Frases sobre clase

Una colección de frases y citas sobre el tema del clase, mismo, ser, toda.

Un total de 729 citas, filtro:

Mao Zedong Foto

„Una revolución es una insurrección, es un acto de violencia mediante el cual una clase derroca a otra.“

—  Mao Zedong Presidente del Partido Comunista de China 1893 - 1976

1927
Fuente: China en América Latina: Reflexiones sobre las relaciones transpacíficas. Creutzfeldt, Benjamin. Universidad Externado, 2012. ISBN 9789587109061. Página 369. https://books.google.es/books?id=-C6jDwAAQBAJ&pg=PA369&dq=Una+revoluci%C3%B3n+es+una+insurrecci%C3%B3n,+es+un+acto+de+violencia+mediante+el+cual+una+clase+derroca+a+otra&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwj_gLWC4NHmAhUxA2MBHaU3Am4Q6AEIKDAA#v=onepage&q=Una%20revoluci%C3%B3n%20es%20una%20insurrecci%C3%B3n%2C%20es%20un%20acto%20de%20violencia%20mediante%20el%20cual%20una%20clase%20derroca%20a%20otra&f=false En google libros. Consultado el 25 de diciembre de 2019.

John Katzenbach Foto
Fernando Vallejo Foto
Brandon Sanderson Foto

„¿Qué clase de cosas puedes romper?
-De todo tipo. Puertas, dispositivos electrónicos, mesas… Una vez rompí un pollo.
-¿Un pollo?
-Sí, estaba de excursión. Me… frustré y cogí un pollo. Cuando lo solté, se le cayeron de golpe todas las plumas y, a partir de entonces, se negó a comer otra cosa que no fuera comida para gatos.“

—  Brandon Sanderson escritor de fantasía estadounidense 1975

Alcatraz vs. The Evil Librarians Series: (Alcatraz vs. The Evil Librarians, The Scrivener's Bones, The Knights of Crystallia, The Shattered Lens, The Dark Talent)

Isadora Duncan Foto
Coco Chanel Foto
Juan Carlos Onetti Foto
Howard Phillips Lovecraft Foto
Esteban Echeverría Foto
Haruki Murakami Foto
Lana del Rey Foto

„tienes habilidad
Hasta para la más
violenta clase de amor que existe ahí­ afuera“

