Frases sobre las lágrimas

Una colección de frases y citas sobre el tema del lágrima, ojos, vida, veces.

Mejores frases sobre las lágrimas

Gibran Jalil Gibran Foto

„Si de noche lloras por el Sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas.“

—  Gibran Jalil Gibran poeta libanés 1883 - 1931

Sin fuentes

Stendhal Foto

„Muy a menudo, las lágrimas son la última sonrisa del amor.“

—  Stendhal escritor francés 1783 - 1842

Sin fuentes

Juan Bosch Foto

„Lo que no se va en lágrimas se va en suspiros, amigo.“

—  Juan Bosch escritor y político dominicano 1909 - 2001

Axl Rose Foto
Alphonse De Lamartine Foto
Pitágoras Foto

„El hilo de la vida se aflojaría si no fuera mojado con algunas lágrimas.“

—  Pitágoras filósofo y matemático griego -585 - -495 a.C.

Fuente: [Señor] (1997), p. 531.

Kase-O Foto

„Las lagrimas no tienen horario.“

—  Kase-O rapero y compositor español 1980

Variante: Las lagrimas no tienen orarios.

Jane Austen Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Arthur Rimbaud Foto

Todas frases sobre las lágrimas

Un total de 316 citas lágrima, filtro:

Cielo Latini Foto
Jorge Isaacs Foto

„¡Primer amor!… Noble orgullo de sentirnos amados: sacrificio dulce de todo lo que antes nos era caro a favor de la mujer querida: felicidad que comprada para un día con las lágrimas de toda una existencia, recibiríamos como un don de Dios; perfume para todas las horas del porvenir; luz inextinguible del pasado; flor guardada en el alma y que no es dado marchitar a los desengaños; único tesoro que no puede arrebatarnos la envidia de los hombres; delirio delicioso… inspiración del cielo… ¡María! ¡María! ¡Cuánto te amé! ¡Cuánto te amara!“

—  Jorge Isaacs, libro María

María
Variante: ¡Primer amor! Noble orgullo de sentirse amado; sacrificio dulce de todo lo que antes nos era caro a favor de la mujer querida; felicidad que, comprada
para un día con las lágrimas de toda una existencia, recibiríamos como un don de Dios; perfume para todas las
horas del porvenir: flor guardada en el alma que no es dado marchitar a los desengaños: único tesoro que no puede
arrebatarnos la envidia de los hombres, delirio delicioso..., inspiración del Cielo...¡María!¡María! ¡Cuánto te amé!¡Cuánto te amara!

Rabindranath Tagore Foto

„Si lloras porque no puedes ver el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas.“

—  Rabindranath Tagore poeta bengalí 1861 - 1941

Variante: Si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas

Gustavo Adolfo Bécquer Foto

„Los suspiros son aire y van al aire.
Las lágrimas son agua y van al mar.
Dime mujer, cuando el amor se olvida,
¿Sabes tú adónde va?“

—  Gustavo Adolfo Bécquer, libro Rimas

Citas por obras, Rimas
Variante: ¡Los suspiros son aire y van al aire!
¡Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer, cuando el amor se olvida
¿sabes tú adónde va?
Fuente: Rima XXXVIII. Rimas y leyendas. Biblioteca Edaf de bolsillo. Gustavo Adolfo Bécquer. Edición ilustrada. Editorial EDAF, 1979. ISBN 9788471663436. Página 57. https://books.google.es/books?id=qdVTXgO08RwC&printsec=frontcover&dq=Rimas+y+leyendas&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjPieL3tZDgAhXl6eAKHXD5AfoQ6AEIKDAA#v=onepage&q=Los%20suspiros%20son%20aire%20y%20van%20al%20aire.%20Las%20l%C3%A1grimas%20son%20agua%20y%20van%20al%20mar%2C%20dime%20mujer%2C%20cuando%20el%20amor%20se%20olvida%2C%20%C2%BFsabes%20t%C3%BA%20a%20donde%20va%3F&f=false

Rabindranath Tagore Foto

„Hasta el océano de las lágrimas tiene otra orilla; si así no fuera, nadie habría llorado nunca“

—  Rabindranath Tagore poeta bengalí 1861 - 1941

The Home and the World

Oscar Wilde Foto

„El arte de la música es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos.“

—  Oscar Wilde escritor irlandés 1854 - 1900

Sin fuentes

Amado Nervo Foto
Pablo Neruda Foto

„Las lágrimas que no se lloran, ¿esperan en pequeños lagos?, ¿o serán ríos invisibles que corren hacia la tristeza?“

—  Pablo Neruda poeta 1904 - 1973

Variante: Las lágrimas que no se lloran
esperan en pequeños lagos?
O serán ríos invisibles
que corren hacia la tristeza?

