Frases sobre el invierno

Una colección de frases y citas sobre el tema del verano, temporada, invierno, noche.

Mejores frases sobre el invierno

Adolf Hitler Foto

„Leningrado, Ucrania y Crimea en primer lugar; y Moscú antes del invierno.“

—  Adolf Hitler Führer y Canciller Imperial de Alemania. Líder del Partido Nazi 1889 - 1945

1941, respecto a la Operación Barbarroja.
Había leído en la historia que el soldado español era el mejor del mundo, y ahora, viéndolos en el frente ruso, lo he comprobado. La División Española lucha en primera línea sin interrupción, en uno de los sectores más difíciles y de decisiva importancia para los combates defensivos. De este modo la División Azul ha hecho el más alto honor a su patria en la gran lucha anticomunista. Cuando la División Azul regrese a España tendremos que expresar tanto a ella como a su bravo general el reconocimiento debido a una lealtad y una valentía llevadas hasta la muerte".

Isabel Allende Foto
William Shakespeare Foto

„Ningún amor de verano te dara el calor que yo te daba en invierno.“

—  Aloy 1986

Sin fuentes

Ramón Gómez De La Serna Foto

„La castañera asa los corazones de invierno.“

—  Ramón Gómez De La Serna escritor y periodista español 1888 - 1963

William Blake Foto
Amos Oz Foto

„Y por eso, a lo largo de todo el verano, un poco de invierno se quedaba en casa.“

—  Amos Oz, libro Una historia de amor y oscuridad

Una historia de amor y oscuridad (2002)

George G. Byron Foto
Amaia Montero Foto

„Como ver, que vuelve a ser invierno; y que los niños, ya me tratan de usted“

—  Amaia Montero Cantautora española 1976

Xabi SanMartin, "Irreversible"
Guapa

Ana Botella Foto

„Es invierno y nieva.“

—  Ana Botella política española y mujer del expresidente del gobierno español, José María Aznar 1953

declaraciones a la Cadena Ser sobre el caos que causó la gran nevada en Madrid (09/01/2009).

Todas frases sobre el invierno

Un total de 96 citas invierno, filtro:

Gibran Jalil Gibran Foto

„En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente.“

—  Gibran Jalil Gibran poeta libanés 1883 - 1931

Fuente: [Navajo], José Luis. Todo es por Gracia. Editorial Thomas Nelson Inc, 2012 ISBN 978-16-0255-732-1.

Jennifer Niven Foto
Philip Yancey Foto
Fernando Arrabal Foto
Dee Dee Ramone Foto

„El invierno se convierte en verano, la tristeza se convierte en diversión, no pierdas la fe nena. Rompe las reglas y ganaras.“

—  Dee Dee Ramone Bajista del grupo Ramones 1951 - 2002

Cita escrita en la canción: Howling At the Moon (Sha-la-la) (1984)
Fuente: letras.com https://www.letras.com/ramones/94334/

Robin S. Sharma Foto
Albert Camus Foto
Joaquín Sabina Foto
John Henry Newman Foto

„Tenemos conocimiento del orden, la constancia y perpetua renovación del mundo material que nos rodea. A pesar de que cada una de sus partes es frágil y transitoria y que son inquietos y migratorios sus elementos, sin embargo, perdura. Está sometido a una ley de permanencia, y aunque muere una y otra vez, siempre vuelve a la vida. La disolución no hace más que dar nacimiento a nuevos modos de organización, y una muerte es la madre de mil vidas. Por lo tanto, cada hora es sólo un testimonio de cuán efímera y, sin embargo, segura y cierta es la gran totalidad. Es como una imagen en el agua, que siempre es la misma, aunque el agua fluya constantemente. El sol se esconde para levantarse de nuevo, el día es engullido por la oscuridad de la noche, para nacer de ella, tan puro como si nunca se hubiera apagado. La primavera se convierte en verano y, a través del verano y el otoño, en invierno, para retornar, con mayor seguridad, a triunfar sobre esa tumba hacia la cual se ha acercado rápidamente desde su primera hora. Nosotros lloramos los capullos de mayo por que se van a marchitar, pero sabemos que mayo es un día que se vengará de noviembre, por la rotación de ese solemne círculo que nunca se detiene, el cual nos enseña, en la cúspide de nuestra esperanza, que hemos de ser siempre equilibrados y que, en la profundidad de la desolación, no debemos desesperarnos nunca.“

—  John Henry Newman 1801 - 1890

La Segunda Primavera

François Mitterrand Foto

„Hoy para cambiar la sociedad no es necesario tomar el Cuartel de Invierno, basta con tomar la escuela.“

—  François Mitterrand abogado y político francés, Presidente de la República Francesa de 1981 a 1995 1916 - 1996

Fuente: Citado por Pedro González-Trevijano, Rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. http://www.abc.es/20090621/opinion-tercera/acuerdo-estado-20090621.html

