Frases sobre van

Una colección de frases y citas sobre el tema del van, ser, vida, vida.

Un total de 594 citas, filtro:

Terry Pratchett Foto
Sherrilyn Kenyon Foto
Omar Jayam Foto
Juan José Saer Foto
Charles Maurice de Talleyrand Foto
Will Rogers Foto

„Si los perros no van al cielo, cuando muera quiero ir a donde van ellos.“

—  Will Rogers actor estadounidense 1879 - 1935

Sin fuentes

José Ingenieros Foto
José Martí Foto
George Carlin Foto
José Ortega Y Gasset Foto
Alejandro Casona Foto

„Hoy el inglés se ha convertido en un idioma tan importante que hasta los norteamericanos van a tener que aprenderlo.“

—  Alejandro Casona dramaturgo español 1903 - 1965

Los árboles mueren de pie

Roberto Iniesta Foto
Roberto Bolaño Foto
Mae West Foto

„Las chicas buenas van al cielo, las malas a todas partes.“

—  Mae West actriz estadounidense 1893 - 1980

Fuente: [Red] (2008), p. 64.

Louis-ferdinand Céline Foto
Tupac Shakur Foto
Augusto Pinochet Foto
Nouriel Roubini Foto

„Señores europeos: o tienen ustedes crecimiento económico, o no van a solventar el problema del paro.“

—  Nouriel Roubini economista estadounidense 1958

Fuente: Roubini: "Sería muy positivo que España solicitara el rescate antes de fin de año" http://www.periodistadigital.com/economia/instituciones/2012/10/23/roubini-seria-muy-positivo-que-espana-solicitara-el-rescate-antes-de-fin-de-ano.shtml. Preiodista digital, 23 de octubre de 2012.

Jorge Manrique Foto

„Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,
que es el morir.“

—  Jorge Manrique, libro Coplas por la muerte de su padre

Coplas a la muerte de su padre
Variante: Nuestra vida son los ríos
que van a dar en la mar,
que es el morir

Max Lucado Foto
Paulo Coelho Foto
Irantzu Varela Foto
Demóstenes Foto

„Las palabras que no van seguidas de los hechos no valen para nada.“

—  Demóstenes orador y político ateniense -384 - -322 a.C.

Fuente: Ortega Blake, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial México, 2013 ISBN 978-60-7311-631-2.

Cassandra Clare Foto
Cicerón Foto
Ray Bradbury Foto

„El poder de las viejas es inmenso. No es verdad que las manden a esta Casa para que pasen sus últimos días en paz, como dicen ellos. Esto es una prisión, llena de celdas, con barrotes en las ventanas, con un carcelero implacable a cargo de las llaves. Los patrones las mandan a encerrar aquí cuando se dan cuenta de que les deben demasiado a estas viejas y sienten pavor porque estas miserables, un buen día, pueden revelar su poder y destruirlos. Los servidores acumulan los privilegios de la miseria. Las conmiseraciones, las burlas, las limosnas, las ayuditas, las humillaciones que soportan los hacen poderosos. Ellas conservan los instrumentos de la venganza porque van acumulando en sus manos ásperas y verrugosas esa otra mitad de sus patrones, la mitad inútil, descartada, lo sucio y lo feo que ellos, confiados y sentimentales, les han ido entregando con el insulto de cada enagua gastada que les regalan, cada camisa chamuscada por la plancha que les permiten que se lleven. ¿Cómo no van a tener a sus patrones en su poder si les lavaron la ropa, y pasaron por sus manos todos los desórdenes y suciedades que ellos quisieron eliminar de sus vidas? Ellas barrieron de sus comedores las migas caídas y lavaron los platos y las fuentes y los cubiertos, comiéndose lo que sobró. Limpiaron el polvo de sus salones las hilachas de sus costuras, los papeles arrugados de sus escritorios y sus oficinas. Restablecieron el orden en las camas donde hicieron el amor legítimo o ilegítimo, satisfactorio o frustrador, sin sentir asco ante esos olores y manchas ajenos. Cosieron los jirones de sus ropas, les sonaron las narices cuando niños, los acostaron cuando llegaron borrachos y limpiaron vómitos y meados, zurcieron sus calcetines y lustraron sus zapatos, les cortaron las uñas y los callos, les escobillaron la espalda en el baño, los peinaron, les pusieron lavativas y les dieron purgantes y tisanas para la fatiga, el cólico o la pena. Desempeñando estos menesteres, las viejas fueron robándose algo integral de las personas de sus patrones al colocarse en su lugar para hacer algo que ellos se negaban a hacer… y la avidez de ellas crece al ir apoderándose de más cosas, y codician más humillaciones y más calcetines viejos regalados como dádivas, quieren apoderarse de todo.“

