Frases sobre el tiempo

Una colección de frases y citas sobre el tema del hora, tiempo, veces, vida.

Mejores frases sobre el tiempo

Oscar Wilde Foto

„Hoy en día el hombre conoce el precio de todo y el valor de nada.“

—  Oscar Wilde escritor irlandés 1854 - 1900

Sin fuentes
Variante: Hoy en día la gente conoce el precio de todo,
pero no sabe el valor de nada.

Friedrich Nietzsche Foto
Henry David Thoreau Foto

„¡Como si se pudiera matar el tiempo sin insultar a la eternidad!“

—  Henry David Thoreau escritor, poeta y filósofo estadounidense 1817 - 1862

Fuente: Citado en Verti, Sebastián. El gran libro de la sabiduría humana: en tus apuros y afanes, pide consejo a los refranes. Editorial Diana, 1998. ISBN 9789681331139, p. 79.

Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Stephen Hawking Foto
Mark Twain Foto

„Dejar de fumar es fácil. Yo ya lo dejé como 100 veces.“

—  Mark Twain escritor estadounidense 1835 - 1910

Sin fuentes
Citas atribuidas

Martin Luther King Foto

„Siempre es el momento apropiado para hacer lo que es correcto.“

—  Martin Luther King líder del movimiento por los derechos civiles en los Estados Unidos de América 1929 - 1968

Sin fuentes

Friedrich Nietzsche Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Tennessee Williams Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Edith Wharton Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Mark Twain Foto

Todas frases sobre el tiempo

Un total de 714 citas hora, filtro:

Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Lil Peep Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Lil Peep Foto
Charles Bukowski Foto

„La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes, en la dictadura no tienes que gastar tu tiempo votando.“

—  Charles Bukowski escritor y poeta estadounidense 1920 - 1994

Fuente: Citado en la revista Tierra libre, núm, 1 de 2012. Publicado por la Universidad de Cádiz en enero de 2012. http://www.uca.es/recursos/doc/Unidades/Vc_alumnos/2032826747_2111201282818.pdf Consultado el 8 de abril de 2019.

Alejandra Pizarnik Foto

„Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y se ha volado
y mi corazón está loco
porque aúlla a la muerte
y sonríe detrás del viento
a mis delirios

Qué haré con el miedo
Qué haré con el miedo

Ya no baila la luz en mi sonrisa
ni las estaciones queman palomas en mis ideas
Mis manos se han desnudado
y se han ido donde la muerte
enseña a vivir a los muertos

Señor
El aire me castiga el ser
Detrás del aire hay monstruos
que beben de mi sangre

Es el desastre
Es la hora del vacío no vacío
Es el instante de poner cerrojo a los labios
oír a los condenados gritar
contemplar a cada uno de mis nombres
ahorcados en la nada.

Señor
Tengo veinte años
También mis ojos tienen veinte años
y sin embargo no dicen nada

Señor
He consumado mi vida en un instante
La última inocencia estalló
Ahora es nunca o jamás
o simplemente fue

¿Cómo no me suicido frente a un espejo
y desaparezco para reaparecer en el mar
donde un gran barco me esperaría
con las luces encendidas?

¿Cómo no me extraigo las venas
y hago con ellas una escala
para huir al otro lado de la noche?

El principio ha dado a luz el final
Todo continuará igual
Las sonrisas gastadas
El interés interesado
Las preguntas de piedra en piedra
Las gesticulaciones que remedan amor
Todo continuará igual

Pero mis brazos insisten en abrazar al mundo
porque aún no les enseñaron
que ya es demasiado tarde

Señor
Arroja los féretros de mi sangre

Recuerdo mi niñez
cuando yo era una anciana
Las flores morían en mis manos
porque la danza salvaje de la alegría
les destruía el corazón

Recuerdo las negras mañanas de sol
cuando era niña
es decir ayer
es decir hace siglos

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y ha devorado mis esperanzas