„Se levanta y hace la cama, luego recoge del suelo unos libros de bolsillo (novelas policíacas) y los pone en la librería. Tiene ropa que lavar antes de irse, ropa que guardar, medias que emparejar y meter en los cajones. Envuelve la basura en papel de periódico y baja tres pisos para dejarla en el cubo de la basura. Saca los calcetines de Cal de detrás de la cama y los sacude, dejándolos sobre la mesa de la cocina. Hay trapos que lavar, hollín en el alféizar de las ventanas, cacerolas en remojo por fregar, hay que poner un plato bajo el radiador por si funciona durante la semana (se sale). Oh. Aj. Que se queden las ventanas como están, aunque a Cal no le gusta verlas sucias. Esa espantosa tarea de restregar el retrete, pasarle el plumero a los muebles. Ropa para planchar. Siempre se caen cosas cuando recoges otras. Se agacha una y otra vez. La harina y el azúcar se derraman sobre los estantes que hay encima de la pila y tiene que pasar un paño; hay manchas y salpicaduras, hojas de rábano podridas, incrustaciones de hielo dentro de la vieja nevera (hay que mantener la puerta abierta con una silla, para que se descongele). Pedazos de papel, caramelos, cigarrillos y ceniza por toda la habitación. Tiene que quitarle el polvo a todo. Decide limpiar las ventanas a pesar de todo, porque quedan más bonitas. Estarán asquerosas después de una semana. Por supuesto, nadie la ayuda. Nada tiene la altura adecuada. Añade los calcetines de Cal a la ropa de ambos que tiene que llevar a la lavandería de autoservicio, hace un montón separado con la ropa de él que tiene que coser, y pone la mesa para sí misma. Raspa los restos de comida del plato del gato, y le pone agua limpia y leche. «Mr. Frosty» no parece andar por allí. Debajo de la pila encuentra un paño de cocina, lo recoge y lo cuelga sobre la pila, se recuerda a sí misma que tiene que limpiar allí abajo más tarde, y se sirve cereales, té, tostadas y zumo de naranja. (El zumo de naranja es un paquete del gobierno de naranja y pomelo en polvo y sabe a demonios.) Se levanta de un salto para buscar la fregona debajo de la pila, y el cubo, que también debe estar por allí. Es hora de fregar el suelo del cuarto de baño y el cuadrado de linóleo que hay delante de la pila y la cocina. Primero termina el té, deja la mitad del zumo de naranja y pomelo (haciendo una mueca) y algo del cereal. La leche vuelve a la nevera —no, espera un momento, tírala—, se sienta un minuto a escribir una lista de comestibles para comprarlos en el camino del autobús a casa, cuando vuelva dentro de una semana. Llena el cubo, encuentra el jabón, lo deja, friega sólo con agua. Lo guarda todo. Lava los platos del desayuno. Coge una novela policíaca y la hojea, sentada en el sofá. Se levanta, limpia la mesa, recoge la sal que ha caído en la alfombra y la barre. ¿Eso es todo? No, hay que arreglar la ropa de Cal y la suya. Oh, déjalo. Tiene que hacer la maleta y preparar la comida de Cal y la suya (aunque él no se marcha con ella). Eso significa volver a sacar las cosas de la nevera y volver a limpiar la mesa, dejar pisadas en el linóleo otra vez. Bueno, no importa. Lava el plato y el cuchillo. Ya está. Decide ir por la caja de costura para arreglar la ropa de él, cambia de opinión. Coge la novela policíaca. Cal dirá: «No has cosido mi ropa.» Va a coger la caja de costura del fondo del armario, pisando maletas, cajas, la tabla de plancha, su abrigo y ropa de invierno. Pequeñas manos salen de la espalda de Jeannine y recogen lo que ella tira. Se sienta en el sofá y arregla el desgarrón de la chaqueta de verano de él, cortando el hilo con los dientes. Vas a estropearte el esmalte. Botones. Zurce tres calcetines. (Los otros están bien.) Se frota los riñones. Cose el forro de una falda que está descosido. Limpia zapatos. Hace una pausa y mira sin ver. Luego reacciona y con aire de extraordinaria energía saca la maleta mediana del armario y empieza a meter su ropa para“

—  Joanna Russ, libro El hombre hembra

The Female Man

Charles Baudelaire Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Jack Kerouac Foto
Anahí Puente Foto
Mario Vargas Llosa Foto
Richard Adams Foto

„Muchos humanos dicen que les gusta el inveierno, pero lo que realmente les gusta es poderse sentir protegidos frente a él. Para ellos la alimentación no supone ningún problema en invierno. Tienen fuegos y ropa de abrigo. El invierno no puede hacerles daño y, por tanto, aumenta su sensación de bienestar y seguridad. Para los pájaros y los animales, al igual que para las personas pobres, el invierno es otra historia.“

—  Richard Adams, libro La colina de Watership

Watership Down
Variante: Muchos humanos dicen que les gusta el invierno, pero lo que realmente les gusta es poderse sentir protegidos frente a él. Para ellos la alimentación no supone ningún problema en invierno. Tienen fuegos y ropa de abrigo. El invierno no puede hacerles daño y, por tanto, aumenta su sensación de bienestar y seguridad. Para los pájaros y los animales, al igual que para las personas pobres, el invierno es otra historia.

