„(…) Vivimos en una sociedad sombría. Lograr el éxito, ésta es la enseñanza que, gota a gota, cae de la corrupción a plomo sobre nosotros.

Digamos, sin embargo, que eso que se llama éxito es algo bastante feo. Su falso parecido con el mérito engaña a los hombres. Para la muchedumbre, el triunfo tiene casi el mismo aspecto que la supremacía. El éxito, este artificio del talento, tiene una víctima a quien engañar: la historia. Juvenal y Tácito son los únicos que protestan. En nuestros días, ha entrado como sirviente en casa del éxito una filosofía casi oficial, que lleva la librea de su amo y le rinde homenaje en la antecámara. Hay que tener éxito: ésa es la teoría. La prosperidad supone capacidad. Ganen la lotería y ya serán capaces. El que triunfa es objeto de veneración. Todo consiste en nacer de pie. Tengan suerte, lo demás ya llegará; sean felices, y los considerarán grandes. Fuera de cinco o seis excepciones importantes, que constituyen la luz de un siglo, la admiración contemporánea no es más que miopía. Lo dorado es considerado oro. No importa ser un cualquiera, si se llega el primero. El vulgo es un viejo Narciso que se adora a sí mismo y que celebra todo lo vulgar. Esa facultad enorme, por la cual el hombre se convierte en Moisés, Esquilo, Dante, Migue Ángel o Napoleón, la multitud la concede por unanimidad y por aclamación a quien logra su objetivo, sea quien fuere. Que un notario se transforme en diputado; que un falso Corneille haga el Tiridate; que un eunuco llegue a poseer un harén; que un militar adocenado gane por casualidad la batalla decisiva de una época; que un boticario invente las suelas de cartón para el ejército del Sambre-et-Meuse y obtenga, con aquel cartón vendido como cuero, una renta de cuatrocientos mil francos; que un buhonero contraiga matrimonio con la usura, y tenga de ella por hijos siete y ocho millones, de los cuales él es el padre y ella, la madre; que un predicador llegue a obispo por la gracia de ser gangoso; que un intendente de buena casa, al dejar el servicio, sea tan rico que lo nombren ministro de Hacienda; no importa: los hombres llaman a eso Genio, tal como Belleza a la figura de Mousqueton, y Majestad al talante de Claudio, confundiendo así con las constelaciones del abismo las huellas estrelladas que dejan en el lodo blando las patas de los gansos.“

Les Misérables

Última actualización 8 de Agosto de 2020. Historia

Citas similares

Victor Hugo Foto
Victor Hugo Foto
Victor Hugo Foto
Woody Allen Foto
Alexandre Dumas (padre) Foto

„Nada consigue tantos triunfos como el éxito.“

—  Alexandre Dumas (padre) novelista y dramaturgo francés 1802 - 1870

Sin fuentes

Idries Shah Foto
Alexander Graham Bell Foto
John Lennon Foto
Beyoncé Foto

„Cuanto más éxito tengo, más necesito un hombre.“

—  Beyoncé cantante y actriz estadounidense 1981

Sin fuentes

Wallace D. Wattles Foto

„¡Yo puedo tener éxito! Todo lo que es posible a cualquiera es posible para mí. SOY EXITOSO. Tengo éxito, porque estoy lleno del poder del éxito.“

—  Wallace D. Wattles escritor estadounidense 1860 - 1911

LA CIENCIA DE HACERSE RICO (o Éxito Financiero a través del Pensamiento Creativo)

Victor Hugo Foto
Juan Domingo Perón Foto
Jim Backus Foto

„Más de uno le debe el éxito a su primera esposa, y su segunda esposa a su éxito.“

—  Jim Backus 1913 - 1989

Fuente: Las mejores citas de provocación / Best provocation sayings: contra todo y contra todos. Coña fina. Autor y editor Samuel Red. Editorial Grasindo, 2008. ISBN 9788479277802. p. 83.

Charles Maurice de Talleyrand Foto
Letizia Ortiz Foto
Frank Sinatra Foto
Fernando Pessoa Foto
Ralph Waldo Emerson Foto

„La confianza en uno mismo es el primer peldaño para ascender por la escalera del éxito.“

—  Ralph Waldo Emerson ensayista y poeta estadounidense 1803 - 1882

Fuente: Citado en Conangla, Mercè; Bisquerra; Jaume Soler, Rafael. La fuerza de la gravitación emocional: Un viaje extraordinario al universo de las emociones. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2016. ISBN 9788490695852.

Ingrid Bergman Foto

„Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Etiam egestas wisi a erat. Morbi imperdiet, mauris ac auctor dictum.“