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
Qué haré con el miedo“

—  Alejandra Pizarnik poeta argentina 1936 - 1972

Poesía completa

Francisco Franco Foto

„Españoles: Al llegar para mí la hora de rendir la vida ante el Altísimo y comparecer ante su inapelable juicio pido a Dios que me acoja benigno a su presencia, pues quise vivir y morir como católico. En el nombre de Cristo me honro, y ha sido mi voluntad constante ser hijo fiel de la Iglesia, en cuyo seno voy a morir. Pido perdón a todos, como de todo corazón perdono a cuantos se declararon mis enemigos, sin que yo los tuviera como tales. Creo y deseo no haber tenido otros que aquellos que lo fueron de España, a la que amo hasta el último momento y a la que prometí servir hasta el último aliento de mi vida, que ya sé próximo. Quiero agradecer a cuantos han colaborado con entusiasmo, entrega y abnegación, en la gran empresa de hacer una España unida, grande y libre. Por el amor que siento por nuestra patria os pido que perseveréis en la unidad y en la paz y que rodeéis al futuro Rey de España, don Juan Carlos de Borbón, del mismo afecto y lealtad que a mí me habéis brindado y le prestéis, en todo momento, el mismo apoyo de colaboración que de vosotros he tenido. No olvidéis que los enemigos de España y de la civilización cristiana están alerta. Velad también vosotros y para ello deponed frente a los supremos intereses de la patria y del pueblo español toda mira personal. No cejéis en alcanzar la justicia social y la cultura para todos los hombres de España y haced de ello vuestro primordial objetivo. Mantened la unidad de las tierras de España, exaltando la rica multiplicidad de sus regiones como fuente de la fortaleza de la unidad de la patria. Quisiera, en mi último momento, unir los nombres de Dios y de España y abrazaros a todos para gritar juntos, por última vez, en los umbrales de mi muerte, ¡¡ARRIBA ESPAÑA!! ¡¡VIVA ESPAÑA!!“

—  Francisco Franco general y dictador español 1892 - 1975

Último mensaje de Franco a los Españoles.

John Wesley Foto

„Haz todo el bien que puedas por todos los medios que puedas, de todas las maneras que puedas en todos los lugares que puedas, en cualquier tiempo que puedas, a toda la gente que puedas, y tanto como tú puedas.“

—  John Wesley reformadores de la iglesia 1703 - 1791

Fuente: Citado en Ramos Méndez, Pablo. La lengua ensalzada. Editorial Comala.com, 2001. ISBN 9789806478664. p. 30.

Josemaría Escrivá de Balaguer Foto

„Los enamorados no saben decirse adiós: se acompañan siempre.“

—  Josemaría Escrivá de Balaguer sacerdote y santo católico español, fundador del Opus Dei 1902 - 1975

Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Miguel ángel Asturias Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Charles Manson Foto
Ludwig von Mises Foto
Otto Von Bismarck Foto

„Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de la cacería.“

—  Otto Von Bismarck político alemán 1815 - 1898

Fuente: Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4, p. 197.

Sófocles Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Brené Brown Foto
Josemaría Escrivá de Balaguer Foto
Eva Perón Foto
Julio Cortázar Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Osamu Dazai Foto
Virginia Woolf Foto
Ernesto Cardenal Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Charles Bukowski Foto
Arthur Schopenhauer Foto
Haruki Murakami Foto
Groucho Marx Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Tennessee Williams Foto
José Martí Foto

„Es la hora del recuento y de la marcha unida y hemos de andar, en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.“

—  José Martí, libro Nuestra América

Fuente: Nuestra América, La Revista Ilustrada de Nueva York, 10 de enero de l891.

Alfonsina Storni Foto
Jenny Han Foto

„No creo que haya sido nuestro momento en ese tiempo. Supongo que no lo es ahora, tampoco… Pero un día tal vez lo sea.“

—  Jenny Han escritora estadounidense 1980

P.S. I Still Love You

Rick Riordan Foto
Mario Benedetti Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Charles Bukowski Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Ravi Zacharias Foto
José Martí Foto

„Es la hora de los hornos y no se ha de ver más que la luz.“

—  José Martí escritor y político cubano, precursor de la independencia de su país 1853 - 1895

Sin fuentes

Billie Joe Armstrong Foto
Felipe Stanhope de Chesterfield Foto
Antón Chéjov Foto
María (madre de Jesús) Foto
Gabriel García Márquez Foto
José Zorrilla Foto
Jorge Luis Borges Foto

„(…) Un hombre se propone la tarea de dibujar el mundo. A lo largo de los años puebla un espacio con imágenes de provincias, de reinos, de montañas, de bahías, de naves, de islas, de peces, de habitaciones, de instrumentos, de astros, de caballos y de personas. Poco antes de morir, descubre que ese paciente laberinto de líneas traza la imagen de su cara.“

—  Jorge Luis Borges, El Hacedor

El hacedor
Variante: Un hombre se propone la tarea de dibujar el mundo. A lo largo de los años puebla un espacio con imágenes de provincias, de reinos, de montañas, de bahías, de naves, de islas, de peces, de habitaciones, de instrumentos, de astros, de caballos y de personas. Poco antes de morir, descubre que ese paciente laberinto de líneas traza la imagen de su cara.

