Frases sobre el egoísmo.

Una colección de frases y citas sobre el tema del egoísmo, hombre, hombro, hombres.

Mejores frases sobre el egoísmo.

George Sand Foto

„No hay verdadera felicidad en el egoísmo.“

—  George Sand escritora francesa 1804 - 1876

Fuente: Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 106.

„Amor es el intercambio de dos fantasías y el contacto de dos egoísmos.“

—  Paul Auguez 1792 - 1864

Fuente: Moderno y rococó, p. 5; citado por Pérez-Rioja, José Antonio, El amor en la literatura, 1983, Tecnos, ISBN 978-84-309-0967-4 http://books.google.es/books?id=usRkAAAAMAAJ&q=Paul+Auguez&dq=Paul+Auguez&hl=es&ei=7CSjTur0JLTS4QT37dHmBA&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=5&ved=0CEYQ6AEwBA,

Alphonse De Lamartine Foto
David Herbert Lawrence Foto

„El orgullo es una forma de egoísmo.“

—  David Herbert Lawrence escritor inglés 1885 - 1930

Sin fuentes

Friedrich Nietzsche Foto

„Las épocas vigorosas vieron en la falta de egoísmo algo despreciable.“

—  Friedrich Nietzsche, libro El crepúsculo de los ídolos

El crepúsculo de los ídolos, o cómo se filosofa con el martillo (1889)

Andrés Calamaro Foto

„Por egoismo, pensé: si alguien tiene que abrir para Dylan, que sea yo“

—  Andrés Calamaro Cantante argentino nacionalizado español 1961

Entrevista MTV 1999

Luis Alberto Costales Foto

„El egoismo enluta la amistad.“

—  Luis Alberto Costales Político ecuatoriano y poeta 1926 - 2006

Concepción Arenal Foto

„Toda gran falta es un acto de egoísmo.“

—  Concepción Arenal escritora y abogada española 1820 - 1893

Niceto Alcalá-Zamora y Torres Foto

„El camino del deber se encuentra enfrente del sendero del egoísmo.“

—  Niceto Alcalá-Zamora y Torres jurista y político español 1877 - 1949

Fuente: Ortega Blake, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial México, 2013. ISBN 978-60-73116-31-2.

Todas frases sobre el egoísmo.

Un total de 111 citas egoísmo, filtro:

Frederick Douglass Foto

„Los hombres tienen su elección en este mundo. Pueden ser ángeles, o pueden ser demonios. En la visión apocalíptica, Juan describe una guerra en el cielo. Basta con despojar esa visión de sus preciosas cortinas orientales, despojarla de sus ornamentos brillantes y celestiales, vestirla con el lenguaje simple y familiar del sentido común, y tendrá ante usted el eterno conflicto entre lo correcto y lo incorrecto, lo bueno y lo malo, la libertad y la esclavitud, la verdad y la falsedad, la luz gloriosa del amor y la espantosa oscuridad del egoísmo y el pecado humano. El corazón humano es un lugar de guerra constante … Lo que sucede en los corazones humanos individuales, a menudo tiene lugar entre naciones y entre individuos de la misma nación.“

—  Frederick Douglass escritor, editor y orador abolicionista estadounidense 1818 - 1895

Original: «Men have their choice in this world. They can be angels, or they may be demons. In the apocalyptic vision, John describes a war in heaven. You have only to strip that vision of its gorgeous Oriental drapery, divest it of its shining and celestial ornaments, clothe it in the simple and familiar language of common sense, and you will have before you the eternal conflict between right and wrong, good and evil, liberty and slavery, truth and falsehood, the glorious light of love, and the appalling darkness of human selfishness and sin. The human heart is a seat of constant war… Just what takes place in individual human hearts, often takes place between nations, and between individuals of the same nation».
Fuente: Blight, David W. Frederick Douglass' Civil War: Keeping Faith in Jubilee. Editorial LSU Press, 1991. ISBN 9780807117248. p. 110.

