Frases sobre alguno

Una colección de frases y citas sobre el tema del alguno, veces, ser, vida.

Un total de 2032 citas, filtro:

Pete Doherty Foto

„No tengo sentimiento, pulsión o noción alguna en relación con elementos temporales. Ni con el pasado ni con el futuro. Ya es suficientemente duro ser yo mismo en el presente. En cualquier caso, no tengo los medios para protegerme del futuro. No tengo tiempo para eso. Además, ¿para qué?“

—  Pete Doherty Cantante británico 1979

Fuente: Gilles Renault. Entrevista publicada en Libération. Publicada en El Mundo el 8 de enero de 2008. http://www.elmundo.es/metropoli/2008/01/02/musica/1199274924.html Consultado el 18 de marzo de 2019.

Hugo Chávez Foto

„El mundo debe olvidarse del petróleo barato… Seguirá subiendo y llegará algún día a los US$100 por barril.“

—  Hugo Chávez político venezolano y expresidente de Venezuela 1954 - 2013

Sin fuentes
Marzo de 2005, en una conferencia de prensa en Nueva Delhi, luego de firmar un acuerdo de cooperación con India, en el sector de hidrocarburos.

Terry Pratchett Foto
Adrian Rogers Foto
Charles Bukowski Foto
José Pablo Feinmann Foto
Jorge Luis Borges Foto

„APRENDIENDO

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse y una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender…

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes… y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende… y con cada día uno aprende. Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas. Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla. Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida. Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes. Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual. Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos! que dejaste ir. Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados al cuadrado. Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado incierto para hacer planes. Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas. Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás terriblemente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado. Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una tumba, ya no tiene ningún sentido. Pero desafortunadamente, solo con el tiempo…“

—  Jorge Luis Borges escritor argentino 1899 - 1986

William Shakespeare Foto
Gabriel García Márquez Foto
Adolf Hitler Foto

„En aquel tiempo, en mi ingenuidad de joven, creí poder evidenciar los errores de su doctrina. En el pequeño círculo en el que me desenvolvía, me esforzaba, por todos los medios a mi alcance, de convencerlos de lo pernicioso de los errores del marxismo y pensaba lograr ese objetivo; pero lo contrario es lo que siempre acontecía. Parecía que el examen cada vez más profundo de la actuación desmoralizadora de las teorías marxistas en sus aplicaciones prácticas, servía sólo para volver cada vez más firmes las decisiones de los judíos. Cuanto más discutía con ellos, mejor aprendía su dialéctica. Partían éstos de la creencia en la estupidez de sus adversarios, y cuando eso no daba resultados, se hacían pasar ellos mismos por estúpidos. Si fallaban ambos recursos, rehusaban entender lo que se les decía y, de repente, cambiaban de tema, saliendo con argumentos que, una vez aceptados, trataban de aplicar a casos completamente diferentes. Entonces, cuando de nuevo eran alcanzados en el propio terreno, que les era familiar, fingían debilidad y alegaban no tener suficientes conocimientos sobre el particular. Por donde quiera que se golpease a estos apóstoles, ellos se escabullían como anguilas en manos de los adversarios; cuando alguna vez se lograba reducir a uno de ellos, porque, observado por los presentes, no le había ya quedado otro recurso que asentir, grande debía ser la sorpresa que al día siguiente se experimentaba al constatar que ese mismo judío no recordaba ni lo más mínimo de lo acontecido la víspera y seguía repitiendo los dislates de siempre, como si nada, absolutamente nada, hubiera acontecido. Se fingía encolerizado, sorprendido y, sobre todo, desmemoriado por completo, excepto que el debate había terminado por evidenciar la verdad de sus afirmaciones. Muchas veces quedé atónito.“

—  Adolf Hitler Führer y Canciller Imperial de Alemania. Líder del Partido Nazi 1889 - 1945

Mi Lucha

Gerard Way Foto
Mario Vargas Llosa Foto

„Inventamos las ficciones para poder vivir de alguna manera las muchas vidas que quisiéramos tener cuando apenas disponemos de una sola.“

—  Mario Vargas Llosa escritor peruano 1936

Variante: Inventamos las ficciones para poder vivir de alguna manera las muchas vidas que quisiéramos tener cuando apenas disponemos de una sola

Henri Poincaré Foto
Sacha Guitry Foto

„«Si alguno os quiere robar la esposa, la mejor forma de vengaros de él es dejar que se la lleve».“

—  Sacha Guitry dramaturgo de Francia 1885 - 1957

Sin fuentes

Louis Pasteur Foto
Mariano José de Larra Foto

„Por grandes y profundos que sean los conocimientos de un hombre, el día menos pensado encuentra en el libro que menos valga a sus ojos, alguna frase que le enseña algo que ignora.“

—  Mariano José de Larra escritor, periodista y político español (1809-1837) 1809 - 1837

Variante: Por grandes y profundos que sean los conocimientos de un hombre, el día menos pensado encuentra en el libro que menos valga a sus ojos, alguna frase que le enseña algo que ignora
Fuente: Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 138.

