Frases de Barbara Ehrenreich

Barbara Ehrenreich Foto

11   0

Barbara Ehrenreich

Fecha de nacimiento: 26. Agosto 1941

Barbara Ehrenreich es una ensayista y activista social estadounidense. Ehrenreich estudió en el Reed College de Portland, Oregón obteniendo un doctorado en biología por la Universidad Rockefeller de Nueva York. Tras su doctorado, decidió no convertirse en investigadora científica y comenzó a involucrarse en la política, siendo activista por el cambio social. Pertenece a la cúpula del Partido socialdemócrata de América.

Desde 1991 hasta 1997 ha sido columnista habitual en la revista Time y ha escrito para publicaciones como The New York Times, Mother Jones, The Atlantic Monthly, Ms, The New Republic, Z Magazine, In These Times y Salon.com. En agosto de 2005 escribe para el periódico The Progressive.

Su libro, Nickel and Dimed , se convirtió en un éxito de ventas en Estados Unidos. En él recoge sus experiencias en trabajos poco remunerados, como parte de un trabajo de investigación sobre las condiciones laborales de las clases pobres de Estados Unidos.


„Lo que de verdad tiene el pensamiento positivo de ideología conservadora es su apego al sistema, con todas sus desigualdades y sus abusos de poder.“ Sonríe o muere. La trampa del pensamiento positivo

„Si hablamos en términos globales, el mayor obstáculo para la felicidad es la pobreza. Las encuestas sobre felicidad, hasta donde podemos confiar en ellas, muestran siempre que los países más felices del mundo suelen ser los más ricos. Estados Unidos está en el puesto 23 y el Reino Unido en el 41, por ejemplo; mientras que la India aparece en el nada halagüeño puesto 125 (de 178 países).“ Sonríe o muere. La trampa del pensamiento positivo


„Los sacerdotes que predican el pensamiento positivo en Estados Unidos seguramente se quedarán desolados si ven que se habla de ellos en el mismo capítulo (y hasta en el mismo libro) que de los censores y propagandistas del estalinismo.“ Sonríe o muere. La trampa del pensamiento positivo

„De las cuatro mayores megaiglesias de Estados Unidos, tres difunden el “evangelio de la prosperidad“ Sonríe o muere. La trampa del pensamiento positivo

„Si te basta con una foto chula y una frasecita para motivarte, es que tienes un trabajo muy fácil… uno de esos que dentro de poco harán los robots”.“ Sonríe o muere. La trampa del pensamiento positivo

„Se suele hablar de la arraigada creencia en la oportunidad y en la movilidad social para explicar la alta tolerancia de los estadounidenses ante la desigualdad. La mayoría de los estadounidenses encuestados cree que en el futuro ganará más que la media (a pesar de que eso sea una imposibilidad matemática).“ Sonríe o muere. La trampa del pensamiento positivo

„En la Unión Soviética, igual que en los países del Este y en Corea del Norte, los censores exigían que el arte, la literatura y el cine estuvieran llenos de alegría, que los héroes fueran felices, que la trama hablara de lograr las cuotas de producción y que el final feliz pasara por un glorioso futuro revolucionario.“ Sonríe o muere. La trampa del pensamiento positivo

„Los regímenes estalinistas tenían que apoyarse en el aparato del Estado (escuelas, policía secreta, etcétera) para imponer el optimismo, pero las democracias capitalistas confían en el mercado para que les haga el trabajo.“ Sonríe o muere. La trampa del pensamiento positivo


„el colapso económico debería haber convertido en historia esa idea de que la pobreza es un fracaso del individuo, o el fruto de una disfunción interna. En las colas del paro y las de la beneficencia hay tantas hormigas como cigarras, tantos optimistas habituales como depresivos crónicos.“ Sonríe o muere. La trampa del pensamiento positivo

„Las habitaciones de hotel de 34.000 dólares por noche, la hamburguesa cubierta de polvo de oro, que ofrecía Richard Nouveau en el Wall Street Burger Shoppe por 175 dólares, el martini de 10.000 dólares del hotel Algonquin, que se servía con un diamante en la copa…“ Sonríe o muere. La trampa del pensamiento positivo

„algunos de los regímenes más despiadados y autoritarios del mundo han exigido de sus súbditos un optimismo irredento y un constante buen humor.“ Sonríe o muere. La trampa del pensamiento positivo

„Of all the nasty outcomes predicted for women's liberation... none was more alarming than the suggestion that women would eventually become just like men.“


„What you don't necessarily realize when you start selling your time by the hour is that what you're really selling is your.“ Nickel and Dimed: On (Not) Getting By in America

„No matter that patriotism is too often the refuge of scoundrels. Dissent, rebellion, and all-around hell-raising remain the true duty of patriots.“

„When someone works for less pay than she can live on — when, for example, she goes hungry so that you can eat more cheaply and conveniently — then she has made a great sacrifice for you, she has made you a gift of some part of her abilities, her health, and her life. The 'working poor,' as they are approvingly termed, are in fact the major philanthropists of our society. They neglect their own children so that the children of others will be cared for; they live in substandard housing so that other homes will be shiny and perfect; they endure privation so that inflation will be low and stock prices high. To be a member of the working poor is to be an anonymous donor, a nameless benefactor, to everyone else.“ Nickel and Dimed: On (Not) Getting By in America

„I was raised the old-fashioned way, with a stern set of moral principles: Never lie, cheat, steal or knowingly spread a venereal disease. Never speed up to hit a pedestrian or, or course, stop to kick a pedestrian who has already been hit. From which it followed, of course, that one would never ever -- on pain of deletion from dozens of Christmas card lists across the country -- vote Republican.“

Autores similares