Frases sobre misterio

Una colección de frases y citas sobre el tema del misterio, vida, vida, hombre.

Un total de 261 citas, filtro:

Charles Baudelaire Foto
Mariano Moreno Foto
Oscar Wilde Foto

„El misterio del amor es mayor que el misterio de la muerte.“

—  Oscar Wilde escritor irlandés 1854 - 1900

Sin fuentes

Francis Collins Foto
Oscar Wilde Foto

„Porque posee usted la más maravillosa juventud, y la juventud es lo más precioso que se puede poseer.

–No lo siento yo así, lord Henry.

–No; no lo siente ahora. Pero algún día, cuando sea viejo y feo y esté lleno de arrugas, cuando los pensamientos le hayan marcado la frente con sus pliegues y la pasión le haya quemado los labios con sus odiosas brasas, lo sentirá, y lo sentirá terriblemente. Ahora, dondequiera que vaya, seduce a todo el mundo. ¿Será siempre así?… Posee usted un rostro extraordinariamente agraciado, señor Gray. No frunza el ceño. Es cierto. Y la belleza es una manifestación de genio; está incluso por encima del genio, puesto que no necesita explicación. Es uno de los grandes dones de la naturaleza, como la luz del sol, o la primavera, o el reflejo en aguas oscuras de esa concha de plata a la que llamamos luna. No admite discusión. Tiene un derecho divino de soberanía. Convierte en príncipes a quienes la poseen. ¿Se sonríe? ¡Ah! Cuando la haya perdido no sonreirá… La gente dice a veces que la belleza es sólo superficial. Tal vez. Pero, al menos, no es tan superficial como el pensamiento. Para mí la belleza es la maravilla de las maravillas. Tan sólo las personas superficiales no juzgan por las apariencias. El verdadero misterio del mundo es lo visible, no lo que no se ve… Sí, señor Gray, los dioses han sido buenos con usted. Pero lo que los dioses dan, también lo quitan, y muy pronto. Sólo dispone de unos pocos años en los que vivir de verdad, perfectamente y con plenitud. Cuando se le acabe la juventud desaparecerá la belleza, y entonces descubrirá de repente que ya no le quedan más triunfos, o habrá de contentarse con unos triunfos insignificantes que el recuerdo de su pasado esplendor hará más amargos que las derrotas. Cada mes que expira lo acerca un poco más a algo terrible. El tiempo tiene celos de usted, y lucha contra sus lirios y sus rosas. Se volverá cetrino, se le hundirán las mejillas y sus ojos perderán el brillo. Sufrirá horriblemente… ¡Ah! Disfrute plenamente de la juventud mientras la posee. No despilfarre el oro de sus días escuchando a gente aburrida, tratando de redimir a los fracasados sin esperanza, ni entregando su vida a los ignorantes, los anodinos y los vulgares. Ésos son los objetivos enfermizos, las falsas ideas de nuestra época. ¡Viva! ¡Viva la vida maravillosa que le pertenece! No deje que nada se pierda. Esté siempre a la busca de nuevas sensaciones. No tenga miedo de nada… Un nuevo hedonismo: eso es lo que nuestro siglo necesita. Usted puede ser su símbolo visible. Dada su personalidad, no hay nada que no pueda hacer. El mundo le pertenece durante una temporada… En el momento en que lo he visto he comprendido que no se daba usted cuenta en absoluto de lo que realmente es, de lo que realmente puede ser. Había en usted tantas cosas que me encantaban que he sentido la necesidad de hablarle un poco de usted. He pensado en la tragedia que sería malgastar lo que posee. Porque su juventud no durará mucho, demasiado poco, a decir verdad. Las flores sencillas del campo se marchitan, pero florecen de nuevo. Las flores del codeso serán tan amarillas el próximo junio como ahora. Dentro de un mes habrá estrellas moradas en las clemátides y, año tras año, la verde noche de sus hojas sostendrá sus flores moradas. Pero nosotros nunca recuperamos nuestra juventud. El pulso alegre que late en nosotros cuando tenemos veinte años se vuelve perezoso con el paso del tiempo. Nos fallan las extremidades, nuestros sentidos se deterioran. Nos convertimos en espantosas marionetas, obsesionados por el recuerdo de las pasiones que nos asustaron en demasía, y el de las exquisitas tentaciones a las que no tuvimos el valor de sucumbir. ¡Juventud! ¡Juventud! ¡No hay absolutamente nada en el mundo excepto la juventud!“

