„«A veces la mente recibe un golpe tan brutal que se esconde en la demencia.
Puede parecer que no es beneficioso, pero lo es. A veces la realidad es sólo dolor, y para huir de ese dolor, la mente tiene que abandonar la realidad»“

Editado por 𝘝𝘦𝘯𝘶𝘴₍ᐢ..ᐢ₎. Última actualización 31 de Agosto de 2021. Historia

Citas similares

Patrick Rothfuss Foto
Patrick Rothfuss Foto

„Quizá la mayor facultad que posee nuestra mente sea la capacidad de sobrellevar el dolor. El pensamiento clásico nos enseña las cuatro puertas de la mente, por las que cada uno pasa según sus necesidades.
La primera puerta es la puerta del sueño. El sueño nos ofrece un refugio del mundo y de todo su dolor. El sueño marca el paso del tiempo y nos proporciona distancia de las cosas que nos han hecho daño. Cuando una persona resulta herida, suele perder el conocimiento. Y cuando alguien recibe una noticia traumática, suele desvanecerse o desmayarse. Así es como la mente se protege del dolor: pasando por la primera puerta.
La segunda es la puerta del olvido. Algunas heridas son demasiado profundas para curarse, o para curarse deprisa. Además, muchos recuerdos son dolorosos, y no hay curación posible. El dicho de que <> es falso. El tiempo cura la mayoría de las heridas. El resto están escondidas detrás de esa puerta.
La tercera es la puerta de la locura. A veces, la mente recibe un golpe tan brutal que se esconde en la demencia. Puede parecer que eso no sea beneficioso, pero lo es. A veces, la realidad es solo dolor, y para huir de ese dolor, la mente tiene que abandonar la realidad.
La última puerta es la de la muerte. El último recurso. Después de morir, nada puede hacernos daño, o eso nos han enseñado.“

—  Patrick Rothfuss, libro El nombre del viento

The Name of the Wind
Variante: Quizá la mayor facultad que posee nuestra mente sea la capacidad de sobrellevar el dolor. El pensamiento clásico nos enseña las cuatro puertas de la mente, por las que cada uno pasa según sus necesidades.
La primera es la puerta del sueño. El sueño nos ofrece un refugio del mundo y de todo su dolor. El sueño marca el paso del tiempo y nos proporciona distancia de las cosas que nos han hecho daño. Cuando una persona resulta herida, suele perder el conocimiento. Y cuando alguien recibe una noticia traumática, suele desvanecerse o desmayarse. Así es como la mente se protege del dolor: pasando por la primera puerta.
La segunda es la puerta del olvido. Algunas heridas son demasiado profundas para curarse, o para curarse deprisa. Además, muchos recuerdos son dolorosos, y no hay curación posible. El dicho de que «el tiempo todo lo cura» es falso. El tiempo cura la mayoría de las heridas. El resto están escondidas detrás de esa puerta.
La tercera es la puerta de la locura. A veces, la mente recibe un golpe tan brutal que se esconde en la demencia. Puede parecer que eso no sea beneficioso, pero lo es. A veces, la realidad es solo dolor, y para huir de ese dolor, la mente tiene que abandonar la realidad.
La última puerta es la de la muerte. El último recurso. Después de morir, nada puede hacernos daño, o eso nos han enseñado.

Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Margaret Atwood Foto
Robin S. Sharma Foto
George Orwell Foto
Samael Aun Weor Foto
Victor Hugo Foto

„El cuerpo humano no es más que apariencia y esconde nuestra realidad. La realidad es el alma.“

—  Victor Hugo poeta, novelista y dramaturgo francés 1802 - 1885

Fuente: [Palomo Triguero] (2013), p. 29.

Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Thomas Paine Foto
Patrick Rothfuss Foto
César Fernández García Foto
George Sand Foto

„Dios ha puesto el placer tan cerca del dolor que muchas veces se llora de alegría.“

—  George Sand escritora francesa 1804 - 1876

Fuente: Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 231.

Sherrilyn Kenyon Foto
Eduardo Sacheri Foto
Maurice Maeterlinck Foto
Eyedea Foto
Robert Kiyosaki Foto

„La mente es el activo más poderoso que tenemos. Si la entrenamos bien, puede producir enorme riqueza en lo que parecerá sólo un instante.“

—  Robert Kiyosaki 1947

Padre rico. Padre pobre (Nueva edición actualizada). Qué les enseñan los ricos a sus hijos acerca del dinero, ¡que los pobres y la clase media no!

William Somerset Maugham Foto

Temas relacionados