Luis Alberto Spinetta Foto

„Correrás al fin con frenesí por tu libertad. Pero ni bien una lagrima caiga, mil estrellas juzgaran que es en vano.“

—  Luis Alberto Spinetta Músico argentino 1950 - 2012

Citas de canciones por banda, Invisible
Fuente: Invisible, Durazno sangrando, "Dios de la adolescencia", 1975.

Alejandra Pizarnik Foto
Mathias Malzieu Foto
Gabriela Mistral Foto

„Besos

Hay besos que pronuncian por sí solos
la sentencia de amor condenatoria,
hay besos que se dan con la mirada
hay besos que se dan con la memoria.

Hay besos silenciosos, besos nobles
hay besos enigmáticos, sinceros
hay besos que se dan sólo las almas
hay besos por prohibidos, verdaderos.

Hay besos que calcinan y que hieren,
hay besos que arrebatan los sentidos,
hay besos misteriosos que han dejado
mil sueños errantes y perdidos.

Hay besos problemáticos que encierran
una clave que nadie ha descifrado,
hay besos que engendran la tragedia
cuantas rosas en broche han deshojado.

Hay besos perfumados, besos tibios
que palpitan en íntimos anhelos,
hay besos que en los labios dejan huellas
como un campo de sol entre dos hielos.

Hay besos que parecen azucenas
por sublimes, ingenuos y por puros,
hay besos traicioneros y cobardes,
hay besos maldecidos y perjuros.

Judas besa a Jesús y deja impresa
en su rostro de Dios, la felonía,
mientras la Magdalena con sus besos
fortifica piadosa su agonía.

Desde entonces en los besos palpita
el amor, la traición y los dolores,
en las bodas humanas se parecen
a la brisa que juega con las flores.

Hay besos que producen desvaríos
de amorosa pasión ardiente y loca,
tú los conoces bien son besos míos
inventados por mí, para tu boca.

Besos de llama que en rastro impreso
llevan los surcos de un amor vedado,
besos de tempestad, salvajes besos
que solo nuestros labios han probado.

¿Te acuerdas del primero…? Indefinible;
cubrió tu faz de cárdenos sonrojos
y en los espasmos de emoción terrible,
llenáronse de lágrimas tus ojos.

¿Te acuerdas que una tarde en loco exceso
te vi celoso imaginando agravios,
te suspendí en mis brazos… vibró un beso,
y qué viste después…? Sangre en mis labios.

Yo te enseñé a besar: los besos fríos
son de impasible corazón de roca,
yo te enseñé a besar con besos míos
inventados por mí, para tu boca.

Este maravilloso poema de Gabriela Mistral, nos describe de una manera muy simple y sentida, una de las grandes expresiones de amor o quizas las principal. Me he tomado el trabajo de narrarlo, asumiendo el riesgo de no ser capaz de transmitir la verdadera intensidad o altura que tienen las palabras de esta destacada artista de las letras.

Lucila de María Godoy Alcayaga, conocida como Gabriela Mistral. Nacida en Vicuña, Chile el 7 de abril de 1889 y fallecida Nueva York, el 10 de enero de 1957, Poetisa, diplomática, y pedagoga. Gabriela Mistral, una de las principales figuras de la literatura chilena y latinoamericana, fue la primera persona de América Latina en ganar el Premio Nobel de Literatura,2 que recibió en 1945.“

—  Gabriela Mistral poeta, diplomática, feminista y pedagoga chilena, lucila de maria del perpetuo godoy alcayaga 1889 - 1957