Baltasar Hidalgo de Cisneros Foto
Mel Gibson Foto
Baltasar Gracián Foto
Mark Twain Foto
Virgilio Foto

„Traducción: «La única salvación para los vencidos es no esperar salvación alguna.»“
Una salus victis nullam sperare salutem.

—  Virgilio, Eneida

«Una salus victis nullam sperare salutem».
Fuente: Eneida, II, 354.

Pablo Neruda Foto
Marcos Pérez Jiménez Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Patañjali Foto
José Antonio Primo de Rivera Foto
Haruki Murakami Foto
Nicolas Sarkozy Foto

„Hemos derrotado la frivolidad y la hipocresía de los intelectuales progresistas. Desde 1968 no se podía hablar de moral. Nos habían impuesto el relativismo. La idea de que todo es igual, lo verdadero y lo falso, lo bello y lo feo, que el alumno vale tanto como el maestro, que no hay que poner notas para no traumatizar a los malos estudiantes. Nos hicieron creer que la víctima cuenta menos que el delincuente. Que la autoridad estaba muerta, que las buenas maneras habían terminado. Que no había nada sagrado, nada admirable. Era el eslogan de mayo del 68 en las paredes de la Sorbona: Vivir sin obligaciones y gozar sin trabas. Quisieron terminar con la escuela de excelencia y del civismo. Asesinaron los escrúpulos y la ética. Una izquierda hipócrita que permitía indemnizaciones millonarias a los grandes directivos y el triunfo del depredador sobre el emprendedor. Esa izquierda está en la política, en los medios de comunicación, en la economía. Le ha tomado el gusto al poder. La crisis de la cultura del trabajo es una crisis moral. Voy a rehabilitar el trabajo. Dejaron sin poder a las fuerzas del orden y crearon una frase: Se ha abierto una fosa entre la policia y la juventud: los vándalos son buenos y la Policía es mala. Como si la sociedad fuera siempre culpable y el delincuente, inocente. Defienden los servicios públicos, pero jamás usan un transporte colectivo. Aman tanto la escuela pública, pero sus hijos estudian en colegios privados. Dicen adorar la periferia y jamás viven en ella. Firman peticiones cuando se expulsa a algún okupa, pero que no aceptan que se instalen en su casa. Esa izquierda que desde mayo del 68 ha renunciado al mérito y al esfuerzo, que atiza el odio a la familia, a la sociedad y a la República. Esto no puede ser perpetuado en un país como Francia y por eso estoy aquí. No podemos inventar impuestos para estimular al que cobra del Estado sin trabajar. Quiero crear una ciudadanía de deberes.“

—  Nicolas Sarkozy político francés 1955

Discursos

Cormac McCarthy Foto
Mariano Moreno Foto
Stephen King Foto
Juan Pablo Duarte Foto
Tupac Shakur Foto
Blaise Pascal Foto
Mario Benedetti Foto
George Washington Carver Foto

„Cuán lejos llegues en la vida depende de que tan tierno seas con los jóvenes, que tan compasivo con los ancianos, que tan solidario con los que luchan y tolerante con el débil y el fuerte. Porque algún día habrás de ser uno de ellos.“

—  George Washington Carver botánico estadounidense 1864 - 1943

Fuente: 110 CITAS PARA EL ÉXITO Compiladas por Bruno Pisano, 24 de abril de 2011, español http://www.mensajedeldia.com/component/content/article/92,

Gabriel García Márquez Foto
Winston Churchill Foto
Octavio Paz Foto
Virginia Woolf Foto
José Pablo Feinmann Foto
Richard Ramírez Foto
Alejandro Dolina Foto
Isaac Asimov Foto
Alejandra Pizarnik Foto
Fernando Fernán Gómez Foto
Angus Young Foto
Adolf Hitler Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Tennessee Williams Foto
Lin Yutang Foto
Julio Cortázar Foto
Richard Wilkinson Foto

„Aunque las enfermedades mentales pueden ser afectadas por cambios en los niveles de ciertos químicos en el cerebro, nadie ha demostrado que éstas son realmente causas de la depresión, en lugar de cambios causados por la depresión. Aunque alguna vulnerabilidad genética pueda ser la verdadera razón de las enfermedades mentales, ésta no puede explicar por sí misma el enorme incremento de la enfermedad en las recientes décadas. Nuestros genes no pueden cambiar tan rápido“