Francisco Franco Foto

„Querido hermano: Recibo atónito tu carta y me asombro de los sanos consejos que en ella me das.
Tienes formado muy mal concepto de las fuerzas republicanas y excesivamente bueno de las monárquicas y de lo que representa el trono.
Siguiendo la monarquía en España, ya conoces el rumbo de la nación. La nobleza, que se considera casta superior, en su mayoría descendientes bastardos de otros nobles, viviendo a costa del país al amparo de la monarquía, con delegaciones regias, negocios dudosos, puestos políticos influyentes, y escarneciendo a las clases inferiores -más morales cuanto más inferiores- con sus desenfrenos de todos conocidos.
El alto clero y las congregaciones, que tienen su principal apoyo en la dinastía reinante, asfixiando las libertades públicas con sus demandas y desafueros, llevándose en forma directa o indirecta un buen trozo del presupuesto, mientras el país languidece y la incultura perdura por falta de escuelas y elementos de enseñanza, pues en los presupuestos no queda dinero para tan perentorias atenciones.
Los príncipes, infantes y demás parientes más o menos cercanos al trono, hacen truculentos negocios con el amparo que les presta el poder.
El ejército, que debiera ser servidor de la nación, hoy sólo sirve al trono y, para proteger a éste, se atreve a ametrallar al pueblo ansioso de recuperar su soberanía, atropellada y escarnecida por la dictadura borbónica.
Mientras, el ejército se apropia el oficio de verdugo de la nación, descuida su eficiencia guerrera y es tan sólo una caricatura de lo que debiera ser.
En cambio, se lleva la tercera parte de los presupuestos nacionales.
La vieja política, desacreditada, dando origen al golpe de Estado del año 23, llegó a aquel punto de descrédito, gobernando, o mejor dicho, desgobernando las clases monárquicas en cooperación con el poder moderador - por no llamarle absoluto - de ese trono que tanto defiendes.
En la monarquía no aparecen valores nuevos. Las mismas causas de antaño producirán los mismos efectos.
Tras una nueva etapa de desgobierno, funesta, desde luego, vendrá otra etapa de dictadura, que completará la labor de la dictadura anterior, terminando de ahogar todo espíritu liberal y ciudadano y convirtiéndonos en lo que son hoy algunas repúblicas americanas.
Los pocos ciudadanos que pueden, para no morir a manos reaccionarias tendrán que emigrar, perdiéndose para España los valores que ellos representan.
Los generales -incapaces- que hoy se agrupan en torno del trono para defenderlo, no llevan otras miras que evitar la llegada de un orden nuevo, en el que por su incapacidad no tendrían puesto decoroso; y para salvar su actual posición privilegiada, defienden a su señor con instinto y dote de esclavos, tratando de poner una vez más el ejército enfrente del pueblo.
Esto, que sucedió otras veces, ya no lo conseguirán, y el soldado y el oficial se pondrán al lado de aquél para ayudarle a sacudir sus yugos legendarios y hacer justicia, su justicia, la verdadera justicia, la justicia popular.
El pueblo paga al ejército y al trono para que le sirvan y no para que lo tiranicen, y cuando se cansa de pagar servidores desleales, está en su legítimo derecho a prescindir de ellos.
El trono rompió la constitución, que es el pacto que tenía con el pueblo; roto el pacto, al pueblo, sólo al pueblo, corresponde rehacerlo o elegir el régimen de gobierno que le ofrezca más sólida garantía de progreso y bienestar.
Un régimen que por evoluciones parlamentarias y no por revoluciones sangrientas consiga que no sea un mito el significado de las tres palabras "Libertad, Igualdad, Fraternidad".
Ese régimen no puede ser ya la monarquía, puesto que ha demostrado cumplidamente que sólo satisface sus egoísmos, sin importarle un ardite las necesidades del país.
El mundo en pocos años ha evolucionado rápidamente. Casi todas las naciones de Europa están hoy constituidas en repúblicas, lo están todas las de América. Los que sentimos el culto de la patria, debemos quererla republicana, única forma de que progrese y se coloque al nivel del resto de Europa, respecto al cual vamos atrasados muchos años.
Una república moderada sería la solución al actual estado de cosas.
Ella atraería a la gobernación del país a las clases privilegiadas sin espantarlas ni ponerles enfrente, como sucedería con el establecimiento de una república radical.
Los elementos más radicales la respetarían, porque verían siempre en ella la posibilidad de evolucionar hacia sus ideales, tratando de ganar puestos en los comicios con su conducta, sus programas y una adecuada propaganda.
El país se gobernaría en definitiva como quisiera y evitaríamos la llegada de una revolución que camina con pasos de gigante y que cuanto más tarde más violenta ha de ser.
Dices en tu carta con un profundo desconocimiento que las izquierdas son averiada mercancía. ¡Mercancía y bien averiada son las derechas! ¡Ya hemos visto cómo se vendían o alquilaban! Lo poco bueno que en ellas quedaban, se ha marchado a la república, por no convivir con tanto profesional de la indignidad y de la falta de decoro. Los partidos monárquicos ¡¡ésos sí que son averiada mercancía!!“

