Frases de enfermedades

Una colección de frases y citas sobre el tema del muerte, dolor, enfermedades, enfermedad.

Mejores frases de enfermedades

Platón Foto

„El amor es una grave enfermedad mental.“

—  Platón filósofo griego clásico que creo la teoría de las ideas -427 - -347 a.C.

Frédéric Chopin Foto

„Cuando las penas del corazón se convierten en enfermedades, estamos perdidos.“

—  Frédéric Chopin compositor y virtuoso pianista polaco del romanticismo 1810 - 1849

Fuente: «Carta a el Marqués de Custine», Frédéric Chopin, en Frédéric Chopin, "Chapeau bas, messieurs, un génie", Michel Pazdro, ed. Gallimard, colección descubrimientos Gallimard : música, 1989 (ISBN 2-07-053080-9), p. 79

Molière Foto

„Casi todos los hombres mueren de sus remedios, no de sus enfermedades.“

—  Molière dramaturgo francés 1622 - 1673

Sin fuentes

Albert Einstein Foto

„El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad.“

—  Albert Einstein físico germano-estadounidense, creador de la teoría de la relatividad 1879 - 1955

Variante: El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampion de la humanidad.

Remy de Gourmont Foto
Cicerón Foto

„Hay enfermedades del alma más perniciosas que las del cuerpo.“
Morbi perniciosiores pluresque sunt animi quam corporis.

—  Cicerón jurista, político, filósofo, escritor y orador romano -106 - -43 a.C.

John Ray Foto

„Las enfermedades son los intereses que se pagan por los placeres.“

—  John Ray botánico británico 1627 - 1705

Sin fuentes

Chuck Palahniuk Foto

„Blenorragia, enfermedades regresarán en el 66 y harán estragos.“

—  Benjamín Solari Parravicini artista argentino 1898 - 1974

Sin fecha

Todas frases de enfermedades

Un total de 234 citas de enfermedades, filtro:

Lázaro Cárdenas del Río Foto

„La miseria, la ignorancia las enfermedades y los vicios esclavizan a los pueblos.“

—  Lázaro Cárdenas del Río Presidente de México entre 1934 y 1940 1895 - 1970

Fuente: Presidente Lázaro Cárdenas del Río, 1934-1940: pensamiento y acción. Volumen 31 de Documentos de investigación . Autor Montes de Oca Navas Montes de Oca N. Editorial El Colegio Mexiquense, 1999. p. 37.

Rick Warren Foto
Oscar Wilde Foto
Hipócrates Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Helen Keller Foto
Alejandra Pizarnik Foto
Alejandra Pizarnik Foto
Xavier Velasco Foto
Diego Rivera Foto
Oscar Wilde Foto

„Son muy pocos aquellos de entre nosotros que no se han despertado a veces antes del alba, o después de una de esas noches sin sueños que casi nos hacen amar la muerte, o de una de esas noches de horror y de alegría monstruosa, cuando se agitan en las cámaras del cerebro fantasmas más terribles que la misma realidad, rebosantes de esa vida intensa, inseparable de todo lo grotesco, que da al arte gótico su imperecedera vitalidad, puesto que ese arte bien parece pertenecer sobre todo a los espíritus atormentados por la enfermedad del ensueño. Poco a poco, dedos exangües surgen de detrás de las cortinas y parecen temblar. Adoptando fantásticas formas oscuras, sombras silenciosas se apoderan, reptando, de los rincones de la habitación para agazaparse allí. Fuera, se oye el agitarse de pájaros entre las hojas, o los ruidos que hacen los hombres al dirigirse al trabajo, o los suspiros y sollozos del viento que desciende de las montañas y vaga alrededor de la casa silenciosa, como si temiera despertar a los que duermen, aunque está obligado a sacar a toda costa al sueño de su cueva de color morado. Uno tras otro se alzan los velos de delicada gasa negra, las cosas recuperan poco a poco forma y color y vemos cómo la aurora vuelve a dar al mundo su prístino aspecto. Los lívidos espejos recuperan su imitación de la vida. Las velas apagadas siguen estando donde las dejamos, y a su lado descansa el libro a medio abrir que nos proponíamos estudiar, o la flor preparada que hemos lucido en el baile, o la carta que no nos hemos atrevido a leer o que hemos leído demasiadas veces. Nada nos parece que haya cambiado. De las sombras irreales de la noche renace la vida real que conocíamos. Hemos de continuar allí donde nos habíamos visto interrumpidos, y en ese momento nos domina una terrible sensación, la de la necesidad de continuar, enérgicamente, el mismo ciclo agotador de costumbres estereotipadas, o quizá, a veces, el loco deseo de que nuestras pupilas se abran una mañana a un mundo remodelado durante la noche para agradarnos, un mundo en el que las cosas poseerían formas y colores recién inventados, y serían distintas, o esconderían otros secretos, un mundo en el que el pasado tendría muy poco o ningún valor, o sobreviviría, en cualquier caso, sin forma consciente de obligación o de remordimiento, dado que incluso el recuerdo de una alegría tiene su amargura, y la memoria de un placer, su dolor.“