—  José Donoso

The Obscene Bird of Night

Elena Garro Foto
Anahí Puente Foto
Charles Bukowski Foto
Walter Benjamin Foto
Juan Bosch Foto
Solón Foto

„Las palabras van al corazón, cuando están escritas con el corazón.“

—  Solón filósofo político ateniense de la antigüedad -638 - -558 a.C.

Gustavo Adolfo Bécquer Foto

„Los suspiros son aire y van al aire.
Las lágrimas son agua y van al mar.
Dime mujer, cuando el amor se olvida,
¿Sabes tú adónde va?“

—  Gustavo Adolfo Bécquer, libro Rimas

Citas por obras, Rimas
Variante: ¡Los suspiros son aire y van al aire!
¡Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer, cuando el amor se olvida
¿sabes tú adónde va?
Fuente: Rima XXXVIII. Rimas y leyendas. Biblioteca Edaf de bolsillo. Gustavo Adolfo Bécquer. Edición ilustrada. Editorial EDAF, 1979. ISBN 9788471663436. Página 57. https://books.google.es/books?id=qdVTXgO08RwC&printsec=frontcover&dq=Rimas+y+leyendas&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjPieL3tZDgAhXl6eAKHXD5AfoQ6AEIKDAA#v=onepage&q=Los%20suspiros%20son%20aire%20y%20van%20al%20aire.%20Las%20l%C3%A1grimas%20son%20agua%20y%20van%20al%20mar%2C%20dime%20mujer%2C%20cuando%20el%20amor%20se%20olvida%2C%20%C2%BFsabes%20t%C3%BA%20a%20donde%20va%3F&f=false

Pablo Neruda Foto

„Estrellas

Cuando en el cielo las estrellas
desestiman el firmamento
y se van a dormir de dia,
las estrellas de agua saludan
al cielo enterrado en el mar
inaugurando los deberes
del nuevo cielo submarino“

—  Pablo Neruda poeta 1904 - 1973

Maremoto, Aun, La Espada Encendida, Las Piedras del Cielo / Seaquake, Still, The Flaming Sword, The Stones of the Sky

Carmen Martín Gaite Foto
George Carlin Foto
San José de Calasanz Foto

„Cuando los alumnos ven amor de padre en el maestro e interés de su aprovechamiento, van con gusto a la escuela, aunque no haya representaciones.“

—  San José de Calasanz Santo español nacido en la localidad oscense de Peralta de la Sal fundador de la orden de las Escuelas Pías. 1556 - 1648

