Frases sobre comedor

Una colección de frases y citas sobre el tema del comedor.

Temas relacionados

Un total de 14 citas, filtro:


Octavio Paz Foto
Ernesto Sabato Foto
Santiago Roncagliolo Foto
Fernando Vallejo Foto
Lourdes Flores Foto
Fabrizio Mejía Madrid Foto
Celestino Corbacho Foto

„Si antes había diez personas con derecho a una beca de comedor, y ahora hay 20 personas que la quieren, no hay que dársela a los diez últimos que han llegado. Habrá que aumentar las becas del comedor hasta 20.“

—  Celestino Corbacho político español 1949

Fuente: "El País" http://www.elpais.com/audios/sociedad/Vivir/nuevo/ministro/Trabajo/Inmigracion/Celestino/Corbacho/ha/repasado/nueva/etapa/elpaud/20080413csrcsrsoc_1/Aes/, "Cinco días" http://www.cincodias.com/articulo/economia/Corbacho/defiende/entrada/todos/inmigrantes/sean/necesarios/contrato/cdseco/20080413cdscdseco_7/Tes/, "El Mundo" http://www.elmundo.es/elmundo/2008/04/16/espana/1208334181.html.

Oscar Wilde Foto

Help us translate English quotes

Discover interesting quotes and translate them.

Start translating
Jorge Luis Borges Foto

„El poder de las viejas es inmenso. No es verdad que las manden a esta Casa para que pasen sus últimos días en paz, como dicen ellos. Esto es una prisión, llena de celdas, con barrotes en las ventanas, con un carcelero implacable a cargo de las llaves. Los patrones las mandan a encerrar aquí cuando se dan cuenta de que les deben demasiado a estas viejas y sienten pavor porque estas miserables, un buen día, pueden revelar su poder y destruirlos. Los servidores acumulan los privilegios de la miseria. Las conmiseraciones, las burlas, las limosnas, las ayuditas, las humillaciones que soportan los hacen poderosos. Ellas conservan los instrumentos de la venganza porque van acumulando en sus manos ásperas y verrugosas esa otra mitad de sus patrones, la mitad inútil, descartada, lo sucio y lo feo que ellos, confiados y sentimentales, les han ido entregando con el insulto de cada enagua gastada que les regalan, cada camisa chamuscada por la plancha que les permiten que se lleven. ¿Cómo no van a tener a sus patrones en su poder si les lavaron la ropa, y pasaron por sus manos todos los desórdenes y suciedades que ellos quisieron eliminar de sus vidas? Ellas barrieron de sus comedores las migas caídas y lavaron los platos y las fuentes y los cubiertos, comiéndose lo que sobró. Limpiaron el polvo de sus salones las hilachas de sus costuras, los papeles arrugados de sus escritorios y sus oficinas. Restablecieron el orden en las camas donde hicieron el amor legítimo o ilegítimo, satisfactorio o frustrador, sin sentir asco ante esos olores y manchas ajenos. Cosieron los jirones de sus ropas, les sonaron las narices cuando niños, los acostaron cuando llegaron borrachos y limpiaron vómitos y meados, zurcieron sus calcetines y lustraron sus zapatos, les cortaron las uñas y los callos, les escobillaron la espalda en el baño, los peinaron, les pusieron lavativas y les dieron purgantes y tisanas para la fatiga, el cólico o la pena. Desempeñando estos menesteres, las viejas fueron robándose algo integral de las personas de sus patrones al colocarse en su lugar para hacer algo que ellos se negaban a hacer… y la avidez de ellas crece al ir apoderándose de más cosas, y codician más humillaciones y más calcetines viejos regalados como dádivas, quieren apoderarse de todo.“

—  José Donoso

The Obscene Bird of Night

Hebe de Bonafini Foto