—  Lana del Rey cantante compositora estadounidense y modelo 1985

Fuente: Canción Bel Air

Terry Pratchett Foto
Rodolfo Walsh Foto
Francisco Franco Foto

„Querido hermano: Recibo atónito tu carta y me asombro de los sanos consejos que en ella me das.
Tienes formado muy mal concepto de las fuerzas republicanas y excesivamente bueno de las monárquicas y de lo que representa el trono.
Siguiendo la monarquía en España, ya conoces el rumbo de la nación. La nobleza, que se considera casta superior, en su mayoría descendientes bastardos de otros nobles, viviendo a costa del país al amparo de la monarquía, con delegaciones regias, negocios dudosos, puestos políticos influyentes, y escarneciendo a las clases inferiores -más morales cuanto más inferiores- con sus desenfrenos de todos conocidos.
El alto clero y las congregaciones, que tienen su principal apoyo en la dinastía reinante, asfixiando las libertades públicas con sus demandas y desafueros, llevándose en forma directa o indirecta un buen trozo del presupuesto, mientras el país languidece y la incultura perdura por falta de escuelas y elementos de enseñanza, pues en los presupuestos no queda dinero para tan perentorias atenciones.
Los príncipes, infantes y demás parientes más o menos cercanos al trono, hacen truculentos negocios con el amparo que les presta el poder.
El ejército, que debiera ser servidor de la nación, hoy sólo sirve al trono y, para proteger a éste, se atreve a ametrallar al pueblo ansioso de recuperar su soberanía, atropellada y escarnecida por la dictadura borbónica.
Mientras, el ejército se apropia el oficio de verdugo de la nación, descuida su eficiencia guerrera y es tan sólo una caricatura de lo que debiera ser.
En cambio, se lleva la tercera parte de los presupuestos nacionales.
La vieja política, desacreditada, dando origen al golpe de Estado del año 23, llegó a aquel punto de descrédito, gobernando, o mejor dicho, desgobernando las clases monárquicas en cooperación con el poder moderador - por no llamarle absoluto - de ese trono que tanto defiendes.
En la monarquía no aparecen valores nuevos. Las mismas causas de antaño producirán los mismos efectos.
Tras una nueva etapa de desgobierno, funesta, desde luego, vendrá otra etapa de dictadura, que completará la labor de la dictadura anterior, terminando de ahogar todo espíritu liberal y ciudadano y convirtiéndonos en lo que son hoy algunas repúblicas americanas.
Los pocos ciudadanos que pueden, para no morir a manos reaccionarias tendrán que emigrar, perdiéndose para España los valores que ellos representan.
Los generales -incapaces- que hoy se agrupan en torno del trono para defenderlo, no llevan otras miras que evitar la llegada de un orden nuevo, en el que por su incapacidad no tendrían puesto decoroso; y para salvar su actual posición privilegiada, defienden a su señor con instinto y dote de esclavos, tratando de poner una vez más el ejército enfrente del pueblo.
Esto, que sucedió otras veces, ya no lo conseguirán, y el soldado y el oficial se pondrán al lado de aquél para ayudarle a sacudir sus yugos legendarios y hacer justicia, su justicia, la verdadera justicia, la justicia popular.
El pueblo paga al ejército y al trono para que le sirvan y no para que lo tiranicen, y cuando se cansa de pagar servidores desleales, está en su legítimo derecho a prescindir de ellos.
El trono rompió la constitución, que es el pacto que tenía con el pueblo; roto el pacto, al pueblo, sólo al pueblo, corresponde rehacerlo o elegir el régimen de gobierno que le ofrezca más sólida garantía de progreso y bienestar.
Un régimen que por evoluciones parlamentarias y no por revoluciones sangrientas consiga que no sea un mito el significado de las tres palabras "Libertad, Igualdad, Fraternidad".
Ese régimen no puede ser ya la monarquía, puesto que ha demostrado cumplidamente que sólo satisface sus egoísmos, sin importarle un ardite las necesidades del país.
El mundo en pocos años ha evolucionado rápidamente. Casi todas las naciones de Europa están hoy constituidas en repúblicas, lo están todas las de América. Los que sentimos el culto de la patria, debemos quererla republicana, única forma de que progrese y se coloque al nivel del resto de Europa, respecto al cual vamos atrasados muchos años.
Una república moderada sería la solución al actual estado de cosas.
Ella atraería a la gobernación del país a las clases privilegiadas sin espantarlas ni ponerles enfrente, como sucedería con el establecimiento de una república radical.
Los elementos más radicales la respetarían, porque verían siempre en ella la posibilidad de evolucionar hacia sus ideales, tratando de ganar puestos en los comicios con su conducta, sus programas y una adecuada propaganda.
El país se gobernaría en definitiva como quisiera y evitaríamos la llegada de una revolución que camina con pasos de gigante y que cuanto más tarde más violenta ha de ser.
Dices en tu carta con un profundo desconocimiento que las izquierdas son averiada mercancía. ¡Mercancía y bien averiada son las derechas! ¡Ya hemos visto cómo se vendían o alquilaban! Lo poco bueno que en ellas quedaban, se ha marchado a la república, por no convivir con tanto profesional de la indignidad y de la falta de decoro. Los partidos monárquicos ¡¡ésos sí que son averiada mercancía!!“

—  Francisco Franco general y dictador español 1892 - 1975

Carta de Ramón Franco a su hermano
Fuente: "Autobiografía del general Franco" de Manuel Vázquez Montalbán.

Lemony Snicket Foto
Josemaría Escrivá de Balaguer Foto
Mario Vargas Llosa Foto
Angus Young Foto
Lenin Foto
Blaise Pascal Foto
Fiódor Dostoyevski Foto
Nicolás Maquiavelo Foto
Bertrand Russell Foto
Antoine-Laurent de Lavoisier Foto

„Considero a la Naturaleza como un amplio laboratorio químico en el que tienen lugar toda clase de síntesis y descomposiciones.“

—  Antoine-Laurent de Lavoisier químico francés 1743 - 1794

Fuente: Poirier, Jean Pierre. Lavoisier, chemist, biologist, economist. University of Pennsylvania Press, 1996. ISBN 0-8122-3365-4, pág. 311.

