Frases sobre joven

Una colección de frases y citas sobre el tema del joven.

Temas relacionados

Un total de 708 citas, filtro:


Patrick Rothfuss Foto

„La dulce sonrisa de una mujer joven: no hay nada mejor en el mundo. Es más valiosa que la sal. Sin ella, algo enferma y muere dentro de nosotros. Estoy seguro. Una cosa tan simple. Qué raro. Qué maravilloso y qué raro. Penthe“

—  Patrick Rothfuss, libro El temor de un hombre sabio

El temor de un hombre sabio
Variante: La dulce sonrisa de una mujer joven: no hay nada
mejor en el mundo. Es más valiosa que la sal. Sin ella, algo
enferma y muere dentro de nosotros. Estoy seguro. Una
cosa tan simple. Qué raro. Qué maravilloso y qué raro.

Chuck Palahniuk Foto
Laura Gallego García Foto
Saul Bellow Foto
Ignacio Manuel Altamirano Foto
Wolfgang Ernst Pauli Foto
José de la Colina Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Flannery O’Connor Foto
Charles Bukowski Foto
Andrés Bello Foto

„Escriba joven sin miedo, que en Chile nadie lee.“

—  Andrés Bello poeta, filólogo, educador y jurista, venezolano. 1781 - 1865

Sin fuentes

Jesús de Nazaret Foto
Yalal ad-Din Muhammad Rumi Foto
Marianne Williamson Foto
Terry Pratchett Foto
Adolf Hitler Foto

„En aquel tiempo, en mi ingenuidad de joven, creí poder evidenciar los errores de su doctrina. En el pequeño círculo en el que me desenvolvía, me esforzaba, por todos los medios a mi alcance, de convencerlos de lo pernicioso de los errores del marxismo y pensaba lograr ese objetivo; pero lo contrario es lo que siempre acontecía. Parecía que el examen cada vez más profundo de la actuación desmoralizadora de las teorías marxistas en sus aplicaciones prácticas, servía sólo para volver cada vez más firmes las decisiones de los judíos. Cuanto más discutía con ellos, mejor aprendía su dialéctica. Partían éstos de la creencia en la estupidez de sus adversarios, y cuando eso no daba resultados, se hacían pasar ellos mismos por estúpidos. Si fallaban ambos recursos, rehusaban entender lo que se les decía y, de repente, cambiaban de tema, saliendo con argumentos que, una vez aceptados, trataban de aplicar a casos completamente diferentes. Entonces, cuando de nuevo eran alcanzados en el propio terreno, que les era familiar, fingían debilidad y alegaban no tener suficientes conocimientos sobre el particular. Por donde quiera que se golpease a estos apóstoles, ellos se escabullían como anguilas en manos de los adversarios; cuando alguna vez se lograba reducir a uno de ellos, porque, observado por los presentes, no le había ya quedado otro recurso que asentir, grande debía ser la sorpresa que al día siguiente se experimentaba al constatar que ese mismo judío no recordaba ni lo más mínimo de lo acontecido la víspera y seguía repitiendo los dislates de siempre, como si nada, absolutamente nada, hubiera acontecido. Se fingía encolerizado, sorprendido y, sobre todo, desmemoriado por completo, excepto que el debate había terminado por evidenciar la verdad de sus afirmaciones. Muchas veces quedé atónito.“

—  Adolf Hitler Führer y Canciller Imperial de Alemania. Líder del Partido Nazi 1889 - 1945

Mi Lucha

Mauricio Garcés Foto

„Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Etiam egestas wisi a erat. Morbi imperdiet, mauris ac auctor dictum.“