Kimi Räikkönen Foto
Mika Waltari Foto
Steve Allen Foto

„Por supuesto que nos haremos daño, pero esta es la condición misma de la existencia. Para convertirse en primavera, primero hay que ser invierno. Para llegar a ser presencia, primero hay que ser ausencia. ANTOINE DE SAINT EXUPERY, AUTOR“

—  Steve Allen 1921 - 2000

Inspiración diaria - Un año de sabiduría diaria de grandes pensadores, empresarios, escritores, humoristas y más: 365 citas de inspiración, motivación y felicidad

Howard Phillips Lovecraft Foto

„Tampoco hay que creer que el hombre es el más antiguo o el último de los amos de la tierra, o que esa combinación de vida y sustancia discurre sola por el universo. Los Grandes Antiguos eran, los Grandes Antiguos son, y los Grandes Antiguos serán. No conocemos nada del espacio sino por intermedio de ellos. Caminan serenos y primordiales, sin dimensiones e invisibles para nosotros. Yog-Sothoth es la puerta. Yog-Sothoth es la llave y el guardián de la puerta. Pasado, presente y futuro, todo es uno en Yog-Sothoth. Él sabe por dónde entraron los Grandes Antiguos en el pasado, y por dónde volverán a irrumpir otra vez. Sabe dónde Ellos han hollado los campos de la Tierra, dónde los siguen hollando, y por qué nadie puede contemplarlos mientras lo hacen. A veces el hombre puede saber que están cerca por Su olor, pero ningún hombre puede conocer Su semblante, salvo en los rasgos de los hombres engendrados por Ellos, y los hay de muchos tipos, distinguiéndose en apariencia de la auténtica forma humana hasta la forma sin imagen ni sustancia que es la de Ellos. Caminan invisibles y hediondos en lugares solitarios donde las Palabras han sido pronunciadas y los Ritos han sido aullados en las Estaciones apropiadas. El viento gime con Sus voces, y la tierra murmura con Su voluntad. Abaten los bosques y destruyen ciudades, aunque ningún bosque o ciudad advierte la mano que los aniquila. Kadath, en el páramo helado los ha conocido; pero, ¿qué hombre conoce a Kadath? El desierto helado del Sur y las islas sumergidas del océano conservan piedras donde puede verse Su sello, pero ¿quién ha visto la helada ciudad hundida o la torre sellada engalanada con algas y percebes? El Gran Cthulhu es Su primo, aunque apenas puede entreverlos débilmente.¡Iä! ¡Shub-Niggurath! Por su olor inmundo Los conoceréis. Su mano está en vuestras gargantas, aunque no Los veáis, y Su morada se encuentra en el umbral que custodiáis. Yog-Sothoth es la llave que abre la puerta, el lugar donde se reúnen las esferas. ahora el hombre reina donde Ellos reinaron antes; pronto Ellos reinarán donde el hombre reina ahora. Después del verano viene el invierno; después del invierno, el verano. Ellos esperan pacientes y poderosos, porque volverán a reinar aquí.“

—  Howard Phillips Lovecraft escritor estadounidense 1890 - 1937

Enrique Vila-Matas Foto
Enrique Bunbury Foto

„Podrías llevarte el invierno con tu equipaje y también mi radar, para no encontrarte.“

—  Enrique Bunbury músico español 1967

As de copas - Bushido
En solitario, Con Bushido

Charles Dickens Foto
Johann Wolfgang von Goethe Foto

„Nuestro destino semeja un árbol frutal de invierno. ¿Quien pensaría que esas ramas reverdecerán y florecerán? Más esperamos que así sea y sabemos que así será.“

—  Johann Wolfgang von Goethe escritor alemán 1749 - 1832

Variante: Nuestro destino semeja un árbol frutal de invierno. ¿Quien pensaría que esas ramas reverdecerán y florecerán? Más esperamos que así sea y sabemos que así será.