—  Oscar Wilde, libro El retrato de Dorian Gray

The Picture of Dorian Gray

Smith Wigglesworth Foto
Voltaire Foto
Voltaire Foto

„La estupidez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás.“

—  Voltaire escritor, historiador, filósofo y abogado francés 1694 - 1778

Sin fuentes

Michel De Montaigne Foto

„En perfecta salud he tenido más miedo a las enfermedades que cuando las he sufrido.“

—  Michel De Montaigne biografía, filósofo y político francés del Renacimiento 1533 - 1592

Sin fuentes

Richard Wilkinson Foto

„Aunque las enfermedades mentales pueden ser afectadas por cambios en los niveles de ciertos químicos en el cerebro, nadie ha demostrado que éstas son realmente causas de la depresión, en lugar de cambios causados por la depresión. Aunque alguna vulnerabilidad genética pueda ser la verdadera razón de las enfermedades mentales, ésta no puede explicar por sí misma el enorme incremento de la enfermedad en las recientes décadas. Nuestros genes no pueden cambiar tan rápido“

—  Richard Wilkinson 1943

conferencia Patología social 42:57-43:25 http://www.youtube.com/watch?v=D0zy_FuJqNA&t=42m57s
Although mental illness can be affected by changes in the levels of certain chemicals in the brain nobody has shown that these are actually causes of depression rather than changes caused by depression. Although some genetic vulnerability may underlie some mental illness this cannot by itself explain the huge rise in illness in recent decades. Our genes cannot change that fast
Atribuídas

Polibio Foto
Erich Fromm Foto
Taylor Caldwell Foto
León Tolstói Foto
Saul Bellow Foto
Angélica Gorodischer Foto

„El corazón de un joven tiene más ímpetu para la vida y el amor y para la enfermedad y el odio.“

—  Angélica Gorodischer escritora argentina 1928

Kalpa Imperial. Libro I: La casa del poder

Anaïs Nin Foto
Michel De Montaigne Foto

„Los celos son, de todas las enfermedades del espíritu, aquella a la cual más cosas sirven de alimento y ninguna de remedio.“

—  Michel De Montaigne biografía, filósofo y político francés del Renacimiento 1533 - 1592

Sin fuentes

Miguel de Cervantes Foto
Al Gore Foto
Francis Collins Foto
Edward Jenner Foto
Karl Marx Foto

„En mi experiencia, estas guerras en pises del tercer mundo no se ganan con balas sino con enfermedades, y no hablo de armas biológicas sino de desidia, de brutalidad, de olvido y de marginalidad“

—  Florencia Bonelli escritora argentina 1971

Caballo de Fuego: Congo
Variante: En mi experiencia, estas guerras en paises del tercer mundo no se ganan con balas sino con enfermedades, y no hablo de armas biológicas sino de desidia, de brutalidad, de olvido y de marginalidad”
― Florencia Bonelli, Caballo de Fuego: Congo

Edward Bach Foto

„Ninguna enfermedad te enseña a morir. Te enseña a vivir. A amar la vida con toda la fuerza que tengas“

—  Antonio Santa Ana

Los ojos del perro siberiano
Variante: Ninguna enfermedad te enseña a morir. Te enseña a vivir. A amar la vida con toda la fuerza que tengas. A mí el SIDA no me quita, me da ganas de vivir

Javier Cercas Foto

„«Es usted demasiado joven para pensar en tener hijos –me dijo el padre de Rodney cuando nos despedíamos, y no lo he olvidado–. No los tenga, porque se arrepentirá; aunque si no los tiene también se arrepentirá. Así es la vida: haga lo que haga, se arrepentirá. Pero déjeme que le diga una cosa: todas las historias de amor son insensatas, porque el amor es una enfermedad; pero tener un hijo es arriesgarse a una historia de amor tan insensata que sólo la muerte es capaz de interrumpirla.»“