Gabriel García Márquez Foto

„No le dijo a nadie que se iba, no se despidió de nadie, con el hermetismo férreo con que sólo le reveló a la madre el secreto de su pasión reprimida, pero a la víspera del viaje cometió a conciencia una locura última del corazón que bien pudo costarle la vida. Se puso a la medianoche su traje de domingo, y tocó a solas bajo el balcón de Fermina Daza el valse de amor que había compuesto para ella, que sólo ellos dos conocían y que fue durante tres años el emblema de su complicidad contrariada. Lo tocó murmurando la letra, con el violín bañado en lágrimas, y con una inspiración tan intensa que a los primeros compases empezaron a ladrar los perros de la calle, y luego los de la ciudad, pero después se fueron callando poco a poco por el hechizo de la música, y el valse terminó con un silencio sobrenatural. El balcón no se abrió, ni nadie se asomó a la calle, ni siquiera el sereno que casi siempre acudía con su candil tratando de medrar con las migajas de las serenatas. El acto fue un conjuro de alivio para Florentino Ariza, pues cuando guardó el violín en el estuche y se alejó por las calles muertas sin mirar hacia atrás, no sentía ya que se iba la mañana siguiente, sino que se había ido desde hacía muchos años con la disposición irrevocable de no volver jamás..“

—  Gabriel García Márquez, libro El amor en los tiempos del cólera

El amor en los tiempos del cólera (1985)

Lin Yutang Foto
Anahí Puente Foto

„Creo que todos nos hemos sentido así en algún momento. De hecho la palabra 'perdónate' no estaba en la letra, pero al estar grabando la canción, lo dije y quise que así se quedara porque me salió del corazón. Cuando estamos sufriendo por cualquier situación, cuando estamos dentro del problema, nos vemos las cosas claramente pero después descubres que todo pasa y que la vida es tan perfecta que se encarga de sanar cada lágrima. La canción es triste y alentadora a la vez“

—  Anahí Puente celular 1983

Fuente: Anahí sobre las metáforas y el significado de su canción Absurda, para revista Caras México, 2013.
Fuente: [Entrevista completa: Anahí revista Caras 2013, http://anahiworldargentinaoficial.blogspot.com.ar/2013/03/entrevista-completa-anahi-revista-caras.html, 16 de marzo de 2013, 3 de marzo de 2013]

Rubén Darío Foto
William Shakespeare Foto
William Shakespeare Foto
Louisa May Alcott Foto

„que no conmovieran, especialmente entre las enviadas a casa de los padres. En esta carta se decía poco de las molestias sufridas, de los peligros afrontados o de la nostalgia a la cual había que sobreponerse; era una carta alegre, llena de descripciones de la vida del soldado, de las marchas y de noticias militares; y sólo hacia el final el autor de la carta dejó brotar el amor paternal de su corazón y su deseo de ver a las niñas que había dejado en casa. "Mi cariño y un beso a cada una. Diles que pienso en ellas durante el día, y por la noche oro por ellas, y siempre encuentro en su cariño el mejor consuelo. Un año de espera para verlas parece interminable, pero recuérdales que, mientras esperamos, podemos todos trabajar, de manera que estos días tan duros no se desperdicien. Sé que ellas recordarán todo lo que les dije, que serán niñas cariñosas para ti, que cuando vuelva podré enorgullecerme de mis mujercitas más que nunca.” Todas se conmovían algo al llegar a esta parte, Jo no se avergonzó de la gruesa lágrima que caía sobre el papel blanco, y Amy no se preocupó de que iba a desarreglar sus bucles al esconder la cara en el seno de su madre y dijo sollozando: -¡Soy egoísta! Pero trataré de ser mejor para que no se lleve un chasco conmigo. - ¡Trataremos todas! -exclamó Meg -. Pienso demasiado en mi apariencia y detesto trabajar, pero no lo haré más si puedo remediarlo. -Trataré de ser lo que le gusta a él llamarme "una mujercita", y no ser brusca y atolondrada; cumpliré aquí con mi deber en vez de desear estar en otra parte -dijo Jo, pensando que dominarse a sí misma era obra más difícil que hacer frente a unos rebeldes. Beth no dijo nada, pero secó sus lágrimas con el calcetín del ejército y se puso a trabajar con todas sus fuerzas, no perdiendo tiempo en hacer lo que tenía más cerca de ella, mientras decidía en su corazón ser como su padre lo deseaba cuando al cabo de un“