Hermann Hesse Foto
Víctor Jara Foto

„Herminda de la Victoria nació en el medio del barro creció como mariposa en un terreno tomado.
Hicimos la población y han llovido tres inviernos, Herminda en el corazón guardaremos tu recuerdo.“

—  Víctor Jara artista y activista político chileno 1932 - 1973

Herminda de la Victoria (1972)
Textos de canciones, Víctor Jara [Canto a lo humano] (1966), La población (1972)

Lana del Rey Foto

„Estaba atravesando el invierno de mi vida, y los hombres que conocí durante el trayecto fueron mi único verano. A veces tenía visiones: yo bailando, riendo y llorando con ellos. Tres años en una interminable gira mundial y mis recuerdos sobre ellos eran lo único que me motivaba, mis únicos momentos felices. Era una cantante no muy popular. Una vez soñé con convertirme en una hermosa poeta, pero gracias a una serie de desafortunados eventos, vi esos sueños frustrarse y dividirse como miles de estrellas en el firmamento, las cuales seguía deseando una y otra vez brillando en fragmentos, pero en el fondo no me importó, por que sabía que toma conseguir todo lo que siempre has deseado, y luego perderlo, para saber lo que es la verdadera libertad. Y la gente que solía conocer, descubrieron lo que hacía, como vivía, y preguntaban ¿porqué?, pero no hay razón para explicarle a aquellos que tienen un hogar, no tienen idea de lo que es resguardarse en los demás, que tu hogar sea dondequiera que tiendas tu cabeza. Siempre fui una chica inusual, mi madre decía que tenía una alma de camaleón, sin ninguna brújula de moral apuntando hacia el norte, o una personalidad organizada… solamente un espíritu indeciso, tan grande e indómito, como el océano, y… si digo que no planeé que todo resultará de ésto modo, miento, porque nací para ser "la otra mujer"; pertenezco al nadie, que pertenece a todos; quién nunca tuvo nada… que lo quería todo; hay un anhelo por cada experiencia, y una obsesión por la libertad, que me aterrorizaba, hasta el punto en el que no podía ni siquiera hablar… y el cual me empujo a un punto de demencia nómada, que me cautivaba y me incomodaba. Cada noche solía orar para encontrar a mi gente, y finalmente, lo hice… en el camino libre, no teníamos nada que perder, nada que ganar, nada más que desear… excepto volver nuestras vidas una obra de arte; vive rápido, muere joven, sé aventurero… y diviértete. Creo en el país que Estados Unidos fué, creo en la persona que quiero ser, creo en la libertad del camino libre y mi moto sigue siendo la misma, creo en la bondad de los desconocidos; y cuando estoy en guerra conmigo misma… me voy lejos, sólo me voy… ¿quién eres? ¿estás unido a tus fantasías más profundas? ¿alguna vez haz creado una vida, sólo para ti, donde puedes experimentarlas?… yo lo hice, tuve que hacerlo… estoy totalmente loca… pero soy libre.“

—  Lana del Rey cantante compositora estadounidense y modelo 1985

Javier Sicilia Foto

„Yo creo que la democracia la ejercemos nosotros y de repente aparece; es una primavera en medio del invierno“

—  Javier Sicilia Activista y poeta mexicano 1956

En la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2011

Salvador Allende Foto

„Trabajadores de Chile: el invierno está terminando y aparecen ante nosotros horizontes económicos promisorios.“

—  Salvador Allende médico y político de Chile, presidente de la República entre 1970 y 1973 1908 - 1973

Pablo Hasél Foto
Andrés Calamaro Foto

„Muchos amigos se fueron antes que yo y me dejaron solo, por eso si en invierno hace frío bajo al infierno un poco“

—  Andrés Calamaro Cantante argentino nacionalizado español 1961

Los chicos, La lengua popular (2007)
Canciones

Heráclito Foto

„El dios es día-noche, invierno-verano, guerra-paz, saciedad-hambre. Y muda como el fuego.“

—  Heráclito filósofo presocrático -535

Fuente: Citado en Mauro, Ernesto di. El Dios genético. Traducido por Miguel Beato. Edición ilustrada. Ediciones de la Torre, 1996. ISBN 9788479601355. p. 104.
Fuente: Heráclito, en D.-K., fragmento B67.

Arturo Pérez-Reverte Foto
Amaia Montero Foto

„Qué recordarás las tardes de invierno por Madrid, las noches enteras sin dormir, la vida pasaba y yo sentía que me iba a morir de amor al verte sentado en mi portal“

—  Amaia Montero Cantautora española 1976

Amaia Montero, "Puedes contar conmigo"
Lo que te conté mientras te hacías la dormida

Luca Prodan Foto
Néstor Majnó Foto
Yosa Buson Foto

„La lluvia en invierno
muestra lo que los ojos ven
como si fuera cosa antigua.“

—  Yosa Buson pintor de Japon 1716 - 1783

Sin fuentes

Shakira Foto

„No puedo pedir al invierno que perdone a un rosal; no puedo pedir a los olmos que entreguen peras; no puedo pedirle lo eterno a un simple mortal, ni andar arrojando a los cerdos miles de perlas“

