„En primer lugar, no dejéis que nadie gobierne vuestra
mente ni vuestro cuerpo y emplead especial atención para no poner límites a vuestras
ideas, porque se puede ser un hombre libre a pesar de sufrir ataduras más fuertes que
las de un esclavo. Escuchad a los hombres, pero no os entreguéis a ellos en cuerpo y
alma. Sed respetuosos con los que ostentan el poder, pero no los sigáis ciegamente.
Juzgad con lógica y con razón, pero no hagáis comentarios.
»No consideréis a nadie superior a vosotros, al margen del rango o de la posición
que ocupen en la vida. Tratad a todos con justicia, porque si no intentaran vengarse de
vosotros. Cuidad vuestro dinero. Aferraos con fuerza a vuestras creencias, y los demás
os escucharán —y añadió más despacio—: en cuanto a las cuestiones de amor... mi
único consejo es que seáis sinceros, pues la sinceridad es el arma más poderosa para
abrir el corazón o ganar el perdón.“

—  Christopher Paolini, Eragon
Anuncio

Citas similares

Christopher Paolini Foto
Luis Alberto Spinetta Foto
Anuncio
Billy Graham Foto
Henry David Thoreau Foto
Billy Graham Foto
Alexander Hamilton Foto
David Hume Foto
E.M. Forster Foto
Anuncio
 Aristoteles Foto
Dale Carnegie Foto
Eva Perón Foto
Anuncio
Fiódor Dostoyevski Foto
Graham Greene Foto