Mae West Foto
Paulo Coelho Foto
Immanuel Kant Foto
Albert Jay Nock Foto
Helen Keller Foto

„La literatura es mi Utopía. No hay barrera de sentidos que me pueda quitar este placer. Los libros me hablan sin impedimentos de ninguna clase.“

—  Helen Keller escritora, oradora y activista política sordociega estadounidense y teosofia 1880 - 1968

Fuente: The Story of My Life (1903)

Hipólito Yrigoyen Foto
Isabel Allende Foto

„Blanca, en cambio, se había acostumbrado a vivir sola. Terminó por encontrar paz
en sus quehaceres de la gran casa, en su taller de cerámica y en sus Nacimientos de
animales inventados, donde lo único que correspondía a las leyes de la biología era la
Sagrada Familia perdida en una multitud de monstruos. El único hombre de su vida era
Pedro Tercero, pues tenía vocación para un solo amor. La fuerza de ese
inconmovible sentimiento la salvó de la mediocridad y de la tristeza de su destino.
Permanecía fiel aun en los momentos en que él se perdía detrás de algunas ninfas de
pelo lacio y huesos largos, sin amarlo menos por ello. Al principio creía morir cada vez
que se alejaba, pero pronto se dio cuenta de que sus ausencias duraban lo que un
suspiro y que invariablemente regresaba más enamorado y más dulce. Blanca prefería
esos encuentros furtivos con su amante en hoteles de cita, a la rutina de una vida en
común, al cansancio de un matrimonio y a la pesadumbre de envejecer juntos
compartiendo las penurias de fin de mes, el mal olor en la boca al despertar, el tedio
de los domingos y los achaques de la edad. Era una romántica incurable. Alguna vez
tuvo la tentación de tomar su maleta de payaso y lo que quedaba de las joyas del
calcetín, e irse con su hija a vivir con él, pero siempre se acobardaba. Tal vez temía
que ese grandioso amor, que había resistido tantas pruebas, no pudiera sobrevivir a la
más terrible de todas: la convivencia. Alba estaba creciendo muy rápido y comprendía
que no le iba a durar mucho el buen pretexto de velar por su hija para postergar las
exigencias de su amante, pero prefería siempre dejar la decisión para más adelante.
En realidad, tanto como temía la rutina, la horrorizaba el estilo de vida de Pedro
Tercero, su modesta casita de tablas y calaminas en una población obrera, entre
cientos de otras tan pobres como la suya, con piso de tierra apisonada, sin agua y con
un solo bombillo colgando del techo. Por ella, él salió de la población y se mudó a un
departamento en el centro, ascendiendo así, sin proponérselo, a una clase media a la
cual nunca tuvo aspiración de pertenecer. Pero tampoco eso fue suficiente para Blanca.
El departamento le pareció sórdido, oscuro, estrecho y el edificio promiscuo. Decía que
no podía permitir que Alba creciera allí, jugando con otros niños en la calle y en las
escaleras, educándose en una escuela pública. Así se le pasó la juventud y entró en la
madurez, resignada a que los únicos momentos de placer eran cuando salía
disimuladamente con su mejor ropa, su perfume y las enaguas de mujerzuela que a
Pedro Tercero cautivaban y que ella escondía, arrebolada de vergüenza, en lo más
secreto de su ropero, pensando en las explicaciones que tendría que dar si alguien las
descubría. Esa mujer práctica y terrenal para todos los aspectos de la existencia,
sublimó su pasión de infancia, viviéndola trágicamente. La alimentó de fantasías, la idealizó, la defendió con fiereza, la depuró de las verdades prosaicas y pudo convertirla
en un amor de novela.“

—  Isabel Allende, libro La casa de los espíritus

The House of the Spirits

Alexis De Tocqueville Foto
Charles Bukowski Foto
Simon Wiesenthal Foto
Euripidés Foto
Robin S. Sharma Foto
Fiódor Dostoyevski Foto

„Cuando se ama, incluso se puede prescindir de la felicidad. La vida es bella aun cuando se sufre. Vivir es grato, cualquiera que sea la clase de vida.“