William Shakespeare Foto

„Los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte; los valientes prueban la muerte sólo una vez.“

—  William Shakespeare escritor inglés 1564 - 1616

Sin fuentes
Variante: Los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte; los valientes prueban la muerte sólo una vez

Oscar Wilde Foto

„La amistad es mucho más trágica que el amor. Dura más.“

—  Oscar Wilde escritor irlandés 1854 - 1900

Sin fuentes
Fuente: Algunas máximas para la enseñanza de los supereducados, 1894.

Francis Bacon Foto

„Un joven en años puede ser viejo en horas, si no ha perdido el tiempo.“

—  Francis Bacon filósofo, político, abogado y escritor 1561 - 1626

Sin fuentes

William Blake Foto

„La Eternidad está enamorada de las obras del tiempo.“

—  William Blake, libro El matrimonio del cielo y el infierno

The Marriage of Heaven and Hell

Napoleon Bonaparte Foto

„Cinco minutos antes no es la hora. Cinco minutos después no es la hora. La hora es la hora.“

—  Napoleon Bonaparte político y militar francés 1769 - 1821

Citas de Napoleón, Otras (por colocar)

Bertolt Brecht Foto

„Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad.“

—  Bertolt Brecht biografía, dramaturgo y poeta alemán, creador del llamado teatro épico 1898 - 1956

Leonardo Da Vinci Foto
Pericles Foto

„El tiempo es el más sabio consejero.“

—  Pericles hombre de Estado griego, orador, y general de Atenas -494 - -429 a.C.

Sin fuentes

Charles Louis Montesquieu Foto

„Nunca he tenido una tristeza que una hora de lectura no haya conseguido disipar.“

—  Charles Louis Montesquieu cronista y pensador político francés 1689 - 1755

Fuente: [Amate Pou] (2017), p. 111.

Alberto Hurtado Foto

„Es la hora del triunfo de Cristo, por María.“

—  Alberto Hurtado santo jesuita chileno 1901 - 1952

Fuente: PadreHurtado.com http://www.padrehurtado.com/02frases/23.htm.

Tupac Shakur Foto
Wisława Szymborska Foto
Arturo Uslar Pietri Foto

„DÍA A DÍA

Decir que el tiempo es río es decir nada,
ni nace ni termina su corriente,
fluye desde horizontes infinitos
y seguirá, sin duda, hasta el olvido,
nacer nadie lo vio, ni le verá acabar,
en él flotamos por confusos trechos,
el tiempo de surgir y sumergirse
es el de nuestra vida, tan pequeña,
tan torpe, tan voraz, tan impaciente
que apenas nace y a morir empieza.


Feliz llamaban los antiguos vates
al que joven moría, eran los dioses
los que daban el don de no ir más lejos.
El fin siempre es temprano, cada día
es toda la vida en tiempo pleno,
no hay más que el hoy,
que este momento solo
en que conozco que estoy vivo y siento.

Cada día es el día y cada hora
es la única hora de la vida,
todo el ayer se fue en reminiscencia
y el mañana no existe todavía.

No llegamos a viejos, sólo somos
en la invariable vaguedad del ser,
los nombres son equívocos, las fechas
hacen inerte cuenta sin sentido,
no somos el de ayer ni el de mañana,
somos el de hoy apenas,
la vida empieza en cada amanecida
y la conciencia muere en cada noche.

Yo podría contar la historia vana
de una vida que acaso fue la mía,
pero que es tan ajena y tan extraña
ante esta hora en que me nombro y busco.

No se es viejo ni joven, se está vivo
y soy yo, el de hoy, quien hace el mundo
con mi mano segura o temblorosa,
con la errada visión que siempre tuve,
jugando el juego
de ausencias y presencias
que sólo para mí tiene sentido.

