„Apenas sentía el cuerpo en el agua helada, y el humo hacía de la respiración una tortura, pero tenía que encontrarla.
-Jacob- unos brazos mojados le rodearon el cuello; una fría mejilla se unió a la suya. Sus cabellos pelirrojos parecían casi negros, empapados y pegados a la cara, y Jacob la abrazó hasta sentir el latido de su corazón a través de las ropas mojadas. No se atrevía a soltarla, por miedo a que las olas se la llevaran de nuevo.“

Anuncio

Citas similares

Pablo Neruda Foto
Julio Cortázar Foto
Anuncio
Joaquín Sabina Foto
Milan Kundera Foto
 Pitágoras Foto
Ayrton Senna da Silva Foto
Anuncio
Juan Manuel Fangio Foto
Roberto Iniesta Foto
Oscar Bonavena Foto
Anuncio
Enrique Vila-Matas Foto
Vladimir Nabokov Foto
Gustave Flaubert Foto
Oscar Wilde Foto
Siguiente