—  Francisco Franco general y dictador español 1892 - 1975

Carta de Ramón Franco a su hermano
Fuente: "Autobiografía del general Franco" de Manuel Vázquez Montalbán.

Óscar Romero Foto
George Lucas Foto
Michel Houellebecq Foto
Haruki Murakami Foto
Till Lindemann Foto
Frédéric Bastiat Foto
Haruki Murakami Foto
Henri Murger Foto

„Mimi era una mujer encantadora y con un carácter que entonaba muy bien en las aficiones plásticas y poéticas de Rodolphe. Tenía veintidós años, era baja de estatura, menuda, mimosa. El rostro parecía el apunte de una cara aristocrática, pero los rasgos, bastante delicados y a los que parecía prestar un dulce resplandor el fulgor de los ojos azules y límpidos, tenían, en algunos momentos de contrariedad o de mal humor, un aspecto brutal, casi feroz, en el que un fisiólogo habría descubierto quizá el indicio de un hondo egoísmo o de una gran insensibilidad. Pero se le veía casi siempre un rostro adorable, de sonrisa joven y lozana, de mirada tierna o rebosante de imperiosa coquetería. La sangre joven le corría, cálida y rápida, por las venas y le teñía de tonos sonrosados la piel translúcida, blanca como las camelias. Aquella belleza enfermiza seducía a Rodolphe y, por las noches, pasaba con frecuencia muchas horas coronando de besos la frente pálida de su amante dormida, cuyos ojos húmedos y cansados brillaban, entornados, bajo la cortina de la espléndida cabellera morena. Pero lo que contribuyó a que Rodolphe se enamorase locamente de la señorita Mimi fueron sus manos, que, pese a los trabajos del hogar, sabía conservar más blancas que las de la diosa Ociosidad. Pero aquellas manos tan frágiles y tan bonitas, tan suaves bajo los labios que las acariciaban, aquellas manos de niña entre las que había depositado Rodolphe el corazón, otra vez en flor, aquellas manos blancas de la señorita Mimi no iban a tardar en mutilarle el corazón al poeta con sus uñas de color de rosa.“

—  Henri Murger escritor francés 1822 - 1861

Escenas de la vida bohemia

Martin Luther King Foto
Honoré De Balzac Foto

„Ser celoso es el colmo del egoísmo, es el amor propio en defecto, es la irritación de una falsa vanidad.“

—  Honoré De Balzac novelista francés 1799 - 1850

Variante: Ser celoso es el colmo del egoísmo, es el amor propio en defecto, es la irritación de una falsa vanidad.