—  Shakira cantante, compositora, bailarina, actriz de Colombia, autora 1977

- La Tortura - Disco: Fijación Oral
Letras de canciones

Fito Cabrales Foto
Celeste Carballo Foto

„El invierno fue de los necios. Y la primavera, la primavera será nuestra.“

—  Celeste Carballo Cantante y Compositora Argentina 1956

Los Poetas De Latinoamérica. Celeste y La Generación(1986)
Atribuidas

Jesús de Nazaret Foto
Susanna Tamaro Foto
Emily Brontë Foto
Antonio Muñoz Molina Foto
Gabriel García Márquez Foto
Rubén Darío Foto

„A aquellas antiguas espadas, a aquellos ilustres aceros, que encaman las glorias pasadas… Y al sol que hoy alumbra las nuevas victorias ganadas, y al héroe que guía su grupo de jóvenes fieros, al que ama la insignia del suelo materno, al que ha desafiado, ceñido el acero y el arma en la mano, los soles del rojo verano, las nieves y vientos del gélido invierno, la noche, la escarcha y el odio y la muerte, por ser por la patria inmortal, ¡saludan con voces de bronce las trompas de guerra que tocan la marcha triunfal!…“

—  Rubén Darío poeta nicaragüense 1867 - 1916

Cantos de Vida y Esperanza: Los Cisnes, y Otros Poemas
Variante: A aquellas antiguas espadas, a aquellos ilustres aceros, que encaman las glorias pasadas... Y al sol que hoy alumbra las nuevas victorias ganadas, y al héroe que guía su grupo de jóvenes fieros, al que ama la insignia del suelo materno, al que ha desafiado, ceñido el acero y el arma en la mano, los soles del rojo verano,
las nieves y vientos del gélido invierno, la noche, la escarcha y el odio y la muerte, por ser por la patria inmortal, ¡saludan con voces de bronce las trompas de guerra que tocan la marcha triunfal!...

Haruki Murakami Foto
Haruki Murakami Foto
Michael Ende Foto
Antonio Machado Foto

„Una tarde parda y fría de invierno. Los colegiales estudian. Monotonía de la lluvia en los cristales.“

—  Antonio Machado poeta español 1875 - 1939

Poesía completa

Pablo Neruda Foto
Amos Oz Foto
Ellen Kushner Foto
Washington Irving Foto
Antonio Machado Foto
Carlos Ruiz Zafón Foto
Ian McEwan Foto
Manuel Puig Foto
Roberto Arlt Foto
Pablo Neruda Foto
Patrick Rothfuss Foto

„Dado que Imre era un refugio para la música y el teatro, quizá penséis que yo pasaba mucho tiempo allí, pero nada podría estar más lejos de la verdad. Solo había estado en Imre una vez. Wilem y Simmon me habían llevado a una posada donde tocaba un trío de hábiles músicos: laúd, flauta y tambor. Pedí una jarra de cerveza pequeña que me costó medio penique y me relajé, dispuesto a disfrutar de una velada con mis amigos…
Pero no pude. Apenas unos minutos después de que empezara a sonar la música, casi salí corriendo del local. Dudo mucho que podáis entender por qué, pero supongo que si quiero que esto tenga algún sentido, tendré que explicároslo.
No soportaba oír música y no formar parte de ella. Era como ver a la mujer que amas acostándose con otro hombre. No. No es eso. Era como…
Era como los consumidores de resina que había visto en Tarbean. La resina de denner era ilegal, por supuesto, pero había partes de la ciudad en que eso no importaba. La resina se vendía envuelta en papel encerado, como los pirulís o los tofes. Mascarla te llenaba de euforia. De felicidad. De satisfacción.
Pero pasadas unas horas estabas temblando, dominado por una desesperada necesidad de consumir más, y esa ansia empeoraba cuanto más tiempo llevabas consumiéndola. Una vez, en Tarbean, vi a una joven de no más de dieciséis años con los reveladores ojos hundidos y los dientes exageradamente blancos de los adictos perdidos. Le estaba pidiendo un «caramelo» de resina a un marinero, que lo sostenía fuera de su alcance, burlándose de ella. Le decía a la chica que se lo daría si se desnudaba y bailaba para él allí mismo, en medio de la calle.
La chica lo hizo, sin importarle quién pudiera estar mirando, sin importarle que fuera casi el Solsticio de Invierno y que en la calle hubiera diez centímetros de nieve. Se quitó la ropa y bailó desenfrenadamente; le temblaban las pálidas extremidades, y sus movimientos eran patéticos y espasmódicos. Entonces, cuando el marinero rio y negó con la cabeza, ella cayó de rodillas en la nieve, suplicando y sollozando, agarrándose desesperadamente a las piernas del marinero, prometiéndole que haría cualquier cosa que le pidiera, cualquier cosa…
Así era como me sentía yo cuando oía tocar a unos músicos. No podía soportarlo. La ausencia diaria de mi música era como un dolor de muelas al que me había acostumbrado. Podía vivir con ello. Pero no soportaba ver cómo agitaban delante de mí el objeto de mi deseo.“

