„Ya no, ya no,
ya no me sirves, zapato negro,
en el cual he vivido como un pie
durante treinta años, pobre y blanca,
sin atreverme apenas a respirar o hacer achís.

Papi: he tenido que matarte.
Te moriste antes de que me diera tiempo…
Pesado como el mármol, bolsa llena de Dios,
lívida estatua con un dedo del pie gris,
del tamaño de una foca de San Francisco.

Y la cabeza en el Atlántico extravagante
en que se vierte el verde legumbre sobre el azul
en aguas del hermoso Nauset.
Solía rezar para recuperarte.
Ach, du.

En la lengua alemana, en la localidad polaca
apisonada por el rodillo
de guerras y más guerras.
Pero el nombre del pueblo es corriente.
Mi amigo polaco

dice que hay una o dos docenas.
De modo que nunca supe distinguir dónde
pusiste tu pie, tus raíces:
nunca me pude dirigir a ti.
La lengua se me pegaba a la mandíbula.

Se me pegaba a un cepo de alambre de púas.
Ich, ich, ich, ich,
apenas lograba hablar:
Creía verte en todos los alemanes.
Y el lenguaje obsceno,

una locomotora, una locomotora
que me apartaba con desdén, como a un judío.
Judío que va hacia Dachau, Auschwitz, Belsen.
Empecé a hablar como los judíos.
Creo que podría ser judía yo misma.

Las nieves del Tirol, la clara cerveza de Viena,
no son ni muy puras ni muy auténticas.
Con mi abuela gitana y mi suerte rara
y mis naipes de Tarot, y mis naipes de Tarot,
podría ser algo judía.

Siempre te tuve miedo,
con tu Luftwaffe, tu jerga pomposa
y tu recortado bigote
y tus ojos arios, azul brillante.
Hombre-panzer, hombre-panzer: oh Tú…

No Dios, sino un esvástica
tan negra, que por ella no hay cielo que se abra paso.
Cada mujer adora a un fascista,
con la bota en la cara; el bruto,
el bruto corazón de un bruto como tú.

Estás de pie junto a la pizarra, papi,
en el retrato tuyo que tengo,
un hoyo en la barbilla en lugar de en el pie,
pero no por ello menos diablo, no menos
el hombre negro que

me partió de un mordisco el bonito corazón en dos.
Tenía yo diez años cuando te enterraron.
A los veinte traté de morir
para volver, volver, volver a ti.
Supuse que con los huesos bastaría.

Pero me sacaron de la tumba,
y me recompusieron con pegamento.
Y entonces supe lo que había que hacer.

Saqué de ti un modelo,
un hombre de negro con aire de Meinkampf,

e inclinación al potro y al garrote.
Y dije sí quiero, sí quiero.
De modo, papi, que por fin he terminado.
El teléfono negro está desconectado de raíz,
las voces no logran que críe lombrices.

Si ya he matado a un hombre, que sean dos:
el vampiro que dijo ser tú
y me estuvo bebiendo la sangre durante un año,
siete años, si quieres saberlo.
Ya puedes descansar, papi.

Hay una estaca en tu negro y grasiento corazón,
y a la gente del pueblo nunca le gustaste.
Bailan y patalean encima de ti.
Siempre supieron que eras tú.
Papi, papi, hijo de puta, estoy acabada.“

Ariel

Citas similares

Jacque Fresco Foto

„No hay problemas de negros, o problemas de polacos, o problemas de judíos, o problemas de griegos, o problemas de mujeres…¡hay problemas humanos!“

—  Jacque Fresco 1916 - 2017

Documental Zeitgeist: Moving Forward
Fuente: Documental: Zeitgeist Moving Forward (Avanzando) http://www.youtube.com/watch?v=4Z9WVZddH9w&t=105m37s

Michel Colucci Foto
Mark Twain Foto

„A mi edad cuando me presentan a alguien ya no me importa si es blanco, negro, católico, musulmán, judío, capitalista, comunista… me basta y me sobra con que sea un ser humano. Peor cosa no podría ser.“

—  Mark Twain escritor estadounidense 1835 - 1910

Sin fuentes
Citas atribuidas
Variante: «Yo no pregunto de qué raza es un hombre, basta que sea un ser humano, nadie puede ser nada peor».

