestra vida interior, que generalmente son descartados como invenciones de la imaginación y excluidos de nuestra memoria. De repente, el punto de vista familiar de nuestro entorno se transforma de una manera extraña, deliciosa, o alarmante: se nos aparece bajo una nueva luz, adquiere un significado especial. Esta experiencia puede ser tan ligera y fugaz como un soplo de aire, o puede que se grabe profundamente en nuestras mentes.
Un encantamiento de ese tipo, que yo experimenté en la infancia, se ha mantenido muy vivo en mi memoria desde entonces. Sucedió una mañana de mayo - se me ha olvidado el año - pero todavía puedo señalar el lugar exacto donde ocurrió, en una pista forestal en Martinsberg, junto a Baden, Suiza. Mientras caminaba por los bosques verdes, llenos de cantos de pájaros e iluminados por el sol de la mañana, todo a la vez se apareció bajo una luz extrañamente clara. ¿No sería algo que yo no hubiera sido capaz de percibir antes? ¿Estaba descubriendo de repente el bosque de primavera, tal como parecía en realidad? Brillaba con el resplandor más bello, hablando al corazón, como si quisiera acompañarme en su majestuosidad. Estaba lleno de una sensación indescriptible de alegría, unidad y maravillosa seguridad.
No tengo idea de cuánto tiempo me quedé allí fascinado. Pero recuerdo la preocupación que sentí cuando el resplandor se disolvió lentamente y yo caminaba: ¿cómo podía una visión que era tan real y convincente, tan directa y profundamente sentida - como podía terminar tan pronto? ¿Y cómo podría yo hablarle a nadie sobre esto, ya que mi alegría desbordante me obligaba a hacerlo, ya que sabía que no había palabras para describir lo que había visto? Parecía extraño que yo, como un niño, hubiera visto algo tan maravilloso, algo que los adultos, obviamente, no perciben - porque yo nunca había oído hablar de ello.
Cuando todavía era un niño, viví algunos otros de estos momentos de profunda euforia en mis paseos por bosques y prados. Fueron estas experiencias las que dieron forma a las líneas principales de mi visión del mundo y me convencieron de la existencia de una realidad milagrosa, impactante, insondable, que estaba oculto a la visión cotidiana.“

—  Albert Hofmann químico suizo 1906 - 2008

„Nada mejor para que no encontremos una aguja que echarle un pajar encima“

—  Valérie Tasso escritora y sexóloga francesa 1969

Citas de Antimanual de sexo

Federico García Lorca Foto
Steven D. Levitt Foto
Anne Rice Foto
Milan Kundera Foto
Haruki Murakami Foto
Jim Morrison Foto
Víctor Jara Foto

„El odio quedo atrás no vuelvas nunca, sigue hacia el mar tu canto es río, sol y viento pájaro que anuncia la paz.“

—  Víctor Jara artista y activista político chileno 1932 - 1973

Vamos por ancho camino (1971)
Textos de canciones, Víctor Jara [Canto a lo humano] (1966), El derecho de vivir en paz (1970)

Richard Adams Foto

„Muchos humanos dicen que les gusta el inveierno, pero lo que realmente les gusta es poderse sentir protegidos frente a él. Para ellos la alimentación no supone ningún problema en invierno. Tienen fuegos y ropa de abrigo. El invierno no puede hacerles daño y, por tanto, aumenta su sensación de bienestar y seguridad. Para los pájaros y los animales, al igual que para las personas pobres, el invierno es otra historia.“

—  Richard Adams, libro La colina de Watership

Watership Down
Variante: Muchos humanos dicen que les gusta el invierno, pero lo que realmente les gusta es poderse sentir protegidos frente a él. Para ellos la alimentación no supone ningún problema en invierno. Tienen fuegos y ropa de abrigo. El invierno no puede hacerles daño y, por tanto, aumenta su sensación de bienestar y seguridad. Para los pájaros y los animales, al igual que para las personas pobres, el invierno es otra historia.