—  Louisa May Alcott, libro Mujercitas

Little Women

Hayao Miyazaki Foto

„El Museo Ghibli me hace sentir nostalgia, especialmente por las tardes, cuando atardece y el Sol se pone: las lágrimas bañan mis ojos.“

—  Hayao Miyazaki director de cine de animación, ilustrador, dibujante de cómics y productor de dibujos animados japonés 1941

Fuente: Entrevista con Hayao Miyazaki en Animage, mayo de 2001: http://translate.google.com/translate?hl=es&u=http%3A%2F%2Fwww.nausicaa.net%2Fmiyazaki%2Finterviews%2Fsen.html

Esquilo Foto
Alan Moore Foto

„No creo que tu vida no tenga sentido. He cambiado de opinión. Los milagros termodinámicos… son unos sucesos con unas probabilidades tan remotas de que lleguen a producirse que prácticamente resulta imposible que acaben dándose. Por ejemplo: que el oxígeno se transforme de manera espontánea en oro. Tengo muchas ganas de ver algo así. Y aún así, en cada apareamiento humano, mil millones de espermatozoides compiten para llegar a un solo óvulo. Multiplica esas posibilidades por las innumerables generaciones que ha habido de seres humanos, por las posibilidades de que tus antepasados vivieran, se conocieran, engendraran a ese hijo en concreto, a esa hija exactamente… hasta llegar a tu madre, que se enamorará de un hombre al que tiene todas las razones del mundo para odiar y de esa unión, de los miles de millones de niños que compiten para lograr fecundar el óvulo, fuiste tú, sólo tú, la que surgió. Destilar una forma tan específica a partir de tal caos de improbabilidades resulta tan difícil como que el aire se transforme en oro… El cenit de lo imposible. Un milagro termodinámico. Se podría decir eso de cualquier persona del mundo. Pero el planeta está tan lleno de gente, tan repleto de milagros, que acabamos considerándolos algo normal y olvidamos lo que son… Yo lo olvidé. Contemplamos la Tierra día tras día hasta que acaba convirtiéndose en un lugar al que consideramos monótono. Pero visto desde otro punto de vista, como si fuera algo nuevo, aún es capaz de asombrarnos. Ven, seca tus lágrimas, porque eres vida, algo más excepcional que un quark y más impredecible que lo que Heisenberg soñó jamás: la arcilla en la que las fuerzas que dan forma a todas las cosas dejan sus huellas de un modo más claro. Seca tus lágrimas… y volvamos a casa." Dr. Manhattan, WATCHMEN, Alan Moore“

—  Alan Moore, libro Watchmen

Watchmen

Carlos Ruiz Zafón Foto
Stephen King Foto
Haruki Murakami Foto
Boris Vian Foto

„Por la ventana se veían los largos regueros de lágrimas del crepúsculo en las negras mejillas de las nubes.“

—  Boris Vian escritor francés 1920 - 1959

L'herbe rouge - roman / Les lurettes fourrées - nouvelles

Taylor Caldwell Foto
Emily Brontë Foto
Charles Baudelaire Foto
Gabriel García Márquez Foto
Gibran Jalil Gibran Foto

„Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal: está en nuestras lágrimas y en el mar.“

—  Gibran Jalil Gibran poeta libanés 1883 - 1931

Fuente: [Palomo Triguero] (2013), p. 178.

Robert Plant Foto
Juan Mora Fernández Foto
Laura Gallego García Foto
Cassandra Clare Foto
Isabel Allende Foto