Todo está en ti, día que amaneces,
toda mi vida en mí sin sobra y falta,
como fue en cada hora ya contada,
como será en un siempre día a día.“

—  Arturo Uslar Pietri escritor y político venezolano 1906 - 2001

El hombre que voy siendo

Jenny Han Foto
Subcomandante Marcos Foto

„P. D. MAYORITARIA QUE SE DISFRAZA DE MINORÍA INTOLERADA.
A todo esto de que si Marcos es homosexual: Marcos es gay en San Francisco, negro en Sudáfrica, asiático en Europa, chicano en San Isidro, anarquista en España, palestino en Israel, indígena en las calles de San Cristóbal, chavo banda en Neza, rockero en cu, judío en Alemania, ombusdman en la Sedena, feminista en los partidos políticos, comunista en la post guerra fría, preso en Cintalapa, pacifista en Bosnia, mapuche en los Andes, maestro en la CNTE, artista sin galería ni portafolios, ama de casa un sábado por la noche en cualquier colonia de cualquier ciudad de cualquier México, guerrillero en el México de fin del siglo XX, huelguista en la CTM, reportero de nota de relleno en interiores, machista en el movimiento feminista, mujer sola en el metro a las 10 p. m., jubilado en plantón en el Zócalo, campesino sin tierra, editor marginal, obrero desempleado, médico sin plaza, estudiante inconforme, disidente en el neoliberalismo, escritor sin libros ni lectores, y, es seguro, zapatista en el sureste mexicano. En fin, Marcos es un ser humano, cualquiera, en este mundo. Marcos es todas las minorías intoleradas, oprimidas, resistiendo, explotando, diciendo "¡Ya basta!". Todas las minorías a la hora de hablar y mayorías a la hora de callar y aguantar. Todos los intolerados buscando una palabra, su palabra, lo que devuelva la mayoría a los eternos fragmentados, nosotros. Todo lo que incomoda al poder y a las buenas conciencias, eso es Marcos.“

—  Subcomandante Marcos ideólogo del EZLN 1957

Richard Whately Foto
Pablo Neruda Foto
Jorge Luis Borges Foto
Chi­ma­man­da Ngo­zi Adi­chie Foto

„La primera vez que impartí una clase de posgrado de escritura estaba preocupada. No por el temario, porque lo tenía bien preparado y estaba enseñando lo que me gustaba. Lo que me preocupaba era qué ropa ponerme. Quería que me tomaran en serio.
Yo era consciente de que, por el hecho de ser mujer, automáticamente tendría que demostrar mi valía. Y me preocupaba el hecho de resultar demasiado femenina. Tenía muchas ganas de ponerme brillo de labios y una falda bonita, pero decidí no hacerlo. Llevé un conjunto muy serio, muy masculino y muy feo.
La triste verdad del asunto es que, en lo tocante a la apariencia, seguimos teniendo al hombre como estándar, como norma. Muchos pensamos que cuanto menos femenina se vea una mujer, más probable es que la tomen en serio. Un hombre que va a una reunión de trabajo no se pregunta si se lo van a tomar en serio en base a la ropa que lleva puesta, pero una mujer sí.
[…]
He decidido no volver a avergonzarme de mi feminidad. Y quiero que me respeten siendo tan femenina como soy. Porque lo merezco. Me gusta la política y la Historia, y cuando más feliz soy es cuando estoy teniendo una buena discusión intelectual. Soy femenina. Felizmente femenina. Me gustan los tacones altos y probar pintalabios. Es agradable que te hagan cumplidos, tanto los hombres como las mujeres (aunque si tengo que ser sincera, prefiero los cumplidos que vienen de mujeres elegantes), pero a menudo llevo ropa que a los hombres no les gusta, o bien no la "entienden". La llevo porque me gusta y porque me siento bien con ella. La "mirada masculina", a la hora de dar forma a mis decisiones vitales, es bastante anecdótica.“

—  Chi­ma­man­da Ngo­zi Adi­chie, Todos deberíamos ser feministas

We Should All Be Feminists

Roberto Bolaño Foto
Ernest Hemingway Foto
Pedro Calderón De La Barca Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
John Wesley Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Charles Bukowski Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Tupac Shakur Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Cicerón Foto
Douglas Adams Foto