—  Richard Wilkinson 1943

conferencia Patología social 42:57-43:25 http://www.youtube.com/watch?v=D0zy_FuJqNA&t=42m57s
Although mental illness can be affected by changes in the levels of certain chemicals in the brain nobody has shown that these are actually causes of depression rather than changes caused by depression. Although some genetic vulnerability may underlie some mental illness this cannot by itself explain the huge rise in illness in recent decades. Our genes cannot change that fast
Atribuídas

Platón Foto
Policarpa Salavarrieta Foto
Arturo Pérez-Reverte Foto
Aristoteles Foto
Nicolás Maquiavelo Foto

„Yo no digo nunca lo que creo, ni creo nunca lo que digo, y si se me escapa alguna verdad de vez en cuando, la escondo entre tantas mentiras, que es difícil reconocerla.“

—  Nicolás Maquiavelo diplomático, funcionario público, filósofo político y escritor italiano 1469 - 1527

Carta a Francesco Guicciardini, mayo de 1521

Dan Brown Foto
Julio Bárbaro Foto
John Kenneth Galbraith Foto

„Aunque todo lo demás falle, siempre podemos asegurarnos la inmortalidad cometiendo algún error espectacular.“

—  John Kenneth Galbraith 1908 - 2006

Fuente: Herrera Carles, Humberto. 1500 Frases, pensamientos para la vida. Editor Lulu.com. ISBN 9781105216565. p. 83.

Clive Staples Lewis Foto
Dmitri Mendeléyev Foto

„No necesito ninguna prueba. Las leyes de la naturaleza, a diferencia de las leyes gramaticales, no admiten excepción alguna. Supongo que cuando se descubran estos elementos desconocidos, más personas nos prestarán atención.“

—  Dmitri Mendeléyev químico ruso, creador de la Tabla periódica de los elementos 1834 - 1907

Sin fuentes
respuesta dada cuando se le pidieron pruebas que apoyaran sus predicciones.

Emil Cioran Foto
Francisco Umbral Foto
Will Smith Foto
Thomas Mann Foto
Viktor Frankl Foto

„la felicidad debe surgir como consecuencia, pero en modo alguno debe ser buscada en sí misma.“

—  Viktor Frankl neurólogo y psiquiatra austriaco 1905 - 1997

Búsqueda de Dios y sentido de la vida: Diálogo entre un teólogo y un psicólogo

Albert Einstein Foto
Steve Jobs Foto
John Bunyan Foto
Milan Kundera Foto
Erich von Däniken Foto
Quentin Tarantino Foto

„Robo de cualquier película alguna vez hecha.“

—  Quentin Tarantino actor, director, guinista ,panadero y productor de cine estadounidense 1963

Erich Fromm Foto
Thomas Chalmers Foto
Isabel Allende Foto

„Blanca, en cambio, se había acostumbrado a vivir sola. Terminó por encontrar paz
en sus quehaceres de la gran casa, en su taller de cerámica y en sus Nacimientos de
animales inventados, donde lo único que correspondía a las leyes de la biología era la
Sagrada Familia perdida en una multitud de monstruos. El único hombre de su vida era
Pedro Tercero, pues tenía vocación para un solo amor. La fuerza de ese
inconmovible sentimiento la salvó de la mediocridad y de la tristeza de su destino.
Permanecía fiel aun en los momentos en que él se perdía detrás de algunas ninfas de
pelo lacio y huesos largos, sin amarlo menos por ello. Al principio creía morir cada vez
que se alejaba, pero pronto se dio cuenta de que sus ausencias duraban lo que un
suspiro y que invariablemente regresaba más enamorado y más dulce. Blanca prefería
esos encuentros furtivos con su amante en hoteles de cita, a la rutina de una vida en
común, al cansancio de un matrimonio y a la pesadumbre de envejecer juntos
compartiendo las penurias de fin de mes, el mal olor en la boca al despertar, el tedio
de los domingos y los achaques de la edad. Era una romántica incurable. Alguna vez
tuvo la tentación de tomar su maleta de payaso y lo que quedaba de las joyas del
calcetín, e irse con su hija a vivir con él, pero siempre se acobardaba. Tal vez temía
que ese grandioso amor, que había resistido tantas pruebas, no pudiera sobrevivir a la
más terrible de todas: la convivencia. Alba estaba creciendo muy rápido y comprendía
que no le iba a durar mucho el buen pretexto de velar por su hija para postergar las
exigencias de su amante, pero prefería siempre dejar la decisión para más adelante.
En realidad, tanto como temía la rutina, la horrorizaba el estilo de vida de Pedro
Tercero, su modesta casita de tablas y calaminas en una población obrera, entre
cientos de otras tan pobres como la suya, con piso de tierra apisonada, sin agua y con
un solo bombillo colgando del techo. Por ella, él salió de la población y se mudó a un
departamento en el centro, ascendiendo así, sin proponérselo, a una clase media a la
cual nunca tuvo aspiración de pertenecer. Pero tampoco eso fue suficiente para Blanca.
El departamento le pareció sórdido, oscuro, estrecho y el edificio promiscuo. Decía que
no podía permitir que Alba creciera allí, jugando con otros niños en la calle y en las
escaleras, educándose en una escuela pública. Así se le pasó la juventud y entró en la
madurez, resignada a que los únicos momentos de placer eran cuando salía
disimuladamente con su mejor ropa, su perfume y las enaguas de mujerzuela que a
Pedro Tercero cautivaban y que ella escondía, arrebolada de vergüenza, en lo más
secreto de su ropero, pensando en las explicaciones que tendría que dar si alguien las
descubría. Esa mujer práctica y terrenal para todos los aspectos de la existencia,
sublimó su pasión de infancia, viviéndola trágicamente. La alimentó de fantasías, la idealizó, la defendió con fiereza, la depuró de las verdades prosaicas y pudo convertirla
en un amor de novela.“