Erich Fromm Foto
Jane Austen Foto
Pericles Foto
Horacio Quiroga Foto
Morihei Ueshiba Foto
Friedrich Nietzsche Foto
Machado de Assis Foto
Allan Kardec Foto
Susanna Tamaro Foto
Albert Schweitzer Foto
Albert Einstein Foto
Georg Wilhelm Friedrich Hegel Foto
Juan José Castelli Foto
Silvio Rodríguez Foto
Friedrich Nietzsche Foto
Aldous Huxley Foto

„Es necesario liberarse de la fundamental incapacidad humana que constituye el egoísmo materialista.“

—  Aldous Huxley escritor británico 1894 - 1963

Sin fuentes

Ludwig von Mises Foto
John Stuart Mill Foto
Albert Einstein Foto
Georg Wilhelm Friedrich Hegel Foto
Friedrich Nietzsche Foto
Friedrich Nietzsche Foto
Friedrich Nietzsche Foto
Friedrich Nietzsche Foto
Friedrich Nietzsche Foto
Friedrich Nietzsche Foto
Friedrich Nietzsche Foto
Fernando Pessoa Foto

„El hombre es un egoísmo mitigado por una indolencia.“

—  Fernando Pessoa poeta portugués 1888 - 1935

Fuente: Aforismos y afines, p. 25.

Ayn Rand Foto
Margaret Thatcher Foto
Rudolf Steiner Foto
Nicolás Salmerón Foto
Rudolf von Jhering Foto
Rafael Barrett Foto
Claudio Sánchez-Albornoz Foto

„Ha llegado la hora de defendernos unidos, castellanos y leoneses, de un nuevo tremendo peligro. Unidos sobreviviremos; separados, seremos piltrafas de las comunidades autónomas: Cataluña, Euskadi y Galicia. Las ocho provincias andaluzas, asunto otrora de diversos reinos y mucho más diferenciadas que las de León y Castilla, han sabido unirse. Sólo León y Castilla pesaremos en la España en formación. Depongan egoísmos y ambiciones personales. Déjense de hacer lucubraciones históricas. La meseta del Duero constituye una unidad. Únanse todos los leoneses y castellanos. Formen un frente cerrado y poderoso para constituir una región autónoma, que pueda defenderse de los zarpazos de los demás y mirar el porvenir con esperanza. Si por mí fuera constituiríamos una unidad desde el Cantábrico a Andalucía. Pero todos quieren ahora ser cabeza de ratón. Están intentando organizar una región autónoma: La Mancha. ¿Seremos castellanos y leoneses tan cretinos que no sepamos formar una fuerza que no pese en España? Nuestro hijos y nuestros nietos nos maldecirán si por ambiciones personales siempre bastardas, dejamos pasar la coyuntura actual. Me acerco a los ochenta y ocho años. No tengo otra ambición que contribuir a la gloria de España y de nuestra tierra castellanoleonesa que hizo a España. Unidos, adelante. Maldición para los que se opongan a esta unión de los hermanos de León y de Castilla.“

—  Claudio Sánchez-Albornoz historiador español 1893 - 1984

Domingo Matheu Foto
Quim Monzó Foto

„Soy de la opinión que, siendo la Sagrada Familia un templo expiatorio (no lo olvidemos: se construye para 'expiar los pecados del egoísmo burgués y del extremismo ateo'), si se hundiese por completo y hubiese que volver a empezar de cero, aún expiaríamos mucho más, que falta nos hace y es de lo que se trata.“

—  Quim Monzó escritor español 1952

Sobre el temor de que la construcción del túnel del AVE por Barcelona, que pasa muy cerca de la Sagrada Familia de Gaudí, haga que el templo se derrumbe.
Fuente: Quim Monzó. Expiando, que es gerundio http://hemeroteca.lavanguardia.es/preview/2007/03/16/pagina-28/56311286/pdf.html, artículo publicado en La Vanguardia el 16 de marzo de 2007.

