Frases sobre falta

Una colección de frases y citas sobre el tema del falta, ser, vida, veces.

Un total de 836 citas, filtro:

Francisco Morazán Foto
Charles Bukowski Foto
Charles Bukowski Foto
María (madre de Jesús) Foto
Mario Benedetti Foto
Raúl Alfonsín Foto
Charles Bukowski Foto
José de San Martín Foto
Mario Benedetti Foto
Frédéric Bastiat Foto
Rick Warren Foto

„Mucha oración, mucho poder. Poca oración, poco poder. Falta de oración, falta de poder”.“

—  Rick Warren 1954

El plan Daniel: 40 dias hacia una vida mas saludable

Gabriel García Márquez Foto
Clarice Lispector Foto

„El amor ya está, siempre está. Falta sólo el golpe de gracia —que se llama pasión.“

—  Clarice Lispector escritora ucraniana-brasileña 1920 - 1977

The Passion According to G.H.

Charles Bukowski Foto

„Eso era lo único que un hombre necesitaba: esperanza. Era la falta de esperanza lo que hundía a un hombre.“

—  Charles Bukowski, libro Factótum

Factotum (1975)
Fuente: Capítulo 29. https://books.google.es/books?id=IZ0wDwAAQBAJ&printsec=frontcover&dq=Factotum&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwij9rjumsDhAhUFWxoKHSczDMMQ6AEIMDAB#v=onepage&q=Eso%20era%20todo%20lo%20que%20un%20hombre%20necesitaba%3A%20esperanza.%20Era%20la%20falta%20de%20esperanza%20lo%20que%20hund%C3%ADa%20a%20un%20hombre&f=false

José María Velasco Ibarra Foto
Adolf Hitler Foto
Adolf Hitler Foto
Adolf Hitler Foto
Sófocles Foto
Gerard Way Foto

„Hay una gran falta de sexo en la música.“

—  Gerard Way músico e historietista estadounidense 1977

Angus Young Foto
Jacque Fresco Foto
Alí Primera Foto
Ingmar Bergman Foto
Adolf Hitler Foto

„Bajo el concepto de lectura, concibo cosas muy diferentes de lo que piensa la gran mayoría de los llamados intelectuales. Conozco individuos que leen muchísimo, libro tras libro y letra por letra, y sin embargo no pueden ser tildados de "lectores". Poseen una multitud de "conocimientos", pero su cerebro no consigue ejecutar una distribución y un registro del material adquirido. Les falta el arte de separar, en el libro, lo que es de valor y lo que es inútil, conservar para siempre en la memoria lo que en verdad interesa, pudiendo saltarse y desechar lo que no les comporta ventaja alguna, para no retener lo inútil y sin objeto. La lectura no debe entenderse como un fin en sí misma, sino como medio para alcanzar un objetivo. En primer lugar, la lectura debe auxiliar la formación del espíritu, despertar las inclinaciones intelectuales y las vocaciones de cada cual. Enseguida, debe proveer el instrumento, el material de que cada uno tiene necesidad en su profesión, tanto para simple seguridad del pan como para la satisfacción de los más elevados designios. En segundo lugar, debe proporcionar una idea de conjunto del mundo. En ambos casos, es necesario que el contenido de cualquier lectura no sea aprendido de memoria de un conjunto de libros, sino que sea como pequeños mosaicos en un cuadro más amplio, cada uno en su lugar, en la posición que les corresponde, ayudando de esta forma a esquematizarlo en el cerebro del lector. De otra forma, resulta un bric-á-brac de materias memorizadas, enteramente inútiles, que transforman a su poseedor en un presuntuoso, seriamente convencido de ser un hombre instruido, de entender algo de la vida, de poseer cultura, cuando la verdad es que con cada aumento de esa clase de conocimientos, más se aparta del mundo, hasta que termina en un sanatorio o como político en un parlamento.“

—  Adolf Hitler Führer y Canciller Imperial de Alemania. Líder del Partido Nazi 1889 - 1945