—  Patrick Rothfuss, libro El nombre del viento

The Name of the Wind

Patrick Rothfuss Foto
William Shakespeare Foto
Margaret Atwood Foto
Isabel Allende Foto
Noam Chomsky Foto
Paulo Coelho Foto

„Yo te amo. Te amo porque todos los amores del mundo son como ríos diferentes que corren hacia un mismo lago, y allí se encuentran y se transforman en un amor único que se hace lluvia y bendice la tierra. »Yo te amo como un río, que crea las condiciones para que la vegetación y las flores crezcan por donde él pasa. Yo te amo como un río, que da de beber al que tiene sed y transporta a la gente hasta donde quiere llegar. »Yo te amo como un río, que entiende que tiene que correr de manera distinta en una cascada y aprender a reposar en una depresión del terreno. Yo te amo porque todos nacemos en el mismo lugar, en la misma fuente, que sigue alimentándonos siempre con más agua. Así, cuando somos débiles todo lo que tenemos que hacer es esperar un poco. Vuelve la primavera, las nieves del invierno se derriten y vuelven a llenarnos de nueva energía. »Yo te amo como un río que empieza solitario y débil en una montaña, poco a poco va creciendo y uniéndose a otros ríos que se acercan hasta que, a partir de un determinado momento, puede evitar cualquier obstáculo para llegar a donde desea. »Entonces, yo recibo tu amor y te entrego mi amor. No el amor de un hombre por una mujer, no el amor de un padre por una hija, no el amor de Dios por sus criaturas. Sino un amor sin nombre, sin explicación, como un río que no puede explicar su curso, simplemente sigue adelante. Un amor que no pide y que no da nada a cambio, simplemente se manifiesta. Nunca voy a ser tuyo, tú nunca vas a ser mía, pero aun así puedo decir: yo te amo, yo te amo, yo te amo.“

—  Paulo Coelho escritor brasileño 1947

O Aleph

Milan Kundera Foto
Charles Baudelaire Foto
Patrick Rothfuss Foto
Rubén Darío Foto
Ildefonso Falcones Foto

„15 de agosto de 1343
Misa solemne de campaña

El ejercito entero, concentrado en la playa, rendia culto a la Virgen de la Mar. Pedro III habia cedido a las presiones del Santo Padre y pactado una tregua con Jaime de Mallorca. El rumor corrio entre el ejercito. Arnau no escuchaba al sacerdote; pocos lo hacian, la mayoria tenia el rostro contrito. La Virgen no consolaba a Arnau. Habia matado. Habia talado arboles. Habia arrasado vinas y campos de cultivo ante los asustados ojos de los campesinos y de sus hijos. Habia destruido villas enteras y con ellas los hogares de gentes de bien. El rey Jaime habia conseguido su tregua y el rey Pedro habia cedido. Arnau recordo las arengas de Santa Maria de la Mar: "Cataluna os necesita! El rey Pedro os necesita! Partid a la guerra!". Que guerra? Solo habian sido matanzas. Escaramuzas en las que los unicos que perdieron fueron las gentes humildes, los soldados leales… y los ninos, que pasarian hambre el proximo invierno por falta de grano. Que guerra? La que habian librado obispos y cardenales, correveidiles de reyes arteros? El sacerdote proseguia con su homilia pero Arnau no escuchaba sus palabras. Para que habia tenido que matar? De que servian sus muertos?
La misa finalizo. Los soldados se disolvieron formando pequenos grupos.
- Y el botin prometido?
- Perpiñan es rica, muy rica -oyo Arnau.
- Como pagara el rey a sus soldados si ya antes no podia hacerlo?
Arnau deambulaba entre los grupos de soldados. Que le importaba a el el botin? Era la mirada de los niños lo que le importaba; la de aquel pequeño que, agarrado a la mano de su hermana, presencio como Arnau y un grupo de soldados arrasaban su huerto y esparcian el grano que debia sustentarles durante el invierno. Por que?, le preguntaron sus ojos inocentes. Que mal os hemos hecho nosotros? Probablemente los niños fueran los encargados del huerto, y permanecieron alli, con las lagrimas cayendo por sus mejillas, hasta que el gran ejercito catalan termino de destruir sus escasas posesiones. Cuando terminaron, Arnau ni siquiera fue capaz de volver la mirada hacia ellos.“

—  Ildefonso Falcones, libro La catedral del mar

La catedral del mar

Juan José Saer Foto
Italo Calvino Foto
Luis de Góngora y Argote Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Samuel Rutherford Foto
Alexandra David-Néel Foto

„He tenido que prometer permanecer un año a su disposición, en el monasterio de Lanchen en invierno y cerca de su cueva en verano. No será divertido ni confortable. Son cuartuchos en los que se alojan los monjes tibetanos…, será muy duro, pero increíblemente interesante.“

—  Alexandra David-Néel exploradora famosa por su visita a Lhasa 1868 - 1969

Refiriéndose al compromiso que le exigió el superior, o gonchem del monasterio de Lanchem para aceptarla como discípula. Al final permaneció dos años.