Sin fuentes
Otros pensamientos

Guillermo Arriaga Foto
Pierre Joseph Proudhon Foto

„‬Todos los sistemas de gobierno,‭ ‬incluso la federación,‭ ‬pueden ser reducidos a esta sola formula; ‬contrapeso de la autoridad por la libertad,‭ ‬y viceversa; ‬a que,‭ ‬por consecuencia,‭ ‬las categorías adoptadas desde el tiempo de Aristóteles por los autores,‭ ‬categorías con cuyo auxilio se clasifica a los gobiernos,‭ ‬se diferencia a los Estados y se distingue a las naciones en monarquía,‭ ‬aristocracia,‭ ‬democracia,‭ ‬etc.,‭ ‬se reducen,‭ ‬salvo aquí la federación,‭ ‬a construcciones hipotéticas y empíricas en las que la razón y‭ ‬la justicia no quedan satisfechas,‭ ‬a que todos esos gobiernos,‭ ‬compuestos de elementos iguales e igualmente incompletos,‭ ‬no difieren unos de otros sino en materia de intereses,‭ ‬de preocupación,‭ ‬de rutina,‭ ‬y en el fondo se parecen y se equivalen; ‬a que si,‭ ‬si no fuese debido a la aplicación de tan falsos sistemas,‭ ‬el malestar social que se acusan unas a otras las pasiones irritadas,‭ ‬los intereses lastimados y el amor propio burlado y ofendido,‭ ‬estaríamos respecto al fondo de las cosas cerca de entendernos; ‬a que,‭ ‬por fin,‭ ‬todas esas divisiones de partidos entre los que abre nuestra imaginación abismos,‭ ‬toda esa contrariedad de opiniones que nos parece irresoluble,‭ ‬todos esos antagonismos de fortuna que creemos sin remedio,‭ ‬van a encontrar pronto en la teoría del gobierno federal su ecuación definitiva.“

—  Pierre Joseph Proudhon político francés 1809 - 1865

Sin fuentes

Fernando Vallejo Foto
John Henry Newman Foto

„Tenemos conocimiento del orden, la constancia y perpetua renovación del mundo material que nos rodea. A pesar de que cada una de sus partes es frágil y transitoria y que son inquietos y migratorios sus elementos, sin embargo, perdura. Está sometido a una ley de permanencia, y aunque muere una y otra vez, siempre vuelve a la vida. La disolución no hace más que dar nacimiento a nuevos modos de organización, y una muerte es la madre de mil vidas. Por lo tanto, cada hora es sólo un testimonio de cuán efímera y, sin embargo, segura y cierta es la gran totalidad. Es como una imagen en el agua, que siempre es la misma, aunque el agua fluya constantemente. El sol se esconde para levantarse de nuevo, el día es engullido por la oscuridad de la noche, para nacer de ella, tan puro como si nunca se hubiera apagado. La primavera se convierte en verano y, a través del verano y el otoño, en invierno, para retornar, con mayor seguridad, a triunfar sobre esa tumba hacia la cual se ha acercado rápidamente desde su primera hora. Nosotros lloramos los capullos de mayo por que se van a marchitar, pero sabemos que mayo es un día que se vengará de noviembre, por la rotación de ese solemne círculo que nunca se detiene, el cual nos enseña, en la cúspide de nuestra esperanza, que hemos de ser siempre equilibrados y que, en la profundidad de la desolación, no debemos desesperarnos nunca.“

—  John Henry Newman 1801 - 1890

La Segunda Primavera

„Que no sea cuestión de exclusión
tu amor por el alcohol y las drogas
por añadidura y liados con soga
van ebrios y drogados en adjudicación.“

—  Hermes Antonio Varillas Labrador

Contexto:
26 de junio – Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas
https://pic.twitter.com/pJqMaEqLMe

Paul Auster Foto
Carlos Ruiz Zafón Foto

„Conserva tus sueños, nunca sabes cuándo te van a hacer falta“

—  Carlos Ruiz Zafón, libro La sombra del viento

The Shadow of the Wind
Variante: Conserva tus sueños, nunca sabes cuando te harán falta.

