Frases sobre asombro

Una colección de frases y citas sobre el tema del asombro, puede, tan, veces.

Un total de 81 citas, filtro:

Nicolás de Cusa Foto
Jean Paul Sartre Foto

„Lo que me asombra es sentirme tan triste y tan cansado.“

—  Jean Paul Sartre filósofo, escritor y activista francés 1905 - 1980

Platón Foto

„El amor es la alegría del bien, la maravilla de los sabios, el asombro de los dioses.“

—  Platón filósofo griego clásico que creo la teoría de las ideas -427 - -347 a.C.

Original en inglés: «Love is the joy of the good, the wonder of the wise, the amazement of the gods.»
Fuente: [Allott], Robin. The Great Mosaic Eye: Embodied Language Evolution and Society. Editorial Xlibris Corporation, 2012. ISBN 9781469146300, p. 451.

Virginia Woolf Foto

„Comprobó con asombro que era un enorme alivio estar sola.“

—  Virginia Woolf, libro Orlando

Orlando

Francisco Franco Foto

„Querido hermano: Recibo atónito tu carta y me asombro de los sanos consejos que en ella me das.
Tienes formado muy mal concepto de las fuerzas republicanas y excesivamente bueno de las monárquicas y de lo que representa el trono.
Siguiendo la monarquía en España, ya conoces el rumbo de la nación. La nobleza, que se considera casta superior, en su mayoría descendientes bastardos de otros nobles, viviendo a costa del país al amparo de la monarquía, con delegaciones regias, negocios dudosos, puestos políticos influyentes, y escarneciendo a las clases inferiores -más morales cuanto más inferiores- con sus desenfrenos de todos conocidos.
El alto clero y las congregaciones, que tienen su principal apoyo en la dinastía reinante, asfixiando las libertades públicas con sus demandas y desafueros, llevándose en forma directa o indirecta un buen trozo del presupuesto, mientras el país languidece y la incultura perdura por falta de escuelas y elementos de enseñanza, pues en los presupuestos no queda dinero para tan perentorias atenciones.
Los príncipes, infantes y demás parientes más o menos cercanos al trono, hacen truculentos negocios con el amparo que les presta el poder.
El ejército, que debiera ser servidor de la nación, hoy sólo sirve al trono y, para proteger a éste, se atreve a ametrallar al pueblo ansioso de recuperar su soberanía, atropellada y escarnecida por la dictadura borbónica.
Mientras, el ejército se apropia el oficio de verdugo de la nación, descuida su eficiencia guerrera y es tan sólo una caricatura de lo que debiera ser.
En cambio, se lleva la tercera parte de los presupuestos nacionales.
La vieja política, desacreditada, dando origen al golpe de Estado del año 23, llegó a aquel punto de descrédito, gobernando, o mejor dicho, desgobernando las clases monárquicas en cooperación con el poder moderador - por no llamarle absoluto - de ese trono que tanto defiendes.
En la monarquía no aparecen valores nuevos. Las mismas causas de antaño producirán los mismos efectos.
Tras una nueva etapa de desgobierno, funesta, desde luego, vendrá otra etapa de dictadura, que completará la labor de la dictadura anterior, terminando de ahogar todo espíritu liberal y ciudadano y convirtiéndonos en lo que son hoy algunas repúblicas americanas.
Los pocos ciudadanos que pueden, para no morir a manos reaccionarias tendrán que emigrar, perdiéndose para España los valores que ellos representan.
Los generales -incapaces- que hoy se agrupan en torno del trono para defenderlo, no llevan otras miras que evitar la llegada de un orden nuevo, en el que por su incapacidad no tendrían puesto decoroso; y para salvar su actual posición privilegiada, defienden a su señor con instinto y dote de esclavos, tratando de poner una vez más el ejército enfrente del pueblo.
Esto, que sucedió otras veces, ya no lo conseguirán, y el soldado y el oficial se pondrán al lado de aquél para ayudarle a sacudir sus yugos legendarios y hacer justicia, su justicia, la verdadera justicia, la justicia popular.
El pueblo paga al ejército y al trono para que le sirvan y no para que lo tiranicen, y cuando se cansa de pagar servidores desleales, está en su legítimo derecho a prescindir de ellos.
El trono rompió la constitución, que es el pacto que tenía con el pueblo; roto el pacto, al pueblo, sólo al pueblo, corresponde rehacerlo o elegir el régimen de gobierno que le ofrezca más sólida garantía de progreso y bienestar.
Un régimen que por evoluciones parlamentarias y no por revoluciones sangrientas consiga que no sea un mito el significado de las tres palabras "Libertad, Igualdad, Fraternidad".
Ese régimen no puede ser ya la monarquía, puesto que ha demostrado cumplidamente que sólo satisface sus egoísmos, sin importarle un ardite las necesidades del país.
El mundo en pocos años ha evolucionado rápidamente. Casi todas las naciones de Europa están hoy constituidas en repúblicas, lo están todas las de América. Los que sentimos el culto de la patria, debemos quererla republicana, única forma de que progrese y se coloque al nivel del resto de Europa, respecto al cual vamos atrasados muchos años.
Una república moderada sería la solución al actual estado de cosas.
Ella atraería a la gobernación del país a las clases privilegiadas sin espantarlas ni ponerles enfrente, como sucedería con el establecimiento de una república radical.
Los elementos más radicales la respetarían, porque verían siempre en ella la posibilidad de evolucionar hacia sus ideales, tratando de ganar puestos en los comicios con su conducta, sus programas y una adecuada propaganda.
El país se gobernaría en definitiva como quisiera y evitaríamos la llegada de una revolución que camina con pasos de gigante y que cuanto más tarde más violenta ha de ser.
Dices en tu carta con un profundo desconocimiento que las izquierdas son averiada mercancía. ¡Mercancía y bien averiada son las derechas! ¡Ya hemos visto cómo se vendían o alquilaban! Lo poco bueno que en ellas quedaban, se ha marchado a la república, por no convivir con tanto profesional de la indignidad y de la falta de decoro. Los partidos monárquicos ¡¡ésos sí que son averiada mercancía!!“