Mi Lucha

Alejandra Pizarnik Foto
Esta traducción está esperando su revisión. ¿Es correcto?
William Lane Craig Foto
Francisco Franco Foto

„Querido hermano: Recibo atónito tu carta y me asombro de los sanos consejos que en ella me das.
Tienes formado muy mal concepto de las fuerzas republicanas y excesivamente bueno de las monárquicas y de lo que representa el trono.
Siguiendo la monarquía en España, ya conoces el rumbo de la nación. La nobleza, que se considera casta superior, en su mayoría descendientes bastardos de otros nobles, viviendo a costa del país al amparo de la monarquía, con delegaciones regias, negocios dudosos, puestos políticos influyentes, y escarneciendo a las clases inferiores -más morales cuanto más inferiores- con sus desenfrenos de todos conocidos.
El alto clero y las congregaciones, que tienen su principal apoyo en la dinastía reinante, asfixiando las libertades públicas con sus demandas y desafueros, llevándose en forma directa o indirecta un buen trozo del presupuesto, mientras el país languidece y la incultura perdura por falta de escuelas y elementos de enseñanza, pues en los presupuestos no queda dinero para tan perentorias atenciones.
Los príncipes, infantes y demás parientes más o menos cercanos al trono, hacen truculentos negocios con el amparo que les presta el poder.
El ejército, que debiera ser servidor de la nación, hoy sólo sirve al trono y, para proteger a éste, se atreve a ametrallar al pueblo ansioso de recuperar su soberanía, atropellada y escarnecida por la dictadura borbónica.
Mientras, el ejército se apropia el oficio de verdugo de la nación, descuida su eficiencia guerrera y es tan sólo una caricatura de lo que debiera ser.
En cambio, se lleva la tercera parte de los presupuestos nacionales.
La vieja política, desacreditada, dando origen al golpe de Estado del año 23, llegó a aquel punto de descrédito, gobernando, o mejor dicho, desgobernando las clases monárquicas en cooperación con el poder moderador - por no llamarle absoluto - de ese trono que tanto defiendes.
En la monarquía no aparecen valores nuevos. Las mismas causas de antaño producirán los mismos efectos.
Tras una nueva etapa de desgobierno, funesta, desde luego, vendrá otra etapa de dictadura, que completará la labor de la dictadura anterior, terminando de ahogar todo espíritu liberal y ciudadano y convirtiéndonos en lo que son hoy algunas repúblicas americanas.
Los pocos ciudadanos que pueden, para no morir a manos reaccionarias tendrán que emigrar, perdiéndose para España los valores que ellos representan.
Los generales -incapaces- que hoy se agrupan en torno del trono para defenderlo, no llevan otras miras que evitar la llegada de un orden nuevo, en el que por su incapacidad no tendrían puesto decoroso; y para salvar su actual posición privilegiada, defienden a su señor con instinto y dote de esclavos, tratando de poner una vez más el ejército enfrente del pueblo.
Esto, que sucedió otras veces, ya no lo conseguirán, y el soldado y el oficial se pondrán al lado de aquél para ayudarle a sacudir sus yugos legendarios y hacer justicia, su justicia, la verdadera justicia, la justicia popular.
El pueblo paga al ejército y al trono para que le sirvan y no para que lo tiranicen, y cuando se cansa de pagar servidores desleales, está en su legítimo derecho a prescindir de ellos.
El trono rompió la constitución, que es el pacto que tenía con el pueblo; roto el pacto, al pueblo, sólo al pueblo, corresponde rehacerlo o elegir el régimen de gobierno que le ofrezca más sólida garantía de progreso y bienestar.
Un régimen que por evoluciones parlamentarias y no por revoluciones sangrientas consiga que no sea un mito el significado de las tres palabras "Libertad, Igualdad, Fraternidad".
Ese régimen no puede ser ya la monarquía, puesto que ha demostrado cumplidamente que sólo satisface sus egoísmos, sin importarle un ardite las necesidades del país.
El mundo en pocos años ha evolucionado rápidamente. Casi todas las naciones de Europa están hoy constituidas en repúblicas, lo están todas las de América. Los que sentimos el culto de la patria, debemos quererla republicana, única forma de que progrese y se coloque al nivel del resto de Europa, respecto al cual vamos atrasados muchos años.
Una república moderada sería la solución al actual estado de cosas.
Ella atraería a la gobernación del país a las clases privilegiadas sin espantarlas ni ponerles enfrente, como sucedería con el establecimiento de una república radical.
Los elementos más radicales la respetarían, porque verían siempre en ella la posibilidad de evolucionar hacia sus ideales, tratando de ganar puestos en los comicios con su conducta, sus programas y una adecuada propaganda.
El país se gobernaría en definitiva como quisiera y evitaríamos la llegada de una revolución que camina con pasos de gigante y que cuanto más tarde más violenta ha de ser.
Dices en tu carta con un profundo desconocimiento que las izquierdas son averiada mercancía. ¡Mercancía y bien averiada son las derechas! ¡Ya hemos visto cómo se vendían o alquilaban! Lo poco bueno que en ellas quedaban, se ha marchado a la república, por no convivir con tanto profesional de la indignidad y de la falta de decoro. Los partidos monárquicos ¡¡ésos sí que son averiada mercancía!!“