—  Fiódor Dostoyevski, libro Memorias del subsuelo

Variante: «Y con amor y sin felicidad se puede vivir. La vida es bella aun en la desgracia, es bueno vivir en el mundo, sea como sea».
Fuente: Dostoyevski, Fiódor. Colección de Fiódor Dostoyevski. e-artnow, 2015. https://books.google.es/books?id=vKNjDwAAQBAJ&pg=PT177&dq=%22la+vida+es+bella%22+dostoievski&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjsj63z1OviAhXS1eAKHepCCaYQ6AEINTAC#v=onepage&q=%22la%20vida%20es%20bella%22%20dostoievski&f=false En Google Books. Consultado el 15 de junio de 2019.
Fuente: Memorias del subsuelo.
Fuente: [Dostoyevsky], Fyodor (traducción de Alejandro [Ariel González]). Memorias del Subsuelo, p. 97. Ediciones Colihue SRL, 2006. https://books.google.es/books?id=cXO-Cvc838UC&pg=PA11&dq=rousseau+dostoievski&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwi564mX1OviAhXl6OAKHY9SBNwQ6AEIKTAA#v=snippet&q=bella&f=false En Google Books. Consultado el 15 de junio de 2019.

Thomas Mann Foto
Frank Iero Foto
Napoleon Bonaparte Foto

„En las revoluciones hay dos clases de personas; las que las hacen y las que se aprovechan de ellas.“

—  Napoleon Bonaparte político y militar francés 1769 - 1821

Citas de Napoleón

Gabriel García Márquez Foto

„El mundo habrá acabado de joderse el día en que los hombres viajen en primera clase y la literatura en el vagón de carga.“

—  Gabriel García Márquez, libro Cien años de soledad

Cien años de soledad
Cien años de soledad (1967)
Variante: «El mundo habrá acabado de joderse —dijo entonces— el día en que los hombres viajen en primera clase y la literatura en el vagón de carga.»

Alfred Russel Wallace Foto

„Hay una tendencia en la naturaleza a la progresión continua de ciertas clases de variedades que se alejan cada vez más de la clase original.“

—  Alfred Russel Wallace naturalista, explorador, geógrafo, antropólogo y biólogo británico 1823 - 1913

Fuente: Wallace, A.R.(1858) On the tendency of varieties to depart indefinitely from the original type. J. Proc. Linnean Society (Zoology) 3:53–62.

Lenin Foto
Jennifer Niven Foto
José Ortega Y Gasset Foto
Michel De Montaigne Foto

„No existe lucro ni provecho sino a costa de otro; de modo que en buena cuenta habría que condenar toda clase de ganancias.“

—  Michel De Montaigne biografía, filósofo y político francés del Renacimiento 1533 - 1592

Sin fuentes

François-René de Chateaubriand Foto
Robert Kennedy Foto
Pablo Hasél Foto
Ana María Matute Foto
Ludwig von Mises Foto
Charles Wright Mills Foto
Thomas Paine Foto
Diego Rivera Foto
Michael Jackson Foto
Karl Marx Foto
Arturo Jauretche Foto
Daniel Alcides Carrión Foto

„Tú estudias felizmente hasta ahora con buen éxito y es prudente seguir en Lima donde es más posible sostenerte y de donde han salido también médicos de primera clase.“

—  Daniel Alcides Carrión científico peruano 1857 - 1885

Fuente: Peñaloza Jarrín Peñaloza J., José Benigno. Los inmortales de Junín y Pasco: hechos épicos regionales desde la prehistoria hasta 1885. Editorial Médicos Asesores, 1985. p. 318.

Lenin Foto

„El Estado es el arma de represión de una clase sobre otra.“

—  Lenin político ruso, teórico comunista, líder de la facción bolchevique del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia 1870 - 1924

El Estado y la Revolución.