„Recorría sin descanso la inmensidad del sur con su pequeño ejército, adentrándose en los bosques húmedos y sombríos, bajo la alta cúpula verde tejida por los árboles más nobles y coronada por la soberbia araucaria, que se perfilaba contra el cielo con su dura geometría. Las patas de los caballos pisaban un colchón fragante de humus, mientras los jinetes se abrían camino con las espadas en la espesura, a ratos impenetrable, de los helechos. Cruzaban arroyos de aguas frías, donde los pájaros solían quedar congelados en las orillas, las mismas aguas donde las madres mapuche sumergían a los recién nacidos. Los lagos eran prístinos espejos del azul intenso del cielo, tan quietos, podían contarse las piedrecillas en el fondo. Las arañas tejían sus encajes, perlados de rocío, entre las ramas de robles, arrayanes y avellanos. Las aves del bosque cantaban reunidas, diuca, chincol, jilguero, torcaza, tordo, zorzal, y hasta el pájaro carpintero, marcando el ritmo con su infatigable tac-tac-tac. Al paso de los caballeros se levantaban nubes de mariposas y los venados, curiosos, se acercaban a saludar. La luz se filtraba entre las hojas y dibujaba sombras en el paisaje; la niebla subía del suelo tibio y envolvía el mundo en un hálito de misterio. Lluvia y más lluvia, ríos, lagos, cascadas de aguas blancas y espumosas, un universo líquido. Y al fondo, siempre, las montañas nevadas, los volcanes humeantes, las nubes viajeras. En otoño el paisaje era de oro y sangre, enjoyado, magnífico. A Pedro de Valdivia se le escapaba el alma y se le quedaba enredada entre los esbeltos troncos vestidos de musgo, fino terciopelo. El Jardín del Edén, la tierra prometida, el paraíso. Mudo, mojado de lágrimas, el conquistador conquistado iba descubriendo el lugar donde acaba la tierra, Chile.“

—  Isabel Allende, libro Inés del alma mía

Inés del alma mía

Patrick Rothfuss Foto

„Una mano pequeña y fría me acarició la mejilla.
—No pasa nada —dijo Auri en voz baja—. Ven aquí.
Empecé a llorar en silencio, y ella deshizo con cuidado el apretado nudo de mi cuerpo hasta que mi cabeza reposó en su regazo. Empezó a murmurar, apartándome el cabello de la frente; yo notaba el frío de sus manos contra la ardiente piel de mi cara.
—Ya lo sé —dijo con tristeza—. A veces es muy duro, ¿verdad?
Me acarició el cabello con ternura, y mi llanto se intensificó. No recordaba la última vez que alguien me había tocado con cariño.
—Ya lo sé —repitió—. Tienes una piedra en el corazón, y hay días en que pesa tanto que no se puede hacer nada. Pero no deberías pasarlo solo. Deberías haberme avisado. Yo lo entiendo.
Contraje todo el cuerpo y de pronto volví a notar aquel sabor a ciruela.
—La echo de menos —dije sin darme cuenta. Antes de que pudiera agregar algo más, apreté los dientes y sacudí la cabeza con furia, como un caballo que intenta liberarse de las riendas.
—Puedes decirlo —dijo Auri con ternura.
Volví a sacudir la cabeza, noté sabor a ciruela, y de pronto las palabras empezaron a brotar de mis labios.
—Decía que aprendí a cantar antes que a hablar. Decía que cuando yo era un crío ella tarareaba mientras me tenía en brazos. No me cantaba una canción; solo era una tercera descendente. Un sonido tranquilizador. Y un día me estaba paseando alrededor del campamento y oyó que yo le devolvía el eco. Dos octavas más arriba. Una tercera aguda y diminuta. Decía que aquella fue mi primera canción.
—Nos la cantábamos el uno al otro. Durante años. —Se me hizo un nudo en la garganta y apreté los dientes.
—Puedes decirlo —dijo Auri en voz baja—. No pasa nada si lo dices.
—Nunca volveré a verla —conseguí decir. Y me puse a llorar a lágrima viva.
—No pasa nada —dijo Auri—. Estoy aquí. Estás a salvo.“

—  Patrick Rothfuss, libro El temor de un hombre sabio

The Wise Man's Fear

Mario Vargas Llosa Foto
Haruki Murakami Foto
Gabriel García Márquez Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
John Fante Foto

„Una vez agotada el agua potable en el planeta, ni lágrimas tendremos para lamentarnos.“

—  @tonypotosino

Contexto: https://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-623329

Edgar Allan Poe Foto
Ludwig Van Beethoven Foto
Miguel de Cervantes Foto

„Y yo soy del parecer
y la experiencia lo enseña,
que ablandaran una peña
lágrimas de una mujer.“