Jimmy Page Foto
Elizabeth Gilbert Foto
Fernando Savater Foto

„De Emanuel Swedenborg, al que Kant llamó “visionario”, cuenta Borges que “hablaba con los ángeles por las calles de Londres”. Aunque fue un científico notable (hizo los planos de un avión y un submarino, descubrió el funcionamiento de las glándulas endocrinas, lanzó la hipótesis de la formación nebulosa del Sistema Solar, etcétera…), su verdadera especialidad fue el Mas Allá, la posvida en el Cielo y el Infierno. Explicó que al comienzo los condenados no son conscientes de su muerte y creen que continúan en su esfera cotidiana: les rodean los muebles y utensilios familiares, los paisajes conocidos. Poco a poco, van produciéndose desapariciones —la butaca favorita, el piano, una ventana, las flores del jardín…— y luego surgen en lugar de lo desvanecido formas equivocadas o amenazadoras. Por fin se dan cuenta de que no están en casa sino en el Infierno y empieza su eterna condena.
Creo poder confirmar esta tesis de Swedenborg. Hace tiempo que las cosas de mi mundo se van difuminando, pierden sustancia. Los libros siguen presentes y tentadores, pero al abrirlos algo ha drenado su savia hasta dejarlos huecos, exánimes. Las películas nuevas son peores que las antiguas, las antiguas peores de lo que las recordaba: sentado ante el televisor con desasosiego ya no siento la expectativa feliz porque ahora nadie apoya sus pies en mi regazo. Se fue el disfrute… Y los sitios que recorrimos juntos están hoy cubiertos de sudarios, como esas sábanas que tapan las formas incómodas de los muebles en una casa abandonada. Los platos más sabrosos, crujientes, aromáticos… comienzan a deleitarme la boca pero luego adquieren insipidez y amargura de ceniza. Llega el infierno y se revela mi condena, la más atroz: creer que estoy vivo y que es ella la que ha muerto. Hoy hace ya dos años.“

—  Fernando Savater filósofo español 1947

José Mujica Foto
Jorge González Foto
Benito Pérez Galdós Foto

„El dinero lo ganan […] todos aquellos que con paciencia y fina observación van detrás de los que lo pierden…“

—  Benito Pérez Galdós, El abuelo

Citas por obras, El abuelo
Fuente: [Pérez Galdós], Benito. El abuelo. Editorial NoBooks Editorial, 2012. https://books.google.es/books?id=1sTGCwAAQBAJ&q=detr%C3%A1s+de+los+que+lo+pierden#v=snippet&q=detr%C3%A1s%20de%20los%20que%20lo%20pierden&f=false En Google Books. Consultado el 23 de junio de 2019.

Nicholas Sparks Foto
Marilyn Manson Foto
Julio Cortázar Foto

„… Amor mío, no te quiero por vos ni por mí ni por los dos juntos, no te quiero porque la sangre me llame a quererte, te quiero porque no sos mía, porque estás del otro lado, ahí donde me invitás a saltar y no puedo dar el salto, porque en lo más profundo de la posesión no estás en mí, no te alcanzo, no paso de tu cuerpo, de tu risa, hay horas en que me atormenta que me ames (cómo te gusta usar el verbo amar, con qué cursilería lo vas dejando caer sobre los platos y las sábanas y los autobuses), me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado, jamás Wright ni Le Corbusier van a hacer un puente sostenido de un solo lado, y no me mires con esos ojos de pájaro, para vos la operación del amor es tan sencilla, te curarás antes que yo y eso que me querés como yo no te quiero. Claro que te curarás, porque vivís en la salud, después de mí será cualquier otro, eso se cambia como los corpiños…“

—  Julio Cortázar, libro Rayuela

Hopscotch
Variante: Amor mío, no te quiero por vos ni por mí ni por los dos juntos, no te quiero porque la sangre me llame a quererte, te quiero porque no sos mía, porque estás del otro lado, ahí donde me invitás a saltar y no puedo dar el salto, porque en lo más profundo de la posesión no estás en mí, no te alcanzo, no paso de tu cuerpo, de tu risa, hay horas en que me atormenta que me ames (cómo te gusta usar el verbo amar, con qué cursilería lo vas dejando caer sobre los platos y las sábanas y los autobuses), me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado, jamás Wright ni Le Corbusier van a hacer un puente sostenido de un solo lado, y no me mires con esos ojos de pájaro, para vos la operación del amor es tan sencilla, te curarás antes que yo y eso que me querés como yo no te quiero.

