Frases sobre precipicio

Una colección de frases y citas sobre el tema del precipicio, borde, mismo, amor.

Un total de 30 citas, filtro:

Jean Paul Sartre Foto
Jean Paul Sartre Foto

„Tú sabes que ponerse a querer a alguien es una hazaña. Se necesita una energía, una generosidad, una ceguera… Hasta hay un momento, al principio mismo, en que es preciso saltar un precipicio; si uno reflexiona, no lo hace.“

—  Jean Paul Sartre filósofo, escritor y activista francés 1905 - 1980

La Náusea
Fuente: [Alperi], Víctor. Los días y las sombras, o, El final de un siglo. Edición ilustrada. Editorial KRK Ediciones, 2001, p. 94.

John Piper Foto
Andrés Bello Foto

„Los que no moderan pasiones son arrastrados a lamentables precipicios.“

—  Andrés Bello poeta, filólogo, educador y jurista, venezolano. 1781 - 1865

Sin fuentes

„Estábamos al borde del precipicio, pero dimos un gran paso para evitarlo.“

—  Gregorio Álvarez político uruguayo (1925-2016) 1926 - 2016

Sin fuentes

Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Ray Bradbury Foto

„Actuar sin saber te saca del precipicio.“

—  Ray Bradbury escritor estadounidense 1920 - 2012

Vicente Huidobro Foto

„Mi pesadez viene de los precipicios.“

—  Antonio Porchia 1885 - 1968

Voces (1943)

Tácito Foto

„Para quienes ambicionan el poder, no existe una vía media entre la cumbre y el precipicio.“

—  Tácito historiador, senador, cónsul y gobernador del Imperio romano 54 - 120

Sin fuentes

Tácito Foto
Stendhal Foto
Jacques Bénigne Bossuet Foto

„La vida humana se parece a un camino cuya salida es un precipicio horroroso; nos advierten de ello desde los primeros pasos; pero el decreto está ya pronunciado: es preciso adelantar siempre sin poder retroceder.“

—  Jacques Bénigne Bossuet Clerigo frances 1627 - 1704

Fuente: El Eco de los siglos: tesoro de máximas, sentencias, pensamientos, proverbios, axiomas y dichos agudos. Editorial Imp Ignacio Olivarer, 1843. p. 16.

Roque Valero Foto
Lucian Blaga Foto
Elena Poniatowska Foto
Catón el Joven Foto
Silvina Ocampo Foto
Lírico Foto
Concepción Arenal Foto

„La felicidad es ciega, sobrado arrogante para ver precipicios bajo las flores que cubren su camino.“

—  Concepción Arenal escritora y abogada española 1820 - 1893

Fuente: El visitador del pobre. Volumen 1 de Obras completas. Concepción Arenal. Editorial Est. Tip. "Sucesores de Rivadeneyra", 1894. Página 147.

Erri De Luca Foto
Charles Baudelaire Foto

„Oh, tú, el más sabio y bello de los ángeles,
Dios traicionado por el destino y de alabanzas privado,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!

Oh, Príncipe del exilio, a quien se ha agraviado,
y que, vencido, siempre más poderoso vuelves a levantarte,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!

Tú que todo lo sabes, gran Rey de las cosas subterráneas,
tú, familiar sanador de las angustias humanas,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!

Tú que, hasta a los leprosos y los parias malditos,
enseñas mediante el amor el sabor del Paraíso,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!

Oh tú que de la Muerte, esa amante vieja y poderosa,
engendras la Esperanza, esa adorable loca,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!

Tú que das al condenado esa mirada en torno al cadalso
que, arrogante y serena, a todo un pueblo condena,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!

Tú que sabes en qué rincón de las tierras ansiosas
el celosos Dios ocultó sus piedras preciosas,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!

Tú cuya clara mirada conoce los profundos arsenales
en donde duerme amortajado el pueblo de los metales,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!

Tú cuya extendida mano oculta los precipicios
al sonámbulo que vaga al borde de los edificios,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!

Tú que, mágicamente, haces flexibles los viejos huesos
del borracho rezagado al que los caballos atropellaron,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!

Tú que, para consolar al frágil que sufre,
nos enseñas a mezclar el salitre y el azufre,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!

Tú que pones tu marca, oh cómplice sutil,
en la frente del Creso despiadado y vil,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!

Tú que pones en el corazón de las muchachas
el culto a las heridas y el amor a los harapos,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!

Báculo del desterrado, lámpara del inventor,
confesor del ahorcado y del conspirador,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!

Padre adoptivo de aquellos a quienes, en su negra cólera,
Dios padre del Paraíso terrenal expulsó,

¡oh, Satán, apiádate de mi enorme miseria!¡Gloria y alabanza a ti, Satán, en las alturas
del Cielo, donde reinas, y en las profundidades
del Infierno, donde, vencido, en silencio sueñas!
¡Haz que mi alma un día, bajo el árbol de la Ciencia,
cerca de ti descanse, en la hora en que sobre tu frente
como un Templo nuevo sus ramas se extiendan!“

—  Charles Baudelaire, libro Las flores del mal

Les Fleurs du Mal

Vicente Huidobro Foto
Mario Benedetti Foto

„Terapia Para no sucumbir ante la tentación del precipicio el mejor tratamiento es el fornicio.“

—  Mario Benedetti escritor uruguayo 1920 - 2009

El amor, las mujeres y la vida

Henry Miller Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Galeno de Pérgamo Foto
John Katzenbach Foto
Hipólito Yrigoyen Foto