—  Oscar Wilde, libro El retrato de Dorian Gray

The Picture of Dorian Gray

Alejandra Pizarnik Foto
Hildegarda de Bingen Foto

„¡Pobre alma, hija de tantas miserias! Estás como calcinada por tantos y tan crueles sufrimientos físicos. Sin embargo, todavía te invade el flujo abismal de los misterios de Dios.“

—  Hildegarda de Bingen Santa medieval, profetisa, mística, escritora, compositora y doctora de la Iglesia 1098 - 1179

Escribiría sobre sí misma.

Juan Bosch Foto
Yalal ad-Din Muhammad Rumi Foto
Amado Nervo Foto

„En los ojos de una bella hay más de un misterio; hay dos: el dulce misterio de ella y el gran misterio de Dios.“

—  Amado Nervo poeta y prosista mexicano 1870 - 1919

Sin fuentes

Augusto César Sandino Foto

„Soy nicaragüense y me siento orgulloso de que en mis venas circule, más que cualquiera, la sangre india americana que por atavismo encierra el misterio de ser patriota leal y sincero.“

—  Augusto César Sandino revolucionario nicaragüense 1895 - 1934

Fuente: Caminos de nuestra América. Autor y editor Andrés Cañas. Ediciones Colihue SRL, 1999. ISBN 9789505818198. p. 110.

Horacio Quiroga Foto

„Y la madre creyó a la serpiente, porque en todas las religiones de los hombres la serpiente conoce el misterio de las vidas que pueblan los mundos.“

—  Horacio Quiroga cuentista, poeta y dramaturgo uruguayo 1878 - 1937

El síncope blanco y otros cuentos de locura y terror

Reinaldo Arenas Foto
Isabel Allende Foto
Clarice Lispector Foto
Blaise Pascal Foto
Hildegarda de Bingen Foto

„Por lo tanto tú, ¡oh, hombre!, di las cosas que veas y oigas; y escríbelas no según tu parecer ni según el de otro hombre, sino según la voluntad del que sabe, el que ve y el que dispone todas las cosas en los secretos de sus misterios.“

—  Hildegarda de Bingen Santa medieval, profetisa, mística, escritora, compositora y doctora de la Iglesia 1098 - 1179

La voz divina se refiere a ella siempre como “hombre”.

José Mota Foto
Albert Hofmann Foto
Nicholas Sparks Foto
Frank Herbert Foto

„Son misterios de la vida; el camino del bien no está en línea recta, hay recodos, curvas, atajos, vueltas y desviaciones para sortear el facilismo que ofrecen los vicios.“

—  @tonypotosino

facilismo, según el DRAE
1. m. Arg., Col., Cuba, Ec., Hond., Perú, Ur. y Ven. Tendencia a hacer o lograr algo sin mucho esfuerzo, de manera fácil y sin sacrificio.

Albert Einstein Foto
David Herbert Lawrence Foto
Rosalía de Castro Foto
Emil Cioran Foto
Évariste Galois Foto
Isabel Allende Foto