—  Francisco Franco general y dictador español 1892 - 1975

Carta de Ramón Franco a su hermano
Fuente: "Autobiografía del general Franco" de Manuel Vázquez Montalbán.

Aristoteles Foto
Epicteto Foto
Alí Primera Foto
ZPU Foto
Marco Aurelio Foto

„Amor, todos los días. Aquí a mi lado, junto a mí, haces falta.“

—  Jaime Sabines poeta y político mexicano 1926 - 1999

Recuento De Poemas, 1950-93

Marguerite Yourcenar Foto
Rafael Alberti Foto
Alfred De Musset Foto

„A falta de perdón, deja venir el olvido.“

—  Alfred De Musset escritor y dramaturgo francés 1810 - 1857

Iósif Stalin Foto

„En el ejército soviético hace falta más valor para retirarse que para avanzar.“

—  Iósif Stalin Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética 1879 - 1953

Sin fuentes

Iósif Stalin Foto

„…, el programa nacional debe incluir sin falta un punto especial acerca del derecho de las naciones a la autodeterminación, llegando incluso a la separación para formar su propio Estado.“

—  Iósif Stalin Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética 1879 - 1953

30 de marzo de 1925).
Cronología de citas, 1925

Felipe Stanhope de Chesterfield Foto
José Mota Foto

„¡¡Te falta vendimia!!“

—  José Mota actor y humorista 1965

El Tío la Vara

Whitney Houston Foto

„Dios me dio una voz para cantar con Él, y cuando tienes eso, ¿qué otro truco te falta?“

—  Whitney Houston actriz estadounidense 1963 - 2012

Sin fuentes

José Antonio Primo de Rivera Foto
Joseph-Louis de Lagrange Foto

„Sólo hizo falta un instante para cortar su cabeza, pero es poco probable que cien años sean suficientes para que surja una igual.“

—  Joseph-Louis de Lagrange matemático, físico y astrónomo italiano 1736 - 1813

Sobre Antoine-Laurent de Lavoisier (26 de agosto de 1743 — 8 de mayo de 1794), químico francés, considerado el creador de la química moderna.
Fuente: The Lying Stones of Marrakech: Penultimate Reflections in Natural History http://books.google.es/books?id=wApMpVmi-5gC&pg=PA95. Stephen Jay Gould. Harvard University Press, 2011. ISBN 0-674-06167-5, pág. 95

Cornelio Saavedra Foto

„Hacía falta tanta agua para apagar tanto fuego.“

—  Cornelio Saavedra estadista y militar argentino 1759 - 1829

Sin fuentes
Declaraciones de Saavedra al saber de la muerte de Mariano Moreno en altamar.

