Frases de Jorge Ángel Livraga Rizzi

13   0

Jorge Ángel Livraga Rizzi

Fecha de nacimiento: 3. Septiembre 1930
Fecha de muerte: 7. Octubre 1991

Jorge Ángel Livraga Rizzi fue un poeta, novelista, filósofo, ensayista y pedagogo argentino. Miembro de la Sociedad Teosófica entre los años 1947 y 1957, y fundador ese último año de la Organización Internacional Nueva Acrópolis de filosofía, cultura y voluntariado.


„Los hombres realmente libres no hablan de libertad, la viven.“

„Los peores cementerios no son los de los hombres muertos, los peores son los cementerios de sueños que tenemos en el corazón.“


„Las gentes, lejos de propender a un entendimiento humano más allá del color de piel, sueñan, en verdad, con una revancha.“

„El ingenio, si es de otros, es siempre molesto.“

„El hombre yerra por ser extremista.“

„El Arte se debe sentir con lágrimas en los ojos, con el corazón compungido, con las manos apretadas. El arte no es simplemente una especie de especulación teorética o mental.“

„El hombre tiene el tamaño de aquello a lo cual se atreve a hacer.“

„El temor de demostrar amor es lo que nos ha quitado el derecho a la esperanza.“


„Ese "Algo" que llamamos Dios dio "voluntad" de perduración a las cosas, "amor" a los seres y una planificación portentosamente "inteligente" a los cuerpos y a la vida.“

„La verdad es siempre increíble; no hay nada más creíble que la mentira.“

„No temas el misterio, hazte su hijo predilecto: sabe que el mayor misterio, la raíz misma del enigma, es el motor inmóvil del universo, y a El sólo puede llegarse por la Sabiduría. La acción y la inacción; la bondad y la maldad; todos los distintos reinos de la naturaleza visible e invisible, no son más que campos de práctica, caminos largos o cortos que llevan inexorablemente a la sabiduría.“

„Solo el conocimiento de la Verdad hace libres a los hombres y las distintas sectas parecen rivalizar en ignorancia. ¡Inútil es cambiar de yugo: lo esencial es dejar de ser buey!.“

„Un Ideal no es la suma de perfecciones que concebimos, sino la raíz metafísica que provocó en nosotros esa conciencia de perfección.“

Autores similares