Kóbó Abe Foto

„Quería creer que su propia falta de movimiento había detenido todo movimiento en el mundo, la forma en que una rana en hibernación elimina el invierno.“

—  Kóbó Abe, libro La mujer de la arena

Ingles: «He wanted to believe that his own lack of movement had stopped all movement in the world, the way a hibernating frog abolishes winter».
Fuente: The Woman in the Dunes. Vintage International. Kobo Abe. Editorial Knopf Doubleday Publishing Group, 2011. ISBN 9780307813732. Página 94. https://books.google.es/books?id=Ife2d7K-SbQC&printsec=frontcover&dq=The+Woman+in+the+Dunes+Escrito+por+Kobo+Abe&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwionfTxq7ngAhWD1uAKHZH9B1IQ6AEIKzAA#v=onepage&q=He%20wanted%20to%20believe%20that%20his%20own%20lack%20of%20movement%20had%20stopped%20all%20movement%20in%20the%20world%2C%20the%20way%20a%20hibernating%20frog%20abolishes%20winter&f=false

Tales de Mileto Foto

„Pues se dice que, como lo injuriaban tanto por su pobreza como por la inutilidad de la filosofía, supo, por medio de la astrología, cómo sería la produción de aceitunas. Así, cuando aún era invierno, se procuró una pequeña cantidad de dinero, y depositó fianzas por todas las prensas de aceite de Mileto y de Quíos, arrendándolas por muy poco, puesto que nadie compitió. Cuando llegó el momento oportuno, al ser muchos los que a la vez y de repente las deseaban, las iba alquilando como quería, reuniendo mucho dinero, demostrando así que es fácil a los filósofos enriquecerse, si quieren hacerlo; pero que no es esto lo que les interesa.“

—  Tales de Mileto filósofo y científico -624 - -547 a.C.

Fragmentos, ordenados según Diels-Kranz: Die Fragmente der Vorsokratiker
Original: «Πάντα γὰρ ὠφέλιμα ταῦτ' ἐστὶ τοῖς τιμῶσι τὴν χρηματιστικήν, οἷον καὶ τὸ Θάλεω τοῦ Μιλησίου· τοῦτο γάρ ἐστι κατανόημά τι χρηματιστικόν, ἀλλ' ἐκείνῳ μὲν διὰ τὴν σοφίαν προσάπτουσι, τυγχάνει δὲ καθόλου τι ὄν. Ὀνειδιζόντων γὰρ αὐτῷ διὰ τὴν πενίαν ὡς ἀνωφελοῦς τῆς φιλοσοφίας οὔσης, κατανοήσαντά φασιν αὐτὸν ἐλαιῶν φορὰν ἐσομένην ἐκ τῆς ἀστρολογίας, ἔτι χειμῶνος ὄντος εὐπορήσαντα χρημάτων ὀλίγων ἀρραβῶνας διαδοῦναι τῶν ἐλαιουργίων τῶν τ' ἐν Μιλήτῳ καὶ Χίῳ πάντων, ὀλίγου μισθωσάμενον ἅτ' οὐθενὸς ἐπιβάλλοντος· ἐπειδὴ δ' ὁ καιρὸς ἧκε, πολλῶν ζητουμένων ἅμα καὶ ἐξαίφνης, ἐκμισθοῦντα ὃν τρόπον ἠβούλετο, πολλὰ χρήματα συλλέξαντα ἐπιδεῖξαι ὅτι ῥᾴδιόν ἐστι πλουτεῖν τοῖς φιλοσόφοις, ἂν βούλωνται, ἀλλ' οὐ τοῦτ' ἐστὶ περὶ ὃ σπουδάζουσιν».
Fuente: Aristóteles, Política, 1259a (trad. de José Fernández Cepedal).

Thomas Paine Foto

„Que se cuente al mundo futuro… que en el más profundo invierno, cuando no podía sobrevivir nada más que la esperanza y la virtud… la ciudad y el campo, alarmados ante el peligro común, se apresuraron a hacerle frente.“

—  Thomas Paine 1737 - 1809

Fuente: Pérez de las Heras, Mónica. El secreto de Obama. LID Editorial, 2009.
Fuente: Discurso de investidura de Barak Obama, 20 de enero de 2009. http://www.beersandpolitics.com/discursos/barack-obama/discurso-de-investidura/29
Fuente: De La crisis americana.