„Recorría sin descanso la inmensidad del sur con su pequeño ejército, adentrándose en los bosques húmedos y sombríos, bajo la alta cúpula verde tejida por los árboles más nobles y coronada por la soberbia araucaria, que se perfilaba contra el cielo con su dura geometría. Las patas de los caballos pisaban un colchón fragante de humus, mientras los jinetes se abrían camino con las espadas en la espesura, a ratos impenetrable, de los helechos. Cruzaban arroyos de aguas frías, donde los pájaros solían quedar congelados en las orillas, las mismas aguas donde las madres mapuche sumergían a los recién nacidos. Los lagos eran prístinos espejos del azul intenso del cielo, tan quietos, podían contarse las piedrecillas en el fondo. Las arañas tejían sus encajes, perlados de rocío, entre las ramas de robles, arrayanes y avellanos. Las aves del bosque cantaban reunidas, diuca, chincol, jilguero, torcaza, tordo, zorzal, y hasta el pájaro carpintero, marcando el ritmo con su infatigable tac-tac-tac. Al paso de los caballeros se levantaban nubes de mariposas y los venados, curiosos, se acercaban a saludar. La luz se filtraba entre las hojas y dibujaba sombras en el paisaje; la niebla subía del suelo tibio y envolvía el mundo en un hálito de misterio. Lluvia y más lluvia, ríos, lagos, cascadas de aguas blancas y espumosas, un universo líquido. Y al fondo, siempre, las montañas nevadas, los volcanes humeantes, las nubes viajeras. En otoño el paisaje era de oro y sangre, enjoyado, magnífico. A Pedro de Valdivia se le escapaba el alma y se le quedaba enredada entre los esbeltos troncos vestidos de musgo, fino terciopelo. El Jardín del Edén, la tierra prometida, el paraíso. Mudo, mojado de lágrimas, el conquistador conquistado iba descubriendo el lugar donde acaba la tierra, Chile.“

—  Isabel Allende, libro Inés del alma mía

Inés del alma mía

Walter Isaacson Foto
Alejandro Dolina Foto

„[…]los misterios de la atracción no siempre podían explicarse mediante la lógica. A veces, las fisuras de dos almas separadas pueden ser lo que las une.“

—  Lisa Kleypas escritora estadounidense 1964

El diablo en invierno & Escándalo en primavera

Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Katsushika Hokusai Foto
Henri Fréderic Amiel Foto
Henry Miller Foto
Max Planck Foto
Antoine de Saint-Exupéry Foto
Walt Disney Foto

„… Y así después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar… decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas, decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución, decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis, decidí ver cada noche como un misterio a resolver, decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.
Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos. Aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar, descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui., Me dejó de importar quién ganara o perdiera; ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.
Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir. Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener, es tener el derecho de llamar a alguien «Amigo».
Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento, «el amor es una filosofía de vida». Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar tantas cosas… Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad.
Desde aquel día ya no duermo para descansar… ahora simplemente duermo para soñar.“

—  Walt Disney Empresario, productor, director, guionista y animador estadounidense 1901 - 1966

Jorge Luis Borges Foto

„La belleza es ese misterio hermoso que no descifran ni la psicología ni la retórica.“

—  Jorge Luis Borges escritor argentino 1899 - 1986

Sin fuentes

Humphry Davy Foto

„Nada es tan fatal para el progreso de la mente humana como suponer que nuestros puntos de vista sobre la ciencia son lo último, que no hay misterios en la naturaleza, que nuestros triunfos son completos, y que no hay nuevos mundos que conquistar.“

—  Humphry Davy Químico británico 1778 - 1829

Fuente: Citado por David Knight (1998). Humphry Davy: la ciencia y el poder. Cambridge University Press. pág. 87. ISBN 0521565391.

Anatole France Foto

„Todos los orígenes tienen para nosotros el interés del misterio.“

—  Anatole France escritor francés 1844 - 1924

De Libros, Pierre Nozière

John Lennon Foto
Fernando Pessoa Foto

„El único misterio del universo es que exista un misterio del universo.“

—  Fernando Pessoa poeta portugués 1888 - 1935

Sin fuentes

Sócrates Foto

„El mayor de todos los misterios es el hombre.“

—  Sócrates filósofo griego clásico ateniense -470 - -399 a.C.

Sin fuentes

José Mota Foto

„Hechos memorables, misterios sin resolver“

—  José Mota actor y humorista 1965

Cuántos Milenios

Cole Porter Foto
Iván Turgueniev Foto

„En la vida de las personas hay grandes misterios y el amor es uno de los más inaccesibles.“

—  Iván Turgueniev escritor ruso 1818 - 1883

Fuente: Sergueevich Turguenev, Ivan. La desdichada. Traducido por Luisa Borovsky. Editorial Páginas de Espuma, S.L., 2010 ISBN 978-84-8393-049-6.