—  Francisco Franco general y dictador español 1892 - 1975

Carta de Ramón Franco a su hermano
Fuente: "Autobiografía del general Franco" de Manuel Vázquez Montalbán.

Conde de Lautréamont Foto
Elena Garro Foto
Italo Calvino Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Marco Polo Foto
Jorge Luis Borges Foto
Stefan Zweig Foto
William Shakespeare Foto
Cassandra Clare Foto
Octavio Paz Foto
Alejo Carpentier Foto
Mary Shelley Foto
Marguerite Yourcenar Foto
Reinaldo Arenas Foto

„…y no te asombres de mi astucia sino de tu ignorancia que la hace resaltar.“

—  Reinaldo Arenas poeta, novelista y dramaturgo cubano (1943-1990) 1943 - 1990

El mundo alucinante (1966)

„Los griegos decían que el asombro es el principio del conocimiento, y si dejamos de asombrarnos corremos el riesgo de dejar de conocer.“

—  E.H. Gombrich

Art and Illusion: A Study in the Psychology of Pictorial Representation

Alejandra Pizarnik Foto
Gabriel García Márquez Foto
Arthur C. Clarke Foto
Emil Cioran Foto
Lise Meitner Foto
Simone de Beauvoir Foto
Cesare Pavese Foto
Ronald Reagan Foto
Thomas Carlyle Foto

„El asombro es la base de la adoración.“

—  Thomas Carlyle 1795 - 1881

Fuente: Sartor Resartus, and On Heroes, Hero-Worship, and the Heroic in. Thomas Carlyle. Editorial BoD – Books on Demand, 2018. ISBN 9783734027130, p. 64. https://books.google.es/books?id=OBpwDwAAQBAJ&pg=PA64&dq=Wonder+is+the+basis+of+worship.+Thomas+Carlyle&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwicm8zQ0s_gAhVQXBoKHUFtBgIQ6AEIOzAC#v=onepage&q=Wonder%20is%20the%20basis%20of%20worship.%20Thomas%20Carlyle&f=false

Johann Wolfgang von Goethe Foto
Johann Wolfgang von Goethe Foto
David Hume Foto
Leonardo Da Vinci Foto
Friedrich Nietzsche Foto
Francisco Ayala Foto
Alejandro Dolina Foto
Víctor Jara Foto

„Somos cinco mil
en esta pequeña parte de la ciudad.
Somos cinco mil
¿ Cuántos seremos en total
en las ciudades y en todo el país ?
Solo aquí
diez mil manos siembran
y hacen andar las fabricas.

¡ Cuánta humanidad
con hambre, frio, pánico, dolor,
presión moral,
terror y locura !

Seis de los nuestros se perdieron
en el espacio de las estrellas.

Un muerto, un golpeado como jamas creí
se podria golpear a un ser humano.
Los otros cuatro quisieron quitarse todos los temores
uno saltó al vacio,
otro golpeandose la cabeza contra el muro,
pero todos con la mirada fija de la muerte.