Leopoldo Alas «Clarín» Foto
Clarice Lispector Foto

„Tengo que buscar la base del egoismo: todo lo que no soy no me puede interesar, es imposible ser algo que no se es.“

—  Clarice Lispector escritora ucraniana-brasileña 1920 - 1977

Cerca del corazón salvaje (1944)

Errico Malatesta Foto
Errico Malatesta Foto
Anaïs Nin Foto
Erich Fromm Foto
Marco Aurelio Foto
Haruki Murakami Foto
Ana María Matute Foto
Allan Kardec Foto
Allan Kardec Foto
Carlos Ruiz Zafón Foto
Allan Kardec Foto
Jordi Sierra i Fabra Foto
Jane Austen Foto
Immanuel Kant Foto
Oscar Wilde Foto
Benito Pérez Galdós Foto
Leopold von Sacher-Masoch Foto
Edward Bellamy Foto
Allan Kardec Foto
Ayn Rand Foto
Mario Benedetti Foto

„vaya destapémonos a nosotros mismos
dejemos que se evapore el tufo de egoísmo que
nos condenan a una mediocridad inmóvil“

—  Mario Benedetti escritor uruguayo 1920 - 2009

El cumpleaños de Juan Ángel

Emilia Pardo Bazán Foto
Paco Ignacio Taibo II Foto
J.C. Ryle Foto
Oscar Wilde Foto
Friedrich Nietzsche Foto
Allan Kardec Foto

„¿Qué debemos pensar de las personas que habiéndoseles pagado sus beneficios con ingratitudes, ya no hacen bien por miedo de encontrar ingratos?". Estas personas tienen más egoísmo que caridad, por que hacer el bien sólo para recibir muestras de reconocimiento es no hacerlo con desinterés, y el bien desinteresado es el bien agradable a Dios. También hay orgullo, porque se complacen en la humildad del obligado que viene a poner el reconocimiento a sus pies. El que busca en la Tierra la recompensa del bien que hace, no la recibirá en el cielo; pero Dios tendrá buena cuenta del que no la busca en la tierra. Es necesario ayudar a los débiles siempre, aunque antes se sepa que aquellos a quienes se hace bien, no quedarán agradecidos. Sabed que si aquellos a quienes se hace el servicio olvidan el favor, Dios os lo tomará más en cuenta que si fueseis recompensados por el reconocimiento de vuestro obligado. "Dios permite que algunas veces os paguen con ingratitudes para probar vuestra perseverancia en hacer el bien". Por otra parte, ¿qué sabéis vosotros si este favor olvidado por el momento, reportará más tarde buenos frutos? Por el contrario, estad seguros de que es una semilla que germinará con el tiempo. Desgraciadamente vosotros sólo véis el presente, y trabajáis para vosotros y no para los demás. Las buenas obras acaban por ablandar los corazones más endurecidos; puede que sean desconocidas en la tierra; pero cuando el espíritu esté desembarazado de su velo carnal, se acordará, y este recuerdo será su castigo; entonces le pesará su ingratitud, querrá reparar su falta y pagar su deuda en otra existencia, aceptando a menudo una vida de abnegación hacia su bienhechor. Este es el modo cómo, sin vosotros saberlo; habréis contribuido a su adelantamiento moral y reconoceréis más tarde toda la verdad de esta máxima. Una buena obra nunca se pierde. Pero habréis trabajado también para vosotros, porque tendréis el mérito de haber hecho el bien con desinterés, sin dejaros desanimar por los desengaños. ¡Ah! amigos míos, si conociéseis todos los lazos que en la vida presente os unen a vuestras existencias anteriores, si pudiéseis abrazar la multitud de relaciones que unen los seres unos a otros para su progreso mutuo, admiraríais mucho más aun la sabiduría y la bondad del Criador, que os permite volver a vivir para llegar hasta El. (Guía protector. Sens, 1862).“

—  Allan Kardec 1804 - 1869

El Evangelio segun los Espiritus

Frances Power Cobbe Foto
Jacinto Benavente Foto

„El único egoísmo aceptable es el de procurar que todos estén bien para estar uno mejor.“

—  Jacinto Benavente literato español 1866 - 1954

El
Fuente: [Señor] (1997), p. 191.
Fuente: [Ortega Blake] (2013), p. 1414.