—  Miguel de Cervantes escritor español 1547 - 1616

Fuente: El laberinto de amor
Fuente: [Cervantes Saavedra], Miguel de. El laberinto de amor. Linkgua teatro. Editorial Linkgua digital, 2012. ISBN 9788498972368. Página 86. https://books.google.es/books?id=qx75aB37W7MC&pg=PA86&dq=Y+yo+soy+del+parecer+/+y+la+experiencia+lo+ense%C3%B1a,+/+que+ablandaran+una+pe%C3%B1a+/+l%C3%A1grimas+de+una+mujer&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwiYkJSD_43fAhUJBsAKHd9bAQIQ6AEILjAB#v=onepage&q=Y%20yo%20soy%20del%20parecer%20%2F%20y%20la%20experiencia%20lo%20ense%C3%B1a%2C%20%2F%20que%20ablandaran%20una%20pe%C3%B1a%20%2F%20l%C3%A1grimas%20de%20una%20mujer&f=false

Coco Chanel Foto
Charles Dickens Foto
Gabriel García Márquez Foto
John Lennon Foto
Ovidio Foto

„El alma descansa cuando echa sus lágrimas; y el dolor se satisface con su llanto.“

—  Ovidio poeta en lengua latina -43 - 17 a.C.

Sin fuentes

Pitágoras Foto
Emil Cioran Foto
Teri Hatcher Foto
Machado de Assis Foto

„Lágrimas no son argumentos.“

—  Machado de Assis escritor brasileño 1839 - 1908

Filippo Tommaso Marinetti Foto

„El calor de un pedazo de hierro o de madera es para nosotros mucho más apasionante que la sonrisa o las lágrimas de una mujer.“

—  Filippo Tommaso Marinetti poeta y editor 1876 - 1944

Fuente: "Manifiesto técnico de la literatura futurista", 11 de mayo de 1912.

Josu Jon Imaz Foto

„Si lucho por tu libertad, si canto, no canto porque te quiero. Tampoco por enjugar tus lágrimas, sino porque te necesito felizmente libre. Porque en tu libertad, en tu felicidad, veo las mías.“

—  Josu Jon Imaz político vasco 1963

27 de enero de 2007, en un acto del PNV en Durango, citando un verso de Benito Lertxundi, dedicándolo al lehendakari Juan José Ibarretxe, quien debía declarar como imputado la semana siguiente ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.
Fuente: Prensa como El Correo http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/prensa/20070128/politica/imaz-arropa-publico-ibarretxe_20070128.html

Iosu Espósito Foto
ZPU Foto
Max Lucado Foto
Rick Warren Foto
Laura Esquivel Foto
Patrick Rothfuss Foto
Clive Barker Foto

„Sin lágrimas, por favor. Es un desperdicio de buen sufrimiento.“

—  Clive Barker, libro Hellraiser

The Hellbound Heart

Joel Osteen Foto
Michael Ende Foto

„Quien no haya pasado tardes enteras delante de un libro, con las orejas ardiéndole y el
pelo caído por la cara, leyendo y leyendo, olvidado del mundo y sin darse cuenta de que
tenía hambre o se estaba quedando helado…
Quien nunca haya leído en secreto a la luz de una linterna, bajo la manta, porque Papá
o Mamá o alguna otra persona solícita le ha apagado la luz con el argumento bien
intencionado de que tiene que dormir, porque mañana hay que levantarse tempranito…
Quien nunca haya llorado abierta o disimuladamente lágrimas amargas, porque una
historia maravillosa acaba y había que decir adiós a personajes con los que había
corrido tantas aventuras, a los que quería y admiraba, por los que había temido y
rezado, y sin cuya compañía la vida le parecería vacía y sin sentido…
Quien no conozca todo esto por propia experiencia no podrá comprender probablemente lo que Bastián hizo entoces.“