Fiódor Dostoyevski Foto
Manuel Azaña Foto

„La revolución política, es decir, la expulsión de la dinastía y la restauración de las libertades públicas, ha resuelto un problema específico de importancia capital, ¡quien lo duda!, pero no ha hecho más que plantear y enunciar aquellos otros problemas que han de transformar el Estado y la sociedad españoles hasta la raíz. Estos problemas, a mi corto entender, son principalmente tres: el problema de las autonomías locales, el problema social en su forma más urgente y aguda, que es la reforma de la propiedad, y este que llaman problema religioso, y que es en rigor la implantación del laicismo del Estado con todas sus inevitables y rigurosas consecuencias. […]Cada una de estas cuestiones, Sres. Diputados, tiene una premisa inexcusable, imborrable en la conciencia pública, y al venir aquí, al tomar hechura y contextura parlamentaria, es cuando surge el problema político. Yo no me refiero a las dos primeras, me refiero a esto que llaman problema religioso. La premisa de este problema, hoy político, la formulo yo de esta manera: España ha dejado de ser católica; el problema político consiguiente es organizar el Estado en forma tal que quede adecuado a esta fase nueva e histórica el pueblo español. Yo no puedo admitir, Sres. Diputados, que a esto se le llame problema religioso. El auténtico problema religioso no puede exceder de los límites de la conciencia personal, porque es en la conciencia personal donde se formula y se responde la pregunta sobre el misterio de nuestro destino. Este es un problema político, de constitución del Estado, y es ahora precisamente cuando este problema pierde hasta las semejas de religión, de religiosidad, porque nuestro Estado, a diferencia del Estado antiguo, que tomaba sobre sí la curatela de las conciencias y daba medios de impulsar a las almas, incluso contra su voluntad, por el camino de su salvación, excluye toda preocupación ultraterrena y todo cuidado de la fidelidad, y quita a la Iglesia aquel famoso brazo secular que tantos y tan grandes servicios le prestó. Se trata simplemente de organizar el Estado español con sujeción a las premisas que acabo de establecer.“

—  Manuel Azaña político español 1880 - 1940

Discurso en el Congreso de los Diputados el 13 de octubre de 1931 en el transcurso del debate sobre el proyecto constitucional http://www.segundarepublica.com/index.php?opcion=7&id=8.
Con fuente

Tom Petty Foto
Primo Levi Foto

„Para mí la química representaba una nube indefinida de posibilidades futuras, que nimbaba mi porvenir de negras volutas heridas por resplandores de fuego, parecida a aquella nube que ocultaba el Monte Sinaí. Esperaba, como Moisés, que de aquella nube descendiera mi ley y el orden en torno mío, dentro de mí y para el mundo. Estaba empachado de libros que seguía devorando, sin embargo, con voracidad insensata, en busca de otra clave para las verdades fundamentales; una clave tenía que haberla, y estaba convencido de que, por culpa de alguna monstruosa conspiración contra mí y en perjuicio del mundo, no la iba a encontrar en las aulas. En clase me suministraban toneladas de nociones que digería con prontitud, pero que no me calentaban la sangre en las venas. Miraba hincharse los brotes de los árboles en primavera, miraba resplandecer la mica dentro del granito, miraba mis propias manos, y me decía para mis adentros: "Llegaré a entender también esto, lo entenderé todo, pero no como "ellos" quieren. Encontraré un atajo, me fabricaré una ganzúa, forzaré las puertas". Era enervante y nauseabundo escuchar discursos sobre el problema del ser y del conocer, cuando todo en torno era un puro misterio que pugnaba por desvelarse: la vetusta madera de los bancos, la esfera del Sol por encima de los ventanales y los tejados, el vuelo inútil de los vilanos en el aire de junio. Ahí estaba: ¿podrían ser capaces todos los filósofos y ejércitos del mundo juntos de construir ese mosquito? No, ni siquiera de entenderlo; y eso era una vergüenza, algo abominable, había que tirar por otro camino.“

—  Primo Levi 1919 - 1987

El Sistema Periódico (1975)