—  Javier Cercas, libro La velocidad de la luz

La velocidad de la luz
Variante: Es usted demasiado joven para pensar en tener hijos", me dijo el padre de Rodney cuando nos despedíamos, y no lo he olvidado. "No los tenga, porque se arrepentirá; aunque si no los tiene también se arrepentirá. Así es la vida: haga lo que haga, se arrepentirá. Pero déjeme que le diga una cosa: todas las historias de amor son insensatas, porque el amor es una enfermedad; pero tener un hijo es arriesgarse a una historia de amor tan insensata que sólo la muerte es capaz de interrumpirla

Ray Loriga Foto
Alejandro Jodorowsky Foto

„Tenemos que ser muy conscientes de que debajo de cada enfermedad hay una prohibición. Una prohibición que viene de una superstición.“

—  Alejandro Jodorowsky escritor y director de cine chileno-francés, de ascendencia judeo-ucraniana 1929

Psychomagic: The Transformative Power of Shamanic Psychotherapy (2010)

José Luis Sampedro Foto
Ivan Illich Foto

„Leer sin reflexionar es tal cual el acto de comer sin digerir. Te puede causar una grave enfermedad, oclusión cerebral e intestinal, respectivamente.“

—  @tonypotosino

Fuente: “Lecciones y moralejas por escrito en gotas de cariño”
https://www.facebook.com/photo/?fbid=10201713748619915&set=a.1725125802410

Damien Echols Foto

„Lo que los escritos de Crowley, lo que estaba recibiendo, lo que estaba señalando, es que la única razón por la que estás aquí es para hacer lo que, como quieras llamarlo, Dios, la mente divina, lo que sea, te puso aquí para hacer. Eso es lo que quiso decir cuando dijo "Haz lo que quieras, será toda la Ley", significa que si haces lo que estás aquí para hacer, todo lo demás va a encajar, pero antes de que sepas cuál es tu voluntad muchas veces, tienes que pasar por el proceso de despertar, ya sabes, lo que llaman iluminación en el oriente o cruzar el abismo en el Occidente. Bueno, cada vez que atraviesas este proceso, de repente todo lo que no eres tú, todo lo que es ego, comienza a desvanecerse y comienzas a ver lo que realmente eres y lo que realmente no eres. Ahora, cuando eso suceda, causará cambios profundos en tu vida, porque el noventa y nueve por ciento de lo que hacemos en nuestras vidas es impulsado por el ego, y por ego no me refiero cuando piensas en personas que están llenas de sí mismas, eso no es lo que significa. El ego es cualquier cosa dentro de tu psique, cualquier cosa dentro de tu conciencia que crea la ilusión de que estás separado de otras personas, de Dios, del universo, de cualquier cosa, cualquier sensación de separación que tengas es ego. Bueno, ¿qué sucede cada vez que trasciendes eso, cada vez que eso comienza a desintegrarse, cada vez que comienzas a ver a través de la ilusión del ego?, comienzas a ver para qué estás aquí, y tu primera pista de para qué estás aquí, de cuál es tu voluntad, es aquello que de verdad te hace feliz, qué es aquello en lo que te pierdes, te sumerges tanto en ello, que no piensas en nada más, eso es lo que es tu voluntad. Bueno, cuando empiezas a llegar a ese punto, empiezas a mirar a tu alrededor y te das cuenta del desastre que has hecho con tu vida. Podría ser algo tan profundo como el ejemplo que doy, ya que he visto personas que dicen que cada vez que atraviesan este proceso se dan cuenta de que nacieron con el sexo equivocado, como "De repente me despierto y me doy cuenta de que no quiero ser un hombre, quiero tener la experiencia de ser una mujer, para eso estoy aquí ", bueno, si reprimes eso y dices "eso cambiaría mi vida entera" y empiezas a presionar eso abajo, entonces va a crear tensión psíquica, fuerza y ​​presión que se manifestará en todas las fuentes de formas, (Duncan responde: "Enfermedad") te hará aún más miserable en la vida … ¡Sí! Puede ser cualquier cosa, desde cáncer hasta que todas tus relaciones se desintegren, pierdas tu trabajo, sea lo que sea, porque básicamente estás luchando contra Dios.“

—  Damien Echols 1974

Fuente: The Duncan Trussell Family Hour Podcast #314 with Damien Echols.

