Frases de Diana Gabaldon

Diana Gabaldon Foto
21   15

Diana Gabaldon

Fecha de nacimiento: 11. Enero 1952
Otros nombres: დიანა გებლდონი

Diana J. Gabaldon /ˈɡæbəldəʊn/ es una escritora estadounidense conocida por la saga de novelas Forastera . En sus libros se desarrolla una trama que mezcla varios estilos como pueden ser la ficción histórica, la novela romántica, el misterio, la aventura y la fantasía.[1]​

Obras

Drums of Autumn
Diana Gabaldon
Dragonfly in Amber
Diana Gabaldon
Forastera
Diana Gabaldon

Help us translate English quotes

Discover interesting quotes and translate them.

Start translating

„Vi a mi madre en su ataúd—dijo por fin—. Las mujeres le habían trenzado el pelo para que tuviera un aspecto decoroso, pero mi padre no lo permitió. Quería verla por última vez tal como era para él. Fue personalmente al ataúd, le deshizo las trenzas y extendió la cabellera con las manos, cubriendo la almohada.

Hizo una pausa; su pulgar quedó inmóvil.

—Yo estaba allí, quieto en el rincón. Cuando todos salieron para recibir al cura me acerqué sigilosamente. Era la primera vez que veía a una persona muerta.—Dejé que mis dedos se cerraran sobre su antebrazo.— Una mañana mi madre me dio un beso en la frente; luego volvió a colocarme la horquilla que se me había desprendido de mi pelo ensortijado y salió. Jamás volví a verla. La velaron con el ataúd cerrado.

—¿Era…ella?

—No.—Contemplaba el fuego con los ojos entornados—. No del todo. Se le parecía, pero nada más. Como si alguien la hubiera tallado en madera de abedul. Pero su pelo… eso aún tenía vida. Eso todavía era…ella.

Lo oí tragar saliva y carraspear un poco.

—La cabellera le cruzaba el pecho, cubriendo al niño que yacía con ella. Pensé que a él no le gustaría sofocarse de ese modo. Y retiré las guedejas rojas para dejarlo a la vista. Mi hermanito, acurrucado en sus brazos, con la cabeza en su seno, abrigado y en sombras bajo la cortina de pelo. Y enseguida pensé que no, que estaría más contento si lo dejaba así. Y volví a alisar la cabellera de mi madre para cubrirle la cabeza.

Su pecho se elevó bajo mi mejilla. Deslizó lentamente las manos por mi pelo.

—No tenía una sola cana, Sassenach. Ni una.

Ellen Fraser había muerto de parto a los treinta y ocho años. Mi madre, a los treinta y dos. Y yo… yo tenía la riqueza de todos esos años largos que ellas habían perdido. Y más aún.

—Para mí es un gozo ver cómo te tocan los años, Sassenach—susurró—, pues significa que vives.“

—  Diana Gabaldon

The Fiery Cross

„Pero ¿no te das cuenta de que la noción de la muerte entre nosotros es muy poca cosa, Claire? —susurró.

Mis manos se cerraron contra su pecho. No, no pensaba que fuera poca cosa.

—Todo el tiempo, cuando me dejaste después de Culloden, estuve muerto, ¿no es así?

—Creí que estabas muerto. Por eso…

—Dentro de doscientos años seguro que estaré muerto, Sassenach —dijo sonriendo—. A causa de los indios, los animales salvajes, una plaga, la cuerda de la horca o sólo por la bendición de una edad avanzada, pero estaré muerto.

—Sí.

—Y mientras tú estabas allí, en tu propio tiempo… yo estaba muerto, ¿no?

Asentí sin palabras. Incluso ahora puedo mirar hacia atrás y ver el abismo de desesperación en el que aquella partida me sumió y del que salí trepando penosamente centímetro a centímetro.

—«El hombre es como la hierba del campo —citó, frotando mis manos—. Hoy florece; mañana se seca y se tira al horno.»

Levantó el penacho verde y se lo llevó a los labios, para luego pasarlo por mi boca.

—Estaba muerto, Sassenach, y sin embargo todo ese tiempo te amé.

Cerré los ojos sintiendo la leve picazón de la hierba en mis labios.

—Yo también te amaba —susurré—. Siempre lo hice.

—Mientras mi cuerpo y el tuyo vivan, seremos una sola carne —susurró.

Sus dedos me tocaron el pelo, la barbilla, el cuello y los pechos; respiré su aliento y lo sentí en mis manos.

—Y cuando mi cuerpo perezca, mi alma todavía será tuya, Claire. Juro por mi esperanza de ganarme el cielo que no seré separado de ti. Nada se pierde, Sassenach; sólo se transforma.

—Eso es la primera ley de la termodinámica —dije secándome la nariz.

—No —respondió—. Eso es fe.“

—  Diana Gabaldon, libro Drums of Autumn

Drums of Autumn

„Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Etiam egestas wisi a erat. Morbi imperdiet, mauris ac auctor dictum.“

Autores similares

Frank Herbert Foto
Frank Herbert8
escritor estadounidense
David Foster Wallace Foto
David Foster Wallace55
Escritor estadounidense
John Steinbeck Foto
John Steinbeck84
escritor estadounidense
Jack London Foto
Jack London20
escritor estadounidense
Napoleon Hill Foto
Napoleon Hill30
escritor estadounidense
Ray Bradbury Foto
Ray Bradbury100
escritor estadounidense
Truman Capote Foto
Truman Capote12
periodista y escritor estadounidense
L. Ron Hubbard Foto
L. Ron Hubbard2
Escritor y líder religioso estadounidense
Francis Scott Fitzgerald Foto
Francis Scott Fitzgerald96
escritor estadounidense
John Katzenbach Foto
John Katzenbach142
escritor estadounidense
Aniversarios de hoy
Miguel ángel Asturias Foto
Miguel ángel Asturias15
escritor, periodista y diplomático guatemalteco 1899 - 1974
Lázaro Cárdenas del Río Foto
Lázaro Cárdenas del Río3
Presidente de México entre 1934 y 1940 1895 - 1970
Ernest Rutherford Foto
Ernest Rutherford6
físico y químico neozelandés 1871 - 1937
Julio Argentino Roca Foto
Julio Argentino Roca3
presidente de Argentina 1843 - 1914
Otros 52 aniversarios hoy
Autores similares
Frank Herbert Foto
Frank Herbert8
escritor estadounidense
David Foster Wallace Foto
David Foster Wallace55
Escritor estadounidense
John Steinbeck Foto
John Steinbeck84
escritor estadounidense
Jack London Foto
Jack London20
escritor estadounidense
Napoleon Hill Foto
Napoleon Hill30
escritor estadounidense