¡ Qué espanto causa el rostro del fascismo !
Llevan a cabo sus planes con precisión artera
Sin importarles nada.
La sangre para ellos son medallas.
La matanza es acto de heroismo
¿ Es este el mundo que creaste, dios mio ?
¿Para esto tus siete días de asombro y trabajo ?
en estas cuatro murallas solo existe un numero
que no progresa,
que lentamente querrá más muerte.

Pero de pronto me golpea la conciencia
y veo esta marea sin latido,
pero con el pulso de las máquinas
y los militares mostrando su rostro de matrona
llena de dulzura.
¿ Y México, Cuba y el mundo ?
¡ Que griten esta ignominia !
Somos diez mil manos menos
que no producen.

¿Cuántos somos en toda la Patria?
La sangre del companero Presidente
golpea más fuerte que bombas y metrallas
Asi golpeará nuestro puño nuevamente

¡Canto que mal me sales
Cuando tengo que cantar espanto!
Espanto como el que vivo
como el que muero, espanto.
De verme entre tanto y tantos
momentos del infinito
en que el silencio y el grito
son las metas de este canto.
Lo que veo nunca vi,
lo que he sentido y que siento
hara brotar el momento…“

—  Víctor Jara artista y activista político chileno 1932 - 1973

Anne Frank Foto

„Asombra que yo no haya abandonado aún todas mis esperanzas, puesto que parecen absurdas e irrealizables. Sin embargo, me aferro a ellas, a pesar de todo, porque sigo creyendo en la bondad innata del hombre.“

—  Anne Frank víctima del Holocausto y autora de un diario 1929 - 1945

Diario
Variante: Asombra que yo no haya abandonado aún todas mis esperanzas, puesto que parecen absurdas e irrealizables. Sin embargo, me aferro a ellas a pesar de todo, porque sigo creyendo en la bondad innata del hombre.

Robert Anton Wilson Foto
Bernardo Neustadt Foto

„No pasé por la facultad pero tengo facultad de asombro.“

—  Bernardo Neustadt periodista argentino 1925 - 2008

Una de sus típicas «salidas»

Eduardo Chillida Foto

„Lo hice mejor porque no lo conocía e iba cargado de dudas y de asombro.“

—  Eduardo Chillida Escultor español 1924 - 2002

Fuente: Eduardo Chillida Escritos. Ed La Fabrica. ISBN 84-96466-03-5

Jostein Gaarder Foto

„Lo único que necesitamos para convertirnos en buenos filósofos es la capacidad de asombro.“

—  Jostein Gaarder escritor noruego, autor de novelas, cuentos y de libros para niños 1952

Octave Mirbeau Foto
Yukio Mishima Foto
Gao Xingjian Foto
Terry Pratchett Foto
Eduardo Sacheri Foto
Eden Phillpotts Foto
Almudena Grandes Foto
Nicholas Sparks Foto
Alessandro Baricco Foto
Ray Bradbury Foto
Ken Follett Foto
Julio Cortázar Foto
Carlos Ruiz Zafón Foto
Alejo Carpentier Foto
Rick Riordan Foto
Fernando Vallejo Foto
George Orwell Foto
Cassandra Clare Foto
Ken Robinson Foto
Oscar Wilde Foto
Paulo Coelho Foto
Rubén Darío Foto
Adolf Hitler Foto

„Cualquiera que sea el talento que se revele en la dirección de una propaganda, no conseguirá el éxito si no se toma en consideración siempre e intensamente un postulado fundamental: ella tiene que conformarse con poco; sin embargo, ese poco tendrá que ser repetido constantemente. La persistencia, en este caso, es, como en muchos otros de este mundo, la primera y más importante condición para el éxito. Los temas de propaganda, precisamente, no pueden ser dirigidos por estetas, ni por "blasés". Los primeros imprimen, por la forma y por la expresión, un sello a la propaganda que, dentro de poco, sólo tiene poder de atracción en los círculos literarios; los segundos, deben ser cuidadosamente evitados, pues su falta de sensibilidad hace que se busquen constantemente nuevos atractivos. Esas personas se cansan de todo con facilidad; lo que ellos desean es la variedad y son incapaces de una comprensión de las necesidades de sus conciudadanos todavía no contaminados por su pesimismo. Ellos son siempre los primeros críticos de la propaganda, o, mejor dicho, de su contenido, el cual les parece demasiado arcaico, etcétera. Sólo quieren novedades, sólo buscan variedad y se vuelven de esa forma enemigos mortales de una conquista eficiente de las masas, desde el punto de vista político. Después que una propaganda, en su organización y en su contenido, comienza a orientarse por las necesidades de aquéllos, pierde toda unidad y se dispersa completamente. La propaganda, por consiguiente, no fue creada para proporcionar a esos señores blasés una distracción interesante y sí para convencer a la masa. Ésta necesita -por ser de más lenta comprensión- de un determinado período de tiempo, antes de estar en condiciones de tomar conocimiento de un hecho y, solamente después de repetirles millares de veces los conceptos más elementales, es cuando su memoria entrará a retenerlos. La variación en la propaganda no debe alterar jamás el sentido de aquello que es el objeto de esa propaganda, sino que desde el principio hasta el fin debe significar siempre lo mismo. El motivo en cuestión puede ser considerado desde puntos de vista diferentes, mas es condición esencial que toda exposición entrañe en resumen, invariablemente, la misma fórmula. Sólo de esta suerte es posible hacer que la propaganda sea eficaz y uniforme. Sólo la línea maestra, que nunca debe ser abandonada, es capaz, guardando la acentuación uniforme y coherente, de hacer madurar el éxito final. Sólo entonces se podrá constatar con asombro cuán formidables y casi incomprensibles resultados es capaz de producir una persistencia tal. El éxito de toda propaganda, sea en el campo del comercio o en el de la política, supone una acción perseverante y la constante uniformidad de su aplicación. También en esto fue ejemplar la“