„El tiempo es una ilusión. Y la hora de comer, más todavía.“

—  Douglas Adams, Guía del autoestopista galáctico

Serie The Hitchhiker's Guide to the Galaxy (5 libros)
Fuente: Guía del autoestopista galáctico.
Fuente: Adams, Douglas. Guía del autoestopista galáctico. Editorial Anagrama, 2016. ISBN 9788433927996. https://books.google.es/books?id=2GacDQAAQBAJ&printsec=frontcover&dq=The+Hitchhiker%27s+Guide+to+the+Galaxy&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwinqLjHieTfAhVp8OAKHYJxCNgQ6AEIKDAA#v=onepage&q=El%20tiempo%20es%20una%20ilusi%C3%B3n.%20Y%20la%20hora%20de%20comer%2C%20m%C3%A1s%20todav%C3%ADa&f=false

George Orwell Foto

„En una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario.“

—  George Orwell escritor y periodista británico 1903 - 1950

Variante: En una época de engaño universal, decir la verdad se convierte en un acto revolucionario.
Fuente: [Serer Figueroa], Marcos. El capital social en el project management y en la gestión de las operaciones: a la eficiencia por la generación de confianza. Editorial Universitat Politècnica de Catalunya. Iniciativa Digital Politècnica, 2016. ISBN 9788498805864, p. 221.

Bill Shankly Foto
Mark Twain Foto

„Cada vez que se encuentre usted del lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar.“

—  Mark Twain escritor estadounidense 1835 - 1910

Sin fuentes
Citas atribuidas
Variante: Cada vez que te encuentres del lado de la mayoría, es momento de hacer una pausa y reflexionar"
-Mark Twain-

Oscar Wilde Foto

„La puntualidad es una pérdida de tiempo.“

—  Oscar Wilde escritor irlandés 1854 - 1900

Fuente: El Retrato de Dorian Gray

Bertolt Brecht Foto

„En los tiempos sombríos, ¿se cantará también?. También se cantará sobre los tiempos sombríos.“

—  Bertolt Brecht biografía, dramaturgo y poeta alemán, creador del llamado teatro épico 1898 - 1956

Sigmund Freud Foto
Charles de Gaulle Foto
William James Foto
Citát „El tiempo que disfrutas perdiendolo no es tiempo perdido“
John Lennon Foto

„El tiempo que disfrutas perdiendolo no es tiempo perdido“

—  John Lennon músico multiinstrumentista y compositor (1940-1980) 1940 - 1980

„Hasta el próximo programa. No sabemos ni qué día ni a qué hora nos pondrán, de modo que estén atentos.“

—  Antonio Gasset 1946

Despedidas a su audiencia (en Días de cine)

Francisco Palau y Quer Foto
Mike Dirnt Foto
Marcelino Champagnat Foto
Cornelio Saavedra Foto

„«Los hijos de Buenos Aires con estos hechos ya querían se realizase la separación del mando de Cisneros, y se reasumiesen por los americanos. Se hicieron varias reuniones, se hablaba con calor de estos proyectos y se quería atropellar por todo. Yo, siempre, fui opositor a estas ideas. Toda mi resolución o dictamen era decirles: ‘Paisanos y señores, aún no es tiempo; dejen que las brevas maduren y entonces las comeremos’. A la verdad, quién era en aquel tiempo el que no juzgase que Napoleón triunfaría y realizaría sus planes con la España? Esto era lo que yo esperaba muy en breve, la oportunidad o tiempo que creía conveniente para dar el grito de libertad en esas partes. Esta era la breva que decía era útil para esperar que madurase. Efectivamente así sucedió. El mismo Cisneros, el 18 de mayo del año 1810 anunció al público por su proclama, que sólo Cádiz y la isla de León se hallaban libres del yugo de Napoleón. Yo me hallaba ese día en el pueblo de San Isidro; don Juan José Viamonte, sargento mayor que era de mi cuerpo, me escribió diciendo era preciso regresase a la ciudad sin demora, porque había novedades; en consecuencia, así lo ejecuté. Cuando me presenté en su casa, encontré en ella una porción de oficiales y otros paisanos, cuyo saludo fue preguntándome: "¿Aún dirá usted que no es tiempo?"“

—  Cornelio Saavedra estadista y militar argentino 1759 - 1829

Entonces me pusieron en las manos la proclama de aquel día. Luego que la leí, les dije: "Señores, ahora digo que no es sólo tiempo, sino que no se debe perder una sola hora"».
Fuente: Memoria Autógrafa. Buenos Aires: Eudeba, 1968.