Joaquín Sabina Foto

„Extraño como un pato en el Manzanares,
torpe como un suicida sin vocación,
absurdo como un belga por soleares,
vacío como una isla sin Robinson,
oscuro como un túnel sin tren expreso,
negro como los ángeles de Machín,
febril como la carta de amor de un preso…,
Así estoy yo, así estoy yo, sin ti.
Perdido como un quinto en día de permiso,
como un santo sin paraíso,
como el ojo del maniquí,
huraño como un dandy con lamparones,
como un barco sin polizones…,
así estoy yo, así estoy yo, sin ti.
Más triste que un torero
al otro lado del telón de acero.
Así estoy yo, así estoy yo, sin ti.
Vencido como un viejo que pierde al tute,
lascivo como el beso del coronel,
furtivo como el Lute cuando era el Lute,
inquieto como un párroco en un burdel,
errante como un taxi por el desierto,
quemado como el cielo de Chernovil,
solo como un poeta en el aeropuerto…,
así estoy yo, así estoy yo, sin ti.
Inútil como un sello por triplicado,
como el semen de los ahorcados,
como el libro del porvenir,
violento como un niño sin cumpleaños,
como el perfume del desengaño…,
así estoy yo, así estoy yo, sin ti.
Más triste que un torero
al otro lado del telón de acero.
Así estoy yo, así estoy yo, sin ti.
Amargo como el vino del exiliado,
como el domingo del jubilado,
como una boda por lo civil,
macabro como el vientre de los misiles,
como un pájaro en un desfile…,
así estoy yo, así estoy yo, sin ti.
Más triste que un torero
al otro lado del telón de acero.
Así estoy yo, así estoy yo, sin ti.“

—  Joaquín Sabina cantautor español 1949

Ovidio Foto
Joaquín Sabina Foto
Oscar Wilde Foto

„Son muy pocos aquellos de entre nosotros que no se han despertado a veces antes del alba, o después de una de esas noches sin sueños que casi nos hacen amar la muerte, o de una de esas noches de horror y de alegría monstruosa, cuando se agitan en las cámaras del cerebro fantasmas más terribles que la misma realidad, rebosantes de esa vida intensa, inseparable de todo lo grotesco, que da al arte gótico su imperecedera vitalidad, puesto que ese arte bien parece pertenecer sobre todo a los espíritus atormentados por la enfermedad del ensueño. Poco a poco, dedos exangües surgen de detrás de las cortinas y parecen temblar. Adoptando fantásticas formas oscuras, sombras silenciosas se apoderan, reptando, de los rincones de la habitación para agazaparse allí. Fuera, se oye el agitarse de pájaros entre las hojas, o los ruidos que hacen los hombres al dirigirse al trabajo, o los suspiros y sollozos del viento que desciende de las montañas y vaga alrededor de la casa silenciosa, como si temiera despertar a los que duermen, aunque está obligado a sacar a toda costa al sueño de su cueva de color morado. Uno tras otro se alzan los velos de delicada gasa negra, las cosas recuperan poco a poco forma y color y vemos cómo la aurora vuelve a dar al mundo su prístino aspecto. Los lívidos espejos recuperan su imitación de la vida. Las velas apagadas siguen estando donde las dejamos, y a su lado descansa el libro a medio abrir que nos proponíamos estudiar, o la flor preparada que hemos lucido en el baile, o la carta que no nos hemos atrevido a leer o que hemos leído demasiadas veces. Nada nos parece que haya cambiado. De las sombras irreales de la noche renace la vida real que conocíamos. Hemos de continuar allí donde nos habíamos visto interrumpidos, y en ese momento nos domina una terrible sensación, la de la necesidad de continuar, enérgicamente, el mismo ciclo agotador de costumbres estereotipadas, o quizá, a veces, el loco deseo de que nuestras pupilas se abran una mañana a un mundo remodelado durante la noche para agradarnos, un mundo en el que las cosas poseerían formas y colores recién inventados, y serían distintas, o esconderían otros secretos, un mundo en el que el pasado tendría muy poco o ningún valor, o sobreviviría, en cualquier caso, sin forma consciente de obligación o de remordimiento, dado que incluso el recuerdo de una alegría tiene su amargura, y la memoria de un placer, su dolor.“

—  Oscar Wilde, libro El retrato de Dorian Gray

The Picture of Dorian Gray

Stephen King Foto
Jorge Luis Borges Foto

„chequeando mentalmente mi lista de tareas (flexiona esas rodillas… pasitos de pájaro… no dejes huella)“

—  Christopher McDougall 1962

Nacidos para correr: La historia de una tribu oculta, un grupo de superatletas y la mayor carrera de la historia

Jorge Luis Borges Foto

„Hay quienes no pueden imaginar un mundo sin pájaros; hay quienes no pueden imaginar un mundo sin agua; en lo que a mí se refiere, soy incapaz de imaginar un mundo sin libros.“

—  Jorge Luis Borges escritor argentino 1899 - 1986

Fuente: Artículo en El País http://www.elpais.com/articulo/cultura/Hay/quienes/pueden/imaginar/mundo/pajaros/elpepicul/19851009elpepicul_2/Tes.
Variante: Hay quienes no pueden imaginar un mundo sin pájaros; hay quienes no pueden imaginar un mundo sin agua; en lo que a mi se refiere, soy incapaz de imaginar un mundo sin libros.