—  Michael Ende, libro La historia interminable

The Neverending Story
Variante: Quien no haya pasado nunca tarde enteras delante de un libro, con las orejas ardiéndole y el pelo caído por la cara, leyendo y leyendo, olvidado del mundo y sin darse cuenta de que tenía hambre o se estaba quedando helado...
Quien nunca haya leído en secreto a la luz de una linterna, bajo la manta porque Papá o Mamá o alguna otra persona solícita le ha apagado la luz con el argumento bien intencionado de que tiene que dormir, porque mañana hay que levantarse tempranito...
Quien nunca haya llorado abierta o disimuladamente lágrimas amargas, porque una historia maravillosa acababa y había que decir adiós a personajes con los que había corrido tantas aventuras, a los que quería ya admiraba, por los que había temido y rezado, y sin cuya compañía la vida le parecía vacía y sin sentido...
Quien no conozca todo eso por propia experiencia, no podrá comprender...

Silvina Ocampo Foto
Marguerite Yourcenar Foto
Vicente Huidobro Foto
William Shakespeare Foto
Jordi Sierra i Fabra Foto

„Me siento tan sola que si tuviera lágrimas lloraría.“

—  Jordi Sierra i Fabra escritor y periodista 1947

Rabia

Gabriel García Márquez Foto
Mathias Malzieu Foto
Clarice Lispector Foto
Nicholas Sparks Foto
Paulo Coelho Foto

„El Alquimista cogió un libro que alguien de la caravana había traído. El volumen estaba sin las tapas, pero logró identificar su autor: Oscar Wilde. Mientras lo hojeaba, encontró una historia sobre Narciso.
El Alquimista conocía la leyenda de Narciso, un hermoso muchacho que todos lod días iba a contemplar su propia belleza en el lago. Estaba tan fascinado por sí mismo, que un día cayó dentro del lago y murió ahogado. En el lugar donde cayó nació una flor a la que llamaron narciso.
Pero no era así como Oscar Wilde ponía fin a la historia.
Él decía que cuando Narciso murió, vinieron las Oréiadas-diosas del bosque- y vieron el lago transformado, de un lago de agua dulce, en un cántaro de lágrimas saladas.
- Por qué lloráis?- preguntaron las Oréiadas.
- Lloro por Narciso,- respondió el lago.
- Oh, no nos extraña que lloréis por Narciso- prosiguieron diciendo ellas-. Al gin y al cabo, a pesar de que todas nosotras le perseguíamos siempre a través del bosque, vos erais el único que tenía la oportunidad de contemplar de cerca su belleza.
- Entonces, ¿era bello Narciso?- preguntó el lago.
- ¿Quién sino vos podría saberlo?- respondieron, sorprendidas, las Oréiadas-. Después de todo, era sobre vuestra orilla donde él se inclinaba todos los días.
El lago quedóse inmóvil unos instantes. Finalmento dijo:
- Lloro por Narciso, pero nunca me habñia dado cuenta de que Narciso fuese bello.
- Lloro por Narciso porque cada vez que él se recostaba sobre mi orilla yo podía ver, en el fondo de sus ojos, mi propia belleza reflejada.

Qué historia tan hermosa- dijo el Alquimista.“

—  Paulo Coelho escritor brasileño 1947

Stephen King Foto
Patrick Rothfuss Foto
Gabriel García Márquez Foto
Ermilo Abreu Gómez Foto
Paulo Coelho Foto

„No vez el río de llanto porque la falta una lágrima tuya.“

—  Antonio Porchia 1885 - 1968

Voces (1943)

Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
John Mayer Foto
Alexandra David-Néel Foto
Vicente Aleixandre Foto

„Hay quien llora lágrimas del color de la ira.“

—  Vicente Aleixandre poeta español 1898 - 1984

Fragmentos de poemas
Fuente: [Albaigès Olivart] (1997), p. 211.
Fuente: Pasión de la tierra (1935).

Anne Brontë Foto
Bill Kaulitz Foto

„Traducción: Muchas mentiras, demasiadas vidas, demasiado dolor, demasiadas cadenas, demasiadas lágrimas, muchos miedos, demasiada basura, demasiado odio, demasiados… muros.“

—  Bill Kaulitz Cantante Alemán 1989

En referencia al muro de Berlín
«Too many lies, too many lifes, too much pain ,too many chains, too many tears, too many fears, too much waste, too much hate, to many... walls.»

Zac Efron Foto
Madonna Foto