Beto Cuevas Foto

„Hay un sabor que gusta solo del misterio“

—  Beto Cuevas músico chileno 1969

Canción: "Sad", Álbum Desiertos - 1989

Beatriz Villacañas Foto
Vicente Fatone Foto
Facundo Cabral Foto
Carmen Martín Gaite Foto
Walter Isaacson Foto
Oscar Wilde Foto
Elena Poniatowska Foto
Arthur Conan Doyle Foto
Jorge Luis Borges Foto
Julio Cortázar Foto

„Siempre se empiza por creer que no hay misterio en nadie.“

—  Julio Cortázar, libro Las armas secretas

Las armas secretas

Patrick Rothfuss Foto

„En su Teofanía, Teccam habla de los secretos y los llama «tesoros dolorosos de la mente». Explica que lo que la mayoría de la gente considera secretos no lo son en realidad. Los misterios, por ejemplo, no son secretos. Tampoco lo son los hechos poco conocidos ni las verdades olvidadas. Un secreto, explica Teccam, es un conocimiento cierto activamente ocultado.
Los filósofos llevan siglos cuestionando su definición. Señalan los problemas lógicos, las lagunas, las excepciones. Pero en todo este tiempo ninguno ha conseguido presentar una definición mejor. Quizá eso nos aporte más información que todas las objeciones juntas.
En un capítulo posterior, menos conocido y menos discutido, Teccam expone que existen dos tipos de secretos. Hay secretos de la boca y secretos del corazón.
La mayoría de los secretos son secretos de la boca. Chismes compartidos y pequeños escándalos susurrados. Esos secretos ansían liberarse por el mundo. Un secreto de la boca es como una china metida en la bota. Al principio apenas la notas. Luego se vuelve molesta, y al final, insoportable. Los secretos de la boca crecen cuanto más los guardas, y se hinchan hasta presionar contra tus labios. Luchan para que los liberes.
Los secretos del corazón son diferentes. Son íntimos y dolorosos, y queremos, ante todo, escondérselos al mundo. No se hinchan ni presionan buscando una salida. Moran en el corazón, y cuanto más se los guarda, más pesados se vuelven.
Teccam sostiene que es mejor tener la boca llena de veneno que un secreto del corazón. Cualquier idiota sabe escupir el veneno, dice, pero nosotros guardamos esos tesoros dolorosos. Tragamos para contenerlos todos los días, obligándolos a permanecer en lo más profundo de nosotros. Allí se quedan, volviéndose cada vez más pesados, enconándose. Con el tiempo, no pueden evitar aplastar el corazón que los contiene.
Los filósofos modernos desprecian a Teccam, pero son buitres picoteando los huesos de un gigante. Cuestionad cuanto queráis: Teccam entendía la forma del mundo.“

—  Patrick Rothfuss, libro El temor de un hombre sabio

The Wise Man's Fear
Variante: En su Teofanía, Teccam habla de los secretos y los llama "tesoros dolorosos de la mente". Explica que lo que la mayoría de la gente considera secretos no lo son en realidad. Los misterios, por ejemplo, no son secretos. Tampoco lo son los hechos poco conocidos ni las verdades olvidadas. Un secreto, explica Teccam, es un conocimiento cierto activamente ocultado.

Los filósofos llevan siglos cuestionando su definición. Señalan los problemas lógicos, las lagunas, las excepciones. Pero en todo este tiempo ninguno ha conseguido presentar una definición mejor. Quizá eso nos aporte más información que todas las objeciones juntas.

En un capítulo posterior, menos conocido y menos discutido, Teccam expone que existen dos tipos de secretos. Hay secretos de la boca y secretos del corazón.

La mayoría de los secretos son secretos de la boca. Chismes compartidos y pequeños escándalos susurrados. Esos secretos ansían liberarse por el mundo. Un secreto de la boca es como una china metida en la bota. Al principio apenas la notas. Luego se vuelve molesta, y al final, insoportable. Los secretos de la boca crecen cuanto más los guardas, y se hinchan para presionar contra tus labios. Luchan para que los liberes.