ZPU Foto

„De semanas en que pájaras se alargan, se alargan, de amores que con el tiempo se amargan, se amargan“

—  ZPU MC español 1981

Ángel Guardián, Contradicziones, 2008

Mucho Muchacho Foto
William Blake Foto
Vicente Huidobro Foto
Víctor Jara Foto

„Si hay niños como Luchín que comen tierra y gusanos abramos todas las jaulas pa' que vuelen como pájaros.“

—  Víctor Jara artista y activista político chileno 1932 - 1973

Luchín (1972)
Textos de canciones, Víctor Jara [Canto a lo humano] (1966), La población (1972)

Amos Oz Foto
Michel De Montaigne Foto

„El matrimonio es como una jaula; uno ve a los pájaros desesperados por entrar, y los que están dentro igualmente desesperados por salir.“

—  Michel De Montaigne biografía, filósofo y político francés del Renacimiento 1533 - 1592

Sin fuentes

Rabindranath Tagore Foto
Ken Follett Foto
Mathias Malzieu Foto
Henri Fréderic Amiel Foto
Arthur Miller Foto

„La estructura de una obra de teatro es siempre la historia de cómo los pájaros regresan a casa para sentar la cabeza.“

—  Arthur Miller dramaturgo estadounidense 1915 - 2005

Fuente: Harper's (agosto de 1958)

Blaise Pascal Foto

„El hombre tiene ilusiones como el pájaro alas. Eso es lo que lo sostiene.“

—  Blaise Pascal Matemático, físico, filósofo cristiano y escritor 1623 - 1662

Variante: El hombre tiene ilusiones como el pájaro alas. Eso es lo que lo sostiene

Jules Renard Foto

„La punta de la rama acompaña un instante al pájaro que se va.“

—  Jules Renard escritor, poeta, dramaturgo y crítico francés (1864-1910) 1864 - 1910

Fuente: Diarios (1906).
Fuente: [Modadori] (1998), p. 192.

Rabindranath Tagore Foto
William Blake Foto

„Ningún pájaro se eleva demasiado alto, si vuela con sus propias alas.“

—  William Blake poeta y pintor inglés 1757 - 1827

Fuente: Amate Pou (2017), p. 44. https://books.google.es/books?hl=es&id=MHJNDwAAQBAJ&q=Blake#v=snippet&q=Blake&f=false Consultado el 2 de marzo de 2020.

Miguel de Cervantes Foto
Bob Dylan Foto

„Nadie es libre. Hasta los pájaros están encadenados al cielo.“

—  Bob Dylan músico, cantante y poeta estadounidense 1941

1963)

Gustave Flaubert Foto

„Le hubiera gustado poder escaparse como un pájaro que se echa a volar, ir a beber juventud a algún sitio, muy lejos por espacios sin mácula.“

—  Gustave Flaubert, Madame Bovary

Página 227.
De Madame Bovary
Fuente: Flaubert, Gustave. Madame Bovary. Editorial Libresa, 1992. ISBN 9789978801291. p. 349.

Victor Hugo Foto
Johannes Kepler Foto
Alexander Fleming Foto
Charles Lindbergh Foto

„Si tuviera que elegir, preferiría tener pájaros que aviones.“

—  Charles Lindbergh aviador e ingeniero estadounidense 1902 - 1974

Original: «If I had to choose, I would rather have birds than airplanes».
Fuente: artículo «Is Civilization Progress?» en Reader's Digest, julio de 1964.

Salvador Dalí Foto

„La inteligencia sin ambición es un pájaro sin alas.“

—  Salvador Dalí pintor, escultor, escenógrafo y escritor catalán 1904 - 1989

Sin fuentes

Miguel Ángel Revilla Foto

„A los cántabros nos llaman cucos. El cuco es un pájaro, en el norte de España… bueno supongo que en el resto también, si hay cucos. Bien, pues el cuco es un pájaro que el muy puñetero pone los huevos en el nido de otro y éste se los cría. Nuestras abuelas iban a parir a Barakaldo, al País Vasco, para librar a sus hijos de la guerra.“

—  Miguel Ángel Revilla político español 1943

Refiriéndose a que en el siglo XIX los vascos estaban eximidos del reclutamiento obligatorio hasta la Segunda Guerra Carlista.
Debate de las Comunidades Autónomas en el Senado de España, del 7 al 8 de noviembre de 2005