Aldous Huxley Foto
Molière Foto
Blaise Pascal Foto
José Saramago Foto

„Las tres enfermedades del hombre actual son la incomunicación, la revolución tecnológica y su vida centrada en su triunfo personal.“

—  José Saramago escritor, novelista, poeta, periodista y dramaturgo portugués 1922 - 2010

Citas ordenadas

Lucio Anneo Seneca Foto
Jonathan Swift Foto

„Apolo, el dios de la medicina, solía enviar las enfermedades. En el principio, los dos oficios eran uno solo, y sigue siendo así.“

—  Jonathan Swift escritor de Irlanda 1667 - 1745

Sin fuentes
Fuente: Citado en Antología del humor negro de André Breton.

Virginia Woolf Foto
Jacques Bénigne Bossuet Foto

„En Egipto se llamaban a las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás.“

—  Jacques Bénigne Bossuet Clerigo frances 1627 - 1704

Fuente: Amate Pou, Jordi. Paseando por una parte de la Historia: Antología de citas. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2017. ISBN 9788417321871. p. 51.

Giacomo Casanova Foto

„Las mujeres son peligrosas por las enfermedades que muchas de ellas comunican a los que obtienen sus favores.“

—  Giacomo Casanova Escritor y aventurero veneciano 1725 - 1798

Fuente: Capítulo 11, del tomo 9.

Johann Wolfgang von Goethe Foto
Thomas Hobbes Foto
Friedrich Nietzsche Foto

„«… yo atravieso con una sombría cautela ese manicomio que ha sido el mundo durante milenios enteros, ya se llame "cristianismo", o "fe cristiana", o "Iglesia cristiana"“

—  Friedrich Nietzsche, libro El Anticristo

me guardo de hacer responsable a la humanidad de sus enfermedades mentales».
Fuente: El Anticristo, maldición sobre el cristianismo (1888), XXXVIII

Mária Margita Alacoque Foto
Friedrich Hebbel Foto
Jacques Diouf Foto
Samuel Hahnemann Foto
Louis Brandeis Foto
Antón Chéjov Foto

„A la gente le encanta hablar de sus enfermedades, a pesar de que son las cosas menos interesantes de sus vidas.“

—  Antón Chéjov escritor ruso 1860 - 1904

Fuente: Citado en Lens, Carlos. Médicos con buena letra. Editorial Plataforma, 2016. ISBN 9788416620371.

Eduardo Punset Foto
Jorge Verstrynge Foto
Epicuro Foto
Demócrito Foto

„La medicina sana las enfermedades del cuerpo, más la sabiduría libera al alma de padecimientos.“

—  Demócrito filósofo griego

Fuente: La filosofía: sus transformaciones en el tiempo. Colección Academia contemporánea. Autor Carlos Rojas Osorio. Editorial Isla Negra Editores, 2006. ISBN 9781932271751. p. 61. https://books.google.es/books?id=QVhbBPLIIVUC&pg=PA61&dq=La+medicina+sana+las+enfermedades+del+cuerpo,+m%C3%A1s+la+sabidur%C3%ADa+libera+al+alma+de+padecimientos.+Dem%C3%B3crito&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwj01Palo4fhAhWHD2MBHcmRBJAQ6AEIKDAA#v=onepage&q=La%20medicina%20sana%20las%20enfermedades%20del%20cuerpo%2C%20m%C3%A1s%20la%20sabidur%C3%ADa%20libera%20al%20alma%20de%20padecimientos.%20Dem%C3%B3crito&f=false
Fuente: Fragmento 31.

Gregorio Marañón Foto

„En este siglo acabaremos con las enfermedades, pero nos matarán las prisas.“

—  Gregorio Marañón científico e historiador español 1887 - 1960

Sin fuentes

Santiago Rusiñol Foto

„Si no pudieran contar sus enfermedades, hay muchos que no estarían enfermos.“

—  Santiago Rusiñol pintor, poeta y dramaturgo español 1861 - 1931

Sin fuentes

Alejandro Jodorowsky Foto

„Por amor, no solo copiamos los valores de nuestros padres, sino también sus enfermedades.“

—  Alejandro Jodorowsky escritor y director de cine chileno-francés, de ascendencia judeo-ucraniana 1929

