Frases sobre adivino

Una colección de frases y citas sobre el tema del adivino.

Temas relacionados

Un total de 33 citas, filtro:


Clarice Lispector Foto
Ninon De Lenclos Foto
Pablo Neruda Foto
Giovanni Papini Foto
Sinéad O'Connor Foto
Clarice Lispector Foto
John Katzenbach Foto
Terry Pratchett Foto
Baruch Spinoza Foto

„Los adivinos sólo infunden el máximo respeto a la plebe y el máximo temor a los reyes en los momentos más críticos para un Estado.“

—  Baruch Spinoza filósofo neerlandés 1632 - 1677

Fuente: Citado en Filosofía política contemporánea: controversias sobre civilización, imperio y ciudadanía. Editores Atilio Borón, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires. Departamento de Ciencia Política, Universidade de São Paulo. Departamento de Ciência Política. Compilado porAtilio Borón. Colaborador Gabriel Cohn. Editorial CLACSO, 2003. ISBN 9789509231870. p. 126.

Giordano Bruno Foto

„Da de bofetadas a todos los vates, profetas, adivinos, agoreros y pronosticadores.“

—  Giordano Bruno astrónomo, filósofo, religioso y poeta italiano 1548 - 1600

Expulsión de la bestia triunfante

Help us translate English quotes

Discover interesting quotes and translate them.

Start translating
Pierre-Augustin de Beaumarchais Foto
Alejandro Dolina Foto
Ramón Pérez de Ayala Foto
Pablo Hasél Foto
Agustín de Hipona Foto

„Por lo tanto, un cristiano devoto debe evitar a los astrólogos y a todos los adivinos impíos, especialmente cuando dicen la verdad, por temor a llevar su alma al error al relacionarse con demonios y enredarse con los lazos de esa asociación.“

—  Agustín de Hipona ideólogo cristiano de los siglos IV y V 354 - 430

A veces se ha traducido erróneamente usando la palabra matemáticos en vez de astrólogos, debido a la traducción incorrecta al inglés publicada en Mathematics in Western Culture (1953) de Morris Kline, pág. 3. Según el Little Oxford Dictionary of Proverbs la palabra mathematicus puede traducirse tanto matemático como astrólogo.
Original: (la) Quapropter bono christiano, sive mathematici, sive quilibet impie divinantium, maxime dicentes vera, cavendi sunt, ne consortio daemoniorum animam deceptam, pacto quodam societatis irretiant.
Fuente: De Genesi ad Litteram Liber II, Caput XVII, Nr. 37.

Primo Levi Foto
Bono Foto
Gabriela Mistral Foto

„Bajé por espacio y aires
y mas aires, descendiendo,
sin llamado y con llamada
por la fuerza del deseo,
y a más que yo caminaba
era el descender más recto
y era mi gozo más vivo
y mi adivinar más cierto,
y arribo como la flecha
éste mi segundo cuerpo
en el punto en que comienzan
Patria y Madre que me dieron.

¡Tan feliz que hace la marcha!
Me ataranta lo que veo,
lo que miro o adivino,
lo que busco y lo que encuentro;
pero como fui tan otra
y tan mudada regreso,
con temor ensayo rutas,
peñascales y repechos,
el nuevo y largo respiro,
los rumores y los ecos.
O fue loca mi partida
o es loco ahora el regreso;
pero ya los pies tocaron
bajíos, cuestas, senderos,
gracia tímida de hierbas
y unos céspedes tan tiernos
que no quisiera doblarlos
ni rematar este sueño
de ir sin forma caminando
la dulce parcela, el reino
que me tuvo sesenta años
y me habita como un eco (…)“

—  Gabriela Mistral poeta, diplomática, feminista y pedagoga chilena, lucila de maria del perpetuo godoy alcayaga 1889 - 1957

Poema de Chile
Variante: Bajé por espacio y aires
y mas aires, descendiendo,
sin llamado y con llamada
por la fuerza del deseo,
y a más que yo caminaba
era el descender más recto
y era mi gozo más vivo
y mi adivinar más cierto,
y arribo como la flecha
éste mi segundo cuerpo
en el punto en que comienzan
Patria y Madre que me dieron.

¡Tan feliz que hace la marcha!
Me ataranta lo que veo,
lo que miro o adivino,
lo que busco y lo que encuentro;
pero como fui tan otra
y tan mudada regreso,
con temor ensayo rutas,
peñascales y repechos,
el nuevo y largo respiro,
los rumores y los ecos.
O fue loca mi partida
o es loco ahora el regreso;
pero ya los pies tocaron
bajíos, cuestas, senderos,
gracia tímida de hierbas
y unos céspedes tan tiernos
que no quisiera doblarlos
ni rematar este sueño
de ir sin forma caminando
la dulce parcela, el reino
que me tuvo sesenta años
y me habita como un eco.

Voy en delgadez de niebla
pero sin embargo llevo
las facciones de mi cara,
lo quebrantado del peso,
intacta la voluntad
pero el rostro medio ciego
y respondo por mi nombre
aunque ya no sea aquéllo.

Jorge Luis Borges Foto

„Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Etiam egestas wisi a erat. Morbi imperdiet, mauris ac auctor dictum.“