Los secretos del corazón son diferentes. Son íntimos y dolorosos, y queremos, ante todo, escondérselos al mundo. No se hinchan ni presionan buscando una salida. Moran en el corazón, y cuanto más se los guarda, más pesados se vuelven.

Teccam sostiene que es mejor tener la boca llena de veneno que un secreto del corazón. Cualquier idiota sabe escupir el veneno, dice, pero nosotros guardamos esos tesoros dolorosos. Tragamos para contenerlos todos los días, obligándolos a permanecer en lo más profundo de nosotros. Allí se quedan, volviéndose cada vez más pesados, enconándose. Con el tiempo, no pueden evitar aplastar el corazón que los contiene.

Los filósofos modernos desprecian a Teccam, pero son buitres picoteando los huesos de un gigante. Cuestionad cuanto queráis: Teccam entendía la forma del mundo.

Julio Cortázar Foto
Maurice Druon Foto
Harper Lee Foto

„Nuestros amores fueron como los misterios del rosario: gloriosos, gozosos, y cómo no, dolorosos.“

—  Marcela Serrano escritora chilena 1951

La Llorona: Novela

George Orwell Foto
Guy De Maupassant Foto
Henry Miller Foto
Henry Miller Foto
Osho Foto
Osho Foto
Osho Foto
Auguste Rodin Foto

„El misterio es algo así como la atmósfera en que están inmersas las bellas obras de arte. Ellas expresan todo lo que el genio experimenta en su contacto con la Naturaleza.“

—  Auguste Rodin biografía, escultor francés 1840 - 1917

Fuente: El Arte, conversaciones reunidas por Paul Gsell.

Baruch Spinoza Foto
Ambrose Bierce Foto
Jorge Luis Borges Foto

„He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por sí sola.“

—  Jorge Luis Borges escritor argentino 1899 - 1986

Fuente: "El indigno", de "El informe de Brodie".

Wernher von Braun Foto
Thomas Carlyle Foto
Thomas Carlyle Foto

„Somos el milagro de los milagros, el gran inescrutable misterio de Dios.“

—  Thomas Carlyle 1795 - 1881

Fuente: Los héroes. Thomas Carlyle. Volumen 1009 de Austral: Serie anaranjada : biografías y vidas novelescas. Traducido por Francisco Gallach Palés. 2ª edición. Editorial Espasa-Calpe Argentina, 1951. Página 17.

Winston Churchill Foto
Paulo Coelho Foto
Paulo Coelho Foto
Charles Darwin Foto

„El misterio del comienzo de todas las cosas nos resulta irresoluble.“

—  Charles Darwin naturalista británico que postuló la teoría de la evolución 1809 - 1882

Edgar Degas Foto
Bob Dylan Foto
Bob Dylan Foto
Bob Dylan Foto
Alfred Charles Kinsey Foto
Milan Kundera Foto

„Nunca sabremos por qué irritamos a la gente, que es lo que nos hace simpáticos, qué es lo que nos hace ridículos; nuestra propia imagen es nuestro mayor misterio.“

—  Milan Kundera Novelista y poeta checo 1929

Novelas, La inmortalidad (1988)
Variante: Porque es así y vale para todos: nunca sabremos por qué irritamos a la gente, qué es lo que nos hace simpáticos, qué es lo que noshace ridículos; nuestra propia imagen es para nosotros nuestro mayor misterio

Alphonse De Lamartine Foto
Marguerite Yourcenar Foto

„La vida es el misterio de todo ser humano: es tan admirable que siempre se la puede amar.“

—  Marguerite Yourcenar escritora francesa 1903 - 1987

Alexis o el tratado del inútil combate (1929)

Simone de Beauvoir Foto

„En cierto sentido, el misterio de la encarnación se repite en cada mujer; todo niño que nace es un dios que se hace humano.“

—  Simone de Beauvoir escritora, intelectual, filósofa existencialista, activista política, feminista y teórica social francesa 1908 - 1986

Fuente: Lobato, Abelardo. La pregunta por la mujer. Ediciones Sígueme, 1976. ISBN 9788430104307. p. 86.

Friedrich Nietzsche Foto
Fernando Pessoa Foto