„Te vas porque yo quiero que te vayas y a la hora que yo quiera te detengo“

—  Alfonso Lanzagorta abogado mexicano 1971

bateador cree que será base por bolas pero el umpire canta ponche tardío

José Millán-Astray Foto
Epicteto Foto

„Cuando sea llegada mi hora, moriré; pero moriré como debe morir un hombre que no hace más que devolver lo que se le confió.“

—  Epicteto filósofo estoico griego 50 - 138

Fuente: Ortega Blake, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial México, 2013 ISBN 978-60-7311-631-2.
Fuente: Máximas.

Conde de Romanones Foto
Usain Bolt Foto

„Puedo divertirme todo lo que quiera antes de una carrera, pero cuando el juez de salida grita: ¡en sus marcas! me concentro y se que es hora de correr.“

—  Usain Bolt atleta jamaicano especialista en pruebas de velocidad 1986

Verificadas
Fuente: Bolt’s intends to keep doing it year after year - Berlin 2009 http://berlin.iaaf.org/news/kind=100/newsid=53091.html.

Patrick Rothfuss Foto
Walt Whitman Foto

„Se levanta y hace la cama, luego recoge del suelo unos libros de bolsillo (novelas policíacas) y los pone en la librería. Tiene ropa que lavar antes de irse, ropa que guardar, medias que emparejar y meter en los cajones. Envuelve la basura en papel de periódico y baja tres pisos para dejarla en el cubo de la basura. Saca los calcetines de Cal de detrás de la cama y los sacude, dejándolos sobre la mesa de la cocina. Hay trapos que lavar, hollín en el alféizar de las ventanas, cacerolas en remojo por fregar, hay que poner un plato bajo el radiador por si funciona durante la semana (se sale). Oh. Aj. Que se queden las ventanas como están, aunque a Cal no le gusta verlas sucias. Esa espantosa tarea de restregar el retrete, pasarle el plumero a los muebles. Ropa para planchar. Siempre se caen cosas cuando recoges otras. Se agacha una y otra vez. La harina y el azúcar se derraman sobre los estantes que hay encima de la pila y tiene que pasar un paño; hay manchas y salpicaduras, hojas de rábano podridas, incrustaciones de hielo dentro de la vieja nevera (hay que mantener la puerta abierta con una silla, para que se descongele). Pedazos de papel, caramelos, cigarrillos y ceniza por toda la habitación. Tiene que quitarle el polvo a todo. Decide limpiar las ventanas a pesar de todo, porque quedan más bonitas. Estarán asquerosas después de una semana. Por supuesto, nadie la ayuda. Nada tiene la altura adecuada. Añade los calcetines de Cal a la ropa de ambos que tiene que llevar a la lavandería de autoservicio, hace un montón separado con la ropa de él que tiene que coser, y pone la mesa para sí misma. Raspa los restos de comida del plato del gato, y le pone agua limpia y leche. «Mr. Frosty» no parece andar por allí. Debajo de la pila encuentra un paño de cocina, lo recoge y lo cuelga sobre la pila, se recuerda a sí misma que tiene que limpiar allí abajo más tarde, y se sirve cereales, té, tostadas y zumo de naranja. (El zumo de naranja es un paquete del gobierno de naranja y pomelo en polvo y sabe a demonios.) Se levanta de un salto para buscar la fregona debajo de la pila, y el cubo, que también debe estar por allí. Es hora de fregar el suelo del cuarto de baño y el cuadrado de linóleo que hay delante de la pila y la cocina. Primero termina el té, deja la mitad del zumo de naranja y pomelo (haciendo una mueca) y algo del cereal. La leche vuelve a la nevera —no, espera un momento, tírala—, se sienta un minuto a escribir una lista de comestibles para comprarlos en el camino del autobús a casa, cuando vuelva dentro de una semana. Llena el cubo, encuentra el jabón, lo deja, friega sólo con agua. Lo guarda todo. Lava los platos del desayuno. Coge una novela policíaca y la hojea, sentada en el sofá. Se levanta, limpia la mesa, recoge la sal que ha caído en la alfombra y la barre. ¿Eso es todo? No, hay que arreglar la ropa de Cal y la suya. Oh, déjalo. Tiene que hacer la maleta y preparar la comida de Cal y la suya (aunque él no se marcha con ella). Eso significa volver a sacar las cosas de la nevera y volver a limpiar la mesa, dejar pisadas en el linóleo otra vez. Bueno, no importa. Lava el plato y el cuchillo. Ya está. Decide ir por la caja de costura para arreglar la ropa de él, cambia de opinión. Coge la novela policíaca. Cal dirá: «No has cosido mi ropa.» Va a coger la caja de costura del fondo del armario, pisando maletas, cajas, la tabla de plancha, su abrigo y ropa de invierno. Pequeñas manos salen de la espalda de Jeannine y recogen lo que ella tira. Se sienta en el sofá y arregla el desgarrón de la chaqueta de verano de él, cortando el hilo con los dientes. Vas a estropearte el esmalte. Botones. Zurce tres calcetines. (Los otros están bien.) Se frota los riñones. Cose el forro de una falda que está descosido. Limpia zapatos. Hace una pausa y mira sin ver. Luego reacciona y con aire de extraordinaria energía saca la maleta mediana del armario y empieza a meter su ropa para“