Vicente Aleixandre Foto

„Cuerpo feliz que fluye entre mis manos,
rostro amado donde contemplo el mundo,
donde graciosos pájaros se copian fugitivos,
volando a la región donde nada se olvida.“

—  Vicente Aleixandre poeta español 1898 - 1984

Fragmentos de poemas
Fuente: 200 Poemas de Amor: Colección de Oro de la Poesía Universal. Volumen 1 de Colección de Oro de la Poesía Universal. Autores Pablo Neruda, Amado Nervo, Rubén Darío, Juan Ramón Jiménez, Gabriela Mistral, Gustavo A. Bécquer, Federico García Lorca, Antonio Machado, Mario Benedetti. Edición íntegra. Editorial Aimee SBP, 2018. ISBN 9781934205006. p. 46.
Fuente: Poema Unidad en ella.

Roberto Bolaño Foto
Roberto Bolaño Foto

„¿Cómo reconocer una obra de arte? ¿Cómo separarla, aunque sea sólo sea un momento, de su aparato crítico, de sus exegetas, de sus incansables plagiarios, de sus ninguneadores, de su final destino de soledad? Es fácil. Hay que traducirla. Que el traductor no sea una lumbrera. Hay que arrancarle páginas al azar. Hay que dejarla tirada en un desván. Si después de todo esto aparece un joven y la lee, y tras leerla la hace suya, y le es fiel (o infiel, que más da) y la reinterpreta y la acompaña en su viaje a los límites y ambos se enriquecen y el joven añade un gramo de valor a su valor natural, estamos ante algo, una máquina o un libro, capaz de hablar a todos los seres humanos: no un campo labrado sino una montaña, no la imagen del bosque oscuro sino el bosque oscuro, no una bandada de pájaros sino el Ruiseñor.“

—  Roberto Bolaño escritor y poeta chileno 1953 - 2003

Between Parentheses: Essays, Articles, and Speeches, 1998-2003
Variante: ¿Cómo reconocer una obra de arte? ¿Cómo separarla, aunque sólo sea un momento, de su aparato crítico, de sus exégetas, de sus incansables plagiarios, de sus ninguneadores, de su final destino de soledad? Es fácil. Hay que traducirla. Que el traductor no sea una lumbrera. Hay que arrancarle páginas al azar. Hay que dejarla tirada en un desván. Si después de leer todo esto aparece un joven y la lee, y tras leerla la hace suya, y le es fiel (o infiel, qué más da) y la reinterpreta y la acompaña en su viaje a los límites y ambos se enriquecen y el joven añade un gramo de valor a su valor natural, estamos ante algo, una máquina o un libro, capaz de hablar a todos los seres humanos: no un campo labrado sino una montaña, no la imagen del bosqueoscuro sino el bosque oscuro, no una bandada de pájaros sino el Ruiseñor.

Jeremy Davis Foto
Taylor Swift Foto
Steven Wright Foto
Alberto Hurtado Foto
Iván Turgueniev Foto

„El tiempo vuela a veces como un pájaro, y a veces se arrastra como un caracol. Pero la mayor felicidad del hombre sobreviene cuando no se advierte si su paso es raudo o moroso.“

—  Iván Turgueniev escritor ruso 1818 - 1883

Fuente: Citado en Señor Luis. Diccionario de citas. Editor Espasa Calpe, 2007. Procedencia del original: Universidad de California Digitalizado el 18 de diciembre de 2009. ISBN 978-84-6702-374-9.

José Mourinho Foto

„Las finales, mejor que mil pájaros volando.“

—  José Mourinho entrenador de fútbol portugués 1963

Antes de la final de la Champions League 2010, donde fue campeón con el Inter de Milán.
Comentarios post-partido

Alfredo Le Pera Foto
Chuck Palahniuk Foto

„Los pájaros se me comieron la cara.“

—  Chuck Palahniuk Novelista y periodista estadounidense 1962

Monstruos Invisibles

Wilbur Wright Foto
Confucio Foto
Confucio Foto
Eduardo Chillida Foto

„Más vale ciento volando que pájaro en mano.“

—  Eduardo Chillida Escultor español 1924 - 2002

Fuente: Eduardo Chillida Escritos. Ed La Fabrica. ISBN 84-96466-03-5

Amaia Montero Foto

„Sueños que no duermen sin su almohada, pájaros que avisan que se van“

—  Amaia Montero Cantautora española 1976

Amaia Montero, Pablo Benegas y Xabi SanMartin, ""Nana Nara (Bonustrack)"
Lo que te conté mientras te hacías la dormida

Alfonsina Storni Foto
Alfonsina Storni Foto
Alfonsina Storni Foto
Beatriz Villacañas Foto