—  Adolf Hitler Führer y Canciller Imperial de Alemania. Líder del Partido Nazi 1889 - 1945

Mi Lucha

Mario Benedetti Foto

„nos conocemos tan precariamente
que respiramos y eso nos asombra“

—  Mario Benedetti escritor uruguayo 1920 - 2009

Testigo De Uno Mismo

Graham Greene Foto
Gabriel García Márquez Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
Djuna Barnes Foto
Cesare Borgia Foto

„No me asombro cuando veo hombres pequeños que, mirándose al espejo deformante de sus ambiciones, se ven como gigantes.“

—  Cesare Borgia Gran César Borgia, Duque de Valentinois, Duque de Romagna, Príncipe de Andria y Venafro, Conde de Dyois, Señor de Pio... 1475 - 1507

Gustave Flaubert Foto

„Ya no hay artistas como los de antaño, de aquellos cuya vida y alma eran el instrumento ciego del apetito de belleza, órganos de Dios mediante los cuales se probaba a sí mismo su existencia. Para ellos el mundo no importaba. Nadie supo nada de sus dolores. Se acostaban tristes todas las noches y contemplaban la vida humana con una mirada de asombro, igual que nosotros contemplamos un hormiguero.“

—  Gustave Flaubert escritor francés (1821-1900) 1821 - 1880

Fuente: Citado en revista Signos, volúmenes 19-23. Colaborador Universidad Católica de Valparaíso. Instituto de Literatura y Ciencias del Lenguaje. Editor Universidad Católica de Valparaíso, 1986. p. 141.
Fuente: Carta del 8 de agosto de 1846.

Santiago Ramón y Cajal Foto

„Ocioso es porfiar con viejos. Sus opiniones, como sus suturas craneales, se hallan osificadas. Nada me inspira más veneración y asombro que un anciano que sabe cambiar de opinión. Únicamente cuando el cerebro está en vías de crecimiento o lejos de la involución cabe inculcar doctrinas y corregir errores.“

—  Santiago Ramón y Cajal, libro Charlas de café

Vejez
Fuente: Charlas de café.
Fuente: [Ramón y Cajal] (2017), p. https://books.google.es/books?id=Z41HDwAAQBAJ&printsec=frontcover&dq=9786071651174&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjg1Jz_maDhAhVJ6uAKHUb3DxkQ6AEIKDAA#v=onepage&q=Nada%20me%20inspira%20m%C3%A1s%20veneraci%C3%B3n%20y%20asombro%20que%20un%20anciano%20que%20sabe%20cambiar%20de%20opini%C3%B3n&f=false

Susana Torre Foto

„Recuerdo mi asombro: la luz entrando por las ventanitas en la base de la cúpula hacía que desaparecieran los parteluces, de manera que pareciera que la cúpula era sostenida solamente por la luz. Que se pudiera hacer levitar una estructura tan pesada y monumental me maravillaba y ejercía sobre mí una gran atracción intelectual. Fue entonces que entendí que las formas arquitectónicas podían expresar ideas y significados — y ese descubrimiento ha sido mi inspiración y mi brújula.“

—  Susana Torre arquitecta argentina 1944

Describiendo la revelación que sintió al observar en una diapositiva el interior de la cúpula de Santa Sofía en Estambul, durante un curso de historia de la arquitectura en 1960.
Fuente: Citado en Un día una arquitecta. https://undiaunaarquitecta.wordpress.com/2015/07/24/susana-torre-1944/ Consultado el 10 de mayo de 2017.

Alberto Jiménez Ure Foto