—  Joanna Russ, libro El hombre hembra

The Female Man

Virginia Woolf Foto

„[…] las cosas por las que se nos conoce son simples chiquilladas. Por debajo, todo está oscuro, todo se extiende, todo es insondablemente profundo; pero de cuando en cuando salimos a la superficie y por eso se nos conoce. A la señora Ramsay su horizonte le parecía no tener límites. Estaban todos los lugares que no había visto; las llanuras de la India; también se veía apartando la gruesa cortina de cuero de una iglesia romana. El núcleo de oscuridad podía ir a cualquier sitio, porque nadie lo veía. Nadie podía detenerlo, pensó, exultante. Allí estaba la libertad, allí estaba la paz, allí estaba —bien más precioso que ningún otro— la posibilidad de recogerse, de descansar sobre una plataforma de estabilidad. De acuerdo con su experiencia, nunca se encontraba descanso en tanto que uno mismo (aquí realizó una maniobra muy hábil con las agujas), pero sí como cuña de oscuridad. Al perder la personalidad se perdía la preocupación, la prisa, la agitación; y siempre le subía hasta los labios alguna exclamación para expresar su triunfo sobre la vida cuando las cosas confluían en aquella paz, aquel descanso, aquella eternidad; y, haciendo una pausa, volvió la vista para encontrarse con el destello del faro, el destello largo, el último de los tres, que era su destello; porque, siempre, al contemplar las cosas con aquel estado de ánimo a aquella hora del día, resultaba inevitable sentirse especialmente atraída por una de ellas; y aquella cosa, aquel destello largo, era su destello.“

—  Virginia Woolf, libro Al faro

To the Lighthouse

Arthur Schopenhauer Foto
Alfonsina Storni Foto
Mathias Malzieu Foto
Alejandra Pizarnik Foto
Frances Hodgson Burnett Foto

„Sólo muy de vez en cuando se puede estar seguro de que se va a vivir para siempre jamás, y ésa es una de las curiosidades de la vida. A veces sucede cuando uno se levanta al amanecer, ese momento de meliflua solemnidad, y se sale al jardín y se queda uno allí quieto y solo; y se levanta mucho la mirada, más y más arriba, y se observa cómo muda de color el pálido cielo azul, sonrojándose, cómo va sucediendo lo insólito y maravilloso, hasta que el Oriente casi le hace a uno clamar, y el corazón parece que cesara de latir ante la inexplicable, imperturbable majestad del sol naciente. Desde hace miles y miles de años, esto es lo que acontece cada mañana, y es entonces cuando durante un instante se sabe que uno va a vivir siempre. Y también se sabe a veces cuando uno está solo en un bosque, a la hora del crepúsculo; y la misteriosa quietud de oro intenso que desciende inclinándose entre las ramas, y bajo ellas, parece que nos dijera muy despacio, una y otra vez, algo que no se termina de entender, por más que se escuche. Y luego a veces nos lo confirma el inmenso sosiego de la oscuridad azul de la noche, en la que nos aguardan y observan millones de estrellas; y a veces nos lo dice una música lejana, y otras, está escrito en unos ojos que nos miran.
Y esto mismo le sucedió a Colin cuando, por vez primera, vio y escuchó y sintió la primavera entre los muros de un jardín oculto.“

—  Frances Hodgson Burnett, El jardín secreto

The Secret Garden

Anselm Grün Foto