Friedrich Engels Foto
Cassandra Clare Foto
Octavio Paz Foto
Stanisław Jerzy Lec Foto

„El que busca el cielo en la tierra se ha dormido en clase de geografía.“

—  Stanisław Jerzy Lec escritor polaco 1909 - 1966

Fuente: [Albaigès Olivart] (1997), p.271

Eduardo Duhalde Foto
Alfonsina Storni Foto
Hayao Miyazaki Foto
Billie Joe Armstrong Foto
Alberto Blest Gana Foto
Billy Graham Foto
Billy Graham Foto
Billy Graham Foto
Charles de Gaulle Foto
Karl Marx Foto
Karl Marx Foto
Karl Marx Foto
Karl Marx Foto
Jorge Eliécer Gaitán Foto
Aaliyah Foto

„Empecé a actuar cuando era pequeña. Hice un montón de piezas, yo cantaba. Tuve clases de baile. Yo fui entrenado en todo.“

—  Aaliyah cantante, bailarina, actriz y modelo estadounidense 1979 - 2001

Sin fuentes

Ramón Barros Luco Foto

„No hay sino dos clases de problemas en política: los que se resuelven solos y los que no tienen solución.“

—  Ramón Barros Luco Ex presidente de Chile 1835 - 1919

Fuente: [Canessa Robert], Julio. Quiebre y recuperación del orden institucional en Chile: el factor militar, 1924-1973. Emérida Ediciones, 1995. ISBN 9789567308040, p. 35.

Lenin Foto
Hipólito Yrigoyen Foto
Haruki Murakami Foto
Antonio García-Trevijano Forte Foto
Kase-O Foto

„Le pongo entusiasmo que es otra clase de orgasmo“

—  Kase-O rapero y compositor español 1980

Adolf Hitler Foto
Adolf Hitler Foto

„Bajo el concepto de lectura, concibo cosas muy diferentes de lo que piensa la gran mayoría de los llamados intelectuales. Conozco individuos que leen muchísimo, libro tras libro y letra por letra, y sin embargo no pueden ser tildados de "lectores". Poseen una multitud de "conocimientos", pero su cerebro no consigue ejecutar una distribución y un registro del material adquirido. Les falta el arte de separar, en el libro, lo que es de valor y lo que es inútil, conservar para siempre en la memoria lo que en verdad interesa, pudiendo saltarse y desechar lo que no les comporta ventaja alguna, para no retener lo inútil y sin objeto. La lectura no debe entenderse como un fin en sí misma, sino como medio para alcanzar un objetivo. En primer lugar, la lectura debe auxiliar la formación del espíritu, despertar las inclinaciones intelectuales y las vocaciones de cada cual. Enseguida, debe proveer el instrumento, el material de que cada uno tiene necesidad en su profesión, tanto para simple seguridad del pan como para la satisfacción de los más elevados designios. En segundo lugar, debe proporcionar una idea de conjunto del mundo. En ambos casos, es necesario que el contenido de cualquier lectura no sea aprendido de memoria de un conjunto de libros, sino que sea como pequeños mosaicos en un cuadro más amplio, cada uno en su lugar, en la posición que les corresponde, ayudando de esta forma a esquematizarlo en el cerebro del lector. De otra forma, resulta un bric-á-brac de materias memorizadas, enteramente inútiles, que transforman a su poseedor en un presuntuoso, seriamente convencido de ser un hombre instruido, de entender algo de la vida, de poseer cultura, cuando la verdad es que con cada aumento de esa clase de conocimientos, más se aparta del mundo, hasta que termina en un sanatorio o como político en un parlamento.“

—  Adolf Hitler Führer y Canciller Imperial de Alemania. Líder del Partido Nazi 1889 - 1945

Mi Lucha

Edgar Allan Poe Foto
Karl Marx Foto
Haruki Murakami Foto
Hannah Arendt Foto

„Nunca en mi vida he 'amado' a ningún pueblo ni colectivo, ni al pueblo alemán, ni al francés, ni al norteamericano, ni a la clase obrera, ni a nada semejante. En efecto, sólo 'amo' a mis amigos y el único género de amor que conozco y en el que creo es el amor a las personas.“

—  Hannah Arendt filósofa política alemana y posteriormente estadounidense 1906 - 1975

Traducción: Miguel Candel.
Con referencia bibliográfica
Fuente: "Eichmann en Jerusalén" (24 de julio de 1963, carta a Gershom Scholem), en Una revisión de la historia judía y otros ensayos. Barcelona, Paidós, 2005, página 145.