Bob Marley Foto

„El verano llega, y yo sigo esperando ahí. El invierno llegó, y todavía sigo esperando ahí.“

—  Bob Marley músico, guitarrista y compositor jamaiquino 1945 - 1981

Fuente: Canción "Waiting In Vain".

George G. Byron Foto

„La adversidad es el sendero más seguro de la verdad: el que ha sufrido los horrores de la guerra, los de la tempestad y los de la cólera de una mujer ha adquirido la experiencia tan estimada, ahora sólo cuente diez y ocho inviernos, ahora ya haya llegado a los ochenta.“

—  George G. Byron, Don Juan

Fuente: Don Juan, Volumen 2. George Gordon Byron, Baron Byron. Editor Leocadio López (Madrid). Traducido por F. Villalva. Editorial Leocadio Lopez, 1876. Páginas 225-226. https://books.google.es/books?id=C4LrHPfM0AsC&pg=PA260&dq=El+invierno+ingl%C3%A9s+termina+en+julio+y+vuelve+a+comenzar+en+agosto&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjSuf6v8rTgAhXhz4UKHVqXDl4Q6AEILTAB#v=onepage&q=destino&f=false

„San Francisco, creo, tiene el clima y el lugar más desagradable de cualquier ciudad del mundo. Si el invierno no es inusualmente húmedo, hay cierto tiempo encantador que disfrutar. Si es así, estás anegado, y la temporada de lluvias se cierra para dar lugar a lo que se llama equivocadamente verano, una temporada tan fría que requieres más ropa de lo que necesitaste en enero; tan húmedo que las brumas y nieblas te penetran hasta la médula; tan ventoso que si estás en el exterior por la tarde es una lucha continua. Tus ojos están cegados, tus dientes ajustados al borde, y toda tu persona tan incómoda por la arena que se ha introducido en tu ropa, que no puedes concebir que puedas sentir una sensación de comodidad que no sea un baño caliente y una ducha… Qué tipo de final pueden esperar los desgraciados que pasan allí sus vidas, en tales circunstancias, no se prevé fácilmente.“

—  Eliza Farnham 1815 - 1864

Original: «San Francisco, I believe, has the most disagreeable climate and locality of any city on the globe. If the winter be not unusually wet, there is some delightful weather to be enjoyed. If it be, you are flooded, and the rainy season closes to give place to what is miscalled summer — a season so cold that you require more clothing than you did in January; so damp with fogs and mists that you are penetrated to the very marrow; so windy that if you are abroad in the afternoon it is a continual struggle. Your eyes are blinded, your teeth set on edge, and your whole person made so uncomfortable by the sand that has insinuated itself through your clothing, that you could not conceive it possible to feel a sensation of comfort short of a warm bath and shower... What sort of end the unfortunates, who spend their lives there, can expect under such circumstances, one does not easily foresee».
Fuente: [Farnham], Eliza. California, In-doors and Out: Or, How We Farm, Mine, and Live Generally in the Golden State. Editor Dix, Edwards, 1856, p. 77.
Fuente: California, In-doors and Out (California, desde dentro y desde fuera) (1856).

Elena Fortún Foto

„Lástima que yo no sea más joven o que tú no seas más vieja. Hacer el mismo camino al mismo tiempo habría sido una buena cosa… Tus hijos y los míos hubieran sido amigos… o habríamos salido juntas a tomar el sol en el invierno… en lugar de salir sola, como salgo ahora. No me compadezcas, porque no teniendo una Carmen Laforet de sesenta años, prefiero la soledad que está acabando por hacérseme muy querida.“

—  Elena Fortún escritora española dedicada a la literatura infantil y juvenil 1886 - 1952

Citas de la autora
Fuente: Fragmento de una de las últimas cartas de Elena Fortún a su amiga Carmen Laforet.
Fuente: Martín Rodrigo, Inés. «Elena Fortún y Carmen Laforet: cartas a flor de piel.» 9 de febrero de 2017. http://www.abc.es/cultura/libros/abci-elena-fortun-y-carmen-laforet-cartas-flor-piel-201702091146_noticia.html ABC. Consultado el 11 de abril de 2017.

Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Oscar Wilde Foto
John Green Foto
Juan Ramón Jimenéz Foto

„Hoy me he encontrado marchitas todas las flores del huerto; ya en el aire no hay perfumes, ya pronto vendrá el invierno.“

—  Juan Ramón Jimenéz Autor literario español 1881 - 1958

Fuente: https://citas.in/colecciones/5683/cuernos-de-la-reproductora-afrodita/

„Duro en extremo es el invierno
que puedes tenerlo por cierto,
con frío viento que es un cierzo
lo prefiero antes que un averno.“

—  @tonypotosino

"Lecciones y moralejas por escrito en gotas de cariño"
https://pic.twitter.com/0XcvSDe96V