Walt Whitman Foto

„Cuando conozco a alguien no me importa si es blanco, negro, judío o musulmán. Me basta con saber que es un ser humano.“

—  Walt Whitman poeta, enfermero voluntario, ensayista, periodista y humanista estadounidense 1819 - 1892

Sin fuentes

Amaia Montero Foto

„Mis ojos son dos cruces negras, que no han hablado nunca claro, mi corazón lleno de pena, y yo una muñeca de trapo“

—  Amaia Montero Cantautora española 1976

Amaia Montero, Pablo Benegas y Xabi SanMartín, "Muñeca de Trapo"
Guapa

Bob Dylan Foto
John Fitzgerald Kennedy Foto

„Hace dos mil años era un orgullo decir civis romanus sum [Yo soy un ciudadano romano]. Hoy, en el mundo de la libertad, uno puede estar orgulloso de decir Ich bin ein Berliner […] Todos los hombres son libres, donde quiera que vivan, son ciudadanos de Berlín, y, por ello, como un hombre libre, estoy orgulloso de decir Ich bin ein Berliner!“

—  John Fitzgerald Kennedy político estadounidense 1917 - 1963

Resumido como: «Ich bin ein Berliner».
Traducción literal: «Yo soy un berlinés».
En su visita a Berlín Occidental el 23 de junio de 1963, expresando su solidaridad con los ciudadanos del Berlín occidental rodeado por territorio alemán bajo control soviético. Esta frase se la dijeron cuando preguntó, que es lo que podía decir en esos duros momentos a la población de Berlín, a la que un colaborador le dijo simplemente, "yo soy un berlinés", consiguiendo ser una frase que insufló ánimo.

Mick Jagger Foto
Yves Saint Laurent Foto
Georg Wilhelm Friedrich Hegel Foto
Stephen King Foto
Bob Marley Foto
Jaume Perich Foto
Martin Luther King Foto

„No soy negro, soy hombre.“

—  Martin Luther King líder del movimiento por los derechos civiles en los Estados Unidos de América 1929 - 1968

Sin fuentes

Alejandra Pizarnik Foto
Ruth Gavison Foto

„El estado judío debe ser un modelo de cómo actuar con justicia y dignidad hacia todos los habitantes del estado, sean judíos o no judíos.“

—  Ruth Gavison 1945

Fuente: What Zionism Does (Not) Mean: Liberal Zionists Speak Out https://www.huffingtonpost.com/ruth-gavison/liberal-zionists-speak-out-what-zionism-means_b_1454027.html.

Sojourner Truth Foto

„Ese pequeño hombre de negro, dice que las mujeres no pueden tener tantos derechos como los hombres, ¡porque Jesucristo no era una mujer! ¿De dónde viene tu Cristo? ¿De dónde viene tu Cristo? ¡De Dios y de una mujer! El hombre no tuvo nada que ver con Él.“

—  Sojourner Truth activista afroamericana 1797 - 1883

«That little man in black there, he says women can't have as much rights as men, 'cause Jesus Christ wasn't a woman! Where did your Christ come from? Where did your Christ come from? From God and a woman! Man had nothing to do with Him».
Fuente: Discurso titulado ¿No soy una mujer? (ain't I a woman?) pronunciado en 1851, en la Convención de la Mujer, Akron, Ohio.

Shirley Chisholm Foto

„De mis dos desventajas, ser mujer pone muchos más obstáculos en mi camino que ser negra.“

—  Shirley Chisholm político estadounidense 1924 - 2005

Original: «Of my two handicaps, being female put many more obstacles in my path than being black.»
Fuente: Citado en Jet 10 Feb 1972. Vol. 41,N.º 20 ISSN 0021-5996. Publicado por Johnson Publishing Company. p. 12.

„Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Etiam egestas wisi a erat. Morbi imperdiet, mauris ac auctor dictum.“