Frases sobre cura

Una colección de frases y citas sobre el tema del cura.

Temas relacionados

Un total de 111 citas, filtro:


Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Helen Keller Foto
Hipócrates Foto

„Lo que los medicamentos no sanan lo cura el hierro; lo que no cura el hierro, el fuego lo cura; lo que no sana el fuego debe considerarse incurable.“

—  Hipócrates médico griego, considerado el padre de la Medicina -460 - -370 a.C.

Sect. VIII, aph. 6
Fuente: [Zozaya, Antonio, Editorial Maxtor, Aforismos y pronósticos de Hipócrates, 2008, Valladolid, 77-78, 84-9761519-0]

Cassandra Clare Foto
Raúl Alfonsín Foto

„Con la democracia se come, con la democracia se educa, con la democracia se cura.“

—  Raúl Alfonsín cuatrigésimo tercer presidente de la República Argentina 1927 - 2009

Sin fuentes

Fernando González Ochoa Foto

„El diablo, el cura, el alcalde, el bachiller, el mister, el arriero y el mendigo: Ahí está nuestro país.“

—  Fernando González Ochoa escritor colombiano 1895 - 1964

Fuente: Merino Botero, Bernardo. Pecados capitales en la política y otras vainas afines. Editorial Uniediciones, 2006. ISBN 9789588255415. p. 209.

George Bernard Shaw Foto

„La juventud es una enfermedad que se cura con los años“

—  George Bernard Shaw escritor irlandés, ganador del Premio Nobel de literatura en 1925 y del Óscar en 1938 1856 - 1950

Atribuidas

Thomas Wolfe Foto

„La cura más segura contra la vanidad es la soledad.“

—  Thomas Wolfe escritor estadounidense 1900 - 1938

Fuente: [Señor] (1997), p. 415.

Amy Tan Foto

Help us translate English quotes

Discover interesting quotes and translate them.

Start translating
Jacques Lacan Foto

„El psicoanálisis es una cura para la ignorancia.“

—  Jacques Lacan Psiquiatra y psicoanalista francés 1901 - 1981

Sin fuentes

Patrick Rothfuss Foto

„Quizá la mayor facultad que posee nuestra mente sea la capacidad de sobrellevar el dolor. El pensamiento clásico nos enseña las cuatro puertas de la mente, por las que cada uno pasa según sus necesidades.
La primera puerta es la puerta del sueño. El sueño nos ofrece un refugio del mundo y de todo su dolor. El sueño marca el paso del tiempo y nos proporciona distancia de las cosas que nos han hecho daño. Cuando una persona resulta herida, suele perder el conocimiento. Y cuando alguien recibe una noticia traumática, suele desvanecerse o desmayarse. Así es como la mente se protege del dolor: pasando por la primera puerta.
La segunda es la puerta del olvido. Algunas heridas son demasiado profundas para curarse, o para curarse deprisa. Además, muchos recuerdos son dolorosos, y no hay curación posible. El dicho de que <> es falso. El tiempo cura la mayoría de las heridas. El resto están escondidas detrás de esa puerta.
La tercera es la puerta de la locura. A veces, la mente recibe un golpe tan brutal que se esconde en la demencia. Puede parecer que eso no sea beneficioso, pero lo es. A veces, la realidad es solo dolor, y para huir de ese dolor, la mente tiene que abandonar la realidad.
La última puerta es la de la muerte. El último recurso. Después de morir, nada puede hacernos daño, o eso nos han enseñado.“

—  Patrick Rothfuss, libro El nombre del viento

The Name of the Wind
Variante: Quizá la mayor facultad que posee nuestra mente sea la capacidad de sobrellevar el dolor. El pensamiento clásico nos enseña las cuatro puertas de la mente, por las que cada uno pasa según sus necesidades.
La primera es la puerta del sueño. El sueño nos ofrece un refugio del mundo y de todo su dolor. El sueño marca el paso del tiempo y nos proporciona distancia de las cosas que nos han hecho daño. Cuando una persona resulta herida, suele perder el conocimiento. Y cuando alguien recibe una noticia traumática, suele desvanecerse o desmayarse. Así es como la mente se protege del dolor: pasando por la primera puerta.
La segunda es la puerta del olvido. Algunas heridas son demasiado profundas para curarse, o para curarse deprisa. Además, muchos recuerdos son dolorosos, y no hay curación posible. El dicho de que «el tiempo todo lo cura» es falso. El tiempo cura la mayoría de las heridas. El resto están escondidas detrás de esa puerta.
La tercera es la puerta de la locura. A veces, la mente recibe un golpe tan brutal que se esconde en la demencia. Puede parecer que eso no sea beneficioso, pero lo es. A veces, la realidad es solo dolor, y para huir de ese dolor, la mente tiene que abandonar la realidad.
La última puerta es la de la muerte. El último recurso. Después de morir, nada puede hacernos daño, o eso nos han enseñado.

Raúl Alfonsín Foto
Tomás de Kempis Foto
Alejandro Palomas Foto
Leonard Cohen Foto
Jorge Ibargüengoitia Foto
Fernando Vallejo Foto
Joseph Murphy Foto

„El médico cura la herida y Dios la sana”.“

—  Joseph Murphy escritor estadounidense 1898 - 1981

El poder de la mente subconsciente

Miguel Abuelo Foto

„Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Etiam egestas wisi a erat. Morbi imperdiet, mauris ac auctor dictum.“