Ray Loriga Foto

„El amor es un millón de enfermedades distintas.“

—  Ray Loriga, libro Tokio ya no nos quiere

Tokio ya no nos quiere

Teognis de Megara Foto
Gro Harlem Brundtland Foto
Kaarlo Pentti Linkola Foto
Neal Stephenson Foto
Fernando Vallejo Foto
Paulo Coelho Foto
Rosa Montero Foto
Amélie Nothomb Foto
Jean Jacques Rousseau Foto
Sigmund Freud Foto
Isabel Allende Foto
Steven D. Levitt Foto
Martín Caparrós Foto
Viktor Frankl Foto

„Una vez fui testigo del estrecho nexo entre la pérdida de la fe en el futuro y este peligroso darse por vencido. F., el jefe de mi barracón, compositor y libretista famoso, me confió un día: «Me gustaría contarle algo, doctor. He tenido un extraño sueño. Una voz me invitaba a desear cualquier cosa, bastaba con preguntar lo que quería conocer y mis preguntas serían satisfechas de inmediato. ¿Sabe qué pregunté? Cuándo terminaría la guerra para mí. Ya sabe lo que quiero decir, doctor, ¡para mí! Conocer cuándo seríamos liberados los de este campo y cuándo terminarían nuestros sufrimientos». «¿Y cuándo tuvo usted ese sueño?», le pregunté. «En febrero de 1945», contestó. Por entonces estábamos a principios de marzo. «¿Qué respondió la voz en su sueño?» En voz baja, casi furtivamente, me susurró: «El treinta de marzo.» Cuando F. me contó aquel sueño todavía se encontraba rebosante de esperanza y convencido de la certeza y veracidad del oráculo de la voz. Sin embargo, a medida que se acercaba el día prometido, las noticias que recibíamos sobre la guerra menguaban las esperanzas de ser liberados en la fecha indicada. El veintinueve de marzo, de repente, F. cayó enfermo con una fiebre muy alta. El treinta de marzo, el día en que según su profecía terminaría la guerra y el sufrimiento para él, empezó a delirar y perdió la conciencia. El treinta y uno de marzo falleció. Según todas las apariencias murió de tifus… Los que conocen la estrecha relación entre el estado de ánimo de una persona su valor y su esperanza, o su falta de ambos y el estado de su sistema inmunológico comprenderán cómo la pérdida repentina de la esperanza y el valor pueden desencadenar un desenlace mortal. La causa última de la muerte de mi amigo fue la honda decepción que le produjo no ser liberado en el día señalado. De pronto se debilitó la resistencia de su organismo y sus defensas disminuyeron, dejándole a merced de la infección tifoidea latente. Su esperanza en el futuro y su voluntad de vivir se paralizaron, y su cuerpo sucumbió víctima de la enfermedad. Después de todo, la voz de sus sueños se hizo realidad. La observación de este caso, y sus consecuencias psicológicas, concuerda con un hecho que el médico del campo me hizo notar: la tasa de mortandad semanal durante las Navidades de 1944 y el Año Nuevo de 1945 superó en mucho las estadísticas habituales del campo. En su opinión, la explicación de este aumento de mortalidad no había que buscarla en el empeoramiento de las condiciones de trabajo, ni en una disminución de la ración alimenticia, ni en un cambio climatológico, ni en el brote de nuevas epidemias. A su entender, se trataba sencillamente de la ingenua esperanza que abrigaron la mayoría de los presos de ser liberados por las fiestas navideñas. Según se acercaba esa fecha, y al no recibir ninguna noticia alentadora, los prisioneros perdieron su valor y les venció el desaliento. Muchos de ellos murieron al debilitarse su capacidad de resistencia. Ya advertimos“

—  Viktor Frankl, libro El hombre en busca de sentido

El hombre en busca de sentido

Suzanne Collins Foto
Vicente Blasco Ibáñez Foto

„Mas aunque el señor de la vida te proteja y la enfermedad te respete, en medio de los placeres sabrá encontrate la vejez, y entonces tú, el más hermoso de los sakias, marcharás como un cadáver, buscando reclinar tu cabeza en la almohada eterna“

—  Vicente Blasco Ibáñez autor español 1867 - 1928

EL DESPERTAR DEL BUDA (Edición anotada, con hipervínculos a webs seleccionadas). (Colección Esenciales Vicente Blasco Ibáñez)

Jorge Bucay Foto
Adolf Hitler Foto
Franz Kafka Foto
Nicanor Parra Foto
Chuck Palahniuk Foto
Manuel Rivas Foto
Novalis Foto
Daniel Goleman Foto