Jean Baudrillard Foto
Vālmīki Foto
Aristofanés Foto

„Ciegos humanos, semejantes a la hoja ligera, impotentes criaturas hechas de barro deleznable, míseros mortales que, privados de alas, pasáis vuestra vida fugaz como vanas sombras o ensueños mentirosos.“

—  Aristofanés, Las aves

Fuente: Kerényi, Karl; Ortiz-Osés, Andrés. Arquetipos y símbolos colectivos: Círculo Eranos I. Edición ilustrada. Anthropos Editorial, 1994. ISBN 9788476584354. p. 37.
Fuente: Las aves.
Fuente: Aristófanes. Las aves. NoBooks Editorial, 2011.

Francisco Franco Foto

„Ahora se habla de democracia. Nosotros, los españoles, ya la hemos conocido. Y no nos dio resultado. Cuando otros van hacia la democracia, nosotros ya estamos de vuelta. Estamos dispuestos a sentarnos en la meta y esperar a que los otros regresen también.“

—  Francisco Franco general y dictador español 1892 - 1975

Declaraciones de 1947, según aparecen en Justino Sinova: "La censura de prensa durante el franquismo". Barcelona. DeBolsillo, 2006, pp. 34-35.

Bill Hicks Foto
Mario Vargas Llosa Foto
Miguel Servet Foto
Marcelino Camacho Foto

„Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar.“

—  Marcelino Camacho sindicalista y político español (1918-2010) 1918 - 2010

Milan Kundera Foto
Nawal al-Sa'dawi Foto

„El hijab no tiene nada que ver con los valores morales. Los valores morales de una mujer se reflejan en sus ojos, en la forma en que habla y en la forma en que camina. Se ponen un hijab y van a bailar, con tacones altos y lápiz de labios. Ellos usan jeans ajustados que muestran sus vientres.“

—  Nawal al-Sa'dawi Escritora y activista egipcia 1931

«The hijab has nothing to do with moral values. A woman's moral values are reflected in her eyes, in the way she talks, and in the way she walks. They put on a hijab and go dancing, wearing high heels and lipstick. They wear tight jeans that show their bellies.»
Declaración en Al-Arabiya TV (3 March 2007),
Fuente: Citado en "The Hijab: Is it Religiously mandated?" by Farzana Hassan and Tarek Fatah at Islamic Research Foundation International, Inc. http://www.irfi.org/articles3/articles_4801_4900/the%20hijab-%20is%20it%20religiously%20mandatedhtml.htm

Charles Manson Foto
Julio Cortázar Foto
Peter Agre Foto

„Ahora, en el siglo XXI, los límites que separan la química, la física y la medicina se han desdibujado, y como sucedió durante el Renacimiento, los científicos siguen sus curiosidades incluso cuando van más allá de los límites formales de su formación.“

—  Peter Agre quimico, profesor y biólogo molecular 1949

Original: «Now in the 21st century, the boundaries separating chemistry, physics, and medicine have become blurred, and as happened during the Renaissance, scientists are following their curiosities even when they run beyond the formal limits of their training».
Fuente: Discurso en el Banquete del Premio Nobel, 10 de diciembre de 2003. https://www.nobelprize.org/prizes/chemistry/2003/agre/25850-peter-agre-banquet-speech-2003/

Haruki Murakami Foto
Simone de Beauvoir Foto

„No se debería permitir a ninguna mujer que se quedara en casa para criar a sus hijos. La sociedad tendría que ser completamente distinta. Las mujeres no deberían tener esa opción, precisamente porque si existe tal opción, demasiadas mujeres la van a tomar.“

—  Simone de Beauvoir escritora, intelectual, filósofa existencialista, activista política, feminista y teórica social francesa 1908 - 1986

Reflexiones
Fuente: De un diálogo con Betty Friedan en Saturday Review, 14 de junio de 1975, pág. 18, citado en Sommers, 1994, pág. 18. Tomada del libro "La tabla rasa" de Steven Pinker.