—  Isabel Allende, libro La casa de los espíritus

The House of the Spirits

Rick Warren Foto

„Todo acto en nuestras vidas toca alguna cuerda que vibrará en la eternidad.“

—  Rick Warren 1954

Una vida con proposito: Para que estoy aqui en la tierra?

Buenaventura Durruti Foto
Haruki Murakami Foto

„Durante toda mi vida, he tenido la impresión de que podía convertirme en una persona distinta. De que, yéndome a otro lugar y empezando una nueva vida, iba a convertirme en otro hombre. He repetido una vez tras otra la misma operación. Para mí representaba, en un sentido, madurar y, en otro sentido, reinventarme a mí mismo. De algún modo, convirtiéndome en otra persona quería liberarme de algo implícito en el yo que había sido hasta entonces. Lo buscaba de verdad, seriamente, y creía que, si me esforzaba, podría conseguirlo algún día. Pero, al final, eso no me conducía a ninguna parte. Por más lejos que fuera, seguía siendo yo. Por más que me alejara, mis carencias seguían siendo las mismas. Por más que el decorado cambiase, por más que el eco de la voz de la gente fuese distinto, yo seguía siendo el mismo ser incompleto. Dentro de mí se hallaban las mismas carencias fatales, y esas carencias me producían un hambre y una sed violentas. Esa hambre y esa sed me han torturado siempre, tal vez sigan torturándome a partir de ahora. En cierto sentido, esas carencias, en sí mismas, son lo que yo soy…“

—  Haruki Murakami escritor y traductor japonés 1949

South of the Border, West of the Sun
Variante: Durante toda mi vida, he tenido la impresión de que podía convertirme en una persona distinta. De que, yéndome a otro lugar y empezando una nueva vida, iba a convertirme en otro hombre. He repetido una vez tras otra la misma operación. Para mí representaba, en un sentido, madurar y, en otro sentido, reinventarme a mí mismo. De algún modo, convirtiéndome en otra persona quería liberarme de algo implícito en el yo que había sido hasta entonces. Lo buscaba de verdad, seriamente, y creía que, si me esforzaba, podría conseguirlo algún día. Pero, al final, eso no me conducía a ninguna parte. Por más lejos que fuera, seguía siendo yo. Por más que me alejara, mis carencias seguían siendo las mismas. Por más que el decorado cambiase, por más que el eco de la voz de la gente fuese distinto, yo seguía siendo el mismo ser incompleto. Dentro de mí se hallaban las mismas carencias fatales, y esas carencias me producían un hambre y una sed violentas. Ese hambre y esa sed me han torturado siempre, tal vez sigan torturándome a partir de ahora. En cierto sentido, esas carencias, en sí mismas, son lo que yo soy.

Oscar Wilde Foto
Stephen King Foto
Giambattista Vico Foto
Carl Gustav Jung Foto
Francisco Palau y Quer Foto
Ayn Rand Foto
Guillermo del Toro Foto
Sherrilyn Kenyon Foto
Peter Drucker Foto
Euripidés Foto
Shantideva Foto
Agatha Christie Foto
Pat Condell Foto
Bernhard Schlink Foto
James Hetfield Foto