Leandro Alem Foto

„Ando y trabajo por los intereses generales combatiendo tanto egoísmo.“

—  Leandro Alem político argentino 1842 - 1896

Sin fuentes

Richard Wagner Foto

„He aquí el verdadero egoísmo, en el que cada modalidad artística individual quisiera comportarse como el arte en general, mientras que, en verdad, de ese modo lo único que hacer es perder su verdadera idiosincrasia.“

—  Richard Wagner músico compositor alemán 1813 - 1883

Citas extraídas de La obra de arte del futuro (1849)
Fuente: [Wagner] (2000 [1849]), p. 59.

Madame de Sévigné Foto
Raúl Alfonsín Foto
John Kenneth Galbraith Foto

„El conservador moderno se dedica a uno de los ejercicios más antiguos del hombre en la filosofía moral; es decir, a la búsqueda de una justificación moral superior para el egoísmo.“

—  John Kenneth Galbraith 1908 - 2006

Original: «The modern conservative is engaged in one of man's oldest exercises in moral philosophy; that is, the search for a superior moral justification for selfishness».
Fuente: Osenton, Tom. Boomer Destiny: Leading the U.S. through the Worst Crisis Since the Great Depression. Edición reimpresa. Editorial ABC-CLIO, 2009. ISBN 9780313356056. p. 103. https://books.google.es/books?id=9EXyCAAAQBAJ&pg=PA103&dq=The+modern+conservative+is+engaged+in+one+of+man%27s+oldest+exercises+in+moral+philosophy;+that+is,+the+search+for+a+superior+moral+justification+for+selfishness&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwiwr6arm9zgAhXcAmMBHbZmDukQ6AEIODAC#v=onepage&q&f=false

Maximilien Robespierre Foto
Maximilien Robespierre Foto
Juan Ramón Jimenéz Foto
Concepción Arenal Foto

„Toda gran falta es un acto de egoísmo. El delincuente ha querido y ha buscado una satisfacción propia, sea la que fuere, sin reparar en el daño de otro.“

—  Concepción Arenal escritora y abogada española 1820 - 1893

Fuente: Estudios penitenciarios.
Fuente: Arenal, Concepción. Estudios penitenciarios. 2ª Edición. Editorial Imp. de T. Fortanet, 1877. Página 77. https://books.google.es/books?id=1OdcAAAAcAAJ&pg=PA77&dq=Toda+gran+falta+es+un+acto+de+ego%C3%ADsmo&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwj4_JWC3qnfAhWStXEKHa5_AQgQ6AEIKDAA#v=onepage&q=Toda%20gran%20falta%20es%20un%20acto%20de%20ego%C3%ADsmo&f=false En Google Books.

Fidel Castro Foto

„El capitalismo no tiene porvenir como modelo de sociedad, como nada; es un disparate de cabo a rabo, es una injusticia de cabo a rabo, es el imperio del egoísmo, es la ley de la selva, y todavía hay idiotas por ahí que creen que van a resolver el problema con el capitalismo.“

—  Fidel Castro Ex Presidente de Cuba y Ex Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba 1926 - 2016

Discurso por el XXXIV aniversario del Asalto al Palacio Presidencial y a Radio Reloj, 13/3/1991.

Fidel Castro Foto

„El capitalismo con su egoísmo, sus crímenes y sus vicios pasará, como pasaron las sociedades esclavistas y las feudales.“

—  Fidel Castro Ex Presidente de Cuba y Ex Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba 1926 - 2016

Informe al II Congreso del Partido Comunista, 17/12/1980 http://congresopcc.cip.cu/wp-content/uploads/2011/01/documentos/informe-central-ii-congreso-del-pcc.pdf.

Juan Negrín Foto
Daniel Comboni Foto

„Una misión tan ardua y laboriosa… no puede vivir de la apariencia, con santurrones llenos de egoísmo y pagados de sí mismos.“

—  Daniel Comboni 1831 - 1881

Daniel Comboni Testimonio de Santidad y maestro de misión http://www.lmcomboni.org/documentos/MotivoCanonizacionComboni2003ES.pdf.

Frances Power Cobbe Foto
Manuel Zelaya Foto
Edmond Jaloux Foto