Frases sobre ira

Una colección de frases y citas sobre el tema del ira, puede, ser, cosas.

Un total de 130 citas, filtro:

Esta frase esperando revisión.
Jorge Luis Borges Foto

„APRENDIENDO

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse y una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender…

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes… y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende… y con cada día uno aprende. Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas. Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla. Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida. Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes. Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual. Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos! que dejaste ir. Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados al cuadrado. Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado incierto para hacer planes. Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas. Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás terriblemente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado. Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una tumba, ya no tiene ningún sentido. Pero desafortunadamente, solo con el tiempo…“

—  Jorge Luis Borges escritor argentino 1899 - 1986

Daniel Goleman Foto

„Cuando dejas de ser la muñeca de todos, quieres salir a la calle y quemar lo todo, llevar una navaja en el bolso y unos dientes afilados en el coño. Es una guerra y mi cuerpo el campo de batallas y mi ira, mi arma.“

—  Chloe María Valdivieso

(Autora del libro poemario La puta del diablo)
Fuente: https://autorasfeministaenlucha.webnode.es/l/poetisas-feministas-que-deberias-leer/

Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Ole Nydahl Foto
Max Lucado Foto
Francesco Petrarca Foto
Dan Brown Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Thich Nhat Hanh Foto
Euripidés Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Thich Nhat Hanh Foto
Patrick Rothfuss Foto
Patrick Rothfuss Foto

„Todo hombre sabio teme tres cosas: una tormenta en el mar, las noches sin luna y la ira un hombre amable“

—  Patrick Rothfuss, libro El temor de un hombre sabio

The Wise Man's Fear
Variante: Todos los hombres sabios temen tres cosas: la tormenta en el margo, la noche sin luna y la ira de un hombre apacible.

Vicente Aleixandre Foto

„Hay quien llora lágrimas del color de la ira.“

—  Vicente Aleixandre poeta español 1898 - 1984

Fragmentos de poemas
Fuente: [Albaigès Olivart] (1997), p. 211.
Fuente: Pasión de la tierra (1935).

Esquilo Foto
Gabriel García Márquez Foto

„El deber de los escritores no es conservar el lenguaje sino abrirle camino en la historia. Los gramáticos revientan de ira con nuestros desatinos pero los del siglo siguiente los recogen como genialidades de la lengua. De modo que tranquilos todos: no hay pleito. Nos vemos en el tercer milenio“

—  Gabriel García Márquez modelo de bigotes 1927 - 2014

Entrevista concedida por García Márquez a Joaquín Estefanía http://www.mundolatino.org/cultura/garciamarquez/ggm6.htm#Entrevista%20concedida%20por%20Garc%C3%ADa%20M%C3%A1rquez%20a%20Joaqu%C3%ADn%20Estefan%C3%ADa

Michel De Montaigne Foto

„No hay pasión que quebrante tanto la sinceridad del juicio como la ira.“

—  Michel De Montaigne biografía, filósofo y político francés del Renacimiento 1533 - 1592

Sin fuentes

Deepak Chopra Foto
Eckhart Tolle Foto
Jorge Luis Borges Foto
Wafa Sultan Foto
Richelle Mead Foto
Norbert Elias Foto
Haruki Murakami Foto
Max Lucado Foto

„La manera más rápida de extinguir el fuego de la ira es con un balde de oración.“

—  Max Lucado 1955

Antes del amén: El poder de una oración sencilla

Haruki Murakami Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Ai Weiwei Foto
Marco Aurelio Foto
Elizabeth Gilbert Foto

„La decepción es la ira de los débiles.“

—  Elizabeth Gilbert escritora estadounidense 1969

Eat, Pray, Love

Ernesto Guevara Foto
William Blake Foto

„Los tigres de la ira son más sabios que los caballos de la instrucción.“

—  William Blake poeta y pintor inglés 1757 - 1827

Variante: Los tigres de la cólera son más sabios que los caballos del saber.

Amado Nervo Foto

„El miedo es más injusto que la ira.“

—  Amado Nervo poeta y prosista mexicano 1870 - 1919

Sin fuentes

Mateo Alemán Foto

„La soberbia ataca con dos dardos: la ira y la envidia.“

—  Mateo Alemán escritor español 1547 - 1614

Fuente: [Palomo Triguero] (1997), p. 266.

Giovanni Papini Foto
Jean Jacques Rousseau Foto
Arthur Schopenhauer Foto

„Lo que la lluvia es para el fuego, eso es la lástima para la ira.“

—  Arthur Schopenhauer filósofo alemán 1788 - 1860

Sin fuentes

Lucio Anneo Seneca Foto
Lucio Anneo Seneca Foto

„La ira: un ácido que puede hacer más daño al recipiente en la que se almacena que en cualquier cosa sobre la que se vierte.“

—  Lucio Anneo Seneca filósofo, político, orador y escritor romano -4 - 65 a.C.

Fuente: [Palomo Triguero] (2013), p. 173.

William Shakespeare Foto
William Shakespeare Foto

„La ira es un veneno que uno toma esperando que muera el otro.“

—  William Shakespeare escritor inglés 1564 - 1616

Sin fuentes

Giordano Bruno Foto
Robert Green Ingersoll Foto
George Bush Foto

„Al expandir el comercio, expandimos la esperanza y la oportunidad a todos los rincones del mundo y asestamos un golpe a los terroristas que se alimentan de la ira y el resentimiento.“

—  George Bush 43.º presidente de Estados Unidos de América, del 2001 al 2009 1946

Discurso en la Cumbre Mundial de la ONU, 14 de septiembre de 2005.
Etapa como presidente de los Estados Unidos
Fuente: Noticia en Yahoo http://es.news.yahoo.com/050914/185/49ynr.html

Taylor Swift Foto
Taylor Swift Foto
Fernando Savater Foto
Hillary Clinton Foto
Antonio de Padua Foto
Camilo José Cela Foto
Mahoma Foto

„Tres cosas hay destructivas en la vida: la ira, la codicia y la excesiva estima de uno mismo.“

—  Mahoma profeta fundador del islam 570 - 632

Sin fuentes

Epicuro Foto

„Una ira desmesurada enjendra la locura.“

—  Epicuro filósofo griego -341 - -269 a.C.

