Frases sobre aumento

Una colección de frases y citas sobre el tema del aumento.

Temas relacionados

Un total de 136 citas, filtro:


Woody Allen Foto

„El sexo alivia la tensión. El amor la aumenta.“

—  Woody Allen director de cine estadounidense 1935

Fuente: Midsummer Night's Sex Comedy, 1982.

William Gladstone Foto

„Quiero decir esto, que junto con el llamado aumento de los gastos crece lo que se puede denominar un espíritu que insensiblemente e inconscientemente tal vez afecta al espíritu del pueblo, al espíritu del parlamento, al espíritu de los departamentos públicos, y tal vez incluso el espíritu de aquellos cuyo deber es presentar las estimaciones al parlamento.“

—  William Gladstone 1809 - 1898

Original: «I mean this, that together with the so-called increase of expenditure there grows up what may be termed a spirit which, insensibly and unconsciously perhaps, but really, affects the spirit of the people, the spirit of parliament, the spirit of the public departments, and perhaps even the spirit of those whose duty it is to submit the estimates to parliament».
Fuente: Discurso en la Cámara de los Comunes del 16 de abril de 1863.

Bertolt Brecht Foto
Rosa Montero Foto
Gaspar Llamazares Foto

„(La sanidad madrileña) es la Sanidad del diez por los más de diez días que hay que esperar para ser citado por una gripe, los menos de diez minutos que tardan en atender al paciente y porque los derechos de los médicos están siendo 'diezmados' cuando se supedita el aumento de sus salarios a la reducción del número de recetas y pruebas complementarias.“

—  Gaspar Llamazares político español 1957

Madrid, 28 de enero de 2008.
Cita
Fuente: Europa Press: Llamazares: "La Sanidad madrileña es la sanidad del 10 por los 10 días que hay que esperar para ser atendido por gripe" http://www.europapress.es/00074/20080128105411/llamazares-sanidad-madrilena-sanidad-10-10-dias-hay-esperar-ser-atendido-gripe.html

Adolf Hitler Foto

„Bajo el concepto de lectura, concibo cosas muy diferentes de lo que piensa la gran mayoría de los llamados intelectuales. Conozco individuos que leen muchísimo, libro tras libro y letra por letra, y sin embargo no pueden ser tildados de "lectores". Poseen una multitud de "conocimientos", pero su cerebro no consigue ejecutar una distribución y un registro del material adquirido. Les falta el arte de separar, en el libro, lo que es de valor y lo que es inútil, conservar para siempre en la memoria lo que en verdad interesa, pudiendo saltarse y desechar lo que no les comporta ventaja alguna, para no retener lo inútil y sin objeto. La lectura no debe entenderse como un fin en sí misma, sino como medio para alcanzar un objetivo. En primer lugar, la lectura debe auxiliar la formación del espíritu, despertar las inclinaciones intelectuales y las vocaciones de cada cual. Enseguida, debe proveer el instrumento, el material de que cada uno tiene necesidad en su profesión, tanto para simple seguridad del pan como para la satisfacción de los más elevados designios. En segundo lugar, debe proporcionar una idea de conjunto del mundo. En ambos casos, es necesario que el contenido de cualquier lectura no sea aprendido de memoria de un conjunto de libros, sino que sea como pequeños mosaicos en un cuadro más amplio, cada uno en su lugar, en la posición que les corresponde, ayudando de esta forma a esquematizarlo en el cerebro del lector. De otra forma, resulta un bric-á-brac de materias memorizadas, enteramente inútiles, que transforman a su poseedor en un presuntuoso, seriamente convencido de ser un hombre instruido, de entender algo de la vida, de poseer cultura, cuando la verdad es que con cada aumento de esa clase de conocimientos, más se aparta del mundo, hasta que termina en un sanatorio o como político en un parlamento.“

—  Adolf Hitler Führer y Canciller Imperial de Alemania. Líder del Partido Nazi 1889 - 1945

Mi Lucha

Richard Adams Foto

„Muchos humanos dicen que les gusta el inveierno, pero lo que realmente les gusta es poderse sentir protegidos frente a él. Para ellos la alimentación no supone ningún problema en invierno. Tienen fuegos y ropa de abrigo. El invierno no puede hacerles daño y, por tanto, aumenta su sensación de bienestar y seguridad. Para los pájaros y los animales, al igual que para las personas pobres, el invierno es otra historia.“

—  Richard Adams, libro La colina de Watership

Watership Down
Variante: Muchos humanos dicen que les gusta el invierno, pero lo que realmente les gusta es poderse sentir protegidos frente a él. Para ellos la alimentación no supone ningún problema en invierno. Tienen fuegos y ropa de abrigo. El invierno no puede hacerles daño y, por tanto, aumenta su sensación de bienestar y seguridad. Para los pájaros y los animales, al igual que para las personas pobres, el invierno es otra historia.