Avril Lavigne Foto

„Todo este tiempo estuviste pretendiendo, falta mucho para mi final feliz“

—  Avril Lavigne canta-autora, diseñadora de moda y actriz canadiense 1984

Teresa de Jesús Foto
Ryszard Kapuściński Foto
Adolf Hitler Foto

„Lo que más me preocupó en la cuestión del parlamentarismo fue la notoria falta de un elemento responsable. Por funestas que pudieran ser las consecuencias de una ley sancionada por el Parlamento, nadie lleva la responsabilidad ni a nadie le es posible exigirle cuentas. ¿O es que puede llamarse asumir responsabilidad el hecho de que después de un fiasco sin precedentes dimita el gobierno culpable, o cambie la coalición existente, o, por último, se disuelva el Parlamento? ¿Puede acaso hacerse responsable a una vacilante mayoría? ¿No es cierto que la idea de responsabilidad presupone la idea de la personalidad? ¿Puede prácticamente hacerse responsable al dirigente de un gobierno por hechos cuya gestión y ejecución obedecen exclusivamente a la voluntad y al arbitrio de una pluralidad de individuos? ¿O es que la misión del gobernante - en lugar de radicar en la concepción de ideas constructivas y planes- consiste más bien en la habilidad con que éste se empeñe en hacer comprensible a un hato de borregos lo genial de sus proyectos, para después tener que mendigar de ellos mismos una bondadosa aprobación? ¿Cabe en el criterio del hombre de Estado poseer en el mismo grado el arte de la persuasión, por un lado, y por otro la perspicacia política necesaria para adoptar directivas o tomar grandes decisiones? ¿Prueba acaso la incapacidad de un Führer el solo hecho de no haber podido ganar en favor de una determinada idea el voto de mayoría de un conglomerado resultante de manejos más o menos honestos? ¿Fue acaso alguna vez capaz ese conglomerado de comprender una idea, antes de que el éxito obtenido por la misma revelara la grandiosidad de ella? ¿No es en este mundo toda acción genial una palpable protesta del genio contra la indolencia de la masa? ¿Qué debe hacer el gobernante que no logra granjearse el favor de aquel conglomerado para la consecución de sus planes? ¿Deberá sobornar? ¿O bien, tomando en cuenta la estulticia de sus conciudadanos, tendrá que renunciar a la realización de medidas reconocidas como vitales, dejando el gobierno, o quedarse en él a pesar de todo? ¿No es cierto que en un caso tal el hombre de verdadero carácter se coloca frente a un conflicto insoluble entre su comprensión de la necesidad y su rectitud de criterio o, mejor dicho, su honradez? ¿Dónde acaba aquí el límite entre la noción del deber para la colectividad y la noción del deber para la propia dignidad personal? ¿No debe todo Führer de verdad rehusar que de ese modo se le degrade a la categoría de traficante político? ¿O es que, inversamente, todo traficante deberá sentirse predestinado a "especular" en política, puesto que la suprema responsabilidad jamás pesará sobre él, sino sobre un anónimo e inaprensible conglomerado de gentes? Sobre todo, ¿no conducirá el principio de la mayoría parlamentaria a la demolición de la Idea-Führer? Pero, ¿es que aún cabe admitir que el progreso del mundo se debe a la mentalidad de las mayorías y no al cerebro de unos cuantos? ¿O es que se cree que tal vez en el futuro se podría prescindir de esta condición previa, inherente a la cultura humana? ¿No parece, por el contrario, que ella es hoy más necesaria que nunca?“

—  Adolf Hitler Führer y Canciller Imperial de Alemania. Líder del Partido Nazi 1889 - 1945

Mi Lucha

Joseph Murphy Foto
Arturo Uslar Pietri Foto

„DÍA A DÍA

Decir que el tiempo es río es decir nada,
ni nace ni termina su corriente,
fluye desde horizontes infinitos
y seguirá, sin duda, hasta el olvido,
nacer nadie lo vio, ni le verá acabar,
en él flotamos por confusos trechos,
el tiempo de surgir y sumergirse
es el de nuestra vida, tan pequeña,
tan torpe, tan voraz, tan impaciente
que apenas nace y a morir empieza.