Aldo Rico Foto
Avril Lavigne Foto
Paulo Coelho Foto
John C. Maxwell Foto

„«Los cerebros son como los corazones, van donde se les aprecia».“

—  John C. Maxwell 1947

Cómo influenciar a las personas: Haga una diferencia en su mundo

Hermann Göring Foto
Ovidio Foto
Alí Primera Foto
William Shakespeare Foto
Adolf Hitler Foto
Patrick Rothfuss Foto
Patrick Rothfuss Foto

„Levántate. Tengo tres cosas para ti. Es lo justo.
Me puse en pie y Auri me tendió una cosa envuelta en un trozo de tela. Era una vela gruesa que olía a lavanda.
—¿Qué hay dentro? —pregunté.
—Sueños felices. Los he puesto ahí para ti.
Di vueltas a la vela en mis manos, y una sospecha empezó a formarse en mi mente.
—¿La has hecho tú misma?
Auri asintió con la cabeza y sonrió feliz.
—Sí. Soy tremendamente lista.
Me guardé la vela con cuidado en uno de los bolsillos de la capa.
—Gracias, Auri.
—Ahora —dijo ella poniéndose seria— cierra los ojos y agáchate para que pueda darte tu segundo regalo.
Cerré los ojos, desconcertado, y me doblé por la cintura preguntándome si también me habría hecho un sombrero.
Noté las manos de Auri a ambos lados de mi cara, y entonces me dio un beso suave y delicado en la frente.
Abrí los ojos, sorprendido. Pero Auri ya se había apartado varios pasos, y, nerviosa, se cogía las manos detrás de la espalda. No se me ocurrió nada que decir.
Auri dio un paso adelante.
—Eres especial para mí —dijo con seriedad y con gesto grave—. Quiero que sepas que siempre cuidaré de ti. —Estiró un brazo, vacilante, y me secó las mejillas—. No, nada de eso esta noche.
»Este es tu tercer regalo. Si te van mal las cosas, puedes quedarte conmigo en la Subrealidad. Es un sitio agradable, y allí estarás a salvo.
—Gracias, Auri —dije en cuanto pude—. Tú también eres especial para mí.
—Claro —dijo ella con naturalidad—. Soy adorable como la luna.“

—  Patrick Rothfuss, libro El temor de un hombre sabio

The Wise Man's Fear

Patrick Rothfuss Foto

„Al final descubrí un delgado volumen, titulado El libro de los secretos, enterrado en lo más profundo de Catálogos Muertos. Era un libro extraño: estaba organizado como un bestiario, pero escrito como un abecedario para niños. Tenía ilustraciones en que aparecían seres de cuentos de hadas como ogros, troles y resinillos. Cada entrada tenía una ilustración acompañada de un poema breve e insípido.
La entrada de los Chandrian era la única que no llevaba ilustración, por supuesto. En su lugar solo había una página vacía enmarcada con volutas decorativas. El poema no aportaba absolutamente nada:
De un sitio a otro los Chandrian van, pero nunca dejan rastro ni sabes dónde están.
Guardan sus secretos con mucho cuidado, pero nunca te arañan ni te pegan un bocado.
No montan peleas ni arman jaleos.
De hecho con nosotros son bastante buenos.
Llegan y se van, te vuelves y se han ido, como un rayo en el cielo, como un suspiro.
Pese a lo irritante que resultaba un texto tan superficial, al menos dejaba algo muy claro: para el resto de la gente, los Chandrian no eran más que cuentos de hadas infantiles. Tan irreales como los engendros o los unicornios.
Yo sabía otra cosa, por supuesto. Los había visto con mis propios ojos. Había hablado con Ceniza, el de los ojos negros. Había visto a Haliax, envuelto en un manto de sombra.
Continué mi infructuosa búsqueda. No me importaba lo que creyera el resto de la gente. Yo sabía la verdad, y no soy de los que se rinden fácilmente.“

—  Patrick Rothfuss, libro El temor de un hombre sabio

The Wise Man's Fear

Leonardo Torres Quevedo Foto
Luis Alberto Spinetta Foto
Haruki Murakami Foto
Roberto Iniesta Foto
Amancio Ortega Foto