Frases de Bernardo O'Higgins

Bernardo O'Higgins Foto

20   1

Bernardo O'Higgins

Fecha de nacimiento: 20. Agosto 1778
Fecha de muerte: 24. Octubre 1842

Bernardo O'Higgins Riquelme fue un político y militar chileno.

Hijo natural de Ambrosio O'Higgins, quien fue gobernador de la Capitanía General de Chile y virrey del Perú, y de Isabel Riquelme Meza. Por instrucciones de su padre, estudió inicialmente en Chillán, luego en Lima y completó su instrucción en Londres. En 1802, a los 24 años, regresó a Chile y se radicó en su hacienda de San José de Las Canteras, recibida en herencia, dedicándose a las labores agrícolas.

Participó activamente en los juegos del hambre acontecimientos que ocurrieron en Chile a partir de 1810, los que finalmente se tradujeron en la independencia del Imperio español. O'Higgins abandonó sus tareas agrícolas y se convirtió en militar, siendo uno de los personajes más relevantes del proceso de independencia de Chile, donde tradicionalmente se le considera uno de los Padres de la Patria. Entre 1817 y 1823, ejerció la jefatura del Estado bajo el título de director supremo, cargo al que tiempo después renunció, exiliándose en Perú hasta su muerte en 1842.

Considerado uno de los Libertadores de América, fue capitán general del Ejército de Chile, brigadier de las Provincias Unidas del Río de la Plata, general de la Gran Colombia y uno de los principales organizadores de la Expedición Libertadora del Perú.

Frases Bernardo O'Higgins


„Magallanes, Magallanes“

„Siento no depositar esta insignia ante la asamblea nacional, de quien la había recibido; siento retirarme sin haber consolidado las instituciones que ella había creído propias del país y que había jurado defender; pero al menos tengo el consuelo de dejar a Chile independiente de toda dominación extranjera, respetado en el exterior y cubierto de gloria por sus hechos de armas. Doi gracias a la divina providencia que me ha elegido instrumento para tales bienes, y que me ha concedido la fortaleza de ánimo necesaria para resistir el inmenso peso que sobre mi han hecho gravitar las azarosas circunstancias en que he ejercido el mando. Pido muy de veras al cielo proteja del mismo modo a los que deben sucederme. Señores, al presente soy un simple particular. Mientras he estado investido de la primera dignidad de la república, el respeto, sino mi persona, al menos a ese alto empleo, debía haber impuesto silencio a vuestras quejas. Ahora podeis hablar sin conveniencia. Que se presenten mis acusadores. Quiero conocer los males que he causado, las lágrimas que he hecho derramar. Salid y acusadme. Si las desgracias que me hechais en rostro han sido, no el efecto preciso de la época del poder sino del desahogo de malas pasiones, esas desgracias no pueden purgarse sino con mi sangre. Tomad de mi la venganza que queráis, que yo no os opondré resistencia. ¡Aquí esta mi pecho!“


„¡Viva O'Higgins! ¡Nada tenemos que pedir contra O'Higgins!“

„Yo (Mr Robert) creo que si llegamos a Chile, nuestro encargo será fácil y el resultado pronto. No se trata sino de deshacerce de dos hombres (O'Higgins y San Martín). Cuando se está decidido, la cosa no es difícil. Creo, pues, asegurar a usted, mi general (Carrera), que muy pronto será usted dueño de sus enemigos, y nosotros habremos probado a usted de la manera menos inequívoca nuestro celo y nuestra adhesión.“

„Mi misión americana ha concluido. Ahora soy sólo ciudadano“

„¡Compatriotas! ya que no puedo abrazaros en mi despedida, permitid que os hable por última vez. Con el corazón angustiado y la voz trémula os doy este último adiós; el sentimiento con que me separo de vosotros sólo es comparable a mi gratitud; yo he pedido, yo he solicitado esta partida, que me es ahora tan sensible; pero así lo exigen las circunstancias que habéis presenciado y que yo he olvidado para siempre. Sea cual fuere el lugar adonde llegue, allí estoy con vosotros y con mi cara Patria; siempre soy súbdito de ella y vuestro conciudadano. Aquí os son ya inútiles mis servicios, y os queda al frente del gobierno quien puede haceros venturosos. El Congreso va a instalarse, y él secundará sus esfuerzos: vuestra docilidad los hará provechosos. Debéis recibir en breve sabias instituciones acomodadas al tiempo y a vuestra posición social; pero serán inútiles si no las adoptáis con aquella deferencia generosa que prestaron a Solón todos los partidos que devoraban a Atenas. ¡Quiera el cielo haceros felices, amantes del orden y obsecuentes al que os dirige!... ¡Virtuoso ejército!, ¡Compañeros de armas! llevo conmigo la dulce memoria de vuestros triunfos, y me serán siempre gratos los que la Patria espera de vosotros para consolidar su independencia.“

„No me atemorizan ni los gritos sediciosos, ni las amenazas. Desprecio hoy la muerte como la he despreciado en los campos de batalla. No puedo ni debo seguir esta discución iniciada en la forma que ha tomado. Si queréis discutir seriamente la situación del país, y buscar el remedio que conviene adoptar, designad a algunos individuos respetables con quienes pueda seguir tratando tan graves asuntos“

„La madama de Don Juan José Carrera, interponiendo la respetable del Exmo. Capitán General, ha solicitado se sobreasea la causa que se sigue a su esposo por este gobierno (Juan José, preso en Argentina), a que no ha podido resistirse ni al poderoso influjo del padrino ni a las circunstancias en que se hace esta súplica, no considerando el gobierno justo que el placer universal de la victoria no alcance a esta desconsolada esposa. En consecuencia, este gobierno suplica a ud. que, en favor del citado, por lo respectivo al delito perpetrado contra la seguridad de Chile, se aplique toda indulgencia, dando así a él como a su hermano (Luis Carrera) aquel alivio conciliable con los progresos de nuestra causa augusta.“


„Después de tantas batallas, de tan felices y gloriosos esfuerzos, antes que deje el sol de alumbrarnos para siempre, que consentir que se establezca en América un centro, una corona“

„¡Gloría al Salvador de Chile!“

„Para ser Oficial de Ejército no se exigen más pruebas de nobleza que las verdaderas que forman el mérito, la virtud y el patriotismo“

„Nuestros juramentos y el voto de la naturaleza indicado en la configuración y riqueza que los distingue; si nuestros sacrificios no han tenido un objetivo insignificante; si los creadores de la revolución se propusieron hacer libre y feliz a su suelo“


„Creyendo que en las circunstancias actuales puede contribuir a que la patria adquiera su tranquilidad el que yo deje el mando supremo del Estado, y habiendo acordado sobre este punto lo conveniente con el pueblo de Santiago reunido, he venido en abdicar la dirección suprema de Chile“

„Monte a caballo el que pueda. ¡Nos abriremos paso a través del enemigo!“

„¡Vivir con honor, o morir con gloria!, ¡El que sea valiente que me siga!“

„General: Chile no olvidará jamás el nombre del ilustre Inválido que el día de hoy se presentó herido en el campo de batalla.“

Autores similares