Feliz llamaban los antiguos vates
al que joven moría, eran los dioses
los que daban el don de no ir más lejos.
El fin siempre es temprano, cada día
es toda la vida en tiempo pleno,
no hay más que el hoy,
que este momento solo
en que conozco que estoy vivo y siento.

Cada día es el día y cada hora
es la única hora de la vida,
todo el ayer se fue en reminiscencia
y el mañana no existe todavía.

No llegamos a viejos, sólo somos
en la invariable vaguedad del ser,
los nombres son equívocos, las fechas
hacen inerte cuenta sin sentido,
no somos el de ayer ni el de mañana,
somos el de hoy apenas,
la vida empieza en cada amanecida
y la conciencia muere en cada noche.

Yo podría contar la historia vana
de una vida que acaso fue la mía,
pero que es tan ajena y tan extraña
ante esta hora en que me nombro y busco.

No se es viejo ni joven, se está vivo
y soy yo, el de hoy, quien hace el mundo
con mi mano segura o temblorosa,
con la errada visión que siempre tuve,
jugando el juego
de ausencias y presencias
que sólo para mí tiene sentido.

Todo está en ti, día que amaneces,
toda mi vida en mí sin sobra y falta,
como fue en cada hora ya contada,
como será en un siempre día a día.“

—  Arturo Uslar Pietri escritor y político venezolano 1906 - 2001

El hombre que voy siendo

James Joyce Foto
Jane Austen Foto
Sherrilyn Kenyon Foto
Ray Bradbury Foto
Christian Chávez Foto

„En México nunca nadie me ha faltado el respeto, pero sí creo que nos falta dejar los tabúes y los golpes de pecho y empezar a liberarnos. Mientras más nos relajemos y abramos las puertas a las formas de vida diferentes, más nos vamos a enriquecer.“

—  Christian Chávez 1983

Fuente: Christian en entrevista para la revista OHM, Ciao Clichés, junio de 2008.
Fuente: Christian Chávez es portada de la primera revista gay de México http://www.peopleenespanol.com/article/christian-chavez-es-portada-de-la-primera-revista-gay-de-mexico

Mahavatar Babaji Foto
Solón Foto

„Hace falta saber obedecer para saber mandar.“

—  Solón filósofo político ateniense de la antigüedad -638 - -558 a.C.

Manda cuando hubieres aprendido a obedecer.)

Albert Camus Foto
Albert Camus Foto
Paul Claudel Foto

„No es el tiempo el que nos falta. Somos nosotros quienes le faltamos a él.“

—  Paul Claudel diplomático, poeta y dramaturgo francés 1868 - 1955

Fuente: [[Señor], Luis, Diccionario de citas, Espasa Calpe, 1ª ed. 1997 / 2017, 505] ISBN 8423992543.

Daniel Defoe Foto
William Faulkner Foto
Adolf Hitler Foto
Jean de La Bruyere Foto
Friedrich Nietzsche Foto
Máximo Gorki Foto
Elias Canetti Foto
Félix Lope de Vega y Carpio Foto

„Pero la vida es corta: viviendo, todo falta; muriendo, todo sobra.“

—  Félix Lope de Vega y Carpio poeta y dramaturgo del Siglo de Oro español 1562 - 1635

Variante: Viviendo, todo falta; / muriendo, todo sobra.

