Frases sobre misterio

Una colección de frases y citas sobre el tema del misterio.

Temas relacionados

Un total de 260 citas, filtro:


Iván Turgueniev Foto

„En la vida de las personas hay grandes misterios y el amor es uno de los más inaccesibles.“

—  Iván Turgueniev escritor ruso 1818 - 1883

Fuente: Sergueevich Turguenev, Ivan. La desdichada. Traducido por Luisa Borovsky. Editorial Páginas de Espuma, S.L., 2010 ISBN 978-84-8393-049-6.

Rosalía de Castro Foto
Horacio Quiroga Foto
Isabel Allende Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Katsushika Hokusai Foto
Charles Baudelaire Foto
Arthur Conan Doyle Foto
Maurice Druon Foto
Nicholas Sparks Foto
Albert Hofmann Foto

Help us translate English quotes

Discover interesting quotes and translate them.

Start translating

„Son misterios de la vida; el camino del bien no está en línea recta, hay recodos, curvas, atajos, vueltas y desviaciones para sortear el facilismo que ofrecen los vicios.“

—  @tonypotosino

facilismo, según el DRAE
1. m. Arg., Col., Cuba, Ec., Hond., Perú, Ur. y Ven. Tendencia a hacer o lograr algo sin mucho esfuerzo, de manera fácil y sin sacrificio.

Beto Cuevas Foto

„Hay un sabor que gusta solo del misterio“

—  Beto Cuevas músico chileno 1969

Canción: "Sad", Álbum Desiertos - 1989

Emil Cioran Foto
Sócrates Foto

„El mayor de todos los misterios es el hombre.“

—  Sócrates filósofo griego clásico ateniense -470 - -399 a.C.

Sin fuentes

David Herbert Lawrence Foto
Frank Herbert Foto
Hildegarda de Bingen Foto
Walter Isaacson Foto
Harper Lee Foto
Manuel Azaña Foto

„La revolución política, es decir, la expulsión de la dinastía y la restauración de las libertades públicas, ha resuelto un problema específico de importancia capital, ¡quien lo duda!, pero no ha hecho más que plantear y enunciar aquellos otros problemas que han de transformar el Estado y la sociedad españoles hasta la raíz. Estos problemas, a mi corto entender, son principalmente tres: el problema de las autonomías locales, el problema social en su forma más urgente y aguda, que es la reforma de la propiedad, y este que llaman problema religioso, y que es en rigor la implantación del laicismo del Estado con todas sus inevitables y rigurosas consecuencias. […]Cada una de estas cuestiones, Sres. Diputados, tiene una premisa inexcusable, imborrable en la conciencia pública, y al venir aquí, al tomar hechura y contextura parlamentaria, es cuando surge el problema político. Yo no me refiero a las dos primeras, me refiero a esto que llaman problema religioso. La premisa de este problema, hoy político, la formulo yo de esta manera: España ha dejado de ser católica; el problema político consiguiente es organizar el Estado en forma tal que quede adecuado a esta fase nueva e histórica el pueblo español. Yo no puedo admitir, Sres. Diputados, que a esto se le llame problema religioso. El auténtico problema religioso no puede exceder de los límites de la conciencia personal, porque es en la conciencia personal donde se formula y se responde la pregunta sobre el misterio de nuestro destino. Este es un problema político, de constitución del Estado, y es ahora precisamente cuando este problema pierde hasta las semejas de religión, de religiosidad, porque nuestro Estado, a diferencia del Estado antiguo, que tomaba sobre sí la curatela de las conciencias y daba medios de impulsar a las almas, incluso contra su voluntad, por el camino de su salvación, excluye toda preocupación ultraterrena y todo cuidado de la fidelidad, y quita a la Iglesia aquel famoso brazo secular que tantos y tan grandes servicios le prestó. Se trata simplemente de organizar el Estado español con sujeción a las premisas que acabo de establecer.“

—  Manuel Azaña político español 1880 - 1940

Discurso en el Congreso de los Diputados el 13 de octubre de 1931 en el transcurso del debate sobre el proyecto constitucional http://www.segundarepublica.com/index.php?opcion=7&id=8.
Con fuente

„Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Etiam egestas wisi a erat. Morbi imperdiet, mauris ac auctor dictum.“