„Sabía que debía estarle agradecida a la señora Guinea, sólo que no podía sentir nada. Si la señora Guinea me hubiera dado un pasaje a Europa, o un viaje alrededor del mundo, no hubiera habido la menor diferencia para mí, porque donde quiera que estuviera sentada -en la cubierta de un barco o en la terraza de un café en París o en Bangkok- estaría sentada bajo la misma campana de cristal, agitándome en mi propio aire viciado.“

—  Sylvia Plath, The Bell Jar

Citas similares

Martín Lutero Foto
Herman Melville Foto
Friedrich Nietzsche Foto
George Orwell Foto
Dan Brown Foto
Sylvia Plath Foto
Smith Wigglesworth Foto
Gaston Leroux Foto
Robert Andrews Millikan Foto
Théophile Gautier Foto
Blas Infante Foto