Robert Baden-Powell Foto
Juan Pablo II Foto
Juan Bautista Alberdi Foto

„Dad ejércitos a los países que no tienen enemigos ni necesidad de hacer guerras y crearéis una clase que se ocupará de hacer y deshacer gobiernos, o lo que es igual, de hacer la guerra del país contra el país a falta de guerras extranjeras. El ejército degenerará en clase gobernante y el pueblo en clase gobernada o sometida.“

—  Juan Bautista Alberdi político argentino 1810 - 1884

Fuente: Pigna, Felipe. Los mitos de la historia argentina 2. Historia y sociedad. Editorial Grupo Planeta Spain, 2011. ISBN 9789504925682. https://books.google.es/books?id=0P4xfQ4_xq0C&printsec=frontcover&dq=Los+mitos+de+la+historia+argentina+2&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjw05zJtcHgAhXiyIUKHVSXCwcQ6AEIKDAA#v=onepage&q=Dad%20ej%C3%A9rcitos%20a%20los%20pa%C3%ADses%20que%20no%20tienen%20enemigos%20ni%20necesidad%20de%20hace&f=false
Fuente: El Crimen de la Guerra, 1870.

Antonio de Padua Foto

„Tan pobre como es la mesa que carece de pan, así la vida más ejemplar resulta vacía si le falta amor.“

—  Antonio de Padua sacerdote y teólogo portugués 1195 - 1231

Sin fuentes

Epicteto Foto

„Acusar a los demás de los infortunios propios es un signo de falta de educación. Acusarse a uno mismo demuestra que la educación ha comenzado.“

—  Epicteto filósofo estoico griego 50 - 138

Fuente: Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 104.

Nicolae Iorga Foto
Évariste Galois Foto

„Falta algo para completar esta demostración pero no tengo tiempo.“

—  Évariste Galois matemático francés 1811 - 1832

En un escrito de su última noche previa a su fatídico y mortal duelo.

Carlos Ruiz Zafón Foto

„Una de las trampas de la infancia es que no hace falta comprender algo para sentirlo.“

—  Carlos Ruiz Zafón escritor español 1964

La Sombra del Viento

Carlos Ruiz Zafón Foto

„Yo había crecido en el convencimiento de que aquella lenta procesión de la posguerra, un mundo de quietud, miseria y rencores velados, era tan natural como el agua del grifo, y que aquella tristeza muda que sangraba por las paredes de la ciudad herida era el verdadero rostro de su alma. Una de las trampas de la infancia es que no hace falta comprender algo para sentirlo. Para cuando la razón es capaz de entender lo sucedido, las heridas en el corazón ya son demasiado profundas. Aquella noche primeriza de verano, caminando por ese anochecer oscuro y traicionero de Barcelona, no conseguía borrar de mi pensamiento el relato de Clara en torno a la desaparición de su padre. En mimundo, la muerte era una mano anónima e incomprensible, un vendedor a domicilio que se llevaba madres, mendigos o vecinos nonagenarios como si se tratase de una lotería del infierno. La idea de que la muerte pudiera caminar a mi lado, con rostro humano y corazón envenenado de odio, luciendo uniforme o gabardina, que hiciese cola en el cine, riese en los bares o llevase a los niños de paseo al parque de la Ciudadela por la mañana y por la tarde hiciese desaparecer a alguien en las mazmorras del castillo de Montjuïc, o en una fosa común sin nombre ni ceremonial, no me cabía en la cabeza. Dándole vueltas, se me ocurrió que tal vez aquel universo de cartón piedra que yo daba porbueno no fuese más que un decorado. En aquellos años robados, el fin de la infancia, como la Renfe, llegaba cuando llegaba.“

—  Carlos Ruiz Zafón escritor español 1964

Julia Navarro Foto
Thomas Mann Foto
Carlos Ruiz Zafón Foto

„Conserva tus sueños, nunca sabes cuándo te van a hacer falta“

—  Carlos Ruiz Zafón, libro La sombra del viento

The Shadow of the Wind
Variante: Conserva tus sueños, nunca sabes cuando te harán falta.

Haruki Murakami Foto
Enrique Vila-Matas Foto
Gabriel García Márquez Foto
Terry Pratchett Foto

„Pero nunca estás en un cuento cuando te hace falta.“

—  Terry Pratchett escritor británico de fantasía y ciencia ficción 1948 - 2015

Un sombrero de cielo

Ray Bradbury Foto
Matt Haig Foto
Milan Kundera Foto