Frases de Juan Domingo Perón

Juan Domingo Perón Foto

46   2

Juan Domingo Perón

Fecha de nacimiento: 8. Octubre 1895
Fecha de muerte: 1. Julio 1974

Juan Domingo Perón fue un militar, político, escritor y presidente argentino, el único hasta la fecha en asumir la presidencia de la Nación en tres ocasiones, todas por medio de elecciones democráticas. Fue el fundador del peronismo, uno de los movimientos populares más importantes de la historia de la Argentina hasta la actualidad.

Participó en la Revolución del 43 que dio por terminada la llamada década infame. Luego de establecer una alianza con las corrientes sindicales socialista y sindicalista revolucionaria, ocupó sucesivamente el Departamento de Trabajo, la Secretaría de Trabajo y Previsión, el Ministerio de Guerra y la Vicepresidencia de la Nación. Desde los dos primeros cargos tomó medidas para favorecer a los sectores obreros y hacer efectivas las leyes laborales: impulsó los convenios colectivos, el Estatuto del Peón de Campo, los tribunales del trabajo y la extensión de las jubilaciones a los empleados de comercio. Estas medidas le ganaron el apoyo de gran parte del movimiento obrero y el repudio de los sectores empresariales, de altos ingresos y del embajador de Estados Unidos Spruille Braden, generándose a partir de 1945 un amplio movimiento en su contra. En octubre de ese año, un golpe palaciego militar lo forzó a renunciar y luego dispuso su arresto, desencadenando el 17 de octubre de 1945 una gran movilización obrera que reclamó su liberación hasta obtenerla. Ese mismo año se casó con María Eva Duarte, que desempeñó un papel político importante durante la presidencia de Perón.

Se presentó como candidato a Presidente en las elecciones de 1946, resultando triunfador. Tiempo después fusionó los tres partidos que habían sostenido su candidatura para crear primero el Partido Único de la Revolución y luego el Partido Peronista; tras la Reforma Constitucional de 1949, fue reelegido en 1951 en las primeras elecciones con sufragio universal de mujeres y varones en Argentina. Además de continuar con sus políticas en pos de favorecer a los sectores más postergados, su gobierno se caracterizó por implementar una línea nacionalista e industrialista, sobre todo en lo tocante a la industria textil, siderúrgica, militares, transporte y comercio exterior. En política internacional sostuvo una tercera posición ante la Unión Soviética y los Estados Unidos, en el marco de la Guerra Fría. En el último año de su gobierno se enfrentó con la Iglesia Católica, acrecentando el enfrentamiento entre peronistas y antiperonistas, y el gobierno endureció su persecución de los grupos terroristas y golpistas, la oposición política y los medios de prensa opositores. Tras una serie de hechos de violencia por parte de grupos civiles y militares antiperonistas, especialmente del bombardeo de la Plaza de Mayo a mediados de 1955, Perón fue derrocado en septiembre de ese mismo año.

La dictadura subsiguiente proscribió al peronismo de la vida política y derogó la reforma constitucional, que incluía medidas de resguardo de los sectores sociales más bajos y la igualdad jurídica de varones y mujeres. Tras su derrocamiento, Perón se exilió en Paraguay, Panamá, Nicaragua, Venezuela, República Dominicana y finalmente en España. Viudo desde 1952, durante su exilio se casó con María Estela Martínez de Perón, conocida como "Isabel". En su ausencia, surgió en Argentina un movimiento conocido como la Resistencia peronista, integrada por diversos grupos sindicales, juveniles, estudiantiles, barriales, religiosos, culturales y guerrilleros, que tenían como fin común la vuelta de Perón y la convocatoria a elecciones libres y sin proscripciones.

Intentó retornar al país en 1964 pero la dictadura brasileña lo impidió por pedido del presidente Illia. Retornó finalmente al país en 1972 para radicarse definitivamente en 1973. Con Perón aún proscripto, el peronismo ganó las elecciones en marzo de 1973. Sectores internos del movimiento se enfrentaron políticamente y por medio de actos de violencia: tras la llamada masacre de Ezeiza, Perón dio un amplio respaldo a los sectores "ortodoxos" de su partido, algunos de los cuales a su vez crearon el comando parapolicial conocido como la Triple A, destinado a perseguir y asesinar militantes calificados "de izquierda", peronistas y no peronistas. Un mes y medio después de asumir, el presidente Cámpora renunció y se convocó a nuevas elecciones sin proscripciones. Perón se presentó junto a su esposa como candidatos a Presidente y Vicepresidente respectivamente en septiembre de 1973 y logró un amplio triunfo, asumiendo el gobierno en octubre de ese año. Pero falleció a mediados de 1974, dejando la Presidencia en manos de la vicepresidenta, que fue derrocada sin haber terminado su mandato. El peronismo continuó existiendo, y ha logrado varios triunfos electorales.


„El Justicialismo no es un hombre, es una doctrina.“

„A más tiempo, menos sangre.“


„Gobernar es fácil, lo difícil es conducir...“

„No hay peor cosa que un bruto con inquietudes.“

„Quien me quiera seguir, que me siga y quien me quiera acompañar, que me acompañe.“

„La verdadera democracia es aquella donde el gobierno hace lo que el pueblo quiere y defiende un solo interés: el del pueblo“

„La Argentina es un país riquísimo que hasta ahora ha sido saqueado por propios y extraños“

„Esto lo sabe hasta el que asó la manteca!“


„La organización vence al tiempo.“

„Para conducir a un pueblo la primera condición es que uno haya salido del pueblo, que sienta y piense como el pueblo. Quien se dedica a la conducción debe ser profundamente humanista: el conductor siempre trabaja para los demás, jámas para él.“

„Las revoluciones se hacen con tiempo, o con sangre.“

„Alejandro, el más grande general de la toda historia tuvo por maestro a Aristóteles, y yo siempre he pensado que mi oficio algo tenia que ver con la filosofía“


„Quien le da pan a perro ajeno, pierde el pan y pierde al perro“

„Muchos perros hacen la muerte de un ciervo“

„Nuestras elecciones deben ser producto de profundas meditaciones.“

„No se debe ser fuerte en todas partes para vencer politicamente, es suficiente ser mas fuerte en el momento y en lugar donde se produce la decisión.“

Autores similares