Laureano Gómez Foto
Pachacútec Foto
Mohammad Najibulá Foto

„Sin duda, BASTA YA!!! Es el clamor generalizado en el mundo árabe. Ha llegado la hora de ponerle fin a la corrupción y opresión. Es como para no creerlo y resulta casi imposible que tanta gente se haya puesto de acuerdo casi al mismo tiempo, y que esas voces tantas veces silenciada, haya traspasado las fronteras más custodiadas y dominadas por los eternos dueños del poder árabe. El mundo musulmán está agitado, y no hay agorero que sepa qué futuro le depara el destino. Esperamos que la Unión Europea evite con un poco de inteligencia que quienes intenten aprovechar esta oportunidad para hacer un caldo de cultivo para reclutar nuevos integrantes radicales islamistas, sean detectados a tiempo, pues da la impresión y esperamos no equivocarnos, que la gente no está muy dada por crear países radicales e islamistas. Da la impresión que las ideologías cada vez tienen menos vigencia a la hora de elegir gobernantes y lo que realmente se quiere son gobiernos no corruptos que se ocupen de la gente, con una orientación clara y directa que casi por inercia responda a sus clamores existenciales, pues aunque estos acontecimientos den la impresión de estar reeditando épocas primitivas, son la mejor expresión del hartazgo ciudadano que en actitud conciente manifiesta -aunque suene contradictorio- su sabiduría, hecha ira.»“

—  Jorge Carrión Rubio

Fuente: JCRADIOTV http://www.jcradiotv.com/web/editorial/63-egipto-cual-es-el-plan-b-de-mubarak.html

Quilón de Esparta Foto

„Contén la ira.“

—  Quilón de Esparta uno de los Siete Sabios de Grecia -600 - -520 a.C.

Sin fuentes

Néstor Majnó Foto
Ignacio Manuel Altamirano Foto
Kancha Ilaiah Foto
Sun Tzu Foto
Christopher Paolini Foto
Bobby Fischer Foto
Roberto Alifano Foto
Reza Aslan Foto

„creciente ira y el descontento entre los judíos.“

—  Reza Aslan 1972

El zelote

Carl Sagan Foto
Stanisław Lem Foto
Bruce Lee Foto
Fernando Vallejo Foto
Homero Foto
Sun Tzu Foto
Sun Tzu Foto
Isabel Allende Foto
Nicholas Sparks Foto
Terry Pratchett Foto
Irvine Welsh Foto
Jorge Luis Borges Foto
Jaime Manrique Foto
Virginia Woolf Foto
Jon Kabat-Zinn Foto

„La calle del Faubourg Saint-Antoine era muy larga. Comenzaba en lo que antes había sido un faubourg, un barrio de las afueras, situado al este de la ciudad antigua. Mucho antes de la Revolución, ya era una zona de artesanos, donde se encontraban la mayoría de los carpinteros y ebanistas. Pese a las ideas republicanas, y a veces radicales, que en general defendían, muchos de aquellos hábiles artesanos y pequeños comerciantes eran, como Petit, muy conservadores en lo que concernía al núcleo familiar. No obstante, más de un monarca había podido comprobar en el pasado que, cuando se echaban a la calle, eran implacables. Petit emprendió la caminata con paso febril. La nieve se había fundido y las calles estaban secas. Al cabo de poco, llegó al lugar donde antes se alzaba la fortaleza de la Bastilla y que entonces no era más que un gran espacio vacío sobre el que flotaba un cielo gris de negros presagios. Allí comenzaba la ciudad antigua. A partir de ese punto, la calle ya no se denominaba faubourg, sino simplemente calle Saint-Antoine. Al cabo de un centenar de metros, volvía a cambiar de nombre, adoptando el de Rivoli. Con aquel prestigioso nombre, conducía a la antigua plaza del mercado de la Grève, contigua al río, donde habían reconstruido el ayuntamiento, el Hôtel de Ville, al que le habían conferido un aspecto de enorme y ornamentado castillo. Después pasó por el antiguo Châtelet, donde en la Edad Media administraba justicia el preboste. Aunque había aminorado el paso, Petit todavía caminaba deprisa y, pese al frío, sudaba un poco. Finalmente, se cepilló con gesto inconsciente las mangas del abrigo cuando entró en la zona más regia de la calle de Rivoli, con la larga serie de arcadas que se sucedían frente al solemne palacio del Louvre y los jardines de las Tullerías, hasta que llegó al vasto espacio despejado de la plaza de la Concordia. Llevaba caminando más de una hora. Su ira se había transformado en una sombría y amarga rabia impregnada de desesperación. Torció hacia el bonito templo clásico de la Madeleine. Justo al oeste de la Madeleine, empezaba otro de los grandes bulevares residenciales proyectados por el barón Haussmann. El bulevar de Malesherbes partía de allí en diagonal para acabar en una de las puertas noroccidentales de la ciudad, más allá del final del parque Monceau. El serio carácter del bulevar adquiría un aire más moderno en los sectores próximos a la Madeleine, precisamente en la zona donde se encontraba, en un gran edificio de la Belle Époque, el piso de Jules Blanchard.“

—  Edward Rutherfurd escritor británico 1948

París

Gillian Flynn Foto
Matilde Asensi Foto