Adolf Hitler Foto

„Siguiendo el ejemplo de Francia, se podría restringir artificialmente la natalidad y de este modo evitar una superpoblación. La Naturaleza misma suele oponerse al aumento de población en determinados países o en ciertas razas, y esto en épocas de hambre o por condiciones climáticas desfavorables, así como tratándose de la escasa fertilidad del suelo. Por cierto que la Naturaleza obra aquí sabiamente y sin contemplaciones; no anula propiamente la capacidad de procreación, pero sí se opone ala conservación de la prole al someter a ésta a rigurosas pruebas y privaciones tan arduas, que todo el que no es fuerte y sano vuelve al seno de lo desconocido. El que entonces sobrevive, a pesar de los rigores de la lucha por la existencia, resulta mil veces experimentado, fuerte y apto para seguir generando, de tal suerte que el proceso de la selección puede empezar de nuevo. Actuando de ese modo brutal contra el individuo y llamándolo de nuevo momentáneamente a desaparecer, por no ser capaz de resistir la tempestad de la vida, la Naturaleza mantiene la Raza, la propia especie vigorosa y la hace capaz de las mayores realizaciones. La disminución del número implica así la vigorización del individuo y con ello, finalmente, la consolidación de la Raza. Otra cosa es que el hombre, por sí mismo, se empeñe en restringir su descendencia. Aquí es preciso considerar no sólo el factor natural, sino también el humano. El hombre cree saber más que esa cruel Reina de toda la sabiduría, la Naturaleza. Él no limita la conservación del individuo, sino la propia reproducción. Eso le parece a él (que siempre se ve a sí mismo y nunca a la Raza) más humano y más justificado que lo otro. Infelizmente, las consecuencias son también inversas. En cuanto a la Naturaleza, liberando la generación, somete, entre tanto, la conservación de la especie a una prueba de las más severas, escogiendo dentro de un gran número de individuos los que juzga mejores, y sólo a éstos preserva para la perpetuación de la especie; el hombre limita la procreación y se esfuerza denodadamente para que cada ser, una vez nacido, se conserve a cualquier precio. Esta corrección de la voluntad divina le parece ser tan sabia como humana, y él se alegra más de una vez por haber sobrepujado a la Naturaleza y hasta haber demostrado la insuficiencia de la misma. Y el hijo de Adán no quiere ver ni oír hablar que, en realidad, el número es limitado, pero a costa del abatimiento del individuo. Siendo limitada la procreación, por disminución del número de nacimientos, sobreviene, en lugar de la natural lucha por la vida (que sólo deja en pie al más fuerte y al más sano), como lógica consecuencia, el prurito de "salvar" a todo trance también al débil y hasta al enfermo, cimentando el germen de una progenie que irá degenerando progresivamente, mientras persista ese escarnio de la Naturaleza y sus leyes. El resultado final es que un pueblo tal perderá algún día el derecho a la existencia en este mundo, pues el hombre puede, durante un cierto tiempo, desafiarlas leyes eternas de la conservación, pero la venganza vendrá, más tarde o más temprano. Una generación más fuerte expulsará a los débiles, pues el ansia por la vida, en su última forma, siempre romperá todas las corrientes ridículas del llamado espíritu de humanidad individualista. En su lugar aparecerá una Humanidad natural, que destruirá la debilidad para engendrar la fuerza.“

—  Adolf Hitler Führer y Canciller Imperial de Alemania. Líder del Partido Nazi 1889 - 1945

Mi Lucha

Papa Francisco Foto
Max Lucado Foto

Help us translate English quotes

Discover interesting quotes and translate them.

Start translating
Jean Baudrillard Foto
José Cecilio del Valle Foto
Karl Marx Foto

„los obreros deben, en ciertas circunstancias, unirse y luchar por el aumento de sus jornales.“

—  Karl Marx filósofo, sociólogo y economista alemán 1818 - 1883

Salario, precio y ganancia

Raymond Chandler Foto
Michel Foucault Foto
Yuri Gagarin Foto
Dmitri Mendeléyev Foto
Benjamin Franklin Foto

„Sólo un pueblo virtuoso es capaz de vivir en libertad. A medida que las naciones se hacen corruptas y viciosas, aumenta su necesidad de amos.“

—  Benjamin Franklin político, científico e inventor estadounidense 1706 - 1790

Fuente: Rodríguez González, Guillermo. En Mala Compañia. Editorial Lulu.com. ISBN 9780557043019. p. 131. https://books.google.es/books?id=XSzZPzFSnDYC&pg=PA131&dq=S%C3%B3lo+un+pueblo+virtuoso+es+capaz+de+vivir+en+libertad.+A+medida+que+las+naciones+se+hacen+corruptas+y+viciosas,+aumenta+su+necesidad+de+amos.+Benjamin+Franklin&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwicusT9soPhAhVk6uAKHf62AmIQ6AEIKDAA#v=onepage&q=S%C3%B3lo%20un%20pueblo%20virtuoso%20es%20capaz%20de%20vivir%20en%20libertad.%20A%20medida%20que%20las%20naciones%20se%20hacen%20corruptas%20y%20viciosas%2C%20aumenta%20su%20necesidad%20de%20amos.%20Benjamin%20Franklin&f=false

Stephen R. Covey Foto

„Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Etiam egestas wisi a erat